Publicidad
Fiscalía captura a exministros FMLN y a López Davidson por permuta de armas del Ejército
0000024737
fiscalia-captura-a-exministros-fmln-y-a-lopez-davidson-por-permuta-de-armas-del-ejercito
https://elfaro.net/es/202008/el_salvador/0000024737-fiscalia-captura-a-exministros-fmln-y-a-lopez-davidson-por-permuta-de-armas-del-ejercito
text-0000024737_fiscalia-captura-a-exministros-fmln-y-a-lopez-davidson-por-permuta-de-armas-del-ejercito
Transparencia


El Salvador
https://elfaro.net/es/el_salvador

el_salvador
/es/el_salvador

El Salvador

Fiscalía captura a exministros FMLN y a López Davidson por permuta de armas del Ejército

Un intercambio irregular de armas viejas por nuevas entre el ministerio de la Defensa y la armería Centrum, propiedad del expresidente de Arena, provocó la captura de dos generales del Ejército, un coronel y dos civiles, entre ellos, Gustavo López Davidson. La Fiscalía acusa a los exfuncionarios de peculado y a los civiles de cómplices necesarios. El caso fue denunciado hace nueve meses por el Gobierno de Nayib Bukele.

 
 

Dos exministros de la Defensa Nacional de las administraciones del FMLN (2009-2019) fueron acusados este viernes 14 de agosto de peculado, actos arbitrarios y falsedad documental agravada, en una permuta de armas irregular, a juicio de la Fiscalía, con la empresa Centrum, dirigida por el expresidente del partido Arena, Gustavo López Davidson. 

Los exministros procesados son David Munguía Payés y Atilio Benitez Parada. Según las autoridades, ambos actuaron en contubernio con la empresa de López Davidson para favorecerla con la entrega de armamento valorado en 2 millones 51 mil 893 dólares. Esta es la segunda acusación contra Munguía Payés en tres semanas. Él fue detenido el 24 de julio y luego puesto bajo arresto domiciliar por una acusación por la Tregua con las pandillas de 2012. La Fiscalía y el Ministerio de Justicia también anunciaron en la noche del viernes de las capturas del general Benítez y del también empresario farmacéutico López Davidson, que dirigió Arena, el principal partido de oposición, durante seis meses entre agosto de 2019 y febrero de 2020.

Las permutas por las que fue detenido López Davidson fueron autorizadas por el general Atilio Benítez, cuando fungió como ministros de Defensa, en 2013, y continuaron en la siguiente adminsitración presidencial, cuando David Munguía Payés ya había retornado a dirigir la cartera militar, a partir de 2014, hasta 2019. 

Según la Fiscalía, López Davidson fue “cómplice necesario” de los ministros para que estos cometieran el delito de peculado.

Gustavo López Davidson durante su presentación en la División Central de Investigaciones de la Policía Nacional Civil. Foto de El Faro: Carlos Barrera
 
Gustavo López Davidson durante su presentación en la División Central de Investigaciones de la Policía Nacional Civil. Foto de El Faro: Carlos Barrera

También por el delito de peculado fue detenido el gerente general de Centrum, Héctor Abel Herrera Mejía. Una quinta persona procesada es el coronel Manuel de Jesús Romero, señalado también de ser cómplice de los exministros para el delito de peculado, y también por el delito de falsedad documental agravada, informó la Fiscalía. Romero no fue detenido pero la Policía informó que ya hay una orden de captura en su contra.

Fuentes fiscales explicaron a El Faro que los generales y López Davidson habían sido detenidos por un total de 19 permutas irregulares de armamento.

La acusación plantea que el ministerio de la Defensa y Centrum firmaron un contrato denominado “de permuta de armas obsoletas o en mal estado”. Defensa le daría a Centrum 14,930 armas de fuego; 27,721 cargadores; 2,706,472 cartuchos calibre 7.62 y 9,800 repuestos para fusil G-3, en mal estado, valorado todo en 2 millones 51 mil 893. A cambio, la sociedad Centrum entregaría dos obuses M-71 calibre 155 milímetros, un sistema de control de tiro, un sistema de adquisición de blancos, equipo de medición, un jack de 20 toneladas, y una engrasadora automática a presión.

“No obstante, lo establecido en el contrato, el ministerio de Defensa entregó también armas nuevas: 2,670 pistolas ametralladoras marca FMK-TRES, calibre 9 milímetros, así como diversas armas en buen estado, como fusiles G-3”, se lee en un comunicado de la Fiscalía. “La pregunta es a dónde fueron a parar estas armas, ¿qué hacían con ellas?”, dijo en una breve conferencia de prensa este mismo viernes, el ministro de Justicia y Seguridad Rogelio Rivas.

Las capturas se desprenden de una demanda penal ante la FGR presentada por abogados del ministerio de la Defensa, el 8 de noviembre del año pasado. Un día antes, Bukele había publicado en Twitter que ordenaba al ministro de la Defensa actual René Merino Monroy a presentar ante la Fiscalía una demanda por “hurto de armamento y estafa a la Fuerza Armada” contra López Davidson.

En respuesta a esa demanda, El 11 de noviembre, Centrum llegó a la Fiscalía a entregar documentación con la que pretendía demostrar la legalidad del contrato de permuta. "Hay actas de recepción donde el ministerio aceptó el producto (que Centrum entregó), y un detalle importante, pues el ministerio mandó dos oficiales a Israel a verificar que el equipo funcionara de tal manera que las ocuparon, las utilizaron y dijeron 'ok, pueden embarcarlo'", decía el 11 de noviembre, el gerente general de Centrum Héctor Herrera.

En aquel momento, López Davidson –que siendo presidente de Arena criticó algunas decisiones en materia de seguridad del Ejecutivo relacionados al Plan Control Territorial- contrademandó por difamación al presidente Bukele. La demanda del expresidente de Arena no prosperó, mientras que la Unidad de Intereses del Estado de la Fiscalía metió el acelerador con la investigación penal.

En el caso de desvío de 351 millones de dólares del gobierno del expresidente Mauricio Funes, López Davidson aparece como testigo de la Fiscalía para explicar la compra de una colección de 80 armas a favor del exmandatario por 215 mil dólares. La compra de las armas fue realizada por el mayor Luis Maida, ex miembro del Batallón Presidencial. López Davidson, según el propio testimonio de Maida, fue uno de los vendedores. 

Munguía fue uno de los ministros más poderosos durante las gestiones presidenciales del FMLN, y de hecho fue de los pocos que logró mantenerse en el cargo una vez asumió el poder el presidente Salvador Sánchez Cerén. Dirigió Defensa en dos etapas: La primera entre 2009 y 2011, con Benítez como su viceministro de Defensa desde junio de 2009 hasta noviembre de 2011, cuando ante el traslado de Munguía al frente del ministerio de Justicia y Seguridad, él asumió la cartera. En aquella época, fuentes del Ejecutivo aseguraban que Benítez en realidad respondía a las órdenes de Munguía Payés, que con la venia del expresidente Mauricio Funes también colocó a hombres de confianza al frente de la Policía y el Organismo de Inteligencia del Estado.

En mayo de 2013, Munguía Payés dejó la cartera de Seguridad -obligado por una sentencia de la Sala de lo Constitucional- y volvió a ser ministro de Defensa. En ese año, 2013, Benítez empezó su carrera diplomática en España, como embajador. Se mantuvo ahí hasta el 1 de abril de 2015, cuando fue trasladado como embajador a Alemania. A finales de 2016, la Fiscalía pidió a la Asamblea Legislativa un antejuicio en su contra, por otro caso de comercio ilegal de armas. Pese a la negativa del Fmln, la Asamblea le retiró el fuero para que pudiese ser procesado. En febrero de este año, la Sala de lo Penal dictaminó que continúe ese otro proceso en su contra por 7 de 15 casos de inscripciones fraudulentas de armas a favor de terceros.

En el nuevo caso ahora en proceso, las armas entregadas por Defensa a Centrum fueron debidamente seleccionadas como armas en desuso y una comisión determinó su valor unitario. Según la Fiscalía, a pesar de ese precio establecido, en el contrato cada arma apareció con un valor “muchísimo menor”.

“Centrum iba a entregar obuses, iban a ser nuevos pero bajo la gestión del general Munguía Payés se les agregó la palaba repotenciado, significaba que ya no iban a ser nuevos sino que usados”, explicó Mario Donal Salazar, director de intereses del Estado, en un video difundido por la Fiscalía.

Consultado por El Faro, el abogado del general Benítez, Mario Machado explicó que su cliente no sabía exactamente por qué había sido detenido. “Le dijeron que lo iban a detener por peculado y por actos arbitrarios y por una orden de captura de la Fiscalía. Punto, pero a él también tienen que informarle sobre los hechos”, dijo.

Una respuesta similar brindó el abogado del general Munguía Payés. Su defensor Manuel Chacón dijo que aun estaba tratando de indagar cuál era exactamente el vínculo de su defendido con el caso, puesto que no había obtenido explicaciones por parte de las autoridades.

López Davidson fue el único de los detenidos que fue presentado en una rueda de prensa la noche del viernes, en la sede de la Dirección Central de Investigaciones de la Policía, en la colonia Flor Blanca. El general Mungía Payés también fue llevado a esas instalaciones pero no fue presentado en la rueda de prensa, así como tampoco el general Benitez.

*Con reportes de Gabriela Cáceres y Carlos Martínez


Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.

Tú también puedes hacer periodismo incómodo. Cancela cuando quieras.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
Conoce acá cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad