“Bukele tiene que renunciar a Gana para quedarse con Nuevas Ideas”

Nayib Bukele es el presidente electo de El Salvador, pero el futuro de sus primeros dos años de gobierno es todavía incierto. Arranca gestión el próximo 1 de junio con una Asamblea Legislativa desfavorable (su alianza presidencial con Gana en la aritmética legislativa solo le significan 10 votos) y dominada por el partido Arena, que sufrió la peor derrota electoral de su historia, pero que mantiene el título de principal partido de oposición. 

En El Faro Radio del 5 de febrero conversarmos sobre los escenarios de gobernabilidad para el nuevo gobierno con Roberto Cañas, analista político, negociador de la paz y quien apoyó de cerca la candidatura presidencial de Bukele; y con el diputado de Gana por San Miguel, Numan Salgado.

¿Será Gana el partido de Bukele? El triunfo logró conseguirlo gracias a Gana, un partido que forma parte de la vieja política salvadoreña, de la que tanto ha renegado Bukele. En la campaña, Gana cedió su capital territorial y su identidad más simbólica: el color y su bandera otrora naranja pasaron a ser del azul de Nuevas Ideas, con un pantone diferente. Hasta ahora se desconoce cuáles son los acuerdos a los que llegaron Bukele y el partido para llevar adelante la campaña, y ahora Gana solo aparece para reclamar un punto que pareciera de honor: los más de 7 millones de dólares en deuda política por los votos obtenidos en la contienda. Y nada más. A juzgar por las reacciones de sus máximos dirigentes, Gana no será un obstáculo para que el presidente electo defina lo que quiera en el Ejecutivo y su gabinete de gobierno.

Cañas dijo que en la alianza electoral del presidente electo Nayib Bukele con el partido Gana, lo predominante es Nuevas Ideas, el movimiento político de Bukele; el diputado Salgado incluso va más allá: "No estamos hablando que Nayib Bukele se va a quedar con Gana. Él pertenece a su partido que es Nuevas Ideas. Nayib Bukele tiene que renunciar (a Gana) para quedarse con su partido Nuevas Ideas", dijo el diputado. 

¿Cómo gobernará Bukele? ¿A qué debería de apostarle en sus primeros años de gobierno? Salgado se va por el pragmatismo que se impone en la aritmética parlamentaria, pero Cañas señala que una mejor estrategia sería obligar a los partidos -y a los dueños de los partidos, "los poderes fácticos"- a que se sienten alrededos de una misma mesa para hablar de acuerdos de nación. 

"Yo les digo que no se preocupen, que la gobernabilidad está garantizada", dijo el diputado Salgado, que ventiló dos posibilidades. La primera, que "la apertura que se está dando de parte de los diputados de Arena hacia las iniciativas del presidente Bukele" termine configurando una bancada a partir de piezas dispersas de varios partidos, y no una sumatoria de bloques partidarios como ha ocurrido tradicionalmente. "Ahora es otra realidad, la forma de hacer política ya cambió", dijo Salgado. Esta idea encuentra asidero en las declaraciones de diputados de Arena como Milena Mayorga, Gustavo Escalante o Maytee Iraheta, o del PCN en pleno, que ya ha expresado su voluntad de trabajar en proyectos del presidente electo.

La segunda parte de su estrategia es conseguir que el apoyo masivo de Bukele en las urnas se cristalice en presión pública hacia los legisladores. “No hay lugar en El Salvador donde un diputado se vaya a esconder que no vaya a hallar un salvadoreño que le reclame por los errores que están cometiendo", dijo el diputado.

Para Cañas, esos escenarios son irreales. "Hay una regla de oro no escrita en la Asamblea: los diputados votan según la decisión del grupo parlamentario. En alguna votación muy particular algún diputado decide salirse y votar distinto, es una excepción que confirma la regla", dijo Cañas, quien también es firmante de los Acuerdos de Paz. "Los diputados son muy laxos en su comportamiento porque saben eso. Solamente cercanos al periodo de la elección ponen sus barbas en remojo”, dijo Cañas. El analista cree que, además de la voluntad de los diputados, Bukele tendrá que conseguir la aprobación de los poderes fácticos del país.

Salgado insistió en que no hay ninguna cuota de plazas en el gabinete como parte del arreglo entre Gana y Nayib Bukele, pero asegura que para los hermanos Salgado hay un acuerdo que esperan que Bukele cumpla "como el caballero que es": una coalición entre Gana y Nuevas Ideas para competir por la alcaldía de San Miguel en 2021, con Will Salgado, hermano de Numan, como candidato. Desde el 2000, Will Salgado ha sido alcalde de San Miguel bajo las banderas del PDC, PCN, Arena y Gana. Perdió la comuna en las elecciones de 2015 y 2018 contra el candidato del FMLN (y actual alcalde) Miguel Pereira. 

 
Publicidad

 CERRAR
Publicidad