Publicidad

Milena de Escalón legisló dos veces a favor de su maquila

Carmen Elena Calderón de Escalón, diputada por Arena durante nueve legislaturas y nueva alcaldesa de Santa Ana, inclumplió los reglamentos de la Asamblea y la Ley de Ética Gubernamental al impulsar y votar a favor, en 1996 y y 2013, de sendas reformas legales que eximieron de impuestos a una de sus empresas. El presidente del Tribunal de Ética Gubernamental, Néstor Castaneda, lo califica como conflicto de intereses. La hermana del expresidente Armando calderón Sol es una de las de mayor patrimonio del periodo legislativo 2015-2018.

Roxana Lazo

 
 

La diputada de Arena Carmen Elena Calderón de Escalón, conocida como Milena, violó dos veces el reglamento interno del Parlamento y una la Ley de Ética Gubernamental al dar en 1996 y 2013 iniciativa de ley y votar a favor de sendas reformas que exoneraban de impuestos a una de sus empresas. Según consta en el Diario Oficial, la veterana diputada y nueva alcaldesa de Santa Ana dio su voto dos veces para descargar de carga fiscal al sector maquilero, sin hacer público que liberaba así de impuestos municipales y patrimoniales a Exmodica, una maquila de la que ella era fundadora y accionista.

La primera vez que Calderón legisló a favor de su maquila fue el 13 de junio de 1996. En esta fecha se desempeñaba como secretaria de la Junta Directiva de la Asamblea y presidenta de la Comisión de Hacienda. El decreto 726, aprobado con 62 votos, autorizó la exoneración, por diez años prorrogables, de impuestos sobre el activo y el patrimonio de las maquilas. Aquel día, al terminar la votación, la diputada levantó su mano y dijo: “Esta noche estamos dando un ejemplo de lo que es el legislar con la participación de todos”. Para aquel entonces, el artículo 22 del reglamento interior de la Asamblea Legislativa ya prohibía a los diputados “hacer suyas solicitudes de interés particular”.

La segunda vez fue el 27 de febrero de 2013. En los registros consta que Milena de Escalón votó a favor del decreto 318, aprobado con 82 votos y que exoneró a las compañías textiles del pago de tasas municipales por un período de 15 años. Su maquila, de nuevo, se ahorraba impuestos. MIlena no solo dio su voto para la reforma; fue una de las personas que le dio iniciativa de ley, y fue la responsable de dar lectura en el pleno al dictamen favorable de la comisión. En aquel momento el reglamento interno, aprobado en 2005, también impedía en su artículo 27 a los integrantes del Parlamento “participar en la toma de decisiones, cuando exista interés directo para él o para sus familiares”. La reforma fue aprobada con 82 votos. La diputada De Escalón pertenecía por aquellos días al Comité de Ética Parlamentaria.

La vigente Ley de ética gubernamental, aprobada en mayo de 2006, ordena a cualquier funcionario sujeto de esta ley -incluidos los diputados- a “excusarse de intervenir o participar en asuntos en los cuales él, su cónyuge, conviviente, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad o socio, tengan algún conflicto de interés”.

El Faro consultó al presidente del Tribunal de Ética Gubernamental, Néstor Castaneda, sobre qué implica para un parlamentario involucrarse u acompañar reformas o proyectos de ley que favorezcan a sus empresas. “Un diputado tiene conflicto de intereses cuando presenta una reforma sobre una ley que le va a beneficiar a él o a sus familiares”, respondió el funcionario. “Por ética, deberían de excusarse de participar”.

El Faro intentó en repetidas ocasiones, durante los últimos meses, entrevistar a la diputada De Escalón sobre sus actuaciones en favor de su propia empresa. Una vez se le preguntó vía mensaje de WhatsApp si no creía que su voto por la reforma a la ley de zonas francas en 1996 suponía un evidente conflicto de intereses, y ella respondió “Eso lo exigían los acuerdos comerciales”. En varias plenarias el periódico intentó sentarse con ella, y antes de las elecciones respondió una llamada: “ahorita no tengo tiempo, búsqueme después de las elecciones”, dijo. Finalmente, el miércoles 11 de abril aceptó una entrevista, pero una vez sentados, cuando supo que la entrevista abordaría el presunto conflicto de interés que afecta a su maquila, se levantó molesta: “Yo con ese tema... perdoname pero yo con ese tema no, si quieren vayan a averiguar pero yo ya no pierdo mi tiempo con ese tema”, dijo.

La doctora en Santa Ana

Milena de Escalón ha ocupado una curul por 27 años como propietaria y tres como suplente. Es conocida en su natal Santa Ana como “la doctora”, porque se vestía de blanco para las brigadas médicas y el trabajo territorial de Arena que dirigía Roberto D'Aubuisson durante la guerra. Se considera a sí misma ahijada política del fundador de Arena. Dice que fue D’Aubuisson quien le asignó la responsabilidad de pertenecer a una de las comisiones legislativas que él consideraba más importantes, la de Hacienda y Especial del Presupuesto, a la que Milena Calderón ha pertenecido en varias legislaturas.

Es hermana del expresidente Armando Calderón Sol. En su discurso de balance del segundo año de gestión presidencial, en 1996, el exmandatario aseguró que las maquilas eran la gran apuesta de su gobierno: “Hacer de El Salvador una gran zona franca”, dijo que pretendía. Fue su presidencia la que ejecutó gran parte de la privatización de empresas estatales de la primera década después de los acuerdos de paz, y la que impulsó al sector maquilero como principal motor para reactivar la economía de posguerra.

