Publicidad

Once parientes de Guillermo Gallegos están contratados en la Asamblea Legislativa

Cuatro cuñados del diputado Gallegos y ocho parientes de su esposa, incluida una nuera, fueron contratados por la Asamblea entre 2006 y 2018. Once todavía ejercen sus cargos con salarios que oscilan entre los 600 y los 3 mil dólares. Gana se desliga de esas plazas. Gallegos no las niega, pero dice que no intervino en las contrataciones. 

 
 

Guillermo Gallegos durante la sesión plenaria del 16 de octubre de 2019, en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.
 
Guillermo Gallegos durante la sesión plenaria del 16 de octubre de 2019, en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.

Entre 2006 y 2018 la Asamblea Legislativa contrató a 12 parientes del diputado Guillermo Gallegos en puestos de asesor, coordinador técnico, coordinador administrativo, subjefatura de área o secretaría, ligados a su fracción legislativa u otras dependencias de la institución, y con salarios mensuales que oscilan entre los 600 y los 3000 dólares. Todas las contrataciones se hicieron siendo Gallegos diputado, y en algunos casos coordinador de su fracción, vicepresidente y presidente de la Junta Directiva de la Asamblea. Actualmente, el exarenero y fundador del partido Gana es el segundo vicepresidente de ese órgano de Estado.

Entre los contratados hay cuatro cuñados del diputado de Gana y ocho familiares de su esposa, Julia Nora Romero: un sobrino, una prima, un cuñado, una cuñada, una nuera, una consuegra, la hermana de la nuera y el hermano de un cuñado. 

En 2015, la Asamblea también contrató a otro cuñado del legislador, casado con una de sus hermanas. Este, sin embargo, dejó de laborar en 2018. Al resto, un listado oficial de empleados de la Asamblea fechado en mayo de 2019 los ubica como empleados activos. El Faro confirmó que en la penúltima semana de noviembre todos mantenían sus cargos, según las respuestas de la Oficina de Acceso a la Información y las oficinas o unidades de la Asamblea en las que trabajan.

Cuatro de esos parientes fueron contratados cuando el diputado era coordinador de fracción de la bancada de Arena (2006-2009). Tres más entre 2010 y 2015, siendo Gallegos vicepresidente del legislativo, aunque sin cargo de dirección en la fracción o el partido Gana. Otras cuatro contrataciones ocurrieron entre 2017 y 2018, los años en que Gallegos fue presidente de la Asamblea Legislativa gracias a un pacto de Gana con el FMLN. La última pariente contratada llegó en junio de 2018, siendo Gallegos el segundo vicepresidente de la Junta Directiva. 

Una de las últimas contrataciones ocurrió en marzo de 2017. Una cuñada de su esposa fue contratada para la clínica parlamentaria con una plaza de $2,500 mensuales. Un año más tarde, en el último día de su gestión, Gallegos inauguró las nuevas instalaciones para dicha unidad. La cuñada de su esposa, que ocupa todavía hoy el cargo de colaboradora administrativa, posó junto a Gallegos para la nota publicada en el sitio de la Asamblea. Según el manual de descripción de puestos de la Asamblea, la plaza requiere tener un grado técnico en enfermería y un mínimo de dos años de experiencia. A la fecha la Asamblea no ha respondido si hay base técnica detrás de esa contratación.

Guillermo Gallegos y su esposa Julia Nora Romero. Ambos participaron de una actividad religiosa frente a la Asamblea Legislativa, el 10 de noviembre de 2016. Gallegos asumió la presidencia de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.
 
Guillermo Gallegos y su esposa Julia Nora Romero. Ambos participaron de una actividad religiosa frente a la Asamblea Legislativa, el 10 de noviembre de 2016. Gallegos asumió la presidencia de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.

Parientes, empleados y compañeros de partido

Entre Gallegos y la mayoría de los contratados, además de la parentela, también hay relación  partidaria. De hecho, cuando Gallegos saltó de Arena a Gana, sus parientes también cambiaron el chaleco tricolor por el naranja con el que nació Gana, y mantuvieron sus puestos aunque cambiaron de fracción legislativa. Un sobrino, un cuñado, un hermano y la consuegra de Julia Nora Romero, con plazas en las unidades de transporte, análisis legislativo, ingeniería y en la bancada de Gana, son además fundadores del partido de Gallegos.

Tres de los parientes de Gallegos y su esposa incluso han buscado, sin éxito, una curul o concejalías en diversas elecciones municipales y legislativas. Otros dos han aportado dinero a las arcas del partido Gana, según el registro de donantes del Tribunal Supremo Electoral. Juan Carlos Cerón Flores, ahora “colaborador técnico V” de la Unidad de ingeniería de la asamblea, fue cofundador, junto a la esposa de Gallegos, de Apdemes, la sociedad fantasma a la que la Asamblea asignó, con los votos del diputado de Gana, 550 mil dólares del presupuesto de la nación entre 2015 y 2016.

El Faro confirmó la parentela del matrimonio Gallegos-Romero a través de documentación oficial de los registros de familia de las alcaldías de La Unión, Sensuntepeque y San Salvador.

Estas contrataciones son un secreto a voces en el partido de Gallegos. “Entiendo que él ha contratado, pero a los familiares de su esposa”, dice un actual diputado de Gana que habla con la condición de anonimato. “Sí, es cierto, pero la verdad es que yo solo sé de cuatro, cuando fue presidente (de la Asamblea)”, dice otro diputado del partido de Gallegos.

Si se trata de una práctica normalizada es en parte porque el proceso de asignación de plazas en la Asamblea está diseñado para favorecer los intereses de los partidos políticos que la conforman y de los propios diputados. Gallegos no es el primero al que se descubren parientes contratados en la institución: en abril de 2019 El Faro reveló que Adelmo Rivas, diputado de Gana por Sonsonate, intervino para que su hija bachiller fuera contratada como asesora del partido. En el período 2009-2012 el entonces diputado por el PCN Elizardo González Lovo contrató a uno de sus hijos, primero como motorista y luego como jefe de la unidad de transporte de la Asamblea. En abril de 2017, Maytee Iraheta, diputada de Arena por Sonsonate, fue sancionada por el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) por haber intervenido en la contratación de su hermana en una plaza de asistente técnica. Según el TEG, Iraheta pidió al coordinador de fracción la plaza para su hermana, que mantuvo el cargo entre junio y septiembre de 2015, mes en el que renunció. El TEG impuso una multa a la diputada de 1,006.80 dólares. 

El caso de Gallegos supera al resto por numeroso, y evidencia la falta de controles para evitar que el Órgano Legislativo se convierta en feudo de partidos o personas. Y sin embargo, aunque hay expertos que dudan sobre alguno de los casos, es posible que ninguna de esas contrataciones viole la ley.

El conflicto de interés para los funcionarios abarca hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad. Pero para terminar de configurarse la falta, debe probarse la intervención del funcionario en el beneficio obtenido por sus familiares. En este caso,  aunque la mayoría de los parientes tiene lazos directos con Gana, y algunos incluso despachan en la oficina del diputado, Gallegos solo tiene lazos de segundo grado de afinidad en cuatro casos: en el de sus cuñados (los tres hermanos de su esposa; y en el del esposo de su hermana). 

El Faro ha solicitado la información del proceso de contrataciones en Gana desde 2015, pero la Asamblea ha declarado esta como  información confidencial. La Asamblea tampoco pudo proveer las hojas de vida de los contratados porque estos se negaron a otorgarlas. A principios de diciembre, este periódico hizo una nueva solicitud de información sobre estas 12 contrataciones, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta. También se pidió de manera directa a los parientes información sobre su proceso de contratación, pero tampoco respondieron.

Nelson Guardado, actual presidente de Gana y exjefe de fracción  (2010-2012) asegura que las contrataciones de los parientes del diputado Gallegos no son responsabilidad de la fracción y sugiere que la responsabilidad recae en las juntas directivas de la Asamblea de las que Gallegos ha formado parte. “La planilla de los directivos no la manejamos desde las coordinaciones. Esa es responsabilidad del diputado directivo que los propone”, asegura Guardado. El actual jefe de fracción, Guadalupe Vásquez, explicó a El Faro que de comprobarse que Gallegos intervino en las contrataciones cuando fue presidente o vicepresidente de la Junta, “en ese caso si es nepotismo y debe ser sancionado”. Según los registros de la Oficina de Información y Respuesta (OIR) fueron ocho los empleados contratados bajo el mandato de la vicepresidencia y presidencia de Gallegos.

El martes 19 de noviembre, cuando a los oídos del diputado llegó información de que El Faro buscaba a sus parientes en la Asamblea para pedirles sus hojas de vida y una explicación sobre sus procesos de contratación, el legislador dio muestras desde su cuenta oficial de Twitter, sin mencionar a este medio, que estaba al tanto de esta investigación: “Tienen que saber de grados de consanguinidad y afinidad y sobre todo fecha de entrada”, escribió. Y luego agregó: “No se les olvide poner esos datos son importantes grados de consanguinidad y afinidad y fechas de ingreso si no es churro”. En un tercer tuit, de solo tres palabras, insistió en la idea: “churro y chambre”.

Ese mismo martes 19, El Faro pidió al asistente de Gallegos, Carlos Rodríguez, una entrevista con el diputado para recoger en este reportaje sus explicaciones o argumentos, pero al cierre de esta nota no la habían agendado: “Se lo voy  a consultar a él, pero al menos por mi filtro no pasaría. Yo le podría decir y recomendarle que no la diera (la entrevista), porque es perder el tiempo”, dijo Rodríguez cuando se le hizo la solicitud.

Rodríguez no negó las contrataciones, y cuando El Faro le preguntó por Juan Carlos Cerón, cuñado de Julia Nora Romero, se limitó a decir que “no lo ha contratado él (Gallegos)”.

Juan Carlos Cerón Flores, al ser abordado no quiso responder a las preguntas de este medio. Cuando se le pidió que explicara su proceso de contratación, y si este había tenido que ver con su parentesco con Julia Nora Romero, esposa de Gallegos, respondió: “Me extraña que me digan eso”. Cuando se le mencionó el hecho de que está casado con la hermana de la esposa de Gallegos, Cerón Flores zanjó diciendo que no daría declaraciones. 

El miércoles 20 de noviembre El Faro volvió a preguntar al asistente de Gallegos por la entrevista y Rodríguez respondió dando a entender que el diputado ya estaba al tanto de la solicitud: “Que les vamos a avisar, dice”. Al cierre de este reportaje no había más respuesta.

Julia Nora Romero junto a su familia, en los palcos del Salón Azul de la asamblea legislativa, el 10 de noviembre de 2016. Día en que su esposo, Guillermo Gallegos asumió la presidencia de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.
 
Julia Nora Romero junto a su familia, en los palcos del Salón Azul de la asamblea legislativa, el 10 de noviembre de 2016. Día en que su esposo, Guillermo Gallegos asumió la presidencia de la Asamblea Legislativa. Foto: Víctor Peña.

Los Gallegos-Romero se toman la Asamblea

El 1 de mayo de 2006, seis años después de haber llegado a la Asamblea, Guillermo Gallegos se estrenó como coordinador de grupo parlamentario de Arena. Aquellos eran tiempos en los que el diputado tricolor despuntaba como persona clave en la estrategia legislativa del expresidente Antonio Saca, ahora en la cárcel por corrupción.

Cinco meses antes se había casado con Julia Nora Romero, una abogada sin presencia mediática en la escena política, aunque fue una de las fundadoras de Gana. En la última campaña presidencial, Nayib Bukele evitó arroparse de la bandera naranja y se alejó de los eventos organizados por ese partido, pero en su primer evento oficial de recaudación de fondos estaba, entre los pocos invitados especiales ajenos al movimiento Nuevas Ideas de Bukele, el matrimonio Gallegos-Romero.

El historial de contrataciones de parientes inició en el primer año de matrimonio. De acuerdo con un exjefe de fracción de Arena y un diputado de Gana consultados por El Faro, entre 2006 y 2009 los procesos de contratación ya funcionaban con la lógica consignada por el TEG en el caso de la diputada Mayteé Iraheta:  cada diputado proponía al inicio de cada período legislativo una lista de nombres para ocupar un cierto número de plazas, y estas eran aprobadas por el coordinador de fracción. Si este proceso se cumplió, entre 2006 y 2009 Gallegos controló el flujo de contrataciones de la fracción arenera.

En mayo de 2006 la Asamblea contrató a Francisco José Fuentes Romero (La Unión, 1986) como ordenanza con un salario de $469.15. Francisco es hijo de María Romero Cruz, hermana de Julia Nora Romero, esposa de Gallegos. Es decir que es sobrino político del diputado. En 2009, cuando al finalizar legislatura y tras la derrota presidencial Gallegos lideró una revuelta en Arena que devino en la fundación de Gana, Francisco José siguió a su tío y terminó firmando el acta de constitución del nuevo partido.  Luego, en los comicios de 2012 y 2015, fue candidato a diputado suplente por el departamento de San Salvador. No ganó. En la Asamblea, Fuentes Romero ha tenido una carrera en ascenso: de ordenanza en 2006, se convirtió en 2019 en “colaborador administrativo 3” con un salario de $1,800, según la lista de empleados a la que tuvo acceso El Faro.  

También en 2006 la Asamblea contrató a Camilo Alexander Romero Cruz (La Unión, 1988), hermano de Julia Nora y por tanto cuñado de Guillermo Gallegos. Ingresó como analista de la fracción de Arena con un salario de $2029.15. También cambió de partido con Gallegos y a la fecha, según la información oficial de la Asamblea, es colaborador administrativo IV en la bancada de Gana, con un salario de $2,500 al mes. Romero Cruz también es fundador de Gana y en 2014 donó $900 al partido. En 2018 corrió como diputado suplente en la casilla 3 por el departamento de San Salvador, donde su hermana es directora departamental. No logró el mínimo de votos requeridos. Romero Cruz pertenece al círculo cercano de Gallegos. En sus redes sociales expone su cercanía al partido, a su círculo familiar y al diputado. También se ha beneficiado de viajes al extranjero pagados con fondos públicos: en enero de 2013 viajó a Estados Unidos para participar en un evento titulado "Mujeres en el poder: cambios recientes en la escena política". Cobró $2,109 en viáticos. Según los registros del portal de transparencia, ninguna mujer diputada o empleada de la Asamblea asistió al evento.

En enero de 2007 un tercer pariente de Gallegos llegó a la Asamblea. Es Juan Carlos Cerón Flores (San Salvador, 1970), casado desde 1992 con Digna Emérita Romero de Cerón, hermana de Julia Nora Romero. Inició como analista de la fracción de Arena, cobrando $2,029.15. Para 2019 ya había ascendido a “colaborador técnico V” en la Unidad de Ingeniería de la Asamblea, con un salario de $3,000. Es una de las plazas mejor pagadas según la ley de salario del Órgano Legislativo. En 2009 Cerón Flores fue elegido concejal propietario por Arena en el municipio de Mejicanos, San Salvador, pero no tardó en seguir a Gallegos como otro de los fundadores de Gana. Según un examen de la Sección de Probidad de la Corte Suprema a las declaraciones de patrimonio de Gallegos, entre 2007 y 2011 Cerón Flores realizó depósitos por un total de $14,476 a cuentas del diputado y su esposa. Además, en 2014 recibió la tesorería de Apdemes, la asociación fantasma fundada por su cuñada que entre 2015 y 2016 recibió medio millón de dólares de la Asamblea.

La esposa de Cerón Flores, Digna Emérita (La Unión, 1970) también trabaja en la Asamblea. Hermana de Julia Nora Romero, fue contratada en julio de 2009 como asistente de su cuñado, Guillermo Gallegos, con un salario de $1,200, cuando este todavía era diputado tricolor. Actualmente ocupa el cargo de “colaboradora administrativa V” en la Dirección de Planificación de la Asamblea, con una paga de $2,500 mensuales.

Julia Nora Romero, esposa del diputado Guillermo Gallegos, durante las elecciones internas del partido Gana, para elegir a los candidatos que competerían a la presidencia de la república, el domingo 29 de julio de 2018. . Foto: Víctor Peña.
 
Julia Nora Romero, esposa del diputado Guillermo Gallegos, durante las elecciones internas del partido Gana, para elegir a los candidatos que competerían a la presidencia de la república, el domingo 29 de julio de 2018. . Foto: Víctor Peña.

De familia tricolor a naranja y cian

En 2010, cuando Gallegos ya lideraba a 12 diputados tránsfugas de Arena (la bancada que en las comicios de 2012 se convertiría en la fracción de Gana), sus parientes en la Asamblea también cambiaron de chaleco. Y las contrataciones  continuaron.

En septiembre de 2010 otra hermana de Julia Nora Romero, María de Jesús Romero Cruz (La Unión, 1968) se incorporó a la fracción de lo que ya se conocía como Gana, como colaboradora administrativa a tiempo parcial con salario de $1,000. A la fecha, su nombre sigue apareciendo en la nómina de empleados oficial de la fracción de Gallegos.

Un lustro después, en enero de 2015, Vladimir Carbajal Amaya (San Salvador, 1968) se incorporó al Departamento de Contabilidad de la Asamblea como auxiliar administrativo IV, con un salario mensual de mil dólares. Carbajal Amaya, que cesó en sus funciones en agosto de 2018, es esposo de Brenda Iliana Gallegos López, hermana del diputado Gallegos.

Cinco fuentes de la Asamblea que hablan con la condición de anonimato, entre ellas tres integrantes de la actual Junta Directiva, aseguran que hasta la presidencia de Norman Quijano (mayo de 2018 a noviembre de 2019) la Junta Directiva siempre otorgó a los presidentes de la Asamblea Legislativa la potestad de ser el último filtro que autoriza las contrataciones de personal. Guillermo Gallegos llegó a ese cargo, y según las fuentes esa potestad, en noviembre de 2016. En enero de 2017, solo dos meses después, Martín Mauricio Cerón Flores (San Salvador, 1969) empezó a trabajar en la Asamblea como subjefe de la Unidad de Ingeniería, con un salario de $2,500. Es hermano de Juan Carlos Cerón Flores, cuñado de Julia Nora Romero y actualmente colaborador técnico de esa misma unidad. El Faro solicitó la hoja de vida de Martín Cerón, pero según la respuesta de la Oficina de Información y Respuesta (OIR) de la Asamblea el subjefe de Ingeniería no respondió la solicitud de información.

Un mes más tarde, en febrero de 2017, la Asamblea contrató como colaboradora administrativa de la fracción de Gana, con un sueldo de $2,500, a Marla Alejandra Castillo Callejas (Cabañas, 1994). Para esas fechas, la joven de 23 años ya sostenía una relación con Ricardo Vásquez Romero, hijastro de Gallegos. Nueve meses después de la contratación, se casaron.

En enero de 2018 también la hermana de Marla Alejandra, Xiomara Patricia Castillo Callejas (Cabañas, 1991) consiguió trabajo en la Asamblea, en la Unidad de Género, con una paga de $1,000 mensuales.

Antes, también la madre de ambas, Xiomara Patricia Callejas de Clímaco (Cabañas, 1971), había sido contratada en la Asamblea. En mayo de 2015 se incorporó como colaboradora administrativa de la Unidad de Análisis Legislativo con un salario de $2,500 al mes. Aunque Callejas de Clímaco no tenía ninguna parentela directa con Guillermo Gallegos en el momento de su contratación, se entiende que de la cercanía entre su familia y la familia Gallegos-Romero nació la relación entre el  hijo de Julia Nora Romero y Marla Alejandra Castillo. Callejas de Clímaco es también fundadora y militante de Gana. En 2012 fue candidata a alcaldesa por Sensuntepeque, de donde es originario Gallegos. Dos años después donó $1,942.50 a las arcas del partido. En la planilla para las elecciones legislativas de 2015 su nombre estaba cinco casillas debajo del de Guillermo Gallegos, en la boleta de Gana.

Entre la familia Callejas y la familia Gallegos-Romero hay una vinculación más: la notaria que casó a Marla Alejandra Castillo Callejas y Ricardo Vásquez Romero fue Ana Dolly Valiente Escalante, asesora del diputado en 2015, candidata a diputada en 2012, representante legal de Apdemes y notaria de Fusafur, otra oenegé fantasma beneficiada con un total de 600 mil dólares en los presupuestos generales de 2016 y 2017. Valiente casó también, en 2016, a Marisela del Carmen Castro Oliva y a Camilo Alexander Romero Cruz, hermano de Julia Nora y colaborador administrativo de la fracción de Gana. Ana Dolly valiente es hija de Johel Humberto Valiente, a quien Gana impulsó y logró llevar hasta la presidencia de la Corte de Cuentas en julio de 2014, aunque dos años después la Sala de lo Constitucional invalidó esta elección con el argumento de que la Asamblea Legislativa no había cumplido con "el deber de verificar y documentar diligentemente la no afiliación partidaria" de Valiente, exmilitante de Gana.

En marzo de 2017, siempre bajo la presidencia de Gallegos. Marisela del Carmen Castro Oliva (San Salvador, 1997), esposa de Camilo Romero Cruz y cuñada de Julia Nora Romero, fue contratada como colaboradora técnica en la Clínica de la Asamblea, con salario mensual de $2,500. En junio de 2018 la Asamblea contrató a Rosa Esmeralda Montoya Romero (La Libertad, 1988), prima de Julia Nora, como secretaria de la fracción de Gana, con un salario de $600. 

Los límites de la ley

Las contrataciones de sus 12 parientes exponen al diputado Gallegos, de nuevo, ante una posible violación de las cláusulas del reglamento interno de la Asamblea Legislativa y de la Ley de ética gubernamental relativas al nepotismo.

No sería la primera vez que Gallegos recibe cuestionamientos por posibles faltas éticas cometidas en el ejercicio de sus funciones: entre 2011 y 2013 cobró más de 17,000 dólares por viajes que nunca realizó, y pidió misiones oficiales a Europa y Australia alegando invitaciones de terceros que nunca existieron. Luego, en diciembre de 2016, después de que El Faro revelara la asignación de fondos del presupuesto a la oenegé fantasma fundada por su esposa, un grupo de ciudadanos interpuso una demanda contra el diputado ante el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG).

Pese a que la oenegé fue fundada por la esposa, amigos y empleados de Gallegos, y pese a que el diputado aprobó con su firma y sus votos la asignación de fondos a Apdemes, a inicios de 2019 el TEG lo exoneró diciendo que no encontraba vulneraciones éticas en los hechos denunciados. El presidente del TEG es Néstor Castaneda, a quien, a  finales de 2018, Gallegos y su partido impulsaron sin éxito para encabezar la Fiscalía General de la República.

Según expertos, las contrataciones podrían reñir con la Ley de Ética por los grados de afinidad entre los cuñados contratados y el diputado. Pero nada más. El artículo 27 del reglamento interno de la Asamblea prohíbe a los diputados “participar en la toma de decisiones cuando exista interés directo para él o para sus familiares”. Según la Ley de ética, un funcionario no puede “nombrar, contratar, promover o ascender en la entidad pública que preside o donde ejerce autoridad, a su cónyuge, conviviente, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad ”. 

Según un estudio publicado en diciembre de 2018 por la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), una de las razones por las que casos de nepotismo en el sector público de El Salvador no llegan a la Fiscalía o a los Tribunales es que no está tipificado en el Código Penal. “Aunque la ley del Tribunal de Ética Gubernamental sí contempla una sanción para esta conducta, las consecuencias legales de transgredir la norma son mínimas”, reza el informe. 

Desde su creación en 2006 el Tribunal de Ética Gubernamental ha emitido catorce resoluciones finales por nepotismo. Dos de ellas fueron resueltas con la aplicación de la Ley anterior, que no contemplaba la multa como sanción por beneficiar a familiares. La vigente Ley se ha aplicado a doce resoluciones finales, de las cuales solo nueve han terminado en sanción de multa para el funcionario. Los casos que más se acercan al de Gallegos son los de la diputada Mayteé Iraheta; y la contratación a favor de una de sus hijastras que hizo la exprocuradora Raquel Caballero de Guevara en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Pero ya hay precedentes de sanciones del TEG a funcionarios públicos por beneficiar a sus cuñados. Según la resolución 46-D-14 el exalcalde de Ilopango, el ya fallecido Salvador Ruano, fue sancionado en 2019 con una multa de $2,241 por haber participado en la contratación de su cuñado.

Xenia Hernández, especialista en temas de ética pública y lucha contra la corrupción, asegura que los funcionarios se sienten seguros porque el TEG y la Ley no cuentan con “dientes” suficientes para castigar con contundencia. Además considera que el código penal requiere cambios en materia de corrupción: “se necesita tipificar los delitos de nepotismo y clientelismo para que haya mayor alcance de sanción”, dice. 

En el caso de Gallegos, Hernández considera que debe investigarse la injerencia o no del diputado en las contrataciones de sus cuatro cuñados (los hermanos de su esposa y el esposo de la hermana del diputado). En el resto de casos, incluso en las contrataciones realizadas cuando él presidió la Asamblea, los grados de afinidad contemplados en las leyes limitan las actuaciones del diputado a un posible conflicto de interés.

 

 

“¡Si a la niña por eso le pusieron Camila!”

El 17 de septiembre El Faro solicitó las hojas de vida de los doce parientes de Guillermo Gallegos contratados, en las unidades correspondientes: grupo parlamentario de Gana, sección de transporte, unidad de ingeniería, dirección de planificación, departamento de contabilidad, unidad de análisis legislativo, clínica y unidad de género. 

Según el artículo 10 de la ley de acceso a la información pública, los funcionarios públicos están obligados, de manera oficiosa, a poner a disposición del público los currículums. La resolución la Asamblea entregada a El Faro indica sin embargo que varios de los empleados mencionados en este reportaje firmaron un escrito para expresar “su no consentimiento a entregar datos de su información personal”.

De los 12, solo una prima de Julia Nora Romero, con plaza de secretaria en la fracción de Gana, entregó su hoja de vida a este periódico. A mano, en un formulario oficial, respondió que es licenciada en Ciencias Jurídicas y que ha trabajado en el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y Juzgado de lo Civil y Mercantil (ambos de Santa Ana). Cinco se negaron expresamente a entregar el curriculum, entre ellos la cuñada de Julia Nora Romero que trabaja en la clínica. Del resto no hubo respuesta. 

Entre el 18 y 20 de noviembre El Faro buscó una reacción de los doce parientes de los Gallegos-Romero. Este periódico llegó a la unidad de género a dejar una carta para solicitar entrevista a Xiomara Patricia Callejas Castillo, la cuñada del hijo de Julia Nora. “Yo no tengo parentesco con ningún diputado”, respondió al leer la correspondencia.

El Faro buscó a Martín Mauricio Ernesto Cerón Flores en la unidad de ingeniería. En la unidad respondieron que este había sido trasladado a la unidad de servicios generales. En esa otra unidad también fue imposible localizarlo.

En uno de los pasillos de la Asamblea El Faro abordó al hermano de Martín Mauricio, Juan Carlos Cerón Flores, cuñado de Julia Nora Romero y mano derecha de Gallegos: “¿Es familiar político del diputado Gallegos?, se le preguntó. “Me extraña que me digan eso”, respondió. Cuando se le recordó su relación con Digna Romero, dijo antes de retirarse:  “Yo le aviso cuándo le doy la entrevista”. 

En la recepción del grupo parlamentario de Gana, donde hay cuatro parientes de Gallegos contratados, una secretaría sólo logró reconocer a dos: Camilo y María, ambos hermanos de Julia Nora Romero. Marla Alejandra (nuera de la esposa de Gallegos) y Rosa Esmeralda (su prima) le resultaron desconocidas. “Ellos están en la séptima planta, quizás ahí están los otros dos que menciona”, dijo. En el séptimo piso se encuentra la oficina de Gallegos como segundo vicepresidente de la Asamblea Legislativa.

En la oficina del diputado, El Faro preguntó primero por Marla Alejandra Castillo Callejas. “No sé quién es”, respondió la recepcionista. A la conversación se unió Irene Rodríguez, una asistente del diputado, que confirmó que estas personas trabajan allí y firmó como recibidas las solicitudes de entrevista: “todas andan fuera”, dijo. Según Rodríguez, solo Digna Emérita, hermana de la esposa de Gallegos, no trabaja en el séptimo piso sino en las oficinas de la Asamblea en la colonia Ambrogi. “Pero la puede dejar aquí también (la carta)”, dijo.

Cuando El Faro preguntó por Camilo Alexander, hermano de Julia Nora Romero, la recepcionista intervino: “¡Ay, sí, por eso le pusieron Camila a la niña!”, dijo en alusión a una sobrina recién nacida de los Gallegos-Romero, hija de Camilo con Maricela del Carmen Castro, la empleada legislativa que posó en una foto junto al diputado Gallegos.

 

 

 

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad