El pasado 13 de febrero, Yahir de León, mejor conocido como Diabólico, concedió una entrevista en el penal de máxima seguridad de Fraijanes II, en las afueras de la capital de Guatemala. En ese sector, están exclusivamente miembros de la MS-13 que participaron en delitos de impacto o que tienen liderazgo en la estructura. Diabólico propone un diálogo al nuevo presidente guatemalteco. Parte de su lógica es no perder algunos privilegios con los que cuentan los miembros de su pandilla. Entre ellos, esta cárcel donde hay servicio de odontología, peluquería, gimnasio, videojuegos, tienda, talleres, deporte. Según Diabólico, la única manera de caminar hacia desmontar la violencia ejercida por su pandilla son espacios como este. El líder marero pone dos cárceles de máxima seguridad en los países vecinos como referencias de la situación que quieren evitar: Zacatecoluca, en El Salvador; y El Pozo, en el departamento hondureño de Santa Bárbara. En esas cárceles, son impensables lujos como jugar un videojuego en una enorme pantalla plasma como la que disfrutan los 182 reos de Fraijanes II. De hecho, basta con ver las condiciones de Diabólico para concluir que vive en mejor que el expresidente salvadoreño Antonio Saca en el penal salvadoreño La Esperanza

 

Aquí hay siempre alguien caminando por los pasillos. En medio de ese ruido también hay música de fondo e internos esforzándose en las máquinas del gimnasio.
 
Aquí hay siempre alguien caminando por los pasillos. En medio de ese ruido también hay música de fondo e internos esforzándose en las máquinas del gimnasio.

 

 

Corrían uno tras otro, con disciplina. Más de diez pandilleros de la MS-13 entrenaban sobre una grama sintética instalada en el mes de diciembre de 2019. En una cárcel controlada por la pandilla es normal chocar con sus grafitis la mayoría del tiempo. En las paredes de esta cárcel solo hay pintura fresca y limpia.
 
Corrían uno tras otro, con disciplina. Más de diez pandilleros de la MS-13 entrenaban sobre una grama sintética instalada en el mes de diciembre de 2019. En una cárcel controlada por la pandilla es normal chocar con sus grafitis la mayoría del tiempo. En las paredes de esta cárcel solo hay pintura fresca y limpia.

 

 

Dentro de los beneficios de Fraijanes II hay una clínica. Dentro de ella hay un odontólogo empírico, un miembro de la MS-13 que se formó con base en la observación del trabajo de un profesional que visita la cárcel y atiende una vez por semana. Es como el médico de los ahí reclusos, que también realiza electrocardiogramas y radiografías.
 
Dentro de los beneficios de Fraijanes II hay una clínica. Dentro de ella hay un odontólogo empírico, un miembro de la MS-13 que se formó con base en la observación del trabajo de un profesional que visita la cárcel y atiende una vez por semana. Es como el médico de los ahí reclusos, que también realiza electrocardiogramas y radiografías.

 

 

En la celda de Jorge Yahir de León Hernández, Diabólico, hay diez pares de zapatos deportivos en perfecto orden. Todos son de él. Hay también una variedad de lociones, sillones cómodos, aparatos para video. El líder de la pandilla duerme en una cama tamaño queen, impensable en cualquier prisión salvadoreña.
 
En la celda de Jorge Yahir de León Hernández, Diabólico, hay diez pares de zapatos deportivos en perfecto orden. Todos son de él. Hay también una variedad de lociones, sillones cómodos, aparatos para video. El líder de la pandilla duerme en una cama tamaño queen, impensable en cualquier prisión salvadoreña.

 

 

Las reglas que la MS-13 ha establecido dentro de la cárcel permite estas libertades. Los barberos trabajan durante todo el día en un sector ya determinado. Aquí hay navajas, máquinas eléctricas para el cabello, cables, espuma para afeitar.
 
Las reglas que la MS-13 ha establecido dentro de la cárcel permite estas libertades. Los barberos trabajan durante todo el día en un sector ya determinado. Aquí hay navajas, máquinas eléctricas para el cabello, cables, espuma para afeitar.

 

 

Al final del pasillo hay una tienda.Es una pequeña despensa controlada por los internos, y que cuenta con alimentos básicos. Siempre hay uno dos o tres reunidos para llevar un inventario de sus productos. Hay a la venta agua, sodas y refrescos.
 
Al final del pasillo hay una tienda.Es una pequeña despensa controlada por los internos, y que cuenta con alimentos básicos. Siempre hay uno dos o tres reunidos para llevar un inventario de sus productos. Hay a la venta agua, sodas y refrescos.

 

 

El taller de serigrafía es la cara de la rehabilitación y los voceros de la pandilla lo destacan en su discurso. Hay una maquina rodeada por cinco pandilleros que a diario estampan entre 30 y 100 camisas. La producción que depende de los encargos que llegan desde afuera. En esta prisión también hay miembros de la MS-13 de El Salvador, y que se han sometido a las reglas guatemaltecas. En el cuello del interno que aparece en la imagen puede leerse:
 
El taller de serigrafía es la cara de la rehabilitación y los voceros de la pandilla lo destacan en su discurso. Hay una maquina rodeada por cinco pandilleros que a diario estampan entre 30 y 100 camisas. La producción que depende de los encargos que llegan desde afuera. En esta prisión también hay miembros de la MS-13 de El Salvador, y que se han sometido a las reglas guatemaltecas. En el cuello del interno que aparece en la imagen puede leerse: "Made in El Salvador". 

 

 

El 13 de febrero, afuera de esta cárcel, había un operativo de la policía. Más de 40 patrullas rodeaban el penal y realizaban allanamientos en Pavoncito, la cárcel vecina. Adentro de Fraijanes II, nada rompía sus dinámicas. Cerca de esta escena, unos trabajaban en la lavandería y los otros hacían una fila en la peluquería.
 
El 13 de febrero, afuera de esta cárcel, había un operativo de la policía. Más de 40 patrullas rodeaban el penal y realizaban allanamientos en Pavoncito, la cárcel vecina. Adentro de Fraijanes II, nada rompía sus dinámicas. Cerca de esta escena, unos trabajaban en la lavandería y los otros hacían una fila en la peluquería.

 

 

En el pasillo principal de la cárcel hay un enorme televisor plasma puesto en un rincón. En pequeños grupos, los internos se turnaban para jugar durante toda la mañana del 13 de febrero.
 
En el pasillo principal de la cárcel hay un enorme televisor plasma puesto en un rincón. En pequeños grupos, los internos se turnaban para jugar durante toda la mañana del 13 de febrero.

 

 

Jorge Yahir de León Hernández, Diabólico, tiene 36 años, y 18 de ellos los ha pasado en prisión. Es el líder más reconocido de la Ms-13 en todo el país. Ofrece métodos de reinserción sin disolver la pandilla. Yair está condenado a 169 años de cárcel.
 
Jorge Yahir de León Hernández, Diabólico, tiene 36 años, y 18 de ellos los ha pasado en prisión. Es el líder más reconocido de la Ms-13 en todo el país. Ofrece métodos de reinserción sin disolver la pandilla. Yair está condenado a 169 años de cárcel.