Milena de Escalón fundó su maquila en 1992, cuando ejercía su primera legislatura como diputada propietaria, en el período 1991-1994. Exportadores Monederos Díaz Calderón (Exmodica), era una sociedad anónima de capital variable que la diputada fundó junto a dos amigas de infancia, Matilde Monedero y María Teresa de Pacas. Las tres se repartieron las acciones en partes iguales. El esposo de la diputada, Carlos Mauricio Escalón, también formó por un tiempo parte de la compañía, en calidad de secretario suplente de la junta directiva.

Exmodica exportó prendas de corte y confección durante 25 años, hasta que fue clausurada en abril de 2017. Estaba ubicada en el kilómetro 69 de la carretera a Metapán, en la zona franca de Santa Ana, un espacio de por sí libre de impuestos para la exportación e importación de mercancías. Las reformas apoyadas por la diputada exoneraron a la empresa también de los impuestos municipal, sobre patrimonio y sobre activos.

En el año que la diputada Calderón legisló por primera vez a su favor, 1996, Exmodica reportó un millón 189 mil colones en utilidades netas, según se desprende de sus balances financieros inscritos en el Registro de Comercio. El año siguiente, con la reforma de ley ya en vigencia, la empresa declaró utilidades netas de cinco millones 53 mil 895 colones, un incremento del 77% en doce meses.

El Faro abordó a dos de los diputados de la fracción de Arena, Norman Quijano y Donato Vaquerano, para pedirles opinión sobre este conflicto de intereses. Quijano evadió el tema: “Yo preferiría ver el informe para dar una opinión más sólida. Así, sin conocer nada, solo por un reportaje periodístico, mejor me abstengo a opinar”. Vaquerano fue mucho más agresivo; tras escuchar la pregunta, dijo a la periodista: “Creo que usted debería de hacer y a dedicarse a lo que vino a la Asamblea”.

Una de las millonarias

Exmodica ha recibido denuncias por supuestas violaciones de los derechos laborales de sus trabajadoras. De acuerdo con información publicada en el portal web del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, en 2012, fecha del último dato oficial publicado, la maquila de Milena de Escalón había sido multada con 2 mil 857 dólares de pena por atrasos en el pago de salarios.

Una de las sindicalistas de la maquila, Jacqueline Fabián, dijo a El Faro que cuando en 2017 fue cerrada la empresa las hicieron firmar, a ella y a las otras 300 empleadas, un documento de mutuo acuerdo por el que aceptaban que sólo se les liquidara un 40 % de la indemnización que les correspondía por sus años de trabajo. Walter Catota, abogado de la oenegé Concertación por un Empleo Digno para las Mujeres (CEDM) lleva el caso, y asegura que, hasta febrero de 2018, la empresa de Milena de Escalón había pagado, a 234 empleadas de 300, sólo una tercera parte del 40% acordado.

Según el contrato firmado por la sindicalista Fabián, el 27 de julio de 2017 Exmodica se comprometió a cancelarle dos mil 884 con 36 centavos, que corresponden al 40% del total de siete mil 210 con 90 centavos de su indemnización. El Faro se comunicó con la sindicalista el 17 de abril pasado y esta dijo que a ella y a otro grupo de empleadas aún se les debe el 25% de lo acordado: 721 dólares.

Milena de Escalón es la quinta en la lista de diputados millonarios en la legislatura 2015-2018, que ya acaba. Según la versión pública de su declaración de probidad, en 2017 tenía un patrimonio familiar de 2.2 millones de dólares. En el registro de propiedad del Centro Nacional de Registros, aparece como propietaria o copropietaria de 25 inmuebles ubicados en cuatro de los 14 departamentos del país: Santa Ana, Ahuachapán, Sonsonate y La Libertad.

La futura alcaldesa de Santa Ana (fue elegida en las elecciones del pasado 4 de marzo) asegura que su fortuna es resultado de una herencia que le dejó su padre, Armando Calderón Nulia, un prestigioso abogado de la derecha salvadoreña. Desde 1982, la diputada es accionista de una de las sociedades de su padre.

Junto a sus seis hermanos también maneja actualmente la Hacienda Veracruz, una empresa que fabrica productos para la restauración y protección de la madera. Comercialmente es conocida como Promasal S.A de C.V y se ubica en el municipio Zaragoza del departamento de La Libertad. Óscar Ortiz, uno de los ingenieros consultores de la compañía, dijo en una entrevista a la revista Forestal Centroamericana que para el año 1995 llegaron a tener 245 hectáreas para la producción de madera y señaló que comercializaban de manera masiva a los principales almacenes del país.

Milena de Escalón es socia también de Cafescal S.A de C.V, empresa situada en Coatepeque, departamento de Santa Ana, que desde 2005 que se dedica a la producción y exportación de café. Ocho de sus 25 inmuebles se dedican a la producción para esta compañía. Su café se sirve, entre otros lugares, en un restaurante también de su propiedad ubicado en Ataco, Ahuachapán: The House of Coffee.

Antes de despedirse de la Asamblea, la diputada presentó el 20 pasado de febrero de 2018, junto al resto de diputados de su fracción, una iniciativa de ley para el apoyo a la producción de café, con la intención declarada de favorecer la operatividad de los cafetaleros y reactivar las exportaciones. En la conferencia de prensa en que Arena presentó la iniciativa, Milena de Escalón, pese a ser empresaria cafetalera, encabezó la mesa frente a los medios, y fue la vocera.

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad