Publicidad

El Salvador cierra fronteras y suspende clases por 21 días para prevenir contagios de coronavirus

Cierre de fronteras y suspensión de clases a nivel nacional por 21 días fueron anunciadas este miércoles por el presidente Nayib Bukele. El Gobierno asegura que no se ha registrado ningún caso de contagio en el país, pero la declaratoria de pandemia de la OMS y la cercanía de casos de contagio en Honduras, Costa Rica y Panamá elevaron la alerta.

 
 

El Salvador declaró cuarentena nacional por 21 días, según lo dio a conocer en un mensaje de cadena nacional el presidente Nayib Bukele, este miércoles 11 de marzo. 

"Hemos decidido decretar cuarentena nacional para todo el territorio nacional", dijo Bukele, quien manifestó que era necesario verse en el espejo de países de Europa que emitieron una cuarentena nacional solo cuando registraban miles de fallecidos, como Italia. 
 
El anuncio del gobierno salvadoreño se dio a conocer en la tarde del miércoles, horas después de que la Organización Mundial de la Salud declarara al coronavirus como pandemia, debido al avance de los casos en todo el planeta.
 
Como medidas concretas, el Gobierno anunció restricciones en las fronteras terrestres y la entrada de extranjeros y nacionales a través del aeropuerto internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero. La restricción implica que los salvadoreños y extranjeros residentes podrán ingresar al país siempre y cuando estén dispuestos a entrar en cuarentena de un mes.
 
Las fronteras permanecerán cerradas durante 21 días. A los nacionales o extranjeros que pidan ingreso al país se les aplicará una prueba de laboratorio, y si el resultado es negativo, la persona podría salir antes del tiempo establecido como cuarentena. 
 
Bukele ha pedido que la Fuerza Armada habilite un cuartel para ingresar ahí a todos los que pasen por fronteras. Los únicos que se salvarán de la cuarentena serán los pilotos y motoristas de mercancías, quienes serán sometidos a estrictos controles, según dijo el presidente.
 
A nivel económico, las exportaciones e importaciones se mantendrán activas, siempre y cuando pasen por control sanitario. "El impacto económico palidece frente a las muertes que podríamos tener", dijo Bukele, al anunciar el Decreto Ejecutivo que entró en vigencia este mismo miércoles. La cuarentena incluye la suspensión de todo tipo de clases durante 21 días. 
 
El Ministerio de Educación anunció la suspensión de clases en todo el país, una medida que también ha entrado en vigor en centros educativos y universidades privadas. Desde el mediodía del miércoles, cientos de residentes del Área metropolitana de San Salvador se avocaron a supermercados para abastecerse de productos alimentaciones y de primera necesidad. Por la noche, cadenas de supermercados, centros comerciales y restaurantes emitieron comunicados informando a clientes de medidas sanitarias especiales para prevenir focos de infección en esos recintos. 
 
El Gobierno aclaró que no hay ningún caso confirmado de coronavirus en el país, pero no descartaron que lo pueda haber en un futuro. 

La Presidencia también anunció que quedan prohibidas las reuniones de más de 500 personas y explicó que la cuarentena era necesaria a pesar de los costos económicos y "aunque les costara un par de puntos de popularidad". Entre las actividades a ser suspendias se encuentra la celebración de los Juegos Deportivos Estudiantiles, que estaban programados para el 14 de marzo.
 
El gobierno divulgó un documento titulado “Protocolo de cuarentena domiciliar” en el que establecía que los salvadoreños que provengan de países con alto nivel de transmisión podían ser enviados a sus casas a pasar la cuarentena de 30 días ahí. 
 
Según el documento, la Policía Nacional Civil deberá acompañar a personal médico para que den seguimiento a cada persona enviada a cuarentena domiciliar, esto es, que los visiten diariamente en sus residencias o que comprueben que están cumpliendo las medidas de resguardo. 
 
Durante las visitas a las casas, el personal médico debe confirmar que no hay aparición de síntomas. Si los hubiera, se debe llamar al número 132 para coordinar la puesta en aislamiento de los pacientes. 
 
Las disposiciones indican las condiciones de la cuarentena y las medidas que deben llevarse a cabo en cada hogar: desde las condiciones de las habitaciones, la iluminación, hasta la prohibición de salir de casa. 
 
Por la tarde de este miércoles, posterior a la cadena nacional, el mandatario se reunió con representantes de gremiales empresariales y el cuerpo diplomático. 

El Decreto Ejecutivo de seis artículos activa que todas las carteras de Estado se pongan bajo la coordinación del Ministerio de Salud. Bukele reconoció que las pruebas de laboratorio no alcanzan para ser aplicadas a todos las personas sospechosas de haber estado en contacto con el virus, pero el Decreto dicta que se haga la mayor cantidad posible. 
 
Para frenar el posible impacto económico, Bukele también anunció que el ministro de Hacienda deberá presentar a la Asamblea Legislativa un paquete de todos los proyectos de infraestructura que ya estén cerrados y cuya administración no solo depende del Ministerio de Obras Públicas sino también de las alcaldías a nivel nacional. Según Bukele, el monto total de todos los proyectos son 2 mil millones de dólares. 
 
La declaratoria del Gobierno de este miércoles ocurre un día después de que salvadoreños viajeros que provenían de España denunciaran en redes sociales tratos inhumanos en el Aeropuerto Internacional Monseñor Romero. Los denunciantes subieron videos, fotografías y audios en redes sociales en los que denunciaban las condiciones en las que fueron recluidos para pasar una cuarentena de prevención, la falta de atención médica y la falta de apoyo para recibir, incluso, alimentación adecuada.
 
En la noche del miércoles, decenas de salvadoreños provenientes del exterior, y que fueron retenidos en el aeropuerto, reclamaban la falta de claridad y de condiciones para ser atendidos por las autoridades. Exigían, además, los chequeos médicos oportunos que les permitieran ingresar al país y reunirse con sus familias. 
 
Desde que se conoció la propagación del Coronavirus, el Gobierno ha asegurado en conferencias tener control de la situación, pero las denuncias por la falta de protocolos claros de actuación lo han puesto en entredicho, sobre todo en el Aeropuerto Internacional, pero también por la falta de mecanismos de atención y prevención en las fronteras terrestres. 

Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad