Publicidad

Estados Unidos: “Esperamos del Gobierno que asegure una elección justa, transparente y pacífica”

El gobierno Biden declaró este viernes 26 que espera que el Ejecutivo salvadoreño garantice la integridad y el desarrollo no violento de las elecciones del domingo, después de semanas en las que el presidente Bukele y su entorno han acusado a la oposición y al Tribunal Supremo Electoral de fraguar un fraude. El pronunciamiento responde a una carta firmada por 15 congresistas Demócratas que instaron al Departamento de Estado a tomar una postura más contundente frente al aumento de la tensión política en El Salvador y no dar “respaldo inadvertido a individuos o sistemas antidemocráticos”.

 
 

El Departamento de Estado de Estados Unidos se pronunció este viernes 26 sobre las elecciones legislativas y municipales del domingo 28, apenas 24 horas después de que un grupo de quince congresistas Demócratas de la Cámara de Representantes instaran por carta al Secretario de Estado, Antony Blinken, a “alentar un proceso electoral pacífico, denunciar los ataques contra los avances democráticos de los Acuerdos de Paz y reafirmar el compromiso de Estados Unidos con los derechos humanos, la paz y la democracia en la región.”

En respuesta a los congresistas, un vocero del Departamento de Estado declaró a El Faro: “Que haya instituciones democráticas fuertes es clave para un mejor futuro del pueblo salvadoreño. Hemos enviado constante y consistentemente ese mensaje, y lo seguiremos haciendo”. Y puso énfasis en el rol del Ejecutivo: “Esperamos del Gobierno salvadoreño que asegure condiciones que reafirmen su compromiso con la democracia celebrando unas elecciones legislativas y municipales libres, justas, transparentes y pacíficas”, dijo.

“Nos complació saber que el 8 de Febrero hubo una reunión en la Embajada de Estados Unidos en San Salvador en la que líderes de todos los partidos políticos se comprometieron con una elección libre y justa pacífica y transparente”, afirmó a El Faro el vocero de la administración Biden. “Llamamos a todos los partidos y a todos los salvadoreños a participar pacíficamente en la elección del domingo y mostrar paciencia en la espera de los resultados oficiales y completos de la votación.”

La carta de los quince congresistas se dio a conocer el jueves en medio del silencio electoral, y recogía, menos de 48 horas antes de  la votación, la “profunda preocupación” de destacados miembros del partido Demócrata “por la violencia política, intimidación y corrupción en El Salvador”. En esta carta, que se suma a otras enviadas durante el último año por políticos estadounidenses en referencia a la situación política en el país, los congresistas pidieron al Gobierno de Joe Biden no “dar respaldo inadvertido a individuos o sistemas antidemocráticos o corruptos”, aunque sin hacer referencia directa al gobierno de Nayib Bukele.

Desde el 9 de febrero de 2020, miembros del Congreso de Estados Unidos han hecho al menos siete pronunciamientos sobre el rumbo de la democracia en El Salvador durante la gestión de Bukele. Doce de los quince firmantes de esta última carta también suscribieron la que el año pasado condenó la toma militar de la Asamblea por parte de Bukele, entre ellos Jimmy Panetta, de California, James McGovern, de Massachusetts, e Ilhan Omar, de Minnesota. Dos de los tres restantes han firmado otras cartas sobre El Salvador, y esta vez se les une el representante David Trone, de Maryland, miembro del influyente Comité de Apropiaciones.

El mensaje de los congresistas al Secretario de Estado denunciaba la postura confrontativa del presidente Bukele hacia las instituciones democráticas y alertaba del aumento de temperatura política durante la conflictiva campaña electoral que cerró este miércoles 24.

Un reto diplomático

El asesinato de dos simpatizantes del FMLN el pasado 31 de enero cuando regresaban de un acto de campaña ya fue objeto de una carta similar firmada por los congresistas Albio Sires y Norma Torres el 7 de febrero. Algunas de estas cartas públicas sobre El Salvador —una de ellas escrita por Republicanos— se han dirigido al presidente Bukele y otras al despacho del secretario de estado. Todas tienen por objetivo incidir en la política exterior de Washington hacia el país y sugieren la necesidad de marcar líneas rojas para el Gobierno de Bukele.

Hace tres semanas, el presidente viajó a Washington para intentar reunirse con funcionarios  de la Casa Blanca y del Departamento de Estado liderado por Blinken. Aunque Bukele insistió en negarlo, fuentes consultadas por este periódico confirmaron la negativa de la administración Biden a recibirlo. Esta carta reafirma el escepticismo con el que un contingente importante de Demócratas observa no solo la gestión de Bukele sino sus intentos de mejorar su imagen en Washington tras el cambio de gobierno estadounidense.

La carta y el posterior pronunciamiento del Departamento de Estado reflejan las negociaciones que actualmente suceden dentro del partido Demócrata entre diversos puntos de vista a la hora de terminar de fijar el tono de la política exterior de Estados Unidos hacia El Salvador. Si bien los congresistas firmantes han adoptado un talante a veces desafiante en sus comunicados a Bukele, el secretario Blinken marcó la semana pasada un tono más conciliador e institucional en una llamada de cortesía a la canciller Alexandra Hill Tinoco

Blinken aprovechó esa llamada para destacar “los sólidos lazos entre los gobiernos” de los dos países, según el resumen oficial de la conversación, pero no mencionó explícitamente el contexto electoral ni profundizó en las preocupaciones que han expresado miembros del Congreso. El pronunciamiento de hoy del Departamento de Estado llena ese vacío discursivo.


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad