Publicidad

Un bautizo pecenista para la gracia de Arena

La opción de Carlos Calleja para la candidatura a la vicepresidencia ya es militante del PCN. La economista que ha cuestionado la forma de hacer política de los partidos tradicionales y que se ha pronunciado en contra de la idolatría a militares acusados de violación de derechos humanos, se ha afiliado al partido que respaldó las dictaduras militares de los setenta y que ha sido cuestionado por irregularidades en el manejo de fondos públicos y vinculaciones con el narcotráfico. Ella promete un cambio en la política desde el interior del PCN.

 
 

La economista Carmen Aída Lazo se inscribió en el PCN para participar en las elecciones presidenciales del 2019 como candidata a vicepresidente en la coalición ARENA, PCN, DS y PDC. Foto Fred Ramos.
 
La economista Carmen Aída Lazo se inscribió en el PCN para participar en las elecciones presidenciales del 2019 como candidata a vicepresidente en la coalición ARENA, PCN, DS y PDC. Foto Fred Ramos.

Acto I

Cuando Carmen Aída Lazo llegó a bautizarse en las aguas del PCN, fue recibida por Luis Lagos, líder del comité electoral, miembro del consejo ejecutivo y estratega del partido. Lagos fue fundador del grupo paramilitar ORDEN durante la guerra y secretario de organización del buque pecenista durante los ochenta. En 2009, Lagos tuvo un punto de quiebre como el que ahora tiene Carmen Aída Lazo: el político dejó de lado su trayectoria de derechas y se metió de lleno al movimiento Amigos de Mauricio, el grupo que impulsó la candidatura del que fuera el primer presidente de izquierdas, Mauricio Funes. Más temprano que tarde, Lagos abandonó ese barco y regresó a su antigua morada.

Este miércoles 18, Carmen Aída Lazo dejó de lado su trayectoria académica para aventurarse en la política bajo la bandera del PCN, un partido cuestionado por su propia historia y su pasado salpicado de irregularidades.

Cuando el viejo y la joven política se encontraron, el pecenista le dio la bienvenida y le deseó buena suerte. Ella, nerviosa y con una sonrisa tímida, colocó sus huellas en la planilla de inscripción y le dio un apretón de mano. Luego se sentó en primera fila entre el público. Con cierta frecuencia pasaba sus dedos sobre sus piernas. Vestía de gris, con una blusa y una falda que le llegaba debajo de la rodilla.

En junio de este año, Lagos y otro estratega político del PCN, Hugo Carrillo, otrora secretario general del partido azul antes de la llegada de Ciro Cruz Zepeda en los noventa, aceptaron una entrevista a El Faro para hablar sobre la revitalización del PCN después de las elecciones legislativas del 4 de marzo, donde lograron aumentar a nueve su número de diputados en la Asamblea. En esa conversación, ambos matizaron las historias de corrupción dentro de su partido, que data desde los sesenta. Con cierta frialdad, soltaron algunas afirmaciones que podrían causar indignación: “Hay dueños de partidos, y los dueños deciden”, dijeron. “No se puede evitar que ningún diputado sufra presiones y acceda a peticiones deshonestas”, dijeron. “El negocio de las alianzas es una operación matemática”, dijeron.

Lazo ahora milita en un partido que piensa así.

Acto II

Antes de convertirse en pecenista, Carmen Aída Lazo posó para una foto de Naciones Unidas: se trata del tercer intento para que los partidos políticos salvadoreños se entiendan a través del diálogo. Ella forma parte del grupo consultor que Benito Andión dejó a mitad de 2017 ante la suspensión de las conversaciones para unos segundos acuerdos de paz. Antes de dejar ese evento, Carmen Aída Lazo cruzó una mirada cómplice con el presidente del partido Arena, Mauricio Interiano.

Aunque ella ahora sea militante pecenista, lo cierto es que fue propuesta por el propio candidato arenero a la presidencia, el empresario Carlos Calleja, después que las postulaciones de Marisol Argueta de Barillas (su primera carta y excanciller de Antonio Elías Saca y actual representante del Foro Económico Mundial para Latinoamérica) y de Mario Salaverría (opción del PCN, exministro de agricultura de Saca y actual presidente de la Asociación Azucarera de El Salvador) se cayeran.

Este miércoles 18 Arena no acompañó a Lazo en la inscripción en el PCN. Sin embargo, fue el propio Calleja quien pidió a los partidos PCN y PDC sumarse a una coalición para apoyar su candidatura y les ofreció el privilegio de llevar ellos el aspirante a vicepresidente. Luego el trato cambió, pero pese a las resistencias de algunos dirigentes que presionaron porque el candidato para completar la fórmula presidencial fuera azul, los partidos terminaron cediendo. A cambio, el PCN pidió un punto de honor: que el o la compañera de fórmula se inscribiera en ese partido. Ganó Calleja, ganó Arena, ganó el PCN, aceptó Carmen Aída Lazo.

El empresario la llevó para que la conocieran y después de unos días de conversaciones, la presentó ante su bancada -la arenera, no la pecenista- el pasado miércoles 11. Fue en una vivienda de la colonia Escalón donde la fracción de Arena la conoció. Este domingo 22, de ser elegida la candidata a vicepresidenta, será oficialmente la compañera de fórmula de Calleja.

Antes de su declaración de fidelidad al PCN, Carmen Aída Lazo cruzó miradas con Interiano, pero ni él ni Calleja ni ningún otro representante de Arena la acompañaron a su bautizo, en el que sí estuvieron otros padrinos: representantes de esa coalición de partidos de derechas que domina… Arena. De hecho, como para separar un poco las cosas (es decir, a Arena y a Calleja del PCN y del PDC y de esa coalición), en el acto de inscripción de Carmen Aída Lazo tampoco ondeó la bandera del instituto tricolor. Sólo los estandartes del PCN, el PDC y Democracia Salvadoreña (DS).

La participación de este último partido resultó una sorpresa. Hasta la semana pasada su nombre no había sido mencionado entre los participantes de la coalición, sólo como posible integrante de una alianza con Arena.

Pero la economista no llegó sola. Uno 25 estudiantes de la Esen la recibieron en uno de los parqueos del hotel. En el público estaba su padre, su madre y otros allegados; también estaban los miembros del Consejo Ejecutivo del PCN y algunos de sus diputados: Eileen Romero, Raúl Beltrán Bonilla, Roberto Angulo y José Antonio Almendáriz. Estos dos últimos formaron parte de la comisión delegada por su partido para negociar con Arena, la democracia cristiana (PDC) y DS el pacto de coalición que incluye la candidatura de Lazo y un protocolo de entendimiento para gobernar en los próximos cinco años.

Un grupo de mujeres militantes del PCN posa para la foto junto a la economista. Foto Fred Ramos.
 
Un grupo de mujeres militantes del PCN posa para la foto junto a la economista. Foto Fred Ramos.

Acto III

Antes de que hablaran los dirigentes de la coalición de derechas, el diputado Almendáriz bendijo el acto con una oración. "Señor Jesús, en este momento te pedimos que nos des capacidad y discernimiento, inteligencia para comprender, sabiduría para hablar...".

Los secretarios generales del PCN y el PDC, Manuel Rodríguez y Rodolfo Parker, y el representante legal de Democracia Salvadoreña, Eduardo Arias Rank, hablaron de la irrupción de Lazo. Rodríguez dijo que ella es la prueba de una apertura en el PCN: “Abrimos el espacio a mujeres, jóvenes, y de esa fecha para acá hemos seguido viento resultados y la aceptación que ha tenido nuestra apertura". Una "apertura" que en las pasadas elecciones les dejó cinco diputados reelectos -algunos con más de 18 años en el parlamento-, otro legislador de vieja data, un excondutor de radio, un prestamista y una sola mujer.

Rodolfo Parker dio un corto mensaje. Sólo atinó a decir que no se trataba de "una coalición de los partidos concurrentes" sino de "una alianza ciudadana". El también diputado incluso tuvo un quebranto en la voz y sus ojos tomaron un tono rojo mientras hablaba. "Vamos a construir no sólo una nueva visión de país sino que la vamos a refrendar con hechos. Bienvenida, Carmen Aída. Que Dios la bendiga".

Eduardo Arias Rank, quien acudió en representación del partido propiedad del empresario Adolfo "Fito" Salume, no habló en primera persona ni en plural. Se refirió a sus acompañantes como terceros. "Creo que los representantes en el podio han expresado muy bien lo que se quiere hacer. Creo que tienen una gran responsabilidad para el país. Es momento de hacer la diferencia, es momento de trabajar por nuestros hijos, por el futuro de todos", dijo.

Con los tres dirigentes en la tarima, Lazo subió al podio. "En primer lugar quiero agradecer al partido de Concertación Nacional, al Partido Demócrata Cristiano y al partido Democracia Salvadoreña por aceptar este día mi candidatura a la vicepresidencia como parte de una gran alianza ciudadana que buscamos hoy con la coalición de estos partidos (...) De corazón yo les digo que felicito a estos partidos por demostrar que puede ser vehículos de este cambio en representación de la sociedad civil". Así inició su discurso.

La precandidata recordó que ella nunca había participado en política partidaria y que siempre estuvo involucrada desde la sociedad civil. Lazo llegó con un discurso hecho. Uno que desde su presentación ha sido repetido de manera constante desde su cuenta oficial en Twitter. Prometió a los salvadoreños "quienes usualmente señalamos a los partidos políticos de tener discusiones cerradas" que "en esta coalición de partidos la ciudadanía se convertirá en ese quinto participante que busca recuperar la esperanza por el futuro de nuestro El Salvador".

En su discurso, Lazo se comprometió a "revalorizar" la política, "porque en la política los principios cuentan". Dijo que su compromiso era con la transparencia, contra la corrupción y con aquellas familias más vulnerables. "Mi compromiso es con el diálogo con tolerancia y mente abierta porque los problemas requieren el involucramiento de todos. Es el momento que los ciudadanos promovamos cambios desde las instituciones y no contra las instituciones, con respeto a nuestras leyes sin olvidar nuestra historia pero con la visión siempre puesta en el futuro". Al próximo gobierno, del que ella quiere formar parte, lo llamó "integrador". La economista nunca mencionó a Arena ni a Calleja. Sólo se presentó como la candidata de los tres pequeños partidos de derecha, aunque ella es una carta del instituto tricolor.

"Y de verdad yo les digo a todas las personas que como yo, hasta hace unos pocos días, hemos sido escépticos de la política tradicional, de verdad yo los invito a dejar la comodidad y pasemos de expresar nuestras frustraciones a través de las redes sociales para participar activamente en la política", dijo casi al final de un discurso que no duró más de seis minutos y en el que estuvo acompañada de seis miembros de la sociedad civil entre los que se encontraban los empresarios Alfredo Atanacio Cader y Claudia Cáceres.

Acto IV

Hasta ahora, Carmen Aída Lazo era una de las representantes de la sociedad civil y académicas más reconocidas en materia económica en el país. Es decana de la Esen desde 2012 -un instituto creado por la familia Poma (financista de Arena)- y a lo largo de la última década ha colaborado con diferentes proyectos como Fomilenio II y otros vinculados a organizaciones multilaterales. En noviembre de 2017, fue una de las más críticas a la reforma de pensiones porque consideraba carecía de un planteamiento integral y que no tomaba en cuenta aquellas pensiones desproporcionadas -de alta contribución- que algunos salvadoreños reciben por decreto desde el gobierno del arenero Francisco Flores. En febrero de este año también cuestionó las plataformas legislativas de Arena y el FMLN al señalar que omitían soluciones a profundidad para solventar la crisis fiscal. En noviembre de 2016, ella fue una de las que apoyó las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para restablecer el cauce de las finanzas nacionales.

En su cuenta de Twitter, Lazo ha plasmado un poco de sus posiciones o por lo menos de con qué temas podría sintonizar o dejar abierta la posibilidad de discutir diferentes puntos de vista. En varias oportunidades, ha retuiteado mensajes que tienen relación con reformas al código penal para la aprobación del aborto en dos causales. Recientemente, cuando un grupo de diputados de Arena acompañó la introducción de una pieza de correspondencia sobre una ley de educación integral, Lazo replicó un mensaje de Alexandra de Sola, vicepresidenta de la organización Voces Vitales: "Debemos invertir YA en una educación integral para nuestros niños y niñas y poder prevenir embarazos no deseados, violencia familiar y abusos sexuales. Educación es poder. #NoALaViolencia #SiALaEducaciónSexual ", publicado el 3 de julio. Esta propuesta fue presentada por un grupo de mujeres detrás del movimiento Nuestro Tiempo que el exdiputado de Arena Johnny Wright busca convertir en su partido político. A los días siguientes, la iniciativa fue enviada a archivo por la comisión de educación y cultura donde los partidos Arena, PCN y PDC dominan.

En la red social, la economista también ha sido capaz de cuestionar directamente las expresiones de una diputada de Arena que ingresó por primera vez en la Asamblea Legislativa en la legislatura 2018-2021, que inició el pasado mes de mayo. "Vergonzoso tuit que nos recuerda que no toda cara nueva es sinónimo de renovación", respondió Lazo a un mensaje en Twitter de la diputada Milena Mayorga en el que vanagloriaba a uno de los militares acusado de violación de derechos humanos durante el conflicto armado. "#DíaDelSoldadoSalvadoreño recordando a un héroe que dio su vida por la Patria Cnel. Domingo Monterrosa siempre al frente de la batalla", escribió Mayorga. "Es vergonzoso cualquiera que defiende el uso de la violencia por su ideología...¿justifica un tuit en el que se ensalza la figura de un asesino?", respondió luego la economista a otro usuario que participaba de la misma conversación.

Monterrosa fue el primer comandante del Batallón de Reacción Inmediata Atlacatl, un comando élite del ejército entrenado por Estados Unidos al inicio de la guerra civil salvadoreña. En diciembre de 1981, el Atlacatl, con Monterrosa al mando, lideró las masacres de El Mozote y sitios aledaños. El operativo militar devino en el asesinato de 978 campesinos, más de la mitad menores de edad. El último comandante del Atlacatl fue el hoy diputado pecenista Antonio Almendáriz.

Esa Carmen Aída Lazo es la que se inscribió este miércoles 18 de julio como militante de un partido que durante los setenta respaldó a las dictaduras militares en El Salvador. El PCN fue el partido que el expresidente de Arena Alfredo Cristiani y un grupo de funcionarios de las fuerzas armadas usaron para impulsar la ley de amnistía de 1993; el mismo que mantuvo el control de la Corte de Cuentas durante 28 años bajo la dirección de Hernán Contreras, institución que Arena cedió a cambio de que la apoyara en la promulgación de varias leyes. La economista se afilió a un partido que tiene dos exdiputados suplentes perseguidos por narcotráfico (Roberto Silva Pereira y Wilber Rivera Monge) y que llevó al poder en el municipio de Metapán a Juan Umaña Samayoa, el exalcalde prófugo vinculado al Cártel de Texis. Un partido que en 2001 apoyó la dolarización de El Salvador promulgada por Arena a cambio de que no aprobaran un antejuicio de mérito en contra del diputado y exvicepresidente Francisco Merino por atentar contra la vida de una oficial policía. Merino tiene más de 18 años en el parlamento y fue uno de los que también acompañó las conversaciones con Arena, el PDC y DS para la coalición que llevará la fórmula Calleja-Lazo en 2019. Hoy fue uno de los que no estuvo presente en la inscripción al partido azul.

Aparte de cargar consigo todas las cruces de este partido, ¿qué principios deberá respetar Carmen Aída Lazo como miembro del PCN? "Todas las personas que se inscriben llenan una solicitud donde aceptan la posición del partido en estos temas (...) Nosotros respetamos los principios cristianos, el sí a la vida, el oponerse al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo, el tema de la educación sexual que es un derecho que sólo tienen los padres y que nadie puede educarlos de una manera diferente. Todo eso está dentro de un documento que ella ha firmado este día", respondió este miércoles a El Faro el secretario general del PCN, Manuel Rodríguez, cuando se le preguntó sobre el distanciamiento que podría haber entre los mensajes de Lazo y su partido.

Carmen Aída Lazo. Foto Fred Ramos.
 
Carmen Aída Lazo. Foto Fred Ramos.

Acto V

Habían pasado unos 20 minutos desde su unción pecenista, y unos tres desde que finalizó su primer discurso como militante de ese partido, cuando Carmen Aída Lazo se enfrentó a la prensa. Dijo que no daría espacio a preguntas, pero insistimos. Como hace la vieja guardia de la política salvadoreña, ella ya comienza a mostrarse esquiva ante las preguntas de la prensa.

—Carmen Aída, ¿por qué se inscribió en el PCN? ¿Era un requisito para la candidatura?
—Es un requisito legal, la Constitución exige que tienes que inscribirte en un partido político para poder participar en elecciones.
—¿No crees que tu perfil desentona con este partido?
—…

Carmen Aída Lazo se dio la vuelta y se marchó sin dar respuesta.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad