Publicidad

Trump ordena cortar ayuda al Triángulo Norte como protesta a las caravanas migrantes

En un anuncio que contrasta con las declaraciones más recientes de cooperación entre Estados Unidos y la región, el Departamento de Estado envió el sábado 30 una carta al Congreso en la que informó la intención de ejecutar "la directriz del presidente" para finalizar los programas de ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras. El viernes, Trump acusó a estos países de montar las caravanas de migrantes.

AFP / El Faro

 
 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, informó al Congreso su decisión de suprimir la ayuda económica a Guatemala, Honduras y El Salvador, como parte del programa que por más de una década ha ayudado a los tres países del Triángulo Norte a mejorar las condiciones de vida para los centroamericanos, con el fin último de frenar la migración irregular hacia el país de América del Norte.

La administración Trump recortó la ayuda financiera a los países centroamericanos, acusados por el presidente estadounidense de "no hacer nada" para impedir que los migrantes viajen a Estados Unidos, anunció el sábado 30 el Departamento de Estado.

"A pedido del secretario de Estado (Mike Pompeo) estamos implementando la directiva del presidente de poner fin a los programas de asistencia extranjera para el Triángulo del Norte para los ejercicios presupuestarios 2017 y 2018", señaló un portavoz del Departamento de Estado a la AFP.

El año fiscal 2018 terminó el otoño pasado, y el Departamento de Estado no ha especificado cuántos fondos no gastados se vieron realmente afectados por esta medida, que podría ser principalmente simbólica. 

Según la cadena internacional CNN, el Departamento de Estado confirmó al Congreso la decisión de retirar la ayuda. "Participaremos en el Congreso como parte de este proceso", dijo un portavoz del Departamento de Estado a CNN. 

El periódico español El País reseñó este sábado que el Departamento de Estado ya había enviado una carta al Congreso de los Estados Unidos para "ejecutar la directriz del presidente". Esto significa que el gobierno de Trump estaría pidiendo el freno para las ayudas económicas ya aprobadas en 2017 y 2018. El Gobierno necesita la aprobación del Congreso para el destino de fondos públicos. 

En los últimos dos años, Estados Unidos asignó 1.300 millones de dólares a América Central como parte de la asistencia oficial para el desarrollo, la mayor parte a estos tres países.

El movimiento del Gobierno de Trump en el Congreso también fue confirmado por The New York Times. Una persona con conocimiento de la decisión, según la publicación, dijo que luego de una reunión sostenida el jueves con el secretario de Estado, Mike Pompeo, Trump ordenó a su equipo redactar cartas a los legisladores como primer paso para iniciar el proceso de retiro de los fondos.

El viernes anterior, señala ABC News, el mandatario estadounidense habría insinuado la decisión en un encuentro con reporteros. “He terminado los pagos a Guatemala, Honduras y El Salvador. Ya no hay dinero”, habría dicho Trump. El presidente agregó en el encuentro que la ayuda otorgada hasta el momento alcanzaba los 500 millones de dólares, pero que no estaba seguro de que fuera la cifra exacta. En diciembre, dice la misma publicación, el Departamento de Estado había anunciado la movilización de 5.8 mil millones de dólares para inversiones estadounidenses públicas y privadas en los tres países.

Según El País, en su viaje a su club de campo en Florida, Trump acusó a los países centroamericanos de haber "montado" las caravanas de migrantes. Desde octubre de 2018, miles de centroamericanos decidieron marchar hasta la frontera sur, en grupo. Huyen de la violencia, del hambre y su caravana provocó un conflicto diplomático entre los países centroamericanos, México y Trump, que ahora anuncia una consecuencia que contrasta con las declaraciones más recientes. 

De hecho, Trump denunció el jueves la inacción de los gobiernos centroamericanos frente a estas "caravanas". "Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero durante años y no están haciendo nada", dijo en Twitter. 

Mike Pompeo, por ejemplo, testificó el miércoles ante la Cámara de Representantes y dijo que el presidente Trump había ordenado a él y a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, usar los fondos estadounidenses para “desarrollar un conjunto de programas que recompenses los resultados efectivos, el buen liderazgo, que nos lleven a un lugar donde en realidad logremos resultados”. En paralelo a la intervención de Pompeo, Nielsen viajó esta semana a México y Honduras para firmar nuevos acuerdos de asociación, señala ABC News.

En junio del año pasado en Brasil, el vicepresidente Mike Pence también se congratuló por los “recursos importantes” que la administración de Trump estaba colocando en el programa del Triángulo Norte.

Un día antes de que Trump informara al Congreso su decisión, el mandatario amenazó con cerrar la frontera sur con México, una vez más. “Durante muchos años, México ha hecho una fortuna con los Estados Unidos, mucho más que los costos fronterizos. Si México no detiene de inmediato toda la inmigración ilegal que ingresa a los Estados Unidos a través de nuestra frontera sur, estaré cerrando la frontera, o grandes secciones de la frontera, la próxima semana”, dijo el político en Twitter.

La última vez que Trump amenazó con cerrar la frontera con México fue en diciembre, en el punto máximo de la disputa con el Congreso para conseguir los 5.700 millones de dólares que pedía entonces para construir un muro fronterizo, su promesa electoral insigne.

Los demócratas  rechazaron la financiación, argumentando que Trump estaba exagerando los problemas en la frontera para obtener réditos políticos. En represalia, Trump se negó a firmar otras partidas presupuestarias, lo que llevó a que gran parte del gobierno federal tuviera que cerrar por cinco semanas. Trump finalmente declaró una emergencia nacional para poder saltarse el Congreso y desbloquear el dinero para el muro, una medida condenada incluso por muchos republicanos.

Mientras tanto, el fenómeno más reciente de la migración sigue siendo una vía de escape y no parece terminarse a corto plazo. El viernes medios hondureños informaban sobre una nueva caravana de migrantes que estaría marchando rumbo a Estados Unidos, meses después de que las marchas humanas anteriores se desmantelaran y dispersaran en suelo mexicano. Los percances, sin embargo, parecen importar poco. La migración irregular para los centroamericanos sigue siendo una salida a las problemáticas que en sus países enfrentan a diario.

El Faro buscó una confirmación de la Embajada de Estados Unidos en el país. Una fuente de la institución diplomática se remitió a decir que sólo la Casa Blanca podía hacer comentarios al respecto. Por la tarde del sábado 30, la embajadora Jean Manes publicó una imagen que informó de la visita de legisladores estadounidenses a El Salvador. En una imagen que contrasta con la decisión de Trump, la embajadora Jean Manes publicó en Twitter una foto de un encuentro entre los legisladores, Bukele y su esposa, Gabriela. "Importante reunión para nuestros legisladores para conocer directamente la visión del presidente electo para que podamos fortalecer nuestra relación", escribió Manes.

Con el anuncio de Trump, sin embargo, queda a la expectativa cuál será la relación entre Estados Unidos y el gobierno entrante de Nayib Bukele. La primera gira de Bukele como presidente electo fue visitar México y Estados Unidos a principios de marzo. En una presentación en la Heritage Foundation, en Washington, Bukele ofreció al gobierno de Trump convertirse en su principal aliado y prometió que abogaría a una solución a la migración irregular que también pasaría por respetar por sus intereses. Bukele le prometió, además, acabar con la migración irregular antes de finalizar su gobierno. 

El sábado 30, a través de Twitter, Bukele comentó el anuncio de suspender la ayuda de Trump. "Esperamos que esta se reanude e incluso incremente al entrar el nuevo gobierno", escribió. 

El Faro se comunicó  a través de contactos telefónicos con el presidente electo y el secretario de Comunicación del gobierno actual, Roberto Lorenzana, para obtener una reacción a esta nota pero al momento de publicación no había respuesta. 

Con información de ABC News, The New York Times, CNN, El Pais y AFP

Publicidad

 

Carlos Dada | Fred Ramos (fotos) | Víctor Peña (vídeo) | Héctor Guerrero (vídeo)

Publicidad
 CERRAR
Publicidad