Publicidad

¿Quién se pone los guantes contra Norman Quijano?

Los números del alcalde arenero de San Salvador asustan. Y la historia electoral de los últimos 17 años parece indicar que solo el FMLN podría ofrecer una lucha pareja en 2012. Sin embargo, en el FMLN sus mejores cartas rehúyen el combate y el partido se inclina por un aspirante entusiasta pero cuyos números no asustan porque prácticamente no los tiene.

 
 

Norman Quijano está listo. Desde cuando asumió la alcaldía de San Salvador por el partido Arena subió al ring electoral y parece estar llamando retadores. Cuando falta un año para la contienda, sus números asustan. Aunque hay varios partidos, la historia de los últimos 17 años parece indicar que el único que tiene posibilidades de desafiar a una lucha pareja es el FMLN. En la esquina derecha del ring está Quijano esperando contendientes. Y abajo del ring, cerca de la esquina izquierda, hay un contrincante entrenando. No ha subido al ring, pero lo están empujando. Sus números, lejos de asustar, no existen. Y aunque el partido ha considerado otros nombres, los más fuertes parecen rehuir el combate.

El valor principal del contrincante que está entrenándose parece ser el peso de su nombre. Se llama Schafik Hándal, ex regidor de la alcaldía de Soyapango, hijo del icono del FMLN de igual nombre y ahora diputado. ¿Hay más cartas? Sí, pero precisamente la que parece más fuerte no se atrevió.

Hasta la fecha, lo oficial es que el hijo del dirigente histórico del FMLN es la opción uno. El secretario general del FMLN, Medardo González, lo ha dicho en público. Cree que con Hándal hijo tienen posibilidades. “Es una buena carta y lo estamos considerando... podría ser un buen candidato”, dijo González en lo que pareció un claro empujón para que suba al ring.

Aparte del empujón del secretario general, dentro de la bancada legislativa hay vientos que soplan el nombre de Schafik Hándal hijo. “Es muy simpático, tiene bases en San Salvador, él será, ya está cantado”, dice un legislador que habla desde el anonimato, pero que está al tanto de los acuerdos de la dirección del partido.

Una efemelenista de la directiva departamental de San Salvador dice que un problema para pensar en otros nombres es el corto tiempo que queda para la elección de marzo de 2012. Apenas 14 meses. “Mire, Óscar Ortiz tendría que moverse, literalmente mover su estructura, es mudar una masa de militantes y cuadros, y ya no se puede...", explica. Además, recuerda que Ortiz ha generado en los últimos años muchos anticuerpos dentro del partido. Fue el hombre que en un momento desafió al mismo Schafik Hándal padre, en la disputa por la conducción del FMLN. Y aunque salió derrotado por milésimas de segundo, demostró su arrastre. Pero con un partido que se radicalizó después de esa disputa interna, Ortiz quedó marcado. En contraste, el hijo del ex comandante efemelenista no tiene ni por certa ese tipo de objeciones. "Schafik ya tiene trabajo y lo quieren adentro de la departamental y municipal”, añade la dirigente efemelenista

Y aunque el partido parece estarse inclinando a competir con Hándal, antes consideró otras posibilidades. El FMLN pasó una revisión de sus hijos más populares ante la opinión pública: Óscar Ortiz, cuatro veces alcalde de Santa Tecla, fue uno de ellos. Y si Norman Quijano es la figura arenera mejor valorada en las encuestas, Ortiz lo es entre las de izquierda, solo debajo del presidente Mauricio Funes. Sus números incluso son mejores que los de Quijano, a pesar de que solo ha sido alcalde de Santa Tecla desde cuando dejó la Asamblea Legislativa hace ya más de una década.

Otro de los hijos bien ponderados del FMLN es Hugo Martínez, ministro de Relaciones Exteriores. Fue diputado, vocero del partido y ahora una figura fundamental en el gabinete de Funes. Aunque está en la cesta de posibilidades, el argumento que lo aleja del ring es que ya tiene una tarima que lo mantiene cerca del presidente Mauricio Funes, es uno de los funcionarios de primera fila de este gobierno y sería una gran pérdida verlo salir derrotado en la capital.

Después de él está otro funcionario, Gerson Martínez, ministro de Obras Públicas. Con experiencia en manejo de presupuestos y uno de los promotores de políticas de transparencia en el gobierno de Funes, su problema es que ya ocupa una responsabilidad importante en el gabinete de Funes y es dudoso que deje el cargo para arriesgarse a una derrota en San Salvador.

La dirigencia efemelenista tiene claro que las posibilidades de estas tres figuras son mayores que las de Hándal hijo. Entonces, ¿por qué no subir al ring de Quijano a su hijo mejor posicionado?

Hasta la fecha, ninguno de los tres ha aceptado el reto. Uno de los primeros en ser consultado fue el alcalde de Santa Tecla. El partido lo llamó a meterse al ring hace unos cinco meses. Una fuente que estuvo cerca del proceso de consultas relata cómo fue el sondeo que el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Franzi Hato Hasbún, hizo al alcalde. Hasbún es miembro del FMLN y participa en las decisiones relevantes del partido.

-El año pasado, ahí por agosto o septiembre, Hato habló con Óscar... estoy casi seguro de que lo hizo en nombre del partido, fue un sondeo...

-¿Y qué le dijo Hato?

-Eso: le preguntó si estaría dispuesto a jugársela contra Norman.

-¿Y qué respondió Óscar Ortiz?

-Conociéndolo, no creo que acepte.

Otro efemelenista cercano a Ortiz asegura que detrás de la propuesta del FMLN hay una trampa y que el alcalde temió precisamente eso. Dice que meter a Ortiz en la carrera por San Salvador tenía la intención oculta de apartarlo de la otra competencia, la presidencial de 2014, cuando el FMLN buscará mantenerse como partido de gobierno y que tiene una lista reducida de cartas que ya han empezado la carrera por subir en las encuestas.

Un funcionario de Casa Presidencial que conoció de las conversaciones asegura que Ortiz se lo pensó en serio, porque la oferta le resultó extremadamente interesante. Sin embargo, temió no tener suficiente tiempo para prepararse el terreno. "A mí me dijo que le habían hecho la propuesta... parece que se lo pidieron muy tarde."

Roberto Lorenzana, vocero del partido, mete en la cesta de posibles candidatos a Ortiz, aunque desmiente que el partido le haya hecho una propuesta. “En San Salvador debo aspirar a una decisión lo más científica posible, en la medida que dé bastante seguridad, que sea altamente competitiva, que pueda ganar. El mejor candidato nunca se sabe si va a ganar, pero tiene posibilidades. Creemos que el tiempo da, hay suficiente tiempo.”

El mismo Lorenzana dijo a El Faro en una entrevista, que entre Ortiz, Hugo Martínez y Schafik Hándal hijo, el más débil es este último. Entonces, ¿qué es "lo más científico posible"?

Lo más científico por ahora es que de Arena Norman Quijano es la figura más fuerte. Y del FMLN es Ortiz, solo debajo del presidente Funes. Schafik Hándal hijo ni siquiera aparece en las encuestas.

El partido de izquierdas tiene un rico historial en desoír "lo científico". Empezando por el nombre, “Schafik Hándal” nunca ha sido rentable en las urnas. Lo experimentó el papá en 1994 cuando perdió ante el arenero Mario Valiente por la alcaldía capitalina. Hándal obtuvo 40 mil votos y Valiente casi el doble, 70 mil. Y eso que los votantes de San Salvador son los más inclinados hacia la izquierda de todo el país. Una década más tarde, en la presidencial de 2004, el partido desoyó todas las encuestas y decidió competir con quien parecía el peor candidato posible: de nuevo, Schafik Hándal. El ex dirigente recibió una paliza a manos de Antonio Saca. Aunque el FMLN tuvo un récord de votación, el candidato arenero le sacó una ventaja de casi medio millón de votos.

¿Qué más dice la ciencia de la opinión pública de la que habla Lorenzana? Entre el 11 y el 14 de diciembre, la casa Jabes Market Research realizó una encuesta y preguntó a más de mil 200 personas por las personas "que tienen el mayor respaldo de la gente." La lista, definida por la casa encuestadora, revela que las personas creen que Mauricio Funes, con el 65%, es quien más apoyo tiene en la gente. Luego está el ex presidente Antonio Saca, con el 59%, en tercer lugar está Óscar Ortiz, con el 54%, y muy cerca, en la quinta posición, se encuentra Norman Quijano, con el 51%...

La encuesta de El Diario de Hoy dice que el alcalde de Santa Tecla tiene un 89% "de criterios positivos y apenas un cinco y seis por ciento de créditos desfavorables.” La nota de presentación de resultados no dice qué pregunta hicieron, pero Norman Quijano aparece con 64 puntos positivos, aunque no detalla los "créditos desfavorables" que obtuvo.

Otra encuesta, la publicada este miércoles LPG Datos, la casa encuestadora de La Prensa Gráfica, confirma quiénes son los políticos mejor valorados por la gente: después del presidente Funes aparece Óscar Ortiz entre las figuras de la izquierda, mientras que entre las de Arena, es Quijano el que lidera el saldo entre opiniones favorables y desfavorables.

Frente a este escenario, el FMLN ha empezado a promover a Schafik Hándal hijo, y este dice que aunque el tiempo apremia, cree que con la maquinaria del partido en su favor puede labrarse una candidatura suficientemente fuerte como para derrotar a Quijano. Por lo tanto, está dispuesto a asumir el reto. El reto de derrotar al único arenero que en las últimas cinco competencias por la alcaldía de San Salvador fue capaz de ganar a un candidato efemelenista.

-Mire, ¿quiere ser el candidato a alcalde de San Salvador que compita contra Norman Quijano?

-Mire, suena a estribillo, pero de verdad es lo que yo siento y pienso: usted sabe que yo soy un hombre del partido, voy a estar donde el partido me llame.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad