Juan Valiente: “Muyshondt es de los mismos de siempre”

Arena perdió las elecciones con una desventaja de más de medio millón de votos frente a Nayib Bukele, y los resultados han desatado un terremoto político que ya ha desembocado en el adelanto de elecciones internas para nombrar a nuevas autoridades.

Arena no había obtenido tan pocos votos en una elección presidencial desde que el candidato fue el mayor Roberto d'Aubuisson, fundador del partido, en 1984. Al interior del partido, un puñado de diputados son los que han comenzado a preguntarse qué se necesita cambiar, si la cirugía debe de ser mayor o si bastará con un cambio de dirección y de liderazgos. 

Para el exdiputado de Arena, Juan Valiente, la renovación en el partido debe tocar ambas aristas, el partido debe escoger los mejores lidereazgos, pero también repensarse de cara al futuro. "Si no tomamos decisiones correctas terminaremos siendo irrelevantes", dijo a El Faro Radio el 7 de febrero. 

En la legislatura 2015-2018, Valiente fue uno de dos diputados que solicitaron repensar y cambiar las viejas prácticas del partido. Su compañero en la gesta, Johnny Wright terminó renunciando y ahora impulsa un nuevo proyecto político, el partido Nuestro Tiempo (en formación). Valiente, en cambio, se atrevió a solicitar la lista de empleados de la fracción legislativa y el partido se le echó encima; acuerpó a miembros de la juventud de Arena en algunas de sus demandas y también se le fueron encima; empezó a hablar de aborto, más bien a sentarse con algunos sectores que pedían hablar del tema, y tampoco lo acompañaron; hasta que finalmente el Coena no aceptó la postulación de su candidata a diputada suplente, Aída Betancourt, porque se había pronunciado en contra del mayor d’Aubuisson. Valiente dijo, entonces, que “no iba a formar parte de una renovación falsa” y renunció a su candidatura a la reelección. El tiempo parece haberle dado la razón

Ahora, en medio de la tormenta, él reaparece y señala las malas decisiones, pide unidad pero también pide que aquellos que han formado parte de las decisiones que llevaron al partido a esta derrota que no se acerquen y que permitan un proceso que no esté viciado. "Si los líderes son los primeros que violan leyes (internas del partido), Arena tiene poco futuro", advierte.

Uno de los primeros dirigentes que pidió un cambio de timón y se propuso como uno de los gestores del cambio en una comisión de transición (en la que estarían figuras como el expresidente Alfredo Cristiani, y los exdirigentes Mario Acosta y Jorge Velado, entre otros) fue el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyhondt. Para Valiente, esta oferta no equivaldría a un cambio que responda a la realidad que enfrenta el partido. "Lo lamento mucho, pero Muyshondt es de los mismos de siempre. No podemos hablar de su liderazgo si la gente no lo ve como renovación”, dijo, en alusión a una posible iniciativa de Muyshondt para buscar la dirección del partido. 

En Arena, no obstante, están prohibidos los dobles cargos (como funcionario público y miembro de la dirección del partido). Valiente opina que ese es precisamente uno de los problemas de credibilidad en Arena. "Si permitimos que hayan doble cargo, les decimos (a los ciudadanos) que no nos gusta servirlos totalmente, que nos prestamos al fraude, que les vamos a dedicar poco tiempo y vamos a ver por los intereses del partido", dijo.

El 6 de febrero, en una entrevista en Frente a Frente, Muyhondt dijo que esa regla era un "error" y sugirió que el partido debía de cambiarla para acercar a la gente a líderes reales. Consultado sobre las declaraciones de Valiente, Muyhondt responde que el exdiputado es de los menos indicados para hablar de Arena. "Él que opine sobre el partido de Johnny (Wright)", dijo.

Según Muyhondt, él no busca liderar el partido. "Soy parte del Coena que fue electo en 2016, pero tengo dos años de no participar. He dicho en reiteradas ocasiones, publicamente -y estoy seguro que Juan Valiente lo sabe- que no tengo interés en ser presidente del partido ni parte del próximo Coena", dice Muyshondt. "Mi único interés es que que el partido salga unido, fortalecido, con una dirigencia en la que todos se sientan representados,  que tenga una importante dosis de renovación y apertura a nuevos liderazgos", añade.

De cara a una nueva Arena, mientras hay diputados que hablan de cambiar incluso hasta la marcha del partido, la renovación que plantea Valiente incluye acciones concretas de resarcimiento por el dinero que se desvió a Arena en la administración presidencial de Antonio Saca. "Cuando salió lo del desvío de fondos de Capres, yo le dije a mi partido que si algo de esos fondos fueron usados en la campaña de Rodrigo Ávila, el partido es responsable de devolverlos. Esta es la única forma en la que podemos lograr que los ciudadanos nos vuelvan a dar el beneficio de la duda", dijo el exdiputado. 

Valiente cree que los funcionarios que recibieron sobresueldos y evadieron impuestos también deben apartarse de los puestos de decisión. El Faro ha revelado los recibos de sobresueldos de 55 funcionarios de la administración de Saca. Ante una lista de exclusiones tan amplia, Valiente dice: "Aquellos que tengan intereses en próximas elecciones, (les digo que) tomen un paso de distancia, que se alejen un poquito y nos permitan trabajar en la renovación del partido". El exdiputado aseguró que no presentará una planilla para competir por la dirección del partido pero que podría colaborar si hay cambios en la dirección correcta. “Si no hacemos los cambios pronto, seremos el próximo PCN, el próximo PDC, el próximo  en las elecciones siguientes”, puntualizó.

 
 CERRAR
Publicidad