Hay muchas dudas, pero algunas certezas sobre los asesinatos que conmocionaron al país este domingo 31 de enero. Lejos de la batalla de versiones políticas entre ataque o enfrentamiento, hay hallazgos: rastros de heroína en el carro de los empleados públicos, una pistola disparada por uno de ellos y videos donde queda claro que emboscaron al camioncito de los efemelenistas. Pero también hay un hombre herido, el atacante, y una duda esencial: ¿cómo resultó herido? Esta es la reconstrucción cronológica hecha con fuentes policiales, fiscales y declaraciones oficiales.

 

La Policía ha ubicado el recorrido del carro de los agentes PPI del Ministerio de Salud que atacaron a una caravana del FMLN, desde que sale del estadio Cuscatlán hasta que llega a la escena del crimen. El 1 de febrero, un día después de los asesinatos, la Fiscalía calificó el hecho como "un intercambio de disparos", aunque solo se ha encontrado una de las armas usadas: la del policía Diego Alvarado, que disparó contra los efemelenistas y que está herido de bala en el hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social. 

Esta es una reconstrucción cronológica del asesinato de Gloria Rogel del Cid y Juan de Dios Tejada, dos militantes del FMLN, cometido en la noche del domingo 31 de enero. Sobre el hecho, abundan las dudas, pero hay algunas certezas. Para esta reconstrucción, El Faro ha consultado con un policía que participó en los operativos, una fuente fiscal involucrada en la investigación, una simpatizante del FMLN que estaba en la cama del vehículo donde quedaron los dos muertos, además de las declaraciones públicas del fiscal general, Raúl Melara, el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, y el presidente de la República, Nayib Bukele.  

Un día después del hecho, el fiscal Melara informó que había tres personas detenidas y “dos personas en proceso de detención” del lado de los efemelenistas. Sin embargo, el 3 de febrero, la Fiscalía ordenó liberar a los militantes del FMLN que eran parte del grupo de víctimas, porque no halló pruebas para imputarlos. La Policía realizó las capturas una hora después del doble asesinato, algo que el Código Procesal Penal define como el término de flagrancia, las 24 horas siguientes al hecho. La Fiscalía presentó este 3 de febrero, ante el Juzgado Décimo de Paz de San Salvador, las acusaciones contra los tres imputados vinculados al Ministerio de Salud, aunque uno de ellos sigue hospitalizado. Son acusados por homicidio agravado. Otras dos personas, simpatizantes del FMLN, que habían sido detenidas ya fueron liberadas.