“Hay mujeres que sufren violencia de pandillas, de uniformados y de género”

Arysbell Arismendi y Malu Nóchez

La fundación alemana Heinrich Böll Stiftung con sede en El Salvador presentó los resultados de una investigación que realizaron entre 2014 y 2018 para analizar la situación de la violencia contra las mujeres en el Triángulo Norte de Centroamérica: El Salvador, Gutamala y Honduras. Morena Herrera, activista feminista y defensora de Derechos Humanos, y Mariana Moisa, también activista y antropóloga, son las voceras de la organización para dar difusión a la publicación. Ambas estuvieron como invitadas en el programa de El Faro Radio del 28 de febrero, día en que se presentaron los hallazgos. Segú la investigación, "hay casos de mujeres que sufren hasta triple riesgo: violencia por las pandillas, violencia por cuerpos uniformados y violencia sólo por ser mujeres", dijo Morena en relación a la población femenina que vive en zonas controladas por estas estructuras criminales.

El informe está titulado El Triángulo Norte: una región letal para las mujeres y cuenta con la autoría de las investigadoras Rina María Montti Velasco, Hazel Jasmin Bolaños Vásquez y Andrea Michelle Cerén Lovo. Velasco, la consultora principal, es investigadora en temas de migración, niñez y mujeres. Según los datos, en los últimos cinco años se produjeron 6,936 muertes violentas de mujeres en los tres países. Sin embargo, El Salvador mantiene la tasa más alta de letalidad. Mientras el número de asesinatos de mujeres por violencia de género se mantiene entre 8 y 9 casos por cada 100 mil mujeres en Guatemala y Honduras, en El Salvador la tasa ha fluctuado entre 12 y 14 casos. Para 2017, en 10 de los 14 departamentos de El Salvador estas tasas sobrepasaron hasta los 20 homicidios por cada 100 mil mujeres. 

En la región, dice el informe y subrayan las activistas, la violencia contra las mujeres registra cifras propias de una epidemia. Morena y Moisa insisten en que las causas del problema son más estructurales y responden, en gran parte, al contexto social. "La desigualdad es la base del comportamiento violento contras las mujeres", señaló Morena durante el programa.  

Ambas expresaron que no sólo es fundamental atender la problemática de los feminicidios, sino que en el caso específico de El Salvador también debe atenderse la violencia sexual contra las menores de edad, el factor que provoca un alza en los índices de embarazo infantil. En 2017,  Morena considera que el Estado debería hacer una declaratoria de emergencia que le permita obtener recursos que seas destinados a atender esa situación. 

Moisa plantea que las amenazas contra la vida e integridad de las mujeres salvadoreñas debe de ser una prioridad para el nuevo gobierno. "Es urgente que el presidente electo se reúna con nosotras porque, para sorpresa nuestra, nuestra carta de demandas está retomada en el Plan Cuscatlán, aunque no lo sabíamos", dijo Moisa en referencia al plan de gobierno presentado por Nayib Bukele durante su campaña electoral. 

"En política pública no hay nada neutro. Necesitamos una que incluya dentro de sus líneas prioritarias la disminución de desigualdades entre hombres y mujeres. Nosotras se lo propusimos a (Mauricio) Funes y desde entonces pensamos que podían haber cambios", lamentó Herrera. 

La publicación del informe llega en la víspera de la celebración del Día internacional de la mujer. En este sentido, Morena y Moisa informaron que desde el jueves 7 de marzo en la noche realizarán diferentes actividades y que el día siguiente, de conmemoración, se realizarán dos marchas. Una organizada por un grupo denominado "Feministas de Izquierda" y otra organizada entre otras asociaciones por la Colectiva Feminista de la que son parte Herrera y Moisa.

 
Publicidad
Publicidad

 

José Dimas Delgado

José Dimas Delgado

Publicidad

 CERRAR
Publicidad