Publicidad

Corte consensua habilitar candidaturas independientes y Asamblea responde cambiando la Constitución

La Sala de lo Constitucional está por prohibir que el ciudadano solo pueda votar por una lista de candidatos a diputados y no por personas, y ya que también posibilitará las candidaturas independientes, los partidos reaccionaron reformando la Constitución para que los candidatos a diputados por fuerza tengan que ser postulados por un partido político.

Carlos Martínez

 
 

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia han llegado a un acuerdo que transformará el sistema electoral salvadoreño de la forma en que ha funcionado hasta hoy, obligando a que los partidos políticos dejen en el pasado sus propuestas de candidatos a diputados en las que el ciudadano solo puede votar por partido y no por personas específicas. Asimismo, se encaminan a considerar factibles las candidaturas independientes, sin necesidad de que los aspirantes a diputados estén inscritos en un partido político.

Si no se altera la decisión de los magistrados, según fuentes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), este jueves será firmada la sentencia que declara inconstitucional las listas cerradas con las que hasta ahora los partidos políticos compiten por las curules de la Asamblea Legislativa y además se abriría espacio para que personas que no son parte de ningún partido político compitan por una diputación.

La decisión inminente de la Sala conmocionó a los partidos políticos, que al final de la tarde maniobraron en la Asamblea Legislativa para buscar cómo reaccionar al golpe que recibirán sus intereses con la decisión de los magistrados.

Hasta ahora, son los partidos políticos los que elaboran sus listas de diputados y los votantes no tienen otra alternativa más que marcar la bandera del partido que las presenta. Si se firma la sentencia, los electores tendrían la opción de escoger a cuál de los diputados propuestos por los partidos entrega su voto. Dependiendo de la manera en la que los legisladores adecuen el sistema electoral, podría ser que incluso los electores puedan votar tantas veces como diputados tenga el departamento en el que participan.

Según los magistrados, el sistema actual en la práctica constituye una elección de los partidos políticos más que de los ciudadanos, porque son los candidatos que ocupan las primeras candidaturas en cada lista los que van a llevarse los votos prioritariamente. Actualmente, el total de votos en cada departamento se divide entre la cantidad de escaños que representan a dicho departamento. Así se determina cuántos votos necesita cada candidato para ganar una curul y ese número recibe el nombre de "cociente". Entonces los votos obtenidos por cada partido comienzan a asignarse a cada uno de sus candidatos, empezando por el que ocupa la primera candidatura. Si el primer candidato alcanza el "cociente" y aún sobran votos en favor de su partido, los votos adicionales se le van asignando al segundo candidato y así sucesivamente hasta que se acaban los sufragios obtenidos por la organización. Pero esa repartición, dicen los magistrados, en la práctica significa que los candidatos ya van preelegidos porque los partidos deciden en qué casilla colocan a los aspirantes a parlamentarios y son los de las primeras casillas los que tienen mejores posibilidades de ser elegidos.

Debido a que no existe ninguna resolución oficial, las partes aún no han sido notificadas; sin embargo, el rumor llegó este miércoles a la Asamblea Legislativa, lo que llevó a los diputados a suspender temporalmente la sesión plenaria al final de la tarde y a reanudarla sin la participación de las cúpulas de las bancadas legislativas. Hasta las 12 de la noche, los diputados de la Comisión Política -que integran los miembros de la junta directiva y los jefes de bancada- estaban reunidos en sesión de emergencia para buscar la manera de reaccionar ante la posibilidad de que se apruebe esta sentencia.

El proyecto de sentencia también establece que dado que la Constitución de la República solo obliga a los candidatos a presidente de la República a estar inscritos en un partido político, las candidaturas a diputado independientes son posibles.

Las demandas que solicitan la inconstitucionalidad de estas piezas angulares del sistema electoral salvadoreña fueron interpuestas por tres abogados (una en 2007 y la segunda en 2009), y esgrimían, entre otros argumentos, que la manera en la que actualmente se eligen los diputados viola la característica de “directo” con que la Constitución define al sufragio, en la medida en que los partidos políticos realizan una especie de preselección que luego ponen a disposición de los ciudadanos.

Apenas se corrió el rumor sobre la sentencia en la Asamblea Legislativa, los partidos comenzaron a reunirse a puerta cerrada. A las 12:10 de la noche se reincorporó al pleno el diputado efemelenista Sigfrido Reyes, quien hizo la moción de que se modificara la agenda de la sesión plenaria y se discutiera y votara una moción con la dispensa de trámites.

Reyes explicó al pleno que las reformas propuestas son a los artículos 126 y 202 de la Constitución, que son los que establecen los requisitos para los candidatos a diputados y miembros de concejos municipales.

Las propuestas de enmiendas son que los aspirantes a diputados "sean postulados por un partido político", explicó Reyes. De esa manera, saldrían al paso a la decisión de los magistrados en cuanto a que la Constitución faculta a los ciudadanos particulares buscar un escaño legislativo sin necesidad de ser miembro de un partido político. Los partidos, no obstante, reaccionaron para tapar esa opción.

Arena, FMLN y PCN se pronunciaron en favor de las reformas, argumentando que la Constitución establece que los partidos son el único medio para llegar al poder.

Guillermo Ávila Qüehl y Norma Guevara, de Arena y FMLN, respectivamente, argumentaron que estaban solamente fortaleciendo "el pluralismo" y "la democracia" que perfila la Constitución.

La enmienda solo se concreta si dos legislaturas consecutivas la aprueban. En primera instancia se resuelve con mayoría simple, es decir, 43 votos. Sin embargo, en la próxima legislatura se debería ratificar con dos tercios de los diputados, o sean 56 votos.

Hace 10 años hubo un debate nacional sobre la posibilidad de las candidaturas independientes, y hubo algunos ciudadanos que abiertamente desafiaron al sistema e intentaron buscar escaños sin necesidad de ser parte de partidos políticos. Hasta ahora, no obstante, el Tribunal Supremo Electoral y los mismos partidos habían impedido la germinación de tales iniciativas.

La Constitución de la República, en su artículo 85, menciona que los partidos políticos son la única vía para llegar al poder. Este texto se escribió de esa manera con el fin de cerrar espacio a los tradicionales golpes de Estado por los cuales los militares -y a veces civiles- llegaban al Poder Ejecutivo. El legislador pecenista Roberto Angulo, sin embargo, alegó que fue un descuido que no se incluyera en el artículo 126 el requisito de inscribirse en un partido político para ser candidato a diputado.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad