Publicidad
Especial Educación

Más allá de las 50 escuelas, ¿qué hay en el plan de educación de Bukele?

Nayib Bukele pretende redirigir a la construcción de escuelas un préstamo $16 millones destinado a la construcción de un nuevo edificio legislativo. Sin embargo, el plan de gobierno del presidente electo tiene pocos detalles sobre qué hará con la educación en su quinquenio, y su equipo cercano se niega a aclarar las dudas. Dicen que la elaboración de la propuesta de educación, y la decisión de cuándo divulgarla, está exclusivamente en manos de la esposa de Bukele. 

 
 

Bukele pidió a la Asamblea Legislativa cambiar el propósito de la mitad de un préstamo de $32 millones. El problema es que en el contrato quedó en firme que el dinero debe usarse exclusivamente para construir un edificio nuevo para la Asamblea Legislativa y la Ley de Administración Financiera establece que debe respetarse el destino de los fondos pactado en el contrato. Bukele pidió, a través de su equipo, mover $16 millones para construir 50 centros escolares, 14 bibliotecas públicas –una por cada departamento– y 5 centros de arte y cultura. La iniciativa de Bukele contrasta con su falta de interés en exponer cuáles son sus apuestas para el ramo de educación durante la campaña y tras las elección presidencial. El equipo de Bukele ha dicho que “después” darán explicaciones.

 

Alumnas del Centro Escolar Caserío Las Anonas, en el cantón Tijeretas, del municipio de Torola, caminan hacia su escuela. Para llegar a esta escuela remota del departamento de Morazán, los alumnos recorren alrededor de 40 minutos por caminos estrechos, en medio de montes y cultivos de máiz con los que subsiste su comunidad. 20 de octubre de 2017. Foto: Víctor Peña.
 
Alumnas del Centro Escolar Caserío Las Anonas, en el cantón Tijeretas, del municipio de Torola, caminan hacia su escuela. Para llegar a esta escuela remota del departamento de Morazán, los alumnos recorren alrededor de 40 minutos por caminos estrechos, en medio de montes y cultivos de máiz con los que subsiste su comunidad. 20 de octubre de 2017. Foto: Víctor Peña.

 La idea del presidente electo se convirtió en propuesta formal gracias al apoyo de 18 diputados de las bancadas de ARENA, PCN, PDC y GANA, y fue presentada el 18 de febrero de 2019. La iniciativa de modificar el destino de los $16 millones es una de las pocas propuestas de Bukele para atender las múltiples carencias de infraestructura escolar: paredes dañadas, pisos de tierra, limitado acceso a servicios básicos, entre muchas otras.

A inicios de diciembre de 2018, El Faro solicitó una entrevista para conversar sobre ese tema. La única respuesta obtenida fue que Gabriela Rodríguez –esposa de Bukele– estaba trabajando en el documento y que estaba embargado hasta su presentación. "Tenemos embargado el plan. No se puede compartir aún. Hasta enero podemos compartirlo", contestó Miguel Kattán, quien fue el principal vocero en temas de educación durante la campaña presidencial. En la segunda semana de enero de 2019, Bukele presentó el “Plan Cuscatlán”, cuyo capítulo de educación tiene 115 páginas: una enumeración de problemas carente de propuestas de solución. El Faro buscó de nuevo una entrevista el martes 19 de febrero de 2019 con Miguel Kattán.

- ¿Es posible conversar esta semana sobre las apuestas en educación del presidente electo? - preguntó El Faro a Kattán.

- Ese tema no lo veo yo-, respondió.

-Durante la campaña, usted y Gabriela Rodríguez eran los encargados de ese tema.

-Es correcto, pero la coordinación la lleva ella totalmente y ahorita no está dando entrevistas.

La esposa del presidente electo se presenta a sí misma como educadora y psicóloga prenatal. Por lo pronto, según Kattán,  ella tiene el monopolio de la elaboración y divulgación del plan de educación del nuevo gobierno. Hasta ahora tampoco ha quedado claro si ella ocupará un cargo institucional en la cartera de educación.  

-Queremos saber cuánto va a invertir en educación el gobierno de Bukele. ¿Cuales son las metas en reparación y construcción de escuelas? ¿Cuáles son las fuentes de financiamiento para el programa de primera infancia y cuál es la meta de cobertura? ¿A qué políticas del actual gobierno dará continuidad y cuáles nuevas creará?- preguntó El Faro a Kattán.

- Ella (Gabriela Rodríguez) no está dando entrevistas, a partir de la segunda quincena de marzo se darán algunas. Para esos datos hay que esperar a que se inicie el proceso de traspaso y conocer a fondo el status del gobierno.

En el plan de educación de Bukele, de 115 páginas, es posible identificar hasta la página 58 un enunciado que se asemeja a una propuesta: construir un Mapa Educativo Nacional, que recopile estadísticas de las escuelas. Hasta la página 90 aparece el programa "Nacer-Crecer": "programas de nutrición, educación y ayuda para las madres embarazadas... una verdadera educación inicial integral (para niños) de 0 a los 5 años", dice el documento. En la página 108 enuncia un programa llamado "Mi Nueva Escuela", que consiste en el rediseño de aulas y la provisión de servicios básicos (agua, luz, internet). Por último, en la página 111, aparece enunciado  como promesa el "Proyecto Dalton", que consiste en hacer llamadas a embajadas para conseguir becas para estudiantes salvadoreños, una propuesta que no parece nueva, Cancillería publica en su página oportunidades de becas al exterior y el gobierno ya maneja los programas de becas FANTEL.

El Mapa Educativo que Bukele propone no parece ser muy diferente al trabajo que hace el departamentos de estadísticas del Ministerio de Educación. De hecho, antes de exponer en la página 90 esa promesa, el plan es una copia de estadísticas que provienen de esa dependencia del MINED. Por ejemplo, de la página 26 a la 38, reproduce de manegra íntegra –hasta con el logo del MINED– 13 boletines estadísticos del año 2017: número de escuelas por sector, estudiantes aprobados y reprobados, planta docente, matrícula de educación parvularia, básica, media. Luego, de la página 39 a la 46, reproduce estadísticas de boletines de Fusades, que se basan en estadísticas del MINED. El documento no consigna ninguna propuesta para solucionar las carencias señaladas en los informes del MINED y Fusades. 

En su propuesta de programa de atención a la Primera Infancia solo habla de priorizar la atención a niños de 0 a 5 años y menciona que va a darle especial atención a los hijos de vendedores ambulantes. También habla de brindar apoyo a madres embarazadas. No se mencionan detalles importantes, por ejemplo, una fuente de financiamiento: diagnósticos del gobierno estiman que es necesario invertir $217 millones adicionales, por año, en el presupuesto de educación para atender a esta población vulnerable. Tampoco se explica de dónde saldrá el personal capacitado para atender a niños de esa edad. Según datos oficiales, el 95% de los salvadoreños entre los 0 a los 5 años están excluidos de cualquier programa educativo. 

Algo parecido ocurre con el programa "Mi nueva Escuela": no menciona en ningún lugar metas. ¿Cuántos centros escolares van a ser equipados con servicios básicos? ¿Cuánto va a invetirse en reconstrucción y reparación de escuelas?, o ¿De dónde saldrá el dinero para hacerlo?

El plan no establece metas de financiamiento para el ramo de educación. Durante la campaña, Bukele y Ulloa evitaron tocar ese tema en las entrevistas que brindaron. Algunos diagnósticos –incluyendo el del Consejo Nacional de Educación– recomiendan invertir entre el 6% o el 7% del PIB y eso en términos prácticos implica duplicar el presupuesto con el que actualmente cuenta el Ministerio de Educación, que para este año casi alcanza los mil millones de dólares: el 3.69% del PIB. "No podemos dar una cantidad de si va a ser el 5%, el 6% o el 4%  del PIB", dijo Félix Ulloa en un foro de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas. Más de dos semanas después de las elecciones presidenciales, el equipo del presidente electo dice que después dará explicaciones sobre cuáles son sus apuestas para el quinquenio.

 

Servicios sanitarios en medio de la maleza, para el uso de los estudiantes del Centro Escolar Caserío Las Anonas, en el cantón Tijeretas, en el municipio de Torola, del departamento de Morazán. Nayib Bukele, presidente electo, ha solicitado a la Asamblea Legislativa que, del préstamo de 32 millones de dólares para la construcción del nuevo edificio del Órgano Legislativo se utilicen 16 millones para la construcción de 50 escuelas. 20 de octubre de 20717. Foto: Víctor Peña.
 
Servicios sanitarios en medio de la maleza, para el uso de los estudiantes del Centro Escolar Caserío Las Anonas, en el cantón Tijeretas, en el municipio de Torola, del departamento de Morazán. Nayib Bukele, presidente electo, ha solicitado a la Asamblea Legislativa que, del préstamo de 32 millones de dólares para la construcción del nuevo edificio del Órgano Legislativo se utilicen 16 millones para la construcción de 50 escuelas. 20 de octubre de 20717. Foto: Víctor Peña.

El especialista en temas de educación, Óscar Picardo, cuestionó la falta de claridad del Plan de Educación del presidente electo. “Más que un plan es un ejercicio académico de mediana creatividad y calidad. Hay datos dispersos y algunas ideas, pero al armar el rompecabezas no quedan claras las apuestas ni resuelve los graves problemas del sistema educativo en materia de cobertura y calidad”, dijo Picardo. El académico aseguró que el plan no propone cómo resolver que en educación media el sistema educativo pierde a 6 de cada 10 estudiantes; que tampoco tiene respuestas para solucionar los pésimos resultados en la PAES; que carece de propuestas para dignificar la carrera docente y para la construcción de un currículum nacional; que tampoco ofrece garantías para que se cumpla el calendario escolar. La falla más importante –según Picardo– es que tampoco profundiza en los elementos de una reforma fiscal que garantice recursos para intentar duplicar el presupuesto de educación, o al menos establecer algún incremento a lo que actualmente se invierte en educación.

El coordinador del Instituto Nacional de Formación Docente (INFOD), Carlos Rodríguez, resaltó que Bukele coincidió con el resto de partidos polítcos en algunos puntos que pueden ser priorizados en la construcción de una política de educación: la atención a la primera infancia, la formación docente,  infraestructura educativa de calidad y la reorganización y descentralización del Ministerio de Educación. "Creo que ninguna propuesta esclareció con suficiente precisión la ruta, creo que el presidente electo tiene el reto de aprovechar al máximo la transición y el apoyo que actualmente tiene de la población para concretar las prioridades, identificar las continuidades respecto de la política educativa de los últimos 10 años y las fuentes de financiamiento", dijo Rodríguez.

Carolina Rovira comparte la conclusión de que plataforma de educación de Bukele es muy poco clara. Rovira es doctora en educación y coordinadora de la Fundación para la Educación Superior. De 2012 a 2016, trabajó como coordinadora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en temas de política pública y educación. Ella dijo que un documento serio debe enumerar reformas a la Ley de Educación y debería dejar claro si está dispuesto a "enfrentar" a los sindicatos para introducir un método de evaluación docente. Aseveró que debe explicar cómo introducir estándares para formar educadores a nivel nacional, un plan para jubilar al 20% de la planta docente que tiene o está cerca de la edad de retiro y debe tener un plan para renovar el personal docente a través de criterios de contratación basados en méritos. Mencionó que tampoco está claro el plan de infraestructura educativa (reparación y construcción de escuelas) de los próximos cinco años, entre otros temas.

Rovira agregó que, aunque comparte la postura de que el edificio legislativo debe ser la versión más barata posible, le parece que se está haciendo un manejo poco serio sobre las necesidades de infraestructura educativa. "Estoy totalmente de acuerdo en que se cuestione que la actual propuesta (de construcción de un edificio legislativo) sea la más eficiente. Construir 5 instituciones especializadas en lo que sea... arte, gimnasia, baile, cocina o guarderías o bibliotecas… sin decir nada de cómo se equiparán, del personal preparado y capaz para que estas funcionen y de los recursos para mantener en buen estado estas inversiones es proponer hacer elefantes blancos. Elefantes equivalentes ya se han financiado con dinero del Banco Mundial, de USAID, de FOMILENIO …instituciones emblemáticas que se llenan de los mismos docentes, que no tienen plata para mantenimiento o peor, adónde no hay demanda de niños", advirtió.

La construcción del edificio legislativo volvió a estar en agenda, porque el 15 de febrero de 2019 la Dirección de Protección Civil emitió un comunicado en el que advertían que no más de 300 personas deben ocupar las instalaciones, que actualmente están sobrepobladas. Fue diseñado en 1971 para albergar a 170 personas, pero distintas administraciones hicieron crecer la planilla hasta hacerla llegar a 2,316 empleados. "El edificio está bien estructuralmente, pero tiene demasiada gente y demasiado equipo", advirtió Jorge Meléndez, director de Protección Civil. 


 

Publicidad
Publicidad

 

Jimmy Alvarado / Infográficos: Andrea Burgos

 
 

 CERRAR
Publicidad