Publicidad

Daniel Ortega acepta liberar a todos los presos políticos

El gobierno de Daniel Ortega y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia informaron este viernes, en una declaración conjunta, que han acordado la liberación de más de 600 presos políticos que se mantienen tras las rejas desde abril de 2018, cuando iniciaron las protestas contra el régime de los Ortega-Murillo. Para el desarrollo del proceso, las partes han solicitado la intervención de la Cruz Roja Internacional, la Organización de Estados Americanos y el Nuncio Apostólico. 

AFP / El Faro

 
 

Después de negar durante meses la existencia de presos políticos en Nicaragua, y asegurar que los detenidos son “delincuentes comunes”, el régimen de Daniel Ortega se ha comprometido a liberar a los presos políticos que su gobierno mantiene encarcelados desde que iniciaron las protestas en su contra en abril de 2018. Un comunicado, distribuido este viernes por la Presidencia, señala que el gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que participan desde el 27 de febrero en la mesa de diálogo, deben entregar la lista de detenidos al Comité Internacional de la Cruz Roja.  

El CICR para México y América Central confirmó su "plena disposición de facilitar el proceso de liberación" de las "personas privadas de libertad" a raíz de las protestas, indicaron el gobierno y la oposición en la declaración conjunta.

Las partes invitaron al nuncio apostólico, Waldemar Sommertag, y al enviado especial de la OEA, Luis Angel Rosadilla, que fungen como testigos del diálogo, para que sirvan de "garantes internacionales" en la liberación de los presos, cuya fecha de salida no se ha definido.

El gobierno anunció el 21 de marzo que liberará a todos los opositores en un plazo máximo de 90 días, pero las partes informaron que aún falta definir el procedimiento y firmar un "protocolo de garantías de seguridad".

El gobierno se comprometió también a cerrar mediante un acuerdo las causas judiciales contra "los imputados o acusados no detenidos, ausentes o en rebeldía vinculados a opositores que están clandestinos o exiliados", indica el texto.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contabiliza 647 opositores detenidos desde que estallaron las protestas en abril pasado contra el gobierno de Ortega, cuya represión dejó 325 muertos y más de 50.000 exiliadas por amenaza de muerte o encarcelamiento.

Por su lado, la Comisión de la Verdad y la Justicia de Nicaragua, que el parlamento en manos del partido de gobierno creó para investigar la violencia en las protestas, informó esta semana que tienen información solo de 261 opositores presos de la lista de 647 reportados por la CIDH.

Según esta Comisión, de las 386 personas restantes que menciona la CIDH, 152 han sido puestas en libertad, 61 no están vinculadas a las protestas, 54 no saben quienes son, 112 no están en ningún centro carcelario y 7 nombres están duplicados.

Ortega, un exguerrillero que gobierna desde 2007, aceptó el febrero volver a la mesa de diálogo con la oposición para resolver la crisis que vive Nicaragua como consecuencia de la represión a las protestas y amenazas de sanciones internacionales.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad