Publicidad

La otra nota del presidente Bukele: 5.9

Óscar Picardo Joao

 
 

La especialista María Antonia Casanova define la evaluación como el “proceso sistemático y riguroso mediante el cual se obtienen datos confiables para conocer una situación emitir juicios de valor, luego intervenir y mejorar”. Pero la evaluación integral está compuesta por dos vertientes: medir (measurement: la dimensión cuantitativa) y valuar (assessment: la dimensión cualitativa). Un resultado integral yuxtapone los dos puntos de vista.

El presidente de la República en los 100 días de gobierno, por todo lo que ha sucedido en el pasado inmediato, por el ethos, por el hartazgo ciudadano respecto a la clase política, por la atmósfera y por lo que ha hecho o dejado de hacer, ha obtenido una nota alta de evaluación que oscila entre 8 y 9 (medición). En la distribución estadística de Gauss de curva normal se ubica en los datos superiores de la derecha; como dirían los teachers de la Panamericana: Ahead of the Curve.

Pero esta nota alta es un espejismo. Si a este dato le incorporamos la valoración de algunos hechos, como por ejemplo, la denegación de acceso a la conferencia de prensa de la CICIES a los periodistas de El Faro y de Factum, la nota baja (valuación). En efecto, le calificamos más bajo porque apreciamos una actitud poco democrática, de poca altura para un estadista. Sabemos que los periodistas son incómodos porque siempre cuentan lo que no quieren que se sepa; entendemos que el Presidente esté molesto por las notas publicadas en El Faro y Factum sobre la partida secreta, que prometió eliminar en campaña, y por el contrario la está utilizando con mayor reserva igual que los mismos de siempre. Pero comete un error de venganza y decidimos bajarle la nota.

Los docentes tenemos esas manías de poner notas complicadas con décimas y hasta centésimas para enviar mensajes, y optamos por ponerle al presidente 5.9 para que entienda que no está pasando el estándar ético mínimo requerido que esperamos. Tiene 9 en popularidad (medición) y 2.8 en actitud (valuación), al sumar y dividir da 5.9. Su imagen está en el umbral alto y sus acciones en el umbral bajo. Obviamente esto puede cambiar para bien o para mal, ya veremos en otras evaluaciones futuras. Creo y estoy convencido de que los seres humanos podemos reflexionar, rectificar y mejorar, todos cometemos errores.

Es más, sería magistral o genial, que invitara a sus conferencias a los periodistas más incómodos y con sus datos, programas, proyectos y políticas les diera una lección de cómo se hacen políticas públicas con eficiencia y transparencia.

No creo que sea prudente en nuestro medio calcar el efecto Trump y desgastarse innecesariamente en una sociedad poco estructurada; creo que sería una apuesta equivocada, ya que nuestra opinión pública es más volátil. Ahora tiene un caudal valiosísimo a su favor (mayor al que tenía Mauricio Funes en 2009), pero está en el ojo del huracán moral, en una sociedad que no olvida a “los mismos de siempre” y menos aún porque no han “devuelto lo robado” (Bukele Rules). 

Presidente, tome el 9 u 8 de nota de las encuestas con discreción y cuidado, súbale o bájele el margen de error, y luego considere otros datos menos optimistas de sus críticos, opositores y periodistas, y la nota bajará. Bajará hasta dónde usted quiera, ya que tiene el poder de diseñar el futuro, de abrir y cerrar puertas. No olvide que su cargo es tan importante como incómodo; estar en ese lugar tan público y tan elevado es un privilegio y a la vez un riesgo. Hasta la fecha, después de 1992, no hemos tenido un presidente del cual –al menos un 50 % de la población- se sienta orgullosa; aproveche esta gran oportunidad. Es una recomendación con alta estima, que sólo busca que nuestro país salga adelante.

Ese 5.9 puede ser realmente 9, si usted quiere. Deje que la prensa haga su trabajo incómodo y usted blíndese con ética y eficiencia, y seguro lo logrará. En nuestra encuesta de la UFG tiene 8.52 de nota, pero como su profesor que le estima, aún no sé si felicitarlo o sólo entregarle la nota sin más.

Publicidad
Publicidad

 

Óscar Picardo Joao

 
 

 CERRAR
Publicidad