Publicidad

El Salvador

El Faro inicia una nueva etapa con cambios internos y una oficina en Washington

La cobertura sobre el cambio de mando en Estados Unidos abre oficialmente nuestra corresponsalía permanente en Washington D.C. que, acompañada de una reestructuración interna, marcan el inicio de una nueva etapa en El Faro en la que ampliará su cobertura en Centroamérica y Estados Unidos.

 
 

El inicio de 2021 ha marcado el lanzamiento de una nueva etapa en El Faro, con una reestructuración y varios cambios internos que ya están en marcha. 

José Luis Sanz, director de El Faro desde mediados de 2014, dejó el cargo a finales de 2020 para abrir la oficina en Washington D.C., inaugurada oficialmente este 20 de enero con su cobertura sobre el cambio presidencial en Estados Unidos.

Sanz ha estado vinculado a El Faro intermitentemente desde 2001 y antes de asumir la dirección fue miembro de la sección Sala Negra de este periódico. Su etapa como director logró exitosamente la institucionalización de los procesos internos del periódico y avanzó la estrategia de sostenibilidad a largo plazo. Bajo su dirección El Faro estableció alianzas con medios como Univisión, Eldiario.es, The New York Times y El País.

“La apertura de la oficina en Washington es clave en nuestro plan para los próximos años”, dice Carlos Dada, fundador de El Faro y presidente de la Junta Directiva del periódico. “Con esto iniciamos la expansión de El Faro, un sueño que hemos tenido desde hace mucho tiempo. Y José Luis Sanz es la persona idónea para emprender esta misión”, agrega. La oficina tendrá entre sus funciones no solo la corresponsalía sino también liderar el crecimiento de El Faro English, un proyecto lanzado en 2020 que ofrece versiones en inglés de las mejores investigaciones de El Faro y de un pequeño grupo de medios centroamericanos aliados.

“Tener presencia en Estados Unidos y en concreto en Washington es una deuda histórica de El Faro y, en general, de todo el periodismo centroamericano. Ha habido muy pocas experiencias de este tipo y han sido todas efímeras”, dice Sanz. “La corresponsalía en Estados Unidos es además clave para impulsar El Faro English, que pretendemos que se convierta en una fuente regular y ojalá imprescindible para informarse sobre El Salvador y Centroamérica desde el extranjero”, añade.

Además de la salida de Sanz de la dirección, El Faro ha ejecutado varios cambios internos.

Daniel Valencia Caravantes, editor general durante los últimos tres años, deja el periódico para asumir nuevos compromisos profesionales. Valencia es uno de los periodistas históricos de El Faro. Se retira tras 19 años en la redacción del periódico, seis de los cuales los dedicó a labores de edición. Es también uno de los miembros originales del equipo de Sala Negra y varias de sus crónicas aparecen en los libros  Crónicas Negras, editado en 2013, y Crónicas desde la región más violenta, publicado en 2019.

Nuevos cargos

Desde el 1 de enero El Faro tiene un nuevo jefe de redacción: el periodista Óscar Martínez, quien desde junio de 2018 funge como editor del Equipo de Investigaciones Especiales. Martínez es uno de los cronistas más prestigiosos de América Latina y reconocido autor y coautor de libros emblemáticos como Los migrantes que no importan, Una historia de violencia, El Niño de Hollywood, Crónicas Negras y Crónicas desde la región más violenta. Es parte de la redacción de El Faro desde 2007 y fue coordinador y reportero de los equipos En el camino y Sala Negra.

Sergio Arauz, hasta ahora miembro del equipo de Investigaciones Especiales, asumirá como segundo al mando en el área editorial con el cargo de subjefe de redacción. Junto a Martínez, Arauz liderará el equipo de una veintena de periodistas, fotoperiodistas, programadores y diseñadores. Arauz es otro de los periodistas veteranos de nuestra redacción. Se incorporó a El Faro en 1999 y se ha especializado en cobertura política e investigación de corrupción. Ha participado y liderado algunas de las investigaciones emblemáticas de este periódico a lo largo de los años, como El Cártel de Texis, las negociaciones con pandillas del gobierno de Mauricio Funes y del actual gobierno de Nayib Bukele, así como las publicaciones sobre la partida secreta durante gobiernos areneros y efemelenistas.

A finales de enero también se unirá al equipo de El Faro como editor el reconocido periodista mexicano Daniel Lizárraga, con dos décadas de carrera en investigación periodística de primer nivel. Fue miembro del equipo de investigadores de Aristegui Noticias y coautor de la pieza La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto que reveló un entramado de corrupción del expresidente mexicano. Este trabajo le valió el Premio Nacional de Periodismo de México y el Premio de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas (Connectas-ICFJ). Lizárraga es profesor de periodismo en el Centro de Investigación y Docencia de México (CIDE). Al igual que Óscar Martínez y Carlos Dada, es maestro de la Fundación Gabo. Fue subdirector de Animal Político y también trabajó en los diarios Reforma, El Universal y Revista Proceso. "Es un honor y un reto unirme a El Faro, para mí uno de los mejores medios de Latinoamérica", dice Lizárraga sobre su incorporación. "Llego con el compromiso de sumar experiencias e informar de la mejor manera posible."

En enero se incorpora además a la redacción de El Faro la periodista Julia Gavarrete, quien en los últimos años ha publicado o contribuido desde El Salvador y otros países de la región a investigaciones de medios internacionales como The Intercept, CNN o The Guardian. Tras pasar por Diario El Mundo, Gavarrete ha sido reportera en la revista Gato Encerrado, y fue parte del equipo de Univisión que este año ganó un Emmy por su trabajo sobre suicidios de niñas y adolescentes salvadoreñas empujadas por la violencia.

En el área administrativa, Carlos Salamanca, quien ha ocupado los últimos dos años el cargo de gerente de proyectos, pasará a ser desde el 1 de enero gerente general, una plaza nueva en la organización desde la que supervisará todas las áreas no periodísticas de El Faro: la relación con audiencias, la organización del ForoCAP, administración y finanzas, mercadeo y ventas, y el área de desarrollo tecnológico.

La plaza de director, por el momento, permanecerá vacante. Carlos Dada, quien dirigió el periódico desde su fundación hasta 2014, fungirá como enlace entre la Junta Directiva y el periódico y coordinará la estrategia en esta nueva etapa. “La pandemia ha transformado nuestra mirada sobre el futuro del periódico y nuestro principal desafío ahora es avanzar una ambiciosa estrategia de transformación. Nuestros lectores saben que El Faro es un periódico en constante transformación”, dice Dada. "Hemos entrado en una una nueva etapa, que esperamos que nos consolide como referente periodístico en la región".


Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.

Tú también puedes hacer periodismo incómodo. Cancela cuando quieras.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
Conoce acá cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad