Publicidad
Athena presume la Chivo Wallet, pero nadie responde por sus fallas
0000025906
athena-presume-la-chivo-wallet-pero-nadie-responde-por-sus-fallas
https://elfaro.net/es/202112/el_salvador/0000025906-athena-presume-la-chivo-wallet-pero-nadie-responde-por-sus-fallas
text-0000025906_athena-presume-la-chivo-wallet-pero-nadie-responde-por-sus-fallas
Transparencia


El Salvador
https://elfaro.net/es/el_salvador

el_salvador
/es/el_salvador

El Salvador

Athena presume la Chivo Wallet, pero nadie responde por sus fallas

Eric Gravengaard, director general de la compañía estadounidense Athena, asumió la paternidad de la billetera gubernamental Chivo, durante una presentación en Labitconf, una conferencia de bitcoin en El Salvador, celebrada el 18 de noviembre. Gravengaard, además, confirmó a Bitcoin Magazine, un esquema donde Athena es el centro y participan otras 10 empresas, la mayoría estadounidenses. En su presentación, Gravengaard no abordó los casos de suplantación de identidad en la Chivo, los problemas con transacciones fallidas y las fallas en el servicio. 

Nelson Rauda

 
 

La compañía estadounidense Athena se presentó públicamente como responsable principal del funcionamiento de la billetera gubernamental Chivo y confirmó que es la encargada de la operación e integración de todos los componentes tecnológicos involucrados en la Chivo Wallet. En el esquema de Athena, participan otras 10 empresas, dos bancos estatales y bases de datos del Estado como proveedores de información.

Este esquema del funcionamiento de la Chivo Wallet se filtró en agosto. El 19 de noviembre, Eric Gravengaard, CEO de Athena, confirmó que es correcto al editor de la revista Bitcoin Magazine.
 
Este esquema del funcionamiento de la Chivo Wallet se filtró en agosto. El 19 de noviembre, Eric Gravengaard, CEO de Athena, confirmó que es correcto al editor de la revista Bitcoin Magazine.

“Yo estoy aquí para hablarles de cómo pasamos de tener cero penetración de bitcoin en este país hace un año y luego, empezando el 7 de septiembre, como llegamos a cuatro millones registrados de la Chivo Wallet en 40 días”, dijo Eric Gravengaard, director general de la empresa estadounidense Athena, durante una presentación el 18 de noviembre en Labitconf, una conferencia para empresarios e inversionistas en bitcoin. “Lo hicimos con Athena Ruru”, dijo Gravengaard, “y lo hicimos con base en la confianza que proviene de tener una serie de cajeros automáticos confiables, sistemas o tiendas como Walmart, Super Selectos o pagarle a un conductor de Uber”. 

En una presentación de 20 minutos, donde habló de  la billetera gubernamental y la red de cajeros de bitcoin instalada en el país, Gravengaard, vestido en jeans y camiseta, habló en primera persona sobre la billetera Chivo. En agosto, un esquema filtrado en redes sociales daba cuenta de las empresas involucradas. En una conversación con Bitcoin Magazine, Gravengaard confirmó ese esquema. Su compañía, Athena, cumple tres funciones: es el corazón de Chivo, como encargada de la infraestructura tecnológica; es la pasarela de entrada y salida a la red Ligthning, que permite el procesamiento rápido de los pagos en bitcoin; y también administra los cajeros. 

Gravengaard entró al escenario con un video y una canción de rock de fondo, Highway Tune de Greta Van Fleet. Su estilo fue similar a la presentación que el presidente Nayib Bukele hizo el 20 de noviembre, cuando anunció el lanzamiento del bono Volcán, aunque menos espectacular.

El CEO de Athena fustigó al economista Steve Hanke, promotor de la dolarización y detractor de las criptomonedas, y se atribuyó parte del crédito por el crecimiento de 10 puntos de la economía en 2021: “Eso es lo que hemos hecho en El Salvador. Eso es lo que bitcoin ha logrado, energizar esta economía”. Ese crecimiento es en comparación con 2020, donde la economía decreció 7.9 puntos, según el Banco Mundial.

Gravengaard describió como una “experiencia mágica” el hecho de que las personas vayan a los cajeros Chivo y obtengan dólares, pese a que en un primer momento el Gobierno anunció que el bono de 30 dólares por descargar la aplicación no sería canjeable en efectivo. “Personas que nunca han tenido un estado de cuenta agarran el teléfono y dicen: ‘Ah, mira tiene 30 dólares’. Van a los cajeros automáticos que tienen largas colas y fue un momento mágico para ellos y todos los que observábamos”, dijo Gravengaard. “Algo en su mirada cambia en el momento que tocan el billete de 20. Significa que la billetera que les dio el gobierno con 30 dólares era algo real, era la primera vez que habían visto esto.  Es una población donde el 70 % no está bancarizado. Van a una tienda y tienen dinero en la bolsa. No tienen tarjetas de crédito, ni saldo electrónico ni forma de pagar nada electrónicamente. Nunca habían tenido una app que se convirtiera en dinero de verdad”, dijo. 

Gravengaard luego explicó que su compañía ahora ofrece “Athena Ruru, una plataforma integral para economías en alza, para dar acceso a las dos formas de dinero más efectivas, dólares y bitcoin”, dijo. Es, en esencia, tomar el plan de El Salvador y venderlo en otros lados. “Tenemos una plataforma integrada con puntos de venta, una hermosa app y (aunque) no se puede usar el logo de Chivo fuera de El Salvador pero le podemos dar otro rostro y una plataforma integrada hasta con cajeros automáticos”, ofreció. El ejecutivo invitó a los presentes en la conferencia a conectar con él para crear sistemas de facturación, de envío de remesas, promociones y programas de lealtad para que se integren a la expansión del modelo Athena Ruru.

Eric Gravengaard publicó esta foto con un cajero Chivo en su cuenta de Twitter, el 10 de noviembre de 2021. Durante su presentación en Labitconf, Gravengaard se atribuyó éxitos de la Chivo Wallet.
 
Eric Gravengaard publicó esta foto con un cajero Chivo en su cuenta de Twitter, el 10 de noviembre de 2021. Durante su presentación en Labitconf, Gravengaard se atribuyó éxitos de la Chivo Wallet.

Athena recibe los servicios de otras ocho empresas para el funcionamiento de la billetera.

VU Security, con operaciones en Sudamérica, México y Europa, es el proveedor de “conoce a tu cliente”, el proceso de verificación de la identidad de los clientes. 

Cipher Trace y Elliptic proveen el servicio de “conoce tus transacciones”, un método que permite a las instituciones financieras comparar las transacciones de una persona con su perfil para identificar las que parezcan sospechosas. 

Las empresas Bitso, Binance y Coinbase proveen el servicio de cambio de criptomoneda mientras que las primeras dos también ofrecen servicio de custodia o almacenamiento. 

Bitso, por ejemplo, es una casa de cambio de criptomonedas con operaciones en México, que pertenece a una sociedad domiciliada en Gibraltar. El 6 de septiembre, el presidente Bukele anunció la compra de “200 coins” a la 1:55 pm y a las 4 pm, la cuenta Twitter de la empresa Bitso agradeció al presidente por la compra de Bitcoin. Cuando la Asamblea “bukelista” aprobó la Ley Bitcoin también ordenó crear un Fideicomiso en Bandesal, cuyo ente rector iba a ser un Consejo de Administración. El Faro tuvo acceso a una de las actas de este Consejo del 1 de septiembre de 2021 y hasta esa fecha habían autorizado el uso de $60 millones de dólares para la compra de Bitcoin.

Finalmente, las compañías Mobile SV, en El Salvador, y Twillio, en Estados Unidos, proveen los servicios de mensajería instantánea que usa Chivo. 

El Banco Hipotecario es la pasarela de salida a la banca local. El centro de soporte y atención al cliente es operado por Ulter, la compañía de los venezolanos que participó en la implementación de Chivo

En el esquema también aparece el Banco Hipotecario, como pasarela de entrada y salida de Chivo a la banca local, y el Banco Central de Reserva, como administrador del fideicomiso de bitcoin aprobado por la Asamblea.

El 8 de diciembre, Alphapoint, una empresa neoyorquina que no aparece en este esquema, publicó ofertas de trabajo para unirse al equipo que está impulsando el crecimiento y desarrollo de la billetera Chivo. Las ofertas son para varias posiciones de ingenieros de software. El comunicado de la empresa dice que los contratados trabajarán con “nuestro equipo en el terreno, el gobierno de El Salvador y varios socios en esta tecnología que cambia al mundo”. Alphapoint tiene oficinas en Manhattan, Carolina del Norte y la India. No está claro qué papel tiene Alphapoint en el operación de Chivo. 

Tampoco está claro cómo fueron contratadas las compañías involucradas en Chivo o en la emisión del bono, o si hubo algún proceso de licitación o competencia y cuánto ha costado al Gobierno. Gravengaard no respondió a una solicitud de entrevista que le hizo El Faro. 

¿Y los responsables de los fallos de la Chivo Wallet?

Identificar a las empresas involucradas en la operativización de la Chivo y su función también podría permitir individualizar las responsabilidades que cada una de ellas tiene, ante los cientos de casos de errores al usar la billetera que se han reportado.

Por ejemplo, la organización Cristosal recibió aproximadamente 900 denuncias entre noviembre y diciembre de personas cuyo documento de identidad (DUI), requisito para abrir una cuenta en Chivo, fue registrado por alguien más. Cristosal presentó un aviso penal a la Fiscalía por el posible cometimiento de los delitos de hurto por medios informáticos y uso de documento falso de identidad. Además, presentaron una demanda de amparo ante la Sala de lo Constitucional. Tanto la Fiscalía como la Sala están en manos de personas elegidas en mayo, en procesos irregulares por la Asamblea controlada por el oficialismo.

La gremial de buses que opera las rutas 101-A y 101- B decidió empezar a aceptar pagos en Chivo a mediados de noviembre. Cuatro conductores de la ruta, que transita entre Santa Tecla y el centro de San Salvador, dijeron que es muy raro que alguien pague con la Chivo, algunos reportaron nunca haber tenido un caso y algunos dijeron que talvez uno.
 
La gremial de buses que opera las rutas 101-A y 101- B decidió empezar a aceptar pagos en Chivo a mediados de noviembre. Cuatro conductores de la ruta, que transita entre Santa Tecla y el centro de San Salvador, dijeron que es muy raro que alguien pague con la Chivo, algunos reportaron nunca haber tenido un caso y algunos dijeron que talvez uno.

El Faro documentó un caso de una transacción realizada el 15 de octubre que tardó casi dos meses en reflejarse. “Yo le mandé 460 dólares de mi billetera Chivo a la de mi mamá. Ella se lo mandó a su cuenta del Banco Agrícola pero nunca cayó el correo notificando la transacción”, dijo el denunciante, que pidió no ser identificado por miedo a repercusiones en su trabajo. “La aplicación decía que la transacción estaba en proceso y cuando empezamos a llamar al callcenter nos pedían paciencia”, dijo. “Uno de los supervisores se identificó como César Peralta y dijo que ellos solamente eran atención al cliente, no soporte técnico y por eso se tardaba más”.  Finalmente, la transacción apareció reflejada hasta este 9 de diciembre. Según el esquema de funcionamiento, tanto atención al cliente como soporte técnico son manejados por la empresa Ulter. El Faro buscó un comentario de los representantes de Ulter pero no se obtuvo respuesta.

Este 15 de diciembre, usuarios reportaron fallas generalizadas y la aplicación Chivo mostró un mensaje que decía “en mantenimiento”. Desde el 3 de noviembre, la cuenta de Twitter de Chivo Wallet no publica tuits y se limita a contestar a usuarios con un mensaje estandarizado: “Para poder ayudarte, por favor contáctanos por mensaje privado para atender tu caso, a la brevedad posible”.

En un punto de atención Chivo en Antiguo Cuscatlán, donde atendían cinco empleados y custodiaban dos soldados y un policía, una empleada confirmó que la aplicación se actualizó el 15 de diciembre. Dos empleados intentaron arreglar el problema de la app en el teléfono Huawei de un periodista de El Faro. Tras varios intentos, instalando y desinstalando la aplicación, reiniciando el teléfono y modificando las concesiones de permisos, la empleada recomendó tratar nuevamente más tarde. Otro periodista de El Faro también reportó un problema de autenticación de identidad en la aplicación, algo que coincide con denuncias de usuarios de redes sociales.

Dos rutas de buses ya aceptan pagos en bitcoin… más o menos

El gobierno asegura que la billetera Chivo tiene al menos tres millones de usuarios pero en la práctica sigue siendo difícil encontrar casos cotidianos de uso como forma de pago. En una gasolinera Uno sobre la avenida Albert Einstein, el sistema no estaba funcionando desde el 15 de diciembre hasta la mañana del 16 de diciembre, pero en otra gasolinera Uno, frente al casino Colonial, ya habían realizado al menos una transacción con Chivo Wallet a las 9 de la mañana.

Las rutas de buses 101 A y B, que recorren desde las colonias Las Delicias y Quezaltepeque, en Santa Tecla, hasta el centro del San Salvador, aceptan pagos en Chivo desde mediados de noviembre. El transporte público en El Salvador solo se paga en efectivo, no hay sistema de prepago ni se utilizan tarjetas de crédito. Ahora, algunas unidades tienen rótulos “aceptamos bitcoin” y el logo de Chivo. 

Alfredo Ramírez, un controlador de rutas de 25 años, dijo que calcula que unas 150 personas diarias pagan en bitcoin en estos buses pero cuatro motoristas dijeron que nadie había pagado con Chivo ese día. “Ha habido algunos, pero a veces la gente se tarda para sacar el teléfono y la rapidez es crucial en esto”, dijo David Olivares, motorista de una unidad de la ruta 101-A. Ernesto Góchez, un motorista de 44 años, dijo que durante el día a veces hace un cobro con la Chivo y a veces ninguno. El Faro comprobó la presencia de promotores de Chivo en dos unidades. Otro motorista, que solo se identificó como Francisco, dijo “que nadie acepta ese bolado” y mencionó una preocupación de seguridad para pagar en bitcoin: “puede ser que en el mismo momento le quiten el teléfono a uno”.

En su salón de belleza, Adela Avendaños dijo a El Faro que la aplicación Chivo llevaba dos días sin funcionar pero que, para solucionarlo, ella trabaja con otras billeteras. “Yo a veces solo la uso como puente para sacar el dinero. Pero no trabajo solo con la del gobierno, que tiene muchas debilidades”, dijo Avendaños. “Otras personas me han consultado y yo les digo que no me confío, no dejo el dinero ahí”, agregó.

 *con reportes de Jimmy Alvarado


Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.

Tú también puedes hacer periodismo incómodo. Cancela cuando quieras.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
Conoce acá cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad