Un conjunto de 1,500 policías y soldados desalojaron las calles del Centro Histórico de San Salvador dos horas antes de que este sábado 21 de marzo el presidente Nayib Bukele anunciara la cuarentena domiciliar obligatoria por 30 días. La medida entró en vigencia tras la cadena nacional que empezó ayer a las 8:40 de la noche, pero en el corazón de la capital las acciones de desalojo comenzaron horas antes. Esta medida abarca a todo el país y ocurre después de que subiera a tres la cifra de casos confirmados por COVID-19. Las calles de San Salvador están desoladas. Comercios deben cerrar y ventas ambulantes retirarse. El Salvador vive una emergencia que, como reconoció Bukele, generará una importante crisis económica. 

 

La Policía Nacional Civil desplegó a 1,500 agentes en el Centro de San Salvador la tarde-noche de este sábado 21 de marzo. El objetivo era movilizar a las personas que se encontraran en mercados, parques y plazas, para evitar las aglomeraciones y hacer ver a la gente que debía irse a casa, en preparación para el anuncio de cuarentena obligatoria que Bukele haría horas después. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
La Policía Nacional Civil desplegó a 1,500 agentes en el Centro de San Salvador la tarde-noche de este sábado 21 de marzo. El objetivo era movilizar a las personas que se encontraran en mercados, parques y plazas, para evitar las aglomeraciones y hacer ver a la gente que debía irse a casa, en preparación para el anuncio de cuarentena obligatoria que Bukele haría horas después. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

A las 6:30 de la tarde del sábado 21 de marzo, la Policía expulsó de las principales plazas del Centro Histórico a todas las personas que circulaban en el lugar, entre ellas a vendedores ambulantes, transeúntes y a las que permanecían en los pequeños negocios. Foto de El Faro: Carlos Barrera 
 
A las 6:30 de la tarde del sábado 21 de marzo, la Policía expulsó de las principales plazas del Centro Histórico a todas las personas que circulaban en el lugar, entre ellas a vendedores ambulantes, transeúntes y a las que permanecían en los pequeños negocios. Foto de El Faro: Carlos Barrera 

 

 

Carmen Montoya recoge su venta este sábado 21 de marzo alrededor de las 7 de la noche. Todos los días viaja desde San Rafael Cedros, en el departamento de Cuscatlán. Vende ropa usada y granos básicos sobre la 3 Avenida Sur, frente al mercado Sagrado Corazón, en el Centro de San Salvador. A Carmen, de 68 años, la Policía le ordenó cerrar su negocio. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Carmen Montoya recoge su venta este sábado 21 de marzo alrededor de las 7 de la noche. Todos los días viaja desde San Rafael Cedros, en el departamento de Cuscatlán. Vende ropa usada y granos básicos sobre la 3 Avenida Sur, frente al mercado Sagrado Corazón, en el Centro de San Salvador. A Carmen, de 68 años, la Policía le ordenó cerrar su negocio. Foto de El Faro: Víctor Peña.

 

 

Así lucía la calle Arce a las 7:00 de la noche del sábado 21 de marzo. Todos los negocios, en su mayoría venta de ropa, estaban cerrados. Normalmente la calle está abarrotada por las personas que transitan y los que permanecen en sus negocios. Foto de El Faro: Carlos Barrera 
 
Así lucía la calle Arce a las 7:00 de la noche del sábado 21 de marzo. Todos los negocios, en su mayoría venta de ropa, estaban cerrados. Normalmente la calle está abarrotada por las personas que transitan y los que permanecen en sus negocios. Foto de El Faro: Carlos Barrera 

 

 

La Policía montó guardia en cada uno de los mercados del área metropolitana de San Salvador, entre ellos el mercado Sagrado Corazón, donde se desplegaron 200 agentes. en la imagen, junto a los policías, una pintada de la Mara Salvatrucha, que controla esa parte del Centro. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
La Policía montó guardia en cada uno de los mercados del área metropolitana de San Salvador, entre ellos el mercado Sagrado Corazón, donde se desplegaron 200 agentes. en la imagen, junto a los policías, una pintada de la Mara Salvatrucha, que controla esa parte del Centro. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

Desde las 6:30 pm, la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, desalojaron a vendedores ambulantes, y también a las personas que transitaban por el Centro Histórico. Dos horas antes que la presidencia decretara una cuarentena por 30 días, las autoridades ya se habían tomados las calles, entradas a farmacias y supermercados y algunas gasolineras. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Desde las 6:30 pm, la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, desalojaron a vendedores ambulantes, y también a las personas que transitaban por el Centro Histórico. Dos horas antes que la presidencia decretara una cuarentena por 30 días, las autoridades ya se habían tomados las calles, entradas a farmacias y supermercados y algunas gasolineras. Foto de El Faro: Víctor Peña.

 

 

La tarde del sábado 21 de marzo, San Salvador vivió horas inusuales. Después que la mañana de ese día el presidente Nayib Bukele anunciara por tuit una cadena nacional para la noche, las calles de San Salvador quedaron vacías. Jorge Carballo, de 63 años, postrado en su silla de ruedas, esperaba una limosna sobre la calle La Mascota y la alameda Manuel Enrique Araujo. En media hora, consiguió que desde un vehículo le regalaran unas monedas. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
La tarde del sábado 21 de marzo, San Salvador vivió horas inusuales. Después que la mañana de ese día el presidente Nayib Bukele anunciara por tuit una cadena nacional para la noche, las calles de San Salvador quedaron vacías. Jorge Carballo, de 63 años, postrado en su silla de ruedas, esperaba una limosna sobre la calle La Mascota y la alameda Manuel Enrique Araujo. En media hora, consiguió que desde un vehículo le regalaran unas monedas. Foto de El Faro: Víctor Peña.

 

 

“La PNC me saco del mercado. Nos va a afectar, pero si es bueno para nuestra salud, ¿qué se va a hacer?”, dijo Johana Recinos, de 37 años, mientras repartía café a unos agentes de la Policía la noche de este sábado 21, previo al anuncio oficial de el presidente. Recinos vende sopas, café, galletas, cigarros y pan dulce en los alrededores de La Tiendona, la central de abastos de frutas y verduras de San Salvador. Es madre soltera de tres hijos, y trabaja todos días hasta la 1:00 de la mañana. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
“La PNC me saco del mercado. Nos va a afectar, pero si es bueno para nuestra salud, ¿qué se va a hacer?”, dijo Johana Recinos, de 37 años, mientras repartía café a unos agentes de la Policía la noche de este sábado 21, previo al anuncio oficial de el presidente. Recinos vende sopas, café, galletas, cigarros y pan dulce en los alrededores de La Tiendona, la central de abastos de frutas y verduras de San Salvador. Es madre soltera de tres hijos, y trabaja todos días hasta la 1:00 de la mañana. Foto de El Faro: Víctor Peña.

 

 

Desde el sábado 21 de marzo, grupos conjuntos de policías y soldados se han desplegado por todo El Salvador, principalmente para custodiar el acceso a plazas públicas y a los mercados municipales. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Desde el sábado 21 de marzo, grupos conjuntos de policías y soldados se han desplegado por todo El Salvador, principalmente para custodiar el acceso a plazas públicas y a los mercados municipales. Foto de El Faro: Víctor Peña.

 

 

El los alrededores de la plaza José de San Martín, en el Centro Histórico, la Policía esperó hasta que el último negocio cerrara para luego evitar que personas circularan por el lugar. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
El los alrededores de la plaza José de San Martín, en el Centro Histórico, la Policía esperó hasta que el último negocio cerrara para luego evitar que personas circularan por el lugar. Foto de El Faro: Carlos Barrera

 

 

El inspector encargado del operativo afirmó que van a movilizar a todas las personas que se encuentren en el Centro Histórico, incluyendo a los indigentes. En los últimos días, las autoridades ya han trasladado a algunos indigentes a dos albergues. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
El inspector encargado del operativo afirmó que van a movilizar a todas las personas que se encuentren en el Centro Histórico, incluyendo a los indigentes. En los últimos días, las autoridades ya han trasladado a algunos indigentes a dos albergues. Foto de El Faro: Carlos Barrera