Publicidad

Norman Quijano a supuestos pandilleros: "Desactivar esa orden... Votar por Arena"

El fiscal general ha pedido que el diputado Norman Quijano sea desaforado para poder juzgarle por fraude electoral y organizaciones ilícitas. Un juez especializado ya había ordenado a la Fiscalía que se abrieran investigaciones contra varios políticos por sus acercamientos a las pandillas. Ese mismo juez realizó una transcripción de un video en el que el excandidato presidencial arenero pide respaldo a supuestos pandilleros. 

 
 

El fiscal general, Raúl Melara, anunció este lunes 27 de enero que emprenderá acciones legales contra el diputado de ARENA Norman Quijano, quien fuera alcalde de la capital, candidato presidencial y presidente del órgano legislativo.

Melara aseguró que las acusaciones en contra de Quijano se enmarcan en “la relación de grupos terroristas con diferentes sectores políticos del país”, en referencia a contactos entre el diputado y miembros de las pandillas más poderosas del país, durante su campaña por la Presidencia de la República en las elecciones de 2014.

Horas más tarde, cuatro fiscales de la Dirección contra la Corrupción y la Impunidad se presentaron ante la Asamblea Legislativa para interponer la solicitud de desafuero contra Quijano, acusándolo de dos delitos: fraude electoral y agrupaciones ilícitas. El primer delito se paga con una pena de cuatro a seis años, pero se agrava hasta diez años si el hechor es funcionario público. El segundo delito tiene una sanción de seis a nueve años, pero se agrava hasta 12 si se trata de un funcionario como el ex candidato presidencial.

De ser sentenciado por estos delitos, Quijano podría enfrentarse a una pena de hasta 22 años de prisión y una inhabilitación por la misma cantidad de tiempo para ejercer cargos públicos, posterior al cumplimiento de la pena. Sin embargo, para que la Fiscalía pueda llevarlo ante un tribunal, es necesario que primero sea vencido en un juicio político, hecho por el resto de diputados de la Asamblea Legislativa, en el que prevalece la aritmética: para retirar la inmunidad de la que goza, se necesita que al menos 43 diputados voten a favor.

Quijano estuvo a muy poco de convertirse en presidente de El Salvador en las elecciones presidenciales de 2014, en las que perdió, en segunda vuelta, por poco más de 6, 000 votos.

Los asistentes de prensa del legislador aseguraron a El Faro que no brindará ninguna declaración al respecto y dijeron que su postura oficial está publicada en sus redes sociales. En Twitter, Quijano va al grano: “Reitero que no he sido parte de ninguna organización delincuencial, que no he entregado dinero a delincuentes, mucho menos pactado beneficios, que soy inocente de los señalamientos que se me hacen”.

El Faro tuvo acceso a la transcripción judicial de los videos que fueron decomisados al testigo clave del juicio en los que aparece Quijano en negociaciones con supuestos pandilleros.

El candidato presidencial de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, marcha con sus partidarios a la sede del Tribunal Supremo Electoral en San Salvador, el 14 de marzo de 2014, para protestar contra un presunto fraude en la segunda vuelta presidencial celebrada el 9 de marzo. Foto de AFP: José Cabezas.
 
El candidato presidencial de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, marcha con sus partidarios a la sede del Tribunal Supremo Electoral en San Salvador, el 14 de marzo de 2014, para protestar contra un presunto fraude en la segunda vuelta presidencial celebrada el 9 de marzo. Foto de AFP: José Cabezas.

¿De dónde provienen las acusaciones?

El año pasado se instaló un juicio contra más de 400 miembros de la Mara Salvatrucha-13, capturados durante la Operación Cuscatlán, realizada durante 2018. El testigo clave en contra de esos pandilleros fue llamado Noé, un ex líder de la pandilla convertido en colaborador de las autoridades.

Cuando Noé fue capturado, en 2016, la Fiscalía le decomisó varios videos, entre los cuales se documentan encuentros con políticos de dos partidos. Algunos de esos políticos ya habían aparecido anteriormente en otros videos que fueron publicados por este periódico: por ejemplo Arístides Valencia, exministro de Gobernación y excandidato a secretario general del FMLN; Benito Lara, exministro de Seguridad Pública y exdirector departamental de San Salvador, también del FMLN; Ernesto Muyshondt, actual alcalde de la capital y exvicepresidente de ideología de ARENA. Sin embargo, Noé sorprendió cuando aseguró durante el juicio que también tenía registros de una reunión que sostuvo con Quijano cuando el político era candidato presidencial.

Durante el juicio, el ex pandillero aseguró que asistió a una reunión con el candidato –junto con el Sniper de Criminal Mafiosos, Sisco de Teclas, Chivo de Centrales y el Deep Boy de Normandie– más o menos un mes antes de la segunda vuelta electoral de 2014 “en una casa que está cerca de una sede de Gana en San Salvador”. Noé aseguró que Quijano llegó acompañado del entonces diputado Ernesto Angulo y que hablaron de varios temas, “del spot (con el que Quijano se promocionaba como duro ante las pandillas) y de los ofrecimientos…”, dijo el testigo. Más adelante agregó: “Nos explicó que (lo del Spot y sus mensajes públicos) eran cortinas políticas, pero que no era el plan que tenía como partido”, aseguró.

Según Noé, la intención de Quijano era detener el boicot que las pandillas tenían en contra de su candidatura. El testigo aseguró que, antes de reunirse con el candidato de ARENA, habían sostenido reuniones con delegados del FMLN, con quienes acordaron trabajar para obtener la victoria en las urnas para el expresidente Salvador Sánchez Cerén.

El caso es que, luego de un rifirrafe con la Fiscalía, el juez Godofredo Salazar, decidió que algunos de los videos decomisados a Noé fueran presentados ante la audiencia del juicio: efectivamente, en uno de los videos, que el testigo había etiquetado como “tacua”, aparecía Norman Quijano y también el diputado Ernesto Angulo e incluso el jefe de campaña, Manuel Arrieta, quien había sido director de ANDA bajo la presidencia de Antonio Saca.

Se trata de un video filmado evidentemente a escondidas con un dispositivo con muy mala calidad de imagen y aún peor calidad de sonido. Sin embargo, el tribunal consiguió transcribir algunas partes que son audibles.

 

 

Por ejemplo, dice Quijano en un momento: …“Reunirme con los alcaldes para darles plata para que inviertan en rehabilitación; que asciende a más de cien millones de dólares que está en el presupuesto de la nación; vamos a controlar el presupuesto; porque en el presupuesto de este año… más de treinta millones que el del año 2013 y ¿cuáles son los beneficios? Nosotros hemos pensado en rediseñar el presupuesto y de entrada 100 millones de dólares a los alcaldes para que inviertan en recuperación del territorio…”

El juez decidió que había parte del video que no podía ser mostrado ante nadie, puesto que en esos fragmentos aparecía el rostro o la voz del testigo protegido. Sin embargo, El Faro obtuvo una copia de la transcripción de esas partes que no fueron exhibidas en la corte:

Según el tribunal, Quijano dice más adelante: “… Nosotros lo podemos hacer si ustedes en realidad… De desactivar esa orden; de votar por ARENA. Si nos dan la oportunidad de gobernar… Aquí están los pastores de testigos…”.

Al parecer, la delegación de ARENA se hizo acompañar por un grupo de pastores evangélicos, que alentaban a los pandilleros a creer en las promesas del candidato. Según el juez, uno de esos pastores dijo: “Quiero decirles que nosotros hemos comprendido perfectamente que…. Hoy tiene que cumplir lo que prometió; y él, como persona de principios y valores, les ha ofrecido un apoyo, esa lógica debe trasmitir a todos tus compañeros para que ellos le den el vuelto de la moneda. Estas personas…. No como la tregua…. He trabajado con pandilleros… Pero pues nosotros no dudamos que el doctor Quijano va a cumplir, va a ser un gobierno diferente, marcar historia en esta nación… Pero para poder ver un cambio verdadero necesitamos ese apoyo el 9 de marzo. Yo ahorita me voy a reunir con la pandilla de Sonsonate; mañana, a las 3 de la tarde, estaré con los pandilleros de la 18 en San miguel; luego voy con los pandillero de la MS, de Chalchuapa, Ahuachapán”.

Las transcripciones (salvo detalles de puntuación que hacían más comprensible la lectura) han sido respetadas tal cual las presentó el juez en su fallo judicial.

Cuando el juicio terminó, a finales de noviembre de 2019, el juez condenó a la mayoría de pandilleros enjuiciados, reconociendo que el testigo “era muy bueno”, sin embargo, reprendió a la Fiscalía por haber presentado un proceso plagado de indicios de que los políticos salvadoreños intentaron torcer la voluntad de los electores a través de pactos mafiosos con las pandillas, y por eso ordenó a la Fiscalía que iniciara una investigación contra todos los que aparecieron en los videos de Noé, por fraude electoral.

El fiscal general, sin embargo, en entrevista con El Faro, aseguró que esta investigación no se inició por la orden del juez Salazar: “Nosotros ya habíamos comenzado la investigación mucho antes de que el juez dijera eso”, aseguró.

Raúl Melara, después de ser juramentado como Fiscal General de la República, el 21 de diciembre del 2018 en la Asamblea Legislativa. Melara fue juramentado por el entonces presidente de la Asamblea, Norman Quijano, ahora investigado por la Fiscalía de Melara. Foto de El Faro: Carlos Barrera.
 
Raúl Melara, después de ser juramentado como Fiscal General de la República, el 21 de diciembre del 2018 en la Asamblea Legislativa. Melara fue juramentado por el entonces presidente de la Asamblea, Norman Quijano, ahora investigado por la Fiscalía de Melara. Foto de El Faro: Carlos Barrera.

Las aritméticas del desafuero

La Asamblea Legislativa que discutirá el desafuero de Quijano está más revuelta que de costumbre. Arena, con 37 diputados, es la bancada más grande, pero también la más dividida.  

A los 37 diputados que el partido de derecha ganó en 2018 hay que descontar cuatro legisladores que suelen apoyar las iniciativas del presidente Nayib Bukele, incluso contra la decisión oficial de su partido, y que no entran a las reuniones de fracción por estar siendo procesados por el tribunal disciplinario del partido: Felissa Cristales, Milena Mayorga, Arturo Magaña y Gustavo Escalante. Un miembro del Coena los acusa de violación a los estatutos partidarios, falta a la ética y daño al honor de las autoridades. 

Estos disidentes son representantes de un grupo más grande, pero que aún no se expresa públicamente. Al restar estos votos a los 37 diputados, quedan 33. De entre esos diputados “alineados” con la cúpula arenera, El Faro habló con cuatro que representan distintas corrientes: uno pertenece a la vieja guardia (más cercano a Quijano); otro es un joven que simpatiza con las ideas y el gobierno de Nayib Bukele; otro asegura que busca modernizar el partido, y otro que se declara neutral.  Solo hablaron abiertamente con la condición de no revelar su identidad. 

Los cuatro coinciden en que hay vientos favorables para que ARENA vote por formar una comisión de antejuicio y por tanto por el desafuero. “Creo que los que estamos (33) tenemos que votar unidos”,  dice uno de ellos. Reconoce que aunque existen facciones, como grupo están en la idea de apoyar el antejuicio.  

Uno de ellos dijo que la mayoría votaría por el desafuero para no mandar un mensaje de encubrimiento: “Al menos 20 estaríamos así”, afirmó. Otro augura que “todo el pleno va aprobar el desafuero”, y agregó: “Es año electoral, hay elementos suficientes, hasta vídeos, y no es muy popular votar por algo que daría la impresión de que estamos encubriendo”.

Rolando Alvarenga, expresidente interino de ARENA, publicó una muestra de apoyo a Quijano en su cuenta de Twitter: “La solicitud de antejuicio por el Fiscal es una gran oportunidad para que Norman Quijano demuestre ante la Asamblea y de una vez por todas su inocencia.”

En Gana, con 10 diputados, el jefe de bancada, Guadalupe Vásquez, cree que existen suficientes elementos como para votar por un desafuero: “Si algún político o funcionario público comete algún tipo de violación a la ley debe enfrentar los procesos pendientes.  Todos debemos de enfrentar, es más, nosotros no deberíamos de tener ese privilegio (el fuero)”, argumentó.

El subjefe de bancada del FMLN, Schafik Hándal, dijo que esperará a leer la solicitud de antejuicio para saber si hay pruebas bien sustentadas o solo es “un show”.  En legislaturas anteriores, el partido de izquierda difícilmente habría desaprovechado una oportunidad de asestar un golpe a una de las caras más visibles de ARENA, y menos aún en el año previo a unas elecciones. Sin embargo, varios de sus exfuncionarios y dirigentes también están envueltos en esta trama: Arístides Valencia, por ejemplo, era la carta favorita de la Comisión Política para asumir como secretario general del partido, y aparece en videos negociando con pandilleros.

En el PCN, el jefe de bancada, Antonio Almendáriz, dijo que esperaría a enterarse a profundidad antes de dar su postura.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad