Publicidad

Pulso en Arena para cederle a Gana dos sillas en la CSJ

El partido que hace una semana prometió que elegiría a los mejores candidatos para el cargo de nuevos magistrados de Corte Suprema de Justicia, ahora debate cederle dos plazas a Gana: una en la Sala de lo Constitucional y otra en la Sala de lo Civil.

 
 

Un grupo de diputados ha provocado un pulso al interior del partido Arena al plantear que para desentrampar la elección de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, estarían dispuestos a votar por la carta que Gana quiere para la Sala de lo Civil, con lo cual entregarían dos de los cinco nuevos puestos en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) al partido que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de 2019.

La Asamblea Legislativa se acerca a los cuatro meses de retraso en la elección de cinco nuevos magistrados, y pese a que Arena presionó o intentó presionar hace dos semanas para forzar una votación, ahora el partido intenta prevenir una ruptura en su propia bancada. El miércoles 7, el jefe de fracción, Carlos Reyes, junto a otros tres diputados, declararon que no descartaban un escenario en el que Sonia Cortez de Madriz, actual procuradora general, se convierta en magistrada de la Sala de lo Civil, como lo ha propuesto Gana y como lo respalda el FMLN.

Con una votación a favor de esa candidatura, Arena estaría cediendo otra silla al partido naranja. Con una de las cartas, Arena parece no tener problema, y la ha manejado dentro de su “lista oficial” desde hace dos semanas: Marina Marenco de Torrento, actual miembro del Consejo Nacional de la Judicatura.

Un bloque formado por los partidos Arena, PCN y PDC −que en febrero de 2019 concurrirán a las elecciones como coalición− propuso a Marenco de Torrento junto a otros tres abogados de trayectoria en instituciones que administran justicia para la Sala de lo Constitucional: Aldo Cáder, exsecretario de la Sala; a Carlos Sánchez, actual magistrado suplente de la CSJ y a Carlos Sergio Avilés, exprocurador general adjunto y exmagistrado suplente de la Sala de lo Constitucional. Su propuesta también incluía a Alex Marroquín para la Sala de lo Civil. Marroquín tiene experiencia en la aplicación del derecho de familia.

La Procuradora General de la Républica, Sonia Elizabeth Cortez de Madriz, en su juramentación como magistrada suplente en 2006. Foto: CSJ.
 
La Procuradora General de la Républica, Sonia Elizabeth Cortez de Madriz, en su juramentación como magistrada suplente en 2006. Foto: CSJ.

El pulso por Sonia de Madriz

Una semana después, en Arena hay quienes están dispuestos en ceder una segunda silla a Gana, al quitar a Marroquín de la lista de elegibles y poner en su lugar a Sonia Cortez de Madriz, actual procuradora general de la República, y una carta que Arena llegó a considerar en el inicio de las negociaciones. 

Los diputados Gustavo Escalante, Arturo Simeón Magaña, Bonner Jiménez y el jefe de fracción, Carlos Reyes, abrieron las puertas a esa posibilidad el pasado miércoles 7 de noviembre, horas después de la presentación de la contrapropuesta que hizo Gana, y en la que De Madriz es una carta innegociable. Estos cuatro diputados aparecieron en Twitter dando su apoyo a Madriz, en contraposición a la lista que Arena consideraba como “la lista oficial”.

El primero fue el diputado Gustavo Escalante, cuando publicó en Twitter que “En aras de desentrampar la elección de magistrados que tanto aclama la población, estoy listo para dar mi voto por la licenciada Sonia de Madriz una mujer que en la PGR ha demostrado honestidad y capacidad; con ello abonaré al dialogo y a la democracia en el proceso de elección (sic)”. A esa publicación en Twitter respondieron Arturo Simeón Magaña, de Ahuachapán, y Bonner Jiménez, de La Paz.

Minutos más tarde, citado por la cuenta oficial de la fracción arenera, el diputado Carlos Reyes no descartó que podrían pensar en una propuesta que dejaría fuera a Marroquín para, en su lugar, votar por Sonia de Madriz. En la versión de Carlos Reyes, esto ocurriría siempre y cuando se respete que Marenco de Torrento mantenga su silla en la Sala de lo Constitucional. Según dijo Reyes, Marenco de Torrento ha sido una carta que postuló Gana desde el inicio de las negociaciones. “Lo que creemos que no tiene claridad es que las dos estén (en la Sala de lo Constitucional). Así que mantenemos la posición inicial de que la licenciada de Madriz pudiera estar en la Sala de lo Civil”, dijo Reyes, quien luego intentó matizar su declaración diciendo que de no concretarse este plan, seguirían con la carta de Marroquín para la Sala de lo Civil.

A la iniciativa de estos cuatro diputados se sumó el alcalde de San Salvador, exdiputado y exvicepresidente del partido, Ernesto Muyshondt. En sus redes sociales, Muyshondt compartió una frase atribuida a Carlos Reyes: “Habíamos dicho que perfectamente podríamos aceptar a la licenciada Sonia de Madriz en la Sala de lo Civil”.

La división provocó que al final de la tarde, el presidente de Arena, Mauricio Interiano, y la cuenta oficial de la bancada, publicaran en redes sociales la lista “oficial” del partido, como para distanciarse de la propuesta de Escalante, Jiménez, Magaña y del jefe de fracción. “Como @ARENAOFICIAL nos mantenemos firmes en nuestra posición de elegir y a la brevedad, los magistrados que más le convienen al país”, escribió Interiano, junto a la lista de nombres que excluía a Madriz y colocaba en su lugar a Marroquín.

Fracción del partido Arena durante la instalación de la nueva Asamblea Legislativa, del periodo 2018- 2021. Instalación del 1° de mayo, en el Salón Azul, de la Asamblea Legislativa. Foto de El Faro, por Carlos Barrera.
 
Fracción del partido Arena durante la instalación de la nueva Asamblea Legislativa, del periodo 2018- 2021. Instalación del 1° de mayo, en el Salón Azul, de la Asamblea Legislativa. Foto de El Faro, por Carlos Barrera.

De “los mejores” a las cuotas

Cuestionado por la prensa el jueves 8, Bonner Jiménez intentó defender su postura. “Hemos mostrado nuestro punto de vista, algunos pueden estar de acuerdo, otros no, pero lo externamos como una manera de alcanzar el consenso de 56 votos. La semana pasada solo nos faltaron cinco votos para elegir”, dijo Jiménez.

El Faro le preguntó si era más importante tener una Sala de lo Constitucional rápido o tener una sala idónea. “Queremos una Sala de primer nivel, El Salvador se lo merece”, dijo, en concordancia con la consigna de su partido. Arena ha dicho que la idoneidad de los candidatos es un requisito indispensable para elegir magistrados de la CSJ, aunque ese argumento desentona con las propuestas de Marenco de Torrento y Cortez de Madriz.

El Faro le repreguntó a Jiménez sobre esa incoherencia, dado que de Madriz fue una de las peor evaluadas en los baremos de organizaciones observadoras; y que Marenco de Torrento, fuera de los 10 mejores perfiles, fue sancionada dos veces, en junio de 2018, por el Tribunal de Ética Gubernamental. Según el Tribunal, ella propuso a su sobrino a un cargo de juez e intervino en un acuerdo que benefició a ese mismo sobrino para que pudiera cursar un diplomado en gerencia pública. La sanción implicó una condena equivalentes a 10 salarios mínimos distribuidos en dos multas que ascendieron, en conjunto, a los $2,387.20.

El diputado se escudó en que el consenso requiere pragmatismo. “Somos 37 diputados, no podemos elegir a los magistrados de manera unipartidaria, tenemos que lograr ese consenso que por cuatro meses ha tenido al país sin Sala y sin corte plena”, dijo.

En total, son siete diputados de Arena los que coinciden en que para para desentrampar la elección de los nuevos magistrados estarían dispuestos a olvidarse de los mejores candidatos a cambio de una repartición de cuotas.

“Nadie puede elegir magistrados como quien va al sastre y dice ‘hágame el traje en este estilo’”, dice el presidente de la Asamblea, el exalcalde y excandidato a la presidencia de Arena, Norman Quijano. “Tenemos que entender que el ciudadano es sabio y reparte las cuotas de poder. Y todos tienen una cuota de poder: la tiene Gana e incluso el diputado independiente”, dijo.

Los diputados admiten que la única manera de desentrampar la elección es mediante la repartición de cuotas de poder entre las bancadas. “La elección de magistrados se va a supeditar a las cuotas partidarias. No lo digo en el tono de afirmar, pero es lastimosamente el mecanismo que por ahora tenemos”, dice el diputado de Arena David Reyes, cuando se cumplen casi 120 días de que no hay Sala de lo Constitucional.

La elección de los magistrados ha estado cerca de concretarse en dos ocasiones: una en agosto y otra la semana pasada cuando en la Comisión Política se aprobó un dictamen con cinco nombres. Sin embargo, en el pleno no se han logrado alinear los 56 votos mínimos que se necesitan para su nominación. La semana pasada, faltaron seis votos para lograrlo.

El escenario electoral, a falta de tres meses para las elecciones presidenciales, ha condicionado la elección de la CSJ por la necesidad de los dos partidos con mayores posibilidades de hacerse del Ejecutivo de, también, lograr el control de la Sala de lo Constitucional.

“No es cuestión de agarrar a los mejores”

El miércoles 7, Felissa Cristales, diputada de Arena, fue la primera en reaccionar en redes sociales contra el comentario a favor de Sonia de Madriz publicado por su colega de fracción, Gustavo Escalante. Cristales dijo que no votaría por Madriz ante la desconfianza que le generaba la insistencia del nombre por parte del FMLN y Gana. Los diputados David Reyes, Emilio Corea y Marcela Villatoro confirmaron ese mismo día que tampoco darían su apoyo a la candidata debido a que para ellos sus calificaciones en las evaluaciones y su trayectoria no le dan las acreditaciones necesarias para el cargo de magistrada.

“Creo que hay personas bien calificadas que podrían ser mejor y hay diez personas que merecen el lugar más que otros. Creo que los primeros diez que aparecen en los baremos deberían formar parte de la sala de lo constitucional y de lo civil”, respondió Villatoro a El Faro con respecto a si le daría su voto a Sonia Cortez de Madriz.

A pesar de no ser parte de la Comisión Política, Villatoro ha estado en las reuniones de fracción que conciernen a la elección de magistrados de la CSJ. Ella confirma que Marina de Torrento es una pieza para lograr consensos en la lista oficial de Arena. “Nosotros no votaremos en ningún momento por Sonia Cortez de Madriz. Para evitar entrampar la elección definimos que podría ser Marina de Torrento para llegar a un acuerdo”, dijo.

Según Quijano, el ideal para la Sala es escoger a los mejores, pero que en el escenario actual “Esto no es de agarrar a los cinco mejores, se trata de acercar las posiciones”, dijo.

Junto a la ruptura que supone invocar la carta de Sonia de Madriz, los diputados de Arena también enfrentan el dilema de saberse apoyando una lista donde no están los mejores. Diputados como David Reyes o como René Portillo Cuadra incluso mencionaron los nombres de los candidatos a quienes preferirían nominar, en lugar de Sonia de Madriz o Marina de Torrento.

Portillo Cuadra, por ejemplo, mencionó que a él le hubiera gustado votar por Óscar Canales Cisco, un capacitador de la Escuela de Capacitación del Concejo de la Judicatura, o Martín Rogel, juez de una cámara penal. Según el diputado, “esto no es cuestión de 56 votos, esto es cuestión de idoneidad”. El Faro entonces le cuestionó por qué no habían propuesto a Martín Rogel Zepeda o a Canales Cisco –quienes según su opinión están entre los mejores. “Aquí es donde viene que la libertad que tiene cada diputado para poder interpretar la idoneidad de acuerdo a su formación”, dijo.

David Reyes afirmó que él reemplazaría a Cortez de Madriz y a De Torrento por Alex Marroquin e Ivette Cardona. “Siendo realistas, la Corte Suprema ideal no la vamos a tener, lastimosamente porque se supedita a la decisión una institución colegiada como es la Asamblea” dijo el diputado Reyes a El Faro, cuando se le cuestionó por qué no habían incluido en su propuesta a los mejores, si esa había sido la promesa del partido.

De Madriz también fue carta de Arena

El subjefe de fracción, Julio César Fabián, confirmó a El Faro que cuando en el mes de julio su bancada propuso a la Comisión Política a Sonia Cortez de Madriz, hubo varios diputados que protestaron, entre ellos Marcela Villatoro y Felissa Cristales, porque consideraban a De Madriz como poco idónea. Cristales, en aquel momento, criticó a los miembros de su bancada que la habían promovido para la nominación. Cuando el dictamen no fue aprobado en sesión plenaria, Cristales publicó en su cuenta de Twitter: “Regresa el dictamen a la comisión política por no contar con los votos. Espero haya quedado claro q para escoger magistrados con vínculos partidarios NUNCA estaremos unidos (sic)”.

Fabián no quiso decir a El Faro si dentro de las discusiones que tiene Arena iba a votar a favor en contra de Madriz o de Torrento pero argumentó que, a su criterio, los 30 candidatos tienen la capacidad de asumir el rol con idoneidad con el solo hecho de haber sido electos, como en un intento de soslayar los baremos y rankings.

Emilio Corea, otro diputado de Arena, confirmó en una conversación con El Faro que para desentrampar la elección han tenido que sacrificar la idoneidad:

—Con Marenco o Madriz les tocará sacrificar idoneidad

—Para llegar a 56 votos. En ese caso es muy probable, aunque Torrento tiene la ventaja porque fue la más votada por el gremio.

—Pero ha sido sancionada dos veces por el Tribunal de Ética 

—Por supuestamente inclinar la balanza para nombrar un sobrino como juez, estamos claros. Ella no es propuesta nuestra, es propuesta de Gana y hoy se quieren retractar.

—Yo comprendo que ella es propuesta de Gana, pero elegirla implicaría sacrificar idoneidad, que Arena ha dicho que es lo más importante.

—Lo sé pero entre alguien que está en la posición 12 o 30, ¿a quién prefiere usted? Lo que sí le puedo asegurar es que la votación no será por unanimidad. No tendrá los 84.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad