Publicidad

Jorge Velado admitió a la Fiscalía que entregó a Muyshondt $30,000 para las pandillas

Es la primera vez que el entonces presidente del Coena acepta que avaló la entrega de dinero a la Mara Salvatrucha 13 y las dos facciones del Barrio 18. En marzo de 2016, Velado dijo que Arena no aprobó la reunión en la que participó Muyshondt y Salvador Ruano, exalcalde de Ilopango. Esto vincula las negociaciones con la máxima dirigencia de Arena.

 
 

Eran las 6:20 de la tarde del 25 de noviembre de 2019 cuando Jorge Velado, expresidente del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena, la máxima autoridad de Arena) admitió por primera vez que avaló la entrega de $30,000 a Ernesto Muyshondt, actual alcalde de San Salvador, para que los diera a la Mara Salvatrucha 13 y las dos facciones del Barrio 18. Según consta en el requerimiento que la Fiscalía presentó contra varios acusados en el nuevo juicio por las negociaciones con pandillas, Velado declaró en la oficina de la Unidad Antipandillas. Cuando Velado declaró en 2019 ya no era miembro del Coena, pero cuando, según su relato, entregó dinero a Muyshondt para las pandillas, en el contexto de las elecciones presidenciales de 2014, él era el máximo dirigente de Arena.

“Acta de las dieciocho horas y veinte minutos del día veinticinco de noviembre de dos mil diecinueve; tomada al señor Jorge Ernesto Velado Contreras, quien rindió entrevista en calidad de presidente del Consejo Ejecutivo Nacional del Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), quien manifestó las condiciones en que el señor Ernesto Muyshondt le solicito una fuerte cantidad de dinero, en el entendido que miembros de pandilla le habían realizado esa exigencia. A lo cual le proporciono la cantidad de treinta mil dólares en efectivo para ser entregados a esas personas vinculadas al crimen organizado”.   

Ese párrafo aparece en la página 192 de la acusación fiscal contra Muyshondt; Benito Lara, exdiputado y exministro de Seguridad por el FMLN; Paolo Luers, experiodista y columnista de El Diario de Hoy; Wilson Alvarado, dirigente de la organización Grupo Náhuatl; y el efemelenista y exministro de Gobernación, Arístides Valencia. Todos están siendo procesados por entregar dinero a las pandillas a cambio de su apoyo para ganar las elecciones. Para ese entonces, Velado ya no era presidente del Coena, pero sí lo era en el momento en el que ocurrieron los hechos que narró a la Fiscalía. 

Jorge Velado, entonces presidente del Coena, participa de una marcha el 14 de marzo de 2014, luego de que su partido perdiera las elecciones presidenciales. Arena denunciaba un supuesto fraude de parte del FMLN. Foto de El Faro: Archivo.
 
Jorge Velado, entonces presidente del Coena, participa de una marcha el 14 de marzo de 2014, luego de que su partido perdiera las elecciones presidenciales. Arena denunciaba un supuesto fraude de parte del FMLN. Foto de El Faro: Archivo.

En el documento no está mencionado si la entrega del dinero fue en el contexto de la primera reunión que Muyshondt tuvo con los líderes de las pandillas, que pasó cerca de la segunda vuelta electoral, cuando Quijano competía con Salvador Sánchez Cerén, quien ganó las elecciones y fue presidente entre 2014 y 2019.

Esa primera reunión ocurrió en un rancho cerca del lago de Ilopango. Muyshondt y el exalcalde de ese municipio, Salvador Ruano (fallecido), sirvieron como intermediarios con las pandillas para que apoyaran a Quijano. Una segunda reunión ocurrió en febrero de 2015, cuando Muyshondt quería ganar la Alcaldía de San Salvador y llegó a la oficina de la organización Interpeace, ubicada en la colonia San Benito, y entregó $69,000 a las pandillas, según la acusación fiscal. Con solo el párrafo citado arriba, es imposible determinar si los $30,000 que Velado entregó a Muyshondt eran parte de esos $69,000 o si se trató de otra entrega.

El  Juzgado 2° de Paz de San Salvador tramita este proceso penal y está anexada la declaración completa de Velado. A pesar de que el caso no tiene ningún tipo de reserva, en esa sede judicial pusieron obstáculos para que El Faro pudiera acceder al documento completo. Este periódico, de momento, cuenta solo con la confirmación en el documento fiscal de que Velado declaró y admitió haber entregado ese dinero a Muyshondt. 

De momento, la Fiscalía no acusa a Velado. El expresidente del Coena se encuentra internado en un hospital en Miami, Florida, porque asegura que tiene un tumor en la cabeza. “Queridos amigas y amigos, familia, compañeros, colegas y amables salvadoreños: No tenemos palabras para agradecer la bendición de su cariño para nuestra familia ante la inesperada gravedad de Jorge”, escribió su esposa, Kalena de Velado, a través de su cuenta de Twitter, el viernes 31 de enero. El Faro ha intentado hablar con Velado desde el jueves 30, pero no ha sido posible. 

El primer video de negociaciones entre políticos y pandilleros fue publicado por El Faro el 11 de marzo de 2016. En él aparecían Muyshondt y el exalcalde de Ilopango conversando con pandilleros durante la campaña presidencial de 2014. Los pandilleros hablaban de “mover esa máquina” o de “encaminar a nuestras bases” hacia un triunfo de Arena, y pedían dinero para ejecutar esa “logística”. En algún momento, Ruano les dijo: “Ustedes, como estructura, han recibido billete del FMLN”, y les preguntó: “¿Qué me garantiza que esos recursos de nosotros se van a manejar para nuestros intereses, que es mi partido, que es mi candidato a presidente?”. 

Tras la publicación del video, Muyshondt aseguró que había asistido a la reunión con el consentimiento del Coena, para desarticular las negociaciones que el FMLN había tenido con pandilleros, y de las que después este medio también publicaría videos. Según dijo en aquellos días el actual alcalde de San Salvador, esa reunión habría ocurrido entre la primera y segunda vuelta electoral, pues habían detectado que los pandilleros amenazaron a muchos de sus votantes en diferentes comunidades, algo que fue confirmado por los testigos criteriados de la Fiscalía. Velado reaccionó diciendo en diferentes eventos públicos que eso era falso, que Muyshondt había actuado a título personal y con desconocimiento del Coena, del que Muyshondt era vicepresidente de ideología. Según el documento fiscal, Velado mintió en su momento, y las negociaciones de Muyshondt así como la entrega de dinero a pandilleros ocurrió con consentimiento y participación del máximo organismo de dirigencia del partido. 

Norman Quijano, ex candidato presidencial arenero, y Ernesto Muyshond celebran el triunfo por la Alcaldía de San Salvador. Arena ganó el 4 de marzo de 2018. Ambos políticos están acusados de fraude electoral por la Fiscalía, por negociar con pandillas en nombre del partido Arena. Foto de El Faro: Archivo. 
 
Norman Quijano, ex candidato presidencial arenero, y Ernesto Muyshond celebran el triunfo por la Alcaldía de San Salvador. Arena ganó el 4 de marzo de 2018. Ambos políticos están acusados de fraude electoral por la Fiscalía, por negociar con pandillas en nombre del partido Arena. Foto de El Faro: Archivo. 

"Don Jorgito" y 6 kilos de cocaína

Los testigos Noé y Salomón, ambos pandilleros que delataron a sus pandillas a cambio de no ir a la cárcel, contaron a la Fiscalía que el expresidente del Coena estuvo al tanto de la negociación. Aseguran que eso quedó claro en sus reuniones con Muyshondt y Ruano. A El Faro le consta que ambos testigos eran altos cargos de sus pandillas durante las negociaciones, y que participaron en muchas de ellas. 

Uno de eso hechos ocurrió en la Alcaldía de Ilopango, donde se encontraba Ruano en 2014. Según el testigo Noé,  de la MS-13, Ruano hizo una llamada telefónica y dijo lo siguiente: “Don Jorgito, aquí estoy ya con los muchachos, pero lo voy poner en altavoz porque no me creen, ya que solo bolo ando, explíquese usted que no es cosa mía, sino del partido, que la misión que tenemos es ganarle a los terengos”. Según el testigo, Ruano hablaba con Velado. 

Además, según la acusación fiscal, Muyshondt confirmó a los pandilleros que fue enviado “por la máxima dirigencia del partido, Jorge Velado, del Coena”.

Los testigos no solo han contado los alcances políticos de estas negociaciones, sino incluso qué hicieron con parte de ese dinero. Según el testigo Noé, de la MS-13, la pandilla compró 6 kilos de cocaína con parte de los $69,000 que “en un maletín color negro había entregado el diputado Ernesto Muyshondt”. Además de la droga, Noé asegura que la pandilla compró tres vehículos para algunos de sus líderes, pagó abogados e hizo préstamos a otros mareros. 

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad