Publicidad

Guatemala niega presencia de tropas de EUA mientras investigadores de ese país desmantelan red de coyotaje

Policías y fiscales de Guatemala han trabajado con agentes del DHS estadounidense para desbaratar redes de coyotaje en Huehuetenango, fronterizo con México. Sin embargo, el presidente guatemalteco Jimmy Morales descartó que soldados estadounidenses hayan arribado al país centroamericano para frenar a los migrantes centroamericanos.

AFP / El Faro

 
 

Ciudad de Guatemala, GUATEMALA. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo el martes 4 que tropas estadounidenses tienen prohibido ingresar al país para frenar el paso de migrantes por la frontera con México, tras una polémica por el supuesto envío de soldados norteamericanos. Estados Unidos, mientras tanto, celebra que gracias a la presencia en Guatemala de investigadores del Department of Homeland Security (DHS) en la frontera con México se logró desarticular una red de coyotes que traficaba personas hacia Estados Unidos, en los últimos años.

"En Guatemala no se pueden recibir tropas norteamericanas ni de ningún otro país" porque la seguridad está a cargo de la policía civil y el ejército, dijo el presidente a periodistas, tras participar en un encuentro empresarial centroamericano. Una semana antes de esta declaración, el periódico The Washington Post publicó que la administración Trump enviaría agentes e investigadores del DHS a la frontera. La noticia se interpretó en Guatemala como que Washington iba a enviar elementos del Ejército a ocupar territorio guatemalteco, fronterizo con Estados Unidos.

La sospecha cobró más realce luego de que el miércoles 29 de mayo, policías y fiscales de Guatemala, con apoyo de agentes del DHS, desarticularon una red de traficantes de migrantes latinoamericanos que atraviesan Centroamérica, según informó la fiscalía guatemalteca. Esta operación ocurrió en el marco de un programa de cooperación suscrito entre el ministerio de Gobernación guatemalteco con el DHS, el 28 de mayo, un día antes del operativo.

La Unidad contra el Tráfico Ilícito de Migrantes de la Fiscalía realizó 12 allanamientos en los departamentos de Guatemala (sur), San Marcos (suroeste), Quetzaltenango (oeste) y Jalapa (este). Ocho personas fueron detenidas, incluida la supuesta líder de la banda, Lidia Mérida, bajo cargos de tráfico ilícito de personas y asociación ilícita. Según la Fiscalía, la estructura albergaba a los migrantes y utilizaban el paso fronterizo Gracias a Dios, en Huehuetenango, para llegar a México y continuar su trayecto a Estados Unidos.

"La red realizaba cobros de 11.000 y 12.000 dólares por adulto y 3.500 dólares por menores de edad", dijo la vocera de la fiscalía, Julia Barrera. Según la fiscalía, la estructura movilizó por territorio guatemalteco aproximadamente 800 migrantes al año y habría obtenido ganancias por un monto de 10 millones de dólares.

Las actividades del DHS con las autoridades guatemaltecas están contempladas en un convenio con firmado el 27 de mayo entre Morales y el secretario interino del DHS, Kevin McAleenan, que contempla la asesoría y visita de funcionarios norteamericanos para tratar asuntos migratorios.

El convenio, según reportó el DHS, combatirá el tráfico de personas y las redes de trata a través de acciones de investigación conjuntas y capacitación de personal.

El secretario McAleenan estuvo cuatro días en Guatemala como parte de un esfuerzo de Estados Unidos para diseñar estrategias para contener la migración desde el Triángulo Norte. Según el Instituto Nacional de Migración de Guatemala, ese país tendrá una cifra récord de repatriados desde Estados Unidos en este 2019. “De enero a mayo pasado, 24 mil 784 guatemaltecos fueron deportados de aquel país, tres mil 309 más que en los mismos meses del 2018”, dice el instituto.

Militares estadounidenses en Huehuetenango

Mientras DHS y fiscales guatemaltecos desbarataban una red de coyotaje en Huehuetenango, militares estadounidense permanecían en ese mismo departamento como parte del programa "Beyond the Horizon 2019", según informó el ministro de Defensa, Luis Miguel Ralda. Según el Ejército guatemalteco, los soldados de Estados Unidos están haciendo labores distintas a los agentes investigadores del DHS.

El despliegue del Comando Sur del ejército estadounidense impulsa un programa en la frontera que incluye jornadas médicas, dentales, veterinarias y de labores de ingeniería que permita “mejorar la presteza para reaccionar oportunamente del Ejército estadounidense”, según una publicación oficial del Ejército norteamericano, del 15 de mayo pasado. “Beyond the Horizon” también ha estado presente en otros países de Centroamérica en los años anteriores. El ministro Ralda asegura que este tipo de programas tienen más de 15 años de existir en Guatemala. El presidente Morales recordó que militares estadounidense efectuaron jornadas humanitarias durante la emergencia por l erupción del volcán de Fuego, en junio de 2018.

El sábado 1 de junio, medios locales publicaron noticias de seguimiento de The Washington Post. Los medios reprodujeron una carta del congresista estadounidense Vicente González, enviada en abril al presidente Donald Trump, en la que aseguró que Morales estaba dispuesto al despliegue de tropas estadounidenses para contener los éxodos migratorios. Según el diario local Prensa Libre, González señaló en la carta que "Morales ha indicado que saludaría la introducción de tropas de Estados Unidos en la frontera norte de Guatemala" como una estrategia para contener las caravanas migrantes.

Este 4 de junio, el diario La Hora de Guatemala publicó un editorial en el que ve con suspicacia la versión del Gobierno. “Si Guatemala solicita tropa para cuidar la frontera y detener la migración, obviamente no puede entenderse como una labor humanitaria sino eminentemente represiva”. El editorial, titulado “¿Enredo periodístico?” dice que el enfoque de las noticias que publicó no son “un invento periodístico sino resultado de las reuniones del [embajador de Guatemala en Estados Unidos Manuel Espina con el congresista Vicente González] en las que se habló de esa especie de solución definitiva (traer tropa estadounidense) al tema migratorio”.

La canciller guatemalteca, Sandra Jovel, descartó también este lunes el arribo de militares estadounidenses para contener el paso de migrantes por la frontera con México. Con Estados Unidos ha existido "cooperación tanto civil como militar, pero eso no es traer tropas (...), bajo ninguna circunstancia", puntualizó Morales.

Desde octubre pasado, miles de migrantes centroamericanos han salido en caravanas masivas a Estados Unidos, huyendo de la pobreza y la violencia en sus comunidades. Las caravanas desataron una airada reacción de Trump, quien acusó a los países centroamericanos de no hacer lo suficiente para contenerlas.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad