Publicidad

MOP contrató una oferta $1.1 millones más cara para anexo del hospital CIFCO

Aunque una empresa ofrecía construir los cimientos del edificio anexo de CIFCO en $2.8 millones, el Gobierno, haciendo uso de los procesos de compra que le permite la legislación de emergencia por la covid-19, contrató a otra que pedía $1.1 millones más por el mismo trabajo. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) se niega a explicar la razón. Cuando la tormenta Amanda golpeó el país, la obra de lo que debe terminar siendo el hospital más grande de Latinoamérica para enfrentar la pandemia, y que el Gobierno prometió completar en dos meses y medio, ya estaba atrasada. El hospital en Cifco no estará listo en junio, y es incierto que se termine en julio.

 
 

El domingo cinco de abril, a las 9:26 de la noche, el director general de Obras Públicas, Emilio Martín Ventura Díaz, envió un correo electrónico a los representantes de cuatro empresas: “Se les invita a presentar una pre-cotización para el paquete #6A del proyecto Gran Hospital de Especialidades”. Así inició la contratación de la cimentación del hospital en el Centro de Ferias y Convenciones (CIFCO), uno de los siete paquetes en que se divide el millonario proyecto que el gobierno prometió construir en tiempo récord para atender a los infectados por la covid-19. Diez días después de enviar aquel correo electrónico y tras una evaluación de ofertas no transparente, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) contrató a Icivil Infraestructura por $3.9 millones, pese a que otra compañía ofreció hacer la misma tarea, en el mismo plazo, por $1.1 millones menos. El MOP se niega a explicar por qué seleccionó la oferta más cara.

El de Icivil Infraestructura es uno de los 30 contratos en los que el Ejecutivo ha gastado hasta el momento $24.5 de los $70 millones destinados para el hospital de CIFCO. El acceso a los detalles de esos contratos está bloqueado. El gobierno ha usado dos leyes que regulan la emergencia nacional para contratar con amplia discrecionalidad y no aplicar el instructivo que regula las compras directas por la pandemia (un instructivo elaborado por el mismo gobierno). Sin embargo, El Faro tuvo acceso a correos electrónicos y documentos internos del MOP que permiten reconstruir una parte de la adjudicación a Icivil Infraestructura. La información interna de esa cartera de Estado genera dudas sobre el proceso de adjudicación y confirma que la construcción tiene atraso y no estará terminada en los dos meses y medio que prometieron las autoridades, y que deberían cumplirse este mes.

El MOP invitó para el diseño y la construcción de las cimentaciones del hospital anexo de CIFCO a las empresas Icivil Infraestructura, Rodio Swissboring, Vonaer y Geocimtec. Las empresas debían presentar en un plazo de 72 horas una oferta para completar cuatro obras: mejoramiento de suelo de fundación; construcción de las cimentaciones del edificio (zapatas, tensores, vigas de fundación y pedestales); construcción de muros de retención; y construcción de la red de aguas negras y lluvias. Las obras debían concluirse en un plazo de 37 días. “La evaluación será llevada a cabo por un equipo técnico. Deberán adjuntar la experiencia en proyectos de construcción de obras civiles sin dejar de incluir lo relacionado a las cimentaciones, estabilización de suelos, terracerías y afines”, consigna el correo electrónico.

Las intensas lluvias provocadas por la tormenta Aanda inundaron la construcción del hospital anexo en CIFCO. La constructora Icivil Infraestructura puede solicitar una nueva prórroga al contrato. Esta fotografía fue tomada el 30 de mayo. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Las intensas lluvias provocadas por la tormenta Aanda inundaron la construcción del hospital anexo en CIFCO. La constructora Icivil Infraestructura puede solicitar una nueva prórroga al contrato. Esta fotografía fue tomada el 30 de mayo. Foto de El Faro: Víctor Peña.

La invitación que Ventura Díaz envió a las cuatro empresas también llegó a René Edgardo García Guirola, el gerente de Adquisiciones y Contrataciones Institucional, y a Nelson Ulises Turcios, el gerente de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones (UACI). El correo electrónico no detalla cómo se seleccionaron esas cuatro empresas.

El arranque del proceso de contratación que describe el correo contrasta con unas declaraciones que el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, dio diez días antes, el jueves 26 de marzo de 2020, durante la colocación simbólica de la primera piedra del hospital: “Esperamos a finales de esta semana ya tener adjudicada la empresa, vamos a hacer el proceso de contratación directa con calificativo de urgente. Esto no significa que solo vamos a agarrar una empresa y la vamos a llevar, la vamos adjudicar, sino que hacemos todo un proceso de selección de las empresas. Ya vinieron 18 empresas a conocer acerca del proyecto que vamos a realizar. Ya estas 18 empresas... algunas ya están presentando sus ofertas", dijo. "Hemos hecho un comité evaluador y con estas ofertas vamos a tomar la decisión de cuál empresa va ser la adjudicada. Obviamente tiene que reunir todos los requisitos técnicos que estamos solicitando y también que los precios estén entre los precios del mercado”.

A pesar de las múltiples peticiones de entrevista realizada por El Faro a diferentes entidades gubernamentales, el MOP no ha explicado cuáles eran esas 18 empresas interesadas en la construcción del edificio, por qué invitó a cuatro para ejecutar el paquete #6A o si esas cuatro eran parte de las 18. Tampoco ha explicado cómo es posible que hubiera empresas que presentaron ofertas antes de que Ventura Díaz enviara a las empresas invitadas -al menos en el caso del paquete #6A- el plan de oferta, las condiciones técnicas, las especificaciones técnicas y los planos de ingeniería. Es decir, la información indispensable para hacer una propuesta.

Después del correo electrónico del cinco de abril, solo dos de las cuatro empresas atendieron la invitación. Siguiendo los lineamientos de un documento del MOP llamado “condiciones técnicas", la compañía Geocimtec hizo una oferta. Se trata de la empresa que hizo las cimentaciones de Millenium Plaza, el edificio corporativo que promete, con sus 120 metros de altura, convertirse en el más alto del país. También ha ganado contratos con el MOP, como el megadrenaje de San Salvador, y ha trabajado cimentaciones para una filial de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL). Geocimtec ofreció construir las cimentaciones del edificio en el parqueo de CIFCO por $2,857,816.61. La otra oferta presentada al MOP fue la de Icivil Infraestructura, una compañía que ha tenido contratos con el Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) para el mantenimiento y construcción de carreteras, y que también ganó el proyecto de CEL para la construcción de un “eco-familiar” en San Luis La Reina, San Miguel. La oferta de Icivil Infraestructura fue por $3,994,183.41. La diferencia entre los presupuestos era de $1,136,366.80.

Con las dos ofertas en sus manos, el MOP pidió a finales de Semana Santa, entre el jueves 9 y viernes 10 de abril, más información a ambas empresas. La información fue entregada, pero el Comité Técnico nunca hizo público el resultado de evaluación de las ofertas. Ni siquiera se lo comunicó a quien perdió. Geocimtec nunca fue notificada de los resultados, mientras que a Icivil Infraestructura se le llamó a la semana siguiente para firmar el contrato por $3.9 millones. Ese documento, el contrato, se firmó el 15 de abril de 2020.

El MOP no explica por qué seleccionó la oferta $1.1 millones más cara. Existe la posibilidad de que la propuesta de Geocimtec haya sido desproporcional, a la baja, en relación al presupuesto mínimo necesario estimado por el MOP; o es posible que la oferta haya sido mal elaborada técnicamente. La empresa rechaza esos posibles escenarios: “Bajo ninguna circunstancia era una oferta mal hecha. Geocimtec es una empresa que tiene la experiencia necesaria para realizar los trabajos que se requerían en el paquete 6. Eso fue plenamente acreditado en la propuesta técnica y, como producto de su experiencia, la oferta presentada consideramos que respondía al precio real de esa obra", asegura un ejecutivo de Geocimtec que habló en representación de su empresa bajo condición de no nombrarlo. "Sería interesante conocer cuál es el criterio por el cual nuestra oferta, un millón debajo de la adjudicada, fue descartada por el ministerio. La especialidad de nuestra empresa es el tema de las cimentaciones. Tan especialistas somos que hubiésemos elegido otro método, otro procedimiento constructivo, al que se ha escogido”, explica.

El día jueves 28 de mayo por la tarde, periodistas de El Faro dejaron una carta en la empresa Icivil Infraestructura, pidiendo una entrevista con el encargado de la obra. Esa misma tarde, los periodistas visitaron la obra que Icivil construye en el parqueo de CIFCO. A la entrada hay un arco donde rocían con líquido desinfectante a los obreros antes de ingresar. El Faro explicó al encargado del arco que buscaba al ingeniero a cargo de la obra. El obrero se alejó y llamó a alguien que se presentó como "encargado". Se le hizo la misma consulta. Dijo que preguntaría y se alejó 15 metros para hablar con otro hombre. El "encargado" regresó y dijo que el ingeniero a cargo estaba en una reunión. Los periodistas de El Faro se dirigieron hacia el hombre con el que recién había hablado el "encargado". Al percatarse, el hombre intentó entrar al parqueo del Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán. Los periodistas de El Faro le explicaron que solo querían hablar con él. El hombre se acercó, y admitió ser el ingeniero a cargo de la obra, pero dijo que no podía hablar sin autorización del MOP. 

El MOP no quiere responder a las solicitudes de información que este periódico le ha hecho desde el pasado 28 de mayo, y tiene todas las cartas a su favor para mantener en secreto por qué contrató la oferta más cara. Hay dos leyes que dan amplia discrecionalidad al gobierno para disponer de los fondos para la emergencia: el decreto legislativo 593, aprobado el 14 de marzo de 2020, que declaró en el país “estado de emergencia, estado de calamidad pública y desastre natural” durante 30 días, permite al Ejecutivo saltarse las disposiciones de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) para facilitar el abastecimiento de los insumos necesarios ante la pandemia. El gobierno puede hacer compras sin cumplir la LACAP.

Cuatro días después de que la Asamblea aprobara el estado de emergencia, el 19 de marzo de 2020, la Unidad Normativa de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (UNAC), dependencia del Ministerio de Hacienda, estableció los “Lineamientos Generales de Contratación Directa por la pandemia COVID-19” para “evitar dilaciones” y garantizar, entre otras cosas, la transparencia y racionalidad del gasto público. Uno de los lineamientos de la UNAC es que las resoluciones o acuerdos de contratación directa deben publicarse en el sitio electrónico de compras públicas conocido como Comprasal.

Estos lineamientos no aplican, sin embergo, a la contratación directa entre el MOP e Icivil Infraestructura. Los lineamientos de la UNAC establecen como una excepción todos aquellos contratos financiados por el Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID). Es decir, el gobierno tiene dos bolsillos para manejar el dinero durante la emergencia: a uno llegan fondos que son directamente manejados por los ministerios y que tienen que cumplir los lineamientos de la UNAC; pero hay otro bolsillo, el de FOPROMID, que los exime de cumplir con esas disposiciones. “Una vez levantada la emergencia, las instituciones que hubieran recibido fondos de FOPROMID procederán a realizar la liquidación”, dice la ley que regula este fondo, aprobada en 2005, que establece que una vez se levante la emergencia esa información será enviada al Ministerio de Gobernación, para luego remitirla al Ministerio de Hacienda. Aún dejando de lado el actual debate jurídico sobre cuándo termina o no oficialmente la emergencia, en esta ocasión la rendición de cuentas ocurrirá, probablemente, meses después de ejecutada la obra. 

El 15 de abril de 2020, el MOP contrató a Icivil Infraestructra para construir las cimentaciones el edifico anexo de CIFCO. Las obras de cimentaciones debieron terminarse el 26 de mayo. Esta fotografía fue tomada el 28 de mayo. La empresa ha pedido una prórroga al MOP. Foto de El Faro: Víctor Peña. 
 
El 15 de abril de 2020, el MOP contrató a Icivil Infraestructra para construir las cimentaciones el edifico anexo de CIFCO. Las obras de cimentaciones debieron terminarse el 26 de mayo. Esta fotografía fue tomada el 28 de mayo. La empresa ha pedido una prórroga al MOP. Foto de El Faro: Víctor Peña. 

Según los datos que hasta el momento ha ofrecido el Ministerio de Hacienda, las asignaciones al FOPROMID para enfrentar la pandemia suman $568.1 millones. La mayor parte de ese dinero, $400 millones, proviene de la emisión de Letras del Tesoro, conocidas como LETES. Los $3.9 millones que el MOP usó para contratar a Icivil Infraestructura salieron de este fondo y, por lo tanto, el ministerio está exento de publicar en Comprasal la resolución o acuerdo relacionado con la contratación del paquete #6A. Ahora mismo, no hay información disponible para la población. Solo el MOP sabe por qué rechazó la oferta más barata.

Dos miembros del gabinete hablaron con El Faro sobre las compras de emergencia que está realizando el Ejecutivo, bajo condicion de anonimato. "FOPROMID es donde esta la masa de compras. Hay tres carteras que tienen acceso especial a esos fondos: el ministerio de Agricultura, Obras Públicas y Ministerio de Salud", dijo una de las fuentes del gabinete. "Esto de los precios extraños en algunas compras todo mundo lo dice en reuniones".

"Hay gente con miedo de lo que pueda pasar cuando se revisen esos gastos en el futuro", dijo una segunda fuente del gabinete de gobierno.

En un informe que la Corte de Cuentas presentó a la Asamblea Legislativa el 7 de mayo pasado, esa institución dice que ni el MOP ni el Ministerio de Salud han entregado la información de las contrataciones de manera expedita. Así lo dice el informe: "falta de entrega o demora en proporcionar información para efectos de examen (...) La persona designada como Enlace (por el MINSAL), ha sido sustituida, sin haber recibido el equipo de auditoría comunicación oficial del cambio ni del nombre del servidor que lo sustituye". El 17 de mayo El Faro pidió una entrevista con alguno de los tres magistrados de la Corte de Cuentas. La presidenta de esa institución, Carmen Elena Rivas, respondió que su agenda estaba saturada, mientras que el jefe de comunicaciones, Mario Pacheco, aún no responde a la solicitud planteada a los otros dos magistrados.

El 24 de mayo, en una entrevista con Focos TV, la presidenta de la Corte de Cuentas dijo: “Los equipos de auditoría ya identificaron algunas líneas de financiamiento. Los fondos FOPROMID tienen su propia ley de aplicación, y esta ley excluye totalmente la aplicación de la LACAP. Sin embargo, como funcionarios públicos responsables siempre debemos tener el debido cuidado de hacer las compras de forma eficaz, en el sentido que siempre debemos velar por los intereses de la institución que administramos”. La funcionaria no precisó si harán una auditoría a FOPROMID, el fondo al que han llegado los fondos resultantes de recortes presupuestarios en varias carteras, y un préstamo por $42 millones concedido por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).

Lejos de Wuhan

La primera vez que el presidente de la República, Nayib Bukele, habló de la construcción del hospital en CIFCO fue durante una cadena nacional, el 16 de marzo pasado. Vamos a construir el hospital más grande de Latinoamérica que atienda la pandemia del Covid-19”. El mandatario comparó el proyecto con unos hospitales de Wuhan, China, la ciudad donde se reportaron los primeros casos de esta enfermedad en diciembre del año pasado.

“El Salvador no cuenta con cien unidades de cuidados intensivos, solo en este centro tendremos 300 unidades de cuidados intensivos. Aparte de eso, se van a poner 2,000 camas hospitalarias normales. Para darles un ejemplo: en Wuhan, China, construyeron dos hospitales de 1,000 camas cada uno", dijo Bukele. "Nosotros vamos a construir aquí en CIFCO un hospital de 2,000 camas; es decir, lo mismo que los dos hospitales que se construyeron en Wuhan, en China. Y vamos a tener, a parte de las 2,000 camas, 300 unidades de cuidados intensivos. Para eso, el gobierno invertirá alrededor de $70 millones”.

China construyó en menos de dos semanas los hospitales Huoshenshan y Leishenshan, cada uno de 1,000 camas. La noticia fue ampliamente difundida por medios estatales como Xinhua News, People’s Daily o Global Times y escasamente cuestionada por medios que gozan de cierta independencia como el South China Morning Post, que abrió espacio para que académicos chinos cuestionaran al gobierno por construir un “poco tarde” los dos hospitales. China prefirió las postales de una infraestructura hospitalaria nueva y descartó los hospitales de campaña, una estrategia que siguió Nueva York, por ejemplo. Hubo críticas por eso, por haberse tardado dos semanas.

El gobierno de Bukele también ha descartado la estrategia de los hospitales de campaña. La obra emblema de la respuesta a esta pandemia es el hospital de CIFCO. El 26 de marzo, el ministro Rodríguez explicó que el proyecto tiene dos partes: la primera es la adecuación de los pabellones de CIFCO y la segunda la construcción de un edificio de tres niveles en el parqueo. “Los períodos constructivos, por ejemplo, para adecuar los pabellones, van a ser cerca de 30 días, y para construir el edificio va ser de dos meses y medio, aproximadamente. Entonces, nosotros esperamos tener habilitado el hospital más grande de Latinoamérica en cerca de dos meses y medio”, prometió.

Según el ministro Rodríguez, los pabellones estarían listos un mes después que los contratos fueran adjudicados a las empresas. La última adjudicación que el MOP ha publicado en su sitio web data del 12 de mayo de 2020. Se trata del suministro de mano de obra y materiales para las instalaciones eléctricas y de aire acondicionado en el área de administración, laboratorio clínico, banco de sangre, entre otros. Si este fuera el último contrato para habilitar los pabellones, algo imposible de confirmar por la falta de respuestas del MOP, esos 30 días se cumplirán el 12 de junio próximo. El ministro Rodríguez ha prometido que los pabellones estarán listos en junio.

En el caso del edificio anexo de CIFCO, el panorama es más sombrío. El ministro Rodríguez firmó el contrato con el representante de Icivil infraestructura el 15 de abril de 2020. El contrato establece que la empresa tiene un plazo de siete días para elaborar el diseño final de la obra y 30 para la construcción. La empresa recibió la orden de inicio el 20 de abril de 2020 y las cimentaciones del edificio debían estar listas para el 26 de mayo. El pasado 28 de mayo, las cimentaciones del edificio aún no estaban listas y la constructora ha pedido una prórroga. Esa prórroga fue solicitada justo antes que la tormenta Amanda se desparramara sobre el territorio nacional.

Aunque desde antes de la tormenta Amanda la construcción del edificio anexo estaba atrasada, el ministro Rodríguez veía la obra con ojos optimistas y aseguraba que los trabajos estaban en la recta final. “Son tres niveles los que vamos a tener. Ahorita estamos terminando ya la cimentación. El 20 de mayo finaliza el contrato de la cimentación y luego vamos a comenzar con la estructura metálica. De hecho, la empresa está contratada, la que va realizar la estructura del edificio y también hay otra empresa que va realizar la parte de la obra civil. Entonces, ya estamos en esto, estamos trabajando arduamente y a más tardar en el mes de julio nosotros ya vamos a tener ese edificio”, dijo el ministro Rodríguez durante la entrevista Frente a Frente el 15 de mayo de 2020.

Esta fotografía fue tomada el 18 de mayo de 2020, cuando faltaban ocho días para que venciera el contrato para las cimentaciones del edificio. El ministro de obras públicos dijo en un programa de televisión que las cimentaciones estarían listas el 20 de mayo, pero a esa fecha Icivil Infraestructura aún no había colocado la armazón de hierro.  Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
Esta fotografía fue tomada el 18 de mayo de 2020, cuando faltaban ocho días para que venciera el contrato para las cimentaciones del edificio. El ministro de obras públicos dijo en un programa de televisión que las cimentaciones estarían listas el 20 de mayo, pero a esa fecha Icivil Infraestructura aún no había colocado la armazón de hierro.  Foto de El Faro: Víctor Peña.

La documentación interna del MOP, de nuevo, contradice al ministro Rodríguez. Cuando el funcionario aseguró en televisión que “hay otra empresa que va realizar la parte de la obra civil”, eso era casi imposible porque el MOP aún no había iniciado el proceso de contratación de esas obras. Oficialmente, la invitación del MOP para que las empresas presenten cotizaciones data del 24 de mayo de 2020.

El Faro tuvo acceso a un segundo correo electrónico que fue enviado a varias empresas el domingo 24 de mayo, a las 09:21 de la mañana. “Atendiendo instrucción ministerial, sirva el presente para solicitarles puedan presentar una precotización del paquete 6C del Hospital CIFCO (edificio de tres niveles). En esta oportunidad se tienen identificadas 4 áreas de trabajo: 1- Obra Civil 2- Instalaciones eléctricas 3- Sistema de Climatización 4-Sistema de gases”, dice el correo enviado por Ventura Díaz, el director general de Obras Públicas. 

El MOP solicita ejecutar esas obras en un plazo de 50 días, con la posibilidad de que las empresas puedan presentar "alternativas mejoradas en técnica y tiempo" a lo propuesto en el diseño conceptual del edificio. Además, el MOP da la posibilidad a las empresas de presentar precotizaciones para "todo el conjunto, o para áreas específicas", según las especialidades de las empresas ofertantes. Es decir que la construcción del edificio de tres niveles puede llegar a ser adjudicada a una sola empresa o segmentada y entregada a varias. “La fecha para recibir las precotizaciones será el día miércoles 27 de mayo a las 8am en el salón 5 de cifco”, se lee en el correo electrónico. Ese día, la recepción de ofertas y el registro de la empresas participantes se alargó hasta la tarde. A las 4:50 p.m., el ministro de Obras Públicas llegó al salón cinco de Cifco a supervisar el cierre de la jornada.

Suponiendo que el MOP hubiera revisado las precotizaciones en un par de horas y que hubiera adjudicado y dado la orden de inicio al siguiente día, la empresa o las empresas ganadoras deberían entregar la obra el 18 de julio. El problema para que se cumpla ese plazo es sencillo de explicar: la obra civil, las instalaciones eléctricas, el sistema de gases, entre otras cosas, no se puede instalar porque aún no están las estructuras metálicas de las tres plantas del edificio, obras que le han sido adjudicadas a la empresa IMFICA. Y la empresa IMFICA no ha podido instalar la estructura metálica porque las cimentaciones del edificio, las que según el calendario inicial debían terminarse el 26 de mayo, aún no están listas. Esta es la obra que debe construir Icivil Infraestructura, que puede pedir una segunda prórroga argumentando, ahora, los daños de la tormenta Amanda.

Según la documentación del MOP, la construcción del edificio anexo del hospital CIFCO avanza en tiempos distintos a los planteados por el ministro Rodríguez. El 26 de marzo de 2020 dijo que el hospital estaría listo en dos meses y medio, pero esto es imposible porque aún no están listas las cimentaciones. Aunque ya tienen contratada a la empresa que colocará las estructuras metálicas, ese trabajo no avanzará, o avanzará parcialmente, porque aún no está terminada la primera parte: la base.

El silencio de los funcionarios

La mañana del 28 de mayo de 2020, El Faro envió un correo electrónico al director general del viceministerio de Obras Públicas, Emilio Martín Ventura Díaz, y al gerente de adquisiciones y contrataciones institucional del MOP, René Edgardo García Guirola, para preguntarles cuáles son los criterios para invitar a determinadas empresas a las contrataciones directas, los citerios de adjudicación, así como detalles de quiénes están a cargo del proceso de evaluación de las ofertas. Al cierre de esta nota no han respondido.

Ese mismo día, a las 2:47 de la tarde, se llamó al celular del ministro de Obras Públicas, pero no atendió la llamada. Minutos después, a las 3:00 de la tarde, El Faro intentó dejar una carta en la recepción de Casa Presidencial. La carta estaba dirigida a Sofía Medina, la secretaria de Comunicaciones de la Presidencia, y se le solicitaba una respuesta oficial del gobierno de por qué pagarán $3.9 millones por las cimentaciones del edificio anexo del hospital de CIFCO, pese a que existía una oferta para realizar esas obras por un precio menor. Luego de una espera de varios minutos en la recepción, un miembro de la seguridad de Casa Presidencial respondió: “No se la puedo recibir porque dejamos de atender 10 minutos antes de la tres de la tarde”. Al siguiente día, El Faro regresó a Casa Presidencial y entregó la carta a las 09:36 de la mañana. El documento fue recibido por Vilma Figueroa, que dijo trabajar en Comunicaciones. Al cierre de esta nota, esa oficina de la Presidencia no ha respondido a la solicitud.

Tres días después, en plena tormenta Amanda, durante una conferencia de prensa en la comunidad Nuevo Israel, el presidente Nayib Bukele dijo que los periodistas que preguntaban sobre los atrasos del hospital CIFCO son malintencionados. “Pensamos que probablemente la enfermedad sea un golpe más grande de lo que podamos detener y queremos tener un CIFCO 3, ese es el CIFCO al que algunos periodistas mal intencionados le toman fotografías. Es el último que iniciamos. Extraño que no le tomen fotografías a CIFCO 1, está abierto para que las tomen cuando quieran. Extraño que no le tomen fotografías a CIFCO 2, que está abierto para cuando quieran. Extraño, porque pueden ir y está abierto para cuando quieran. No, le toman foto a la construcción inundada, como que no se hubiera inundado todo el país”, se quejó Bukele.

El primero de junio de 2020, tras las palabras públicas de Bukele, El Faro llamó al secretario de Prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria, para tramitar el permiso y poder acceder a los pabellones de CIFCO. “Llámame en una hora porque estamos en una reunión para planificar y atender la emergencia por lluvias”, dijo. Una hora después, el secretario de prensa ya no respondió las llamadas. Al siguiente día, por medio de la aplicación WhatsApp, se le recordó a Sanabria la petición. "¿Cuál es el proceso para poder acceder?", se le preguntó. Sanabria, hasta la fecha, no ha respondido. Ignorar las peticiones de los periodistas de este medio es una constante en la gestión de Sanabria como secretario de Prensa de este gobierno.

El jueves cuatro de junio, este periódico dejó una petición escrita de entrevista en la oficina de comunicaciones del MOP. La carta estaba dirigida al ministro Rodríguez y se pedía abordar, principalmente, las razones por las que el gobierno contrató la oferta más cara, de $3.9 millones, en el paqueta 6A del anexo a CIFCO. El ministro Rodríguez está al tanto de esa petición. Al menos, eso dijo Carlos Cea, el jefe de comunicaciones del MOP: “Ayer por la tarde le comenté y por esta vía (telefónica) te confirmaría si hay novedades”, dijo. Dos días después, el 6 de junio, al ministro Rodríguez se le envió un mensaje por WhatsApp. Nadie ha respondido. 

*Con reportes de Víctor Peña y Jaime Quintanilla



Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad