“Existe una relación cercana e intercambio de información entre Thelma Aldana y Nayib Bukele”

Samuel Pérez, secretario general de Movimiento Semilla, confirmó que existe una "relación cercana" y un "intercambio de información" entre Nayib Bukele, presidente electo de El Salvador, y Thelma Aldana, la candidata de Semilla que buscará la presidencia de Guatemala en las elecciones que se celebrarán el 16 de junio de 2019.

Aldana, quien fue fiscal general de Guatemala entre 2014 y 2018, fue proclamada candidata en la asamblea general de Movimiento Semilla el 10 de marzo de 2019, aunque la oficialización de su candidatura se realizará este 17 de marzo. Aldana procesó y encarceló al binomio presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, en una coyuntura que levantó una movilización ciudadana contra un caso de corrupción en las aduanas. En la actualidad, la  candidatura de Aldana está amenazada por investigaciones del Ministerio Público a algunas acciones de la gestión de Aldana como fiscal general o por cuestionamientos a la validez de su finiquito.

Para su campaña presidencial, Aldana usa elementos presentes en la campaña que Bukele ganó en El Salvador, como el color cian o la frase “Haremos historia”, así como el fuerte discurso anticorrupción y pro-Cicig.  Según el medio digital Nómada, Semilla enarbola una bandera antisistema de partidos. Y Pérez dijo en la entrevista de El Faro Radio que esas coincidencias no son casualidad.

"Sí existe una relación cercana entre Thelma Aldana y Nayib Bukele porque una de las propuestas del presidente electo de El Salvador es la Cicies", dijo Pérez.  "Hay equipos que en este momento están dando sugerencias acerca de esto", respondió en relación a los eslóganes y colores de la publicidad de Aldana. Sin embargo, Pérez dijo que desconocía los nombres de algunos de esos asesores. Pérez también declinó dar información del costo del evento de lanzamiento de la candidatura de Semilla, cuya fórmula completa el economista Jonathan Menkos, quien fungía como director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

"Tenemos ese compromiso moral de rendir cuentas cuando sea necesario acerca del financiamiento de la campaña y, en general, del partido. Hay mucho temor de parte de financistas porque se percibe en Guatemala que financiar un partido es un delito", dijo Pérez, y explicó que el partido carece, por ahora, de grandes financistas y depende de los aportes de sus afiliados.

Guatemala elegirá presidente el 16 de junio de este año, y hasta la fecha hay 24 candidaturas presidenciales anunciadas. Las elecciones sucederán en un país con una latente crisis política, producto del enfrentamiento entre el presidente Jimmy Morales, el sistema político e importantes sectores de la empresa privada contra la Cicig liderada por el comisionado Iván Velásquez y con la Corte de Constitucionalidad. 

En la coyuntura actual, la candidatura de Aldana viene a convertirse en la manifestación más política de un sector de Guatemala convencido de que no debe detenerse la lucha anticorrupción. Sus rivales provienen de un sistema político y económico que ha declarado una guerra abierta no sólo contra la Cicig, sino contra la institucionalidad que respalda esa lucha contra la corrupción y que puede perfilarse ahora mismo en la Corte de Constitucionalidad, fiscales claves en el Ministerio Público y el procurador de Derechos Humanos.

Semilla es un partido que surge de la movilización ciudadana cuando Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti fueron apresados, en 2015, precisamente cuando Aldana era fiscal general. "Hubo un quiebre en 2015 porque se dio paso a la reconstrucción de identidades políticas. Las categorías derecha e izquierda se volvieron insuficientes y se reorganizó en torno a ejes como anticorrupción o vocación democrática", dijo Pérez. "Muchos integrantes de esas movilizaciones ciudadanas se integraron en Semilla", explicó Pérez. 

Los primeros estudios de opinión apuntan a que una mujer será la presidenta de Guatemala, pero también muestran que el 48 % de los electores todavía no están decididos. La candidata Sandra Torres, de la UNE, aparecía en primer lugar en una encuesta publicada a mediados de febrero, con un 17 % de preferencias. Torres no pudo competir en 2011 porque se divorció del entonces presidente Álvaro Colom, en un acto que el Tribunal Supremo Electoral consideró fraude de ley y es investigada por financiamiento ilícito de su campaña en 2015, cuando perdió con Jimmy Morales. Le sigue Thelma Aldana, la ex fiscal general que procesó a dos presidentes y tiene 10 % de preferencias, según CID Gallup. La encuesta muestra en tercer lugar a Zury Ríos, hija del general Efraín Ríos Montt, aunque una decisión de la Corte de Constitucionalidad el 12 de marzo impedirá a Ríos participar, porque consideraron que la Constitución guatemalteca prohíbe la competencia de hijos de dictadores. 

 
Publicidad

 CERRAR
Publicidad