Publicidad

El Faro gana el Google Challenge para innovar en la conversación con lectores

El Faro fue seleccionado por la Google News Initiative (GNI) para implementar una herramienta tecnológica durante 2020 que servirá para mejorar el diálogo y la interacción con la comunidad de lectores. El periódico también ganó el premio RELE otorgado por la Relatoría sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con la investigación "La pruebas de cómo Mauricio Funes derrochó dinero público". 

 
 

El periódico digital El Faro ha sido seleccionado por Google News Initiative (GNI), el brazo de Google que financia proyectos innovadores de medios de comunicación, para desarrollar una herramienta tecnológica durante el año 2020 que servirá para mejorar la capacidad de diálogo del periódico con sus audiencias. El anuncio fue revelado el lunes 11 de noviembre en Río de Janeiro, Brasil. 

La GNI dio a conocer los 30 proyectos seleccionados para echar a andar proyectos de innovación en sus respectivos medios, entre ellos una plataforma propuesta por El Faro para mejorar el diálogo con su comunidad de lectores. El proyecto, a desarrollarse en 2020, se ha denominado “The Conversation Lab” o “El Laboratorio de conversación”, que intenta retomar de una manera más directa la interacción con los lectores. Según Google, las iniciativas que fueron elegidas responden a distintas necesidades "y refejan una pasión de construir una industria de noticias sólida en la región que permita brindar información de calidad”, según se lee en la publicación.

Esta es la primera vez que la GNI impulsa una convocatoria para medios latinoamericanos (denominada "Google GNI Challenge") y  es, además, la primera vez que el periódico incursiona en una alianza de tal magnitud con una de las principales empresas en internet a nivel mundial. El desafío tecnológico contó con la participación de más de 300 proyectos presentados por medios de la región. Los parámetros que se usaron para seleccionar los proyectos fueron: impacto, innovación, asequibilidad y posibilidad de réplica.

"The Conversation Lab intenta crear, desde cero, una herramienta de participación de los lectores en las que se premie la conversación de calidad y que además termine conectando espacios de diálogo online con espacios offline para que nuestros lectores discutan sobre los problemas más importantes del país", dijo José Luis Sanz, director de El Faro.

Según Sanz, una de las apuestas del proyecto busca superar el ruido que desde las redes sociales, y de manera generalizada, bloquean conversaciones responsables. "Queremos que The Conversation Lab vaya en la dirección opuesta a la polarización que genera la dinámica crispada o polarizada generada en redes sociales y especialmente esperamos que esto sea importante para la comunidad actual de excavadores ciudadanos", explicó.

El Laboratorio de conversación busca aumentar la tasa de diálogo de sus más de 300 000 usuarios activos al mes, según se lee en la publicación que Google hizo para anunciar a los proyectos selecconados. La Excavación Ciudadana fue una campaña de recaudación de fondos surgida en 2015 con el objetivo de obtener respaldo económico de los lectores de El Faro. A la fecha, la campaña se mantiene vigente

Las 30 postulaciones seleccionadas en el marco de la GNI Innovation Challenge se dieron a conocer durante la conferencia Digital Media de Latam, organizado por la Asociación Mundial de Editores de Noticias.

“En esta era de desinformación y de alta polarización donde las opiniones tienden a ser medidas o valoradas por likes y retuits nosotros reivindicamos la duda, la naturalidad de estar en desacuerdo con alguien, y el matiz para entender los fenómenos más complejos, y eso es lo que buscamos construir con The Conversation Lab”, dijo Carlos Salamanca, y Gerente de Proyectos y Audiencias de El Faro. 

Premian investigación sobre el derroche de Funes

El sábado 9 de octubre, en Ciudad de México, la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) eligió una investigación de El Faro, publicada en mayo, como una de las tres ganadoras del concurso "Acceso a la Información Pública y Periodismo de Investigación", RELE 2019.   

El anuncio sobre el premio RELE se conoció en el marco de la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (Colpin), llevada a cabo en Ciudad de México, entre el 7 y 10 de noviembre. La investigación, titulada “Las pruebas de cómo Mauricio Funes derrochó dinero público”, fue seleccionada de entre 133 trabajos postulantes y que fueron publicados entre el 1 de enero y el 30 de agosto de 2019, en 19 países de Latinoamérica. El jurado estuvo compuesto por delegados de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS).

La RELE destacó el buen uso que en la investigación se hace de la herramienta que supone la solicitud de información pública a los gobiernos: “Un excelente ejemplo de buen pulso periodístico y el uso de la herramienta que brinda el derecho de acceso a la información”, escribió la RELE, en un comunicado, el 7 de octubre, cuando anunció quiénes eran los 12 finalistas

La investigación se construyó en base a peticiones de acceso a la información a la Presidencia, versiones brindadas por informantes y entrevistas que permitieron documentar el abuso del poder y el desvío de fondos reservados de la Presidencia. Haciendo uso de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), vigente en el país desde 2011, El Faro obtuvo documentos que demostraban que Funes había hecho uso de vuelos privados para fines turísticos cuando en las bitácoras migratorias se había consignado que se trataba de viajes de carácter oficial. Esta designación permitió al equipo de investigación de El Faro solicitar la documentación respectiva donde se consignaron los pasajeros de los vuelos.

El segundo tipo de solicitudes de acceso a información pública consistió en pedir las declaraciones patrimoniales del exmandatario y su familia, con lo cual se documentó que su salario no le alcanzaba para hacer gastos suntuosos. Por ley, todos los funcionarios salvadoreños deben rendir un informe sobre su estado patrimonial e ingresos, lo cual es información que queda en manos del Órgano Judicial.

Como pieza medular de la investigación está una filtración de 1,810 documentos de la Secretaría Privada de la Presidencia de Funes que El Faro obtuvo. Los documentos incluían comprobantes de compras con tarjetas de crédito en tiendas de lujo en 29 ciudades de 12 países; contratación de vuelos en jets privados con gastos en bebidas y alimentación a bordo por $6,710; pagos de tarjetas de crédito y cancelación de préstamos bancarios a nombre del expresidente Funes y su exesposa ―entonces primera dama― Vanda Pignato; depósitos bancarios regulares; recibos de entregas de dinero público en concepto de sobresueldos injustificados y furtivos para los miembros de su gabinete: vicepresidente, secretarios, ministros, viceministros; gastos discrecionales en fiestas familiares, ropa y seguridad privada.

José Luis Sanz, director de El Faro, explicó la importancia de esta publicación. "A la sociedad no puede bastarle con saber que un político es corrupto, necesita saber el detalle, entender las claves de impunidad, de encubrimiento que se emplearon porque solo así vamos a poder dimensionar hasta dónde la corrupción es personal, coyuntural y estructural", dijo. 

Los documentos representan la primera prueba documental del derroche de dinero público realizado por el expresidente Funes, y dan cuenta de una contabilidad paralela a la oficial con la que Funes y sus allegados costearon un suntuoso estilo de vida a partir de su ascenso al cargo. “El expresidente Funes ha insistido en que no existe ninguna documento que pruebe que despilfarró dinero público. Este trabajo lo desmiente con documentos, fuentes pertinentes e información oficial. La investigación prueba que vivió una vida de lujos y excesos que no podía pagarse. Prueba que despilfarró fondos públicos”, comentó el periodista Sergio Arauz, líder del equipo investigador, en el que también participaron los periodistas Efren Lemus, Manuel Talavera y Óscar Martínez. El diseño y visualización de la pieza ganadora estuvo a cargo de Andrea Burgos y Daniel Reyes. 

El trabajo de El Faro compartió el principal podio junto a los trabajos "El fallido combate al lavado de dinero en México" de El País de España en alianza con Mexicanos contra la corrupción y "En 28 años, la familia Bolsonaro designó 102 familares en cargos públicos", de O Globo en alianza con Época, ambos de Brasil.

Según las reglas de competencia, se considera que cada uno obtuvo el primer lugar. Las normas también establecían que para elegir al ganador se evaluó el uso del Derecho de Acceso a la Información. "En el fondo, el nivel de detalle de esta investigación trata de sentar un nuevo estándar de transparencia que no solo debería darse cuando hay corrupción sino que también en el día a día, en el uso de fondos públicos", añadió el director José Luis Sanz. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad