Publicidad

Dos millonarios libran disputa no autorizada por la candidatura presidencial de Arena

En una contienda sin precedentes, Carlos Calleja y Javier Simán cumplen dos meses de intensa lucha por la postulación del partido de derechas para 2019. El presidente de Arena, acusado de complaciente por los fundadores del partido, ha visto ignoradas al menos tres órdenes de resolver antes las elecciones de alcaldes y diputados de 2018, y de abstenerse de hacer proselitismo por Calleja o Simán.

 
 

 

Los empresarios salvadoreños Javier Simán Dada y Juan Carlos Calleja ya compiten por la silla presidencial para 2019 por Arena. Es una carrera no autorizada por el partido quien ha exhortado a sus miembros a concentrarse, antes, en las elecciones de 2018. Foto: Victor Peña. 
 
Los empresarios salvadoreños Javier Simán Dada y Juan Carlos Calleja ya compiten por la silla presidencial para 2019 por Arena. Es una carrera no autorizada por el partido quien ha exhortado a sus miembros a concentrarse, antes, en las elecciones de 2018. Foto: Victor Peña. 

El partido Arena está revuelto alrededor de dos bandos de políticos y empresarios que se disputan la candidatura presidencial de 2019, ante una dirigencia que ha intentado contenerlos, pero que ha sido embestida en el intento. Carlos Calleja, de la familia dueña de la cadena de supermercados Super Selectos, y Javier Simán, empresario textilero, tienen dos meses de haber arrancado una frenética actividad proselitista en el partido de derechas que incluye constantes reuniones con sus colaboradores, desayunos con miembros del partido, almuerzos en fincas, cenas de recaudación de fondos, llamadas telefónicas a diputados, creación de páginas ad hoc y mensajes propagandísticos en redes sociales, a pesar del llamado de la dirección arenera a que por ahora todo mundo se concentre en las elecciones de alcaldes y diputados de 2018, cuando intentarán al menos conservar los 35 escaños legislativos obtenidos en 2015.

En esta disputa ya hay quienes han llegado, incluso, a proponer que el partido, en lugar de abrir una competencia para toda persona interesada, se cierre y construya una sola para 2019. Y ante el desbocamiento de Calleja y Simán y sus séquitos, el presidente del partido, Mauricio Interiano ya ha recibido reclamos en privado de donantes y fundadores que le echan en cara su indulgencia.

Esta última etapa de una batalla que hasta hace dos meses era más o menos silenciosa, arrancó poco antes de Semana Santa, el martes 4 de abril, con un desayuno en las instalaciones de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), ofrecido por Javier Simán, presidente del gremio. El desayuno fue exclusivo para las diputadas del partido Arena, que no dejaron de sorprenderse por la invitación. La maniobra tuvo una reacción inmediata en el otro bando: la mañana siguiente, el diputado arenero Ernesto Muyshondt dijo, en la entrevista de televisión Frente a Frente, que Calleja estaba entusiasmado con la posibilidad de ser el candidato y que él y mucha otra gente lo había buscado para plantearle una eventual postulación.

A lo largo de las cuatro semanas siguientes, otra serie de actividades, incluida una declaración pública de Interiano, llevó a los fundadores del partido a confrontarlo por dejar que la atención se centre en 2019 y no en 2018, y por dar a entender que él respalda a Calleja.

A partir de ello, Interiano enfatizó, cada vez que pudo en sus mensajes públicos, que Arena debía concentrar sus esfuerzos para 2018. Su exhortación fue retomada por algunos organismos de dirección del partido que prohibieron que dirigentes y militantes mostraran apoyo en público a cualquier precandidato. El partido emitió al menos tres comunicados internos con esta prohibición en los últimos tres meses, pero la norma ha sido el desacato, del que han formado parte incluso miembros de la misma dirección nacional, el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena).

Por ejemplo, a finales de abril, Carlos Calleja asistió a un almuerzo con alcaldes, dirigentes y diputados del partido en una casa de campo en el departamento de Cuscatlán. En este almuerzo hubo al menos una persona del Coena. También celebró el 11 de mayo una cena en un hotel capitalino en la que compartió mesa con cuatro miembros del Coena. Javier Simán aprovechó la entrega de premios de la ASI, el 9 de junio, para invitar a un público muy importante para su candidatura: aparte de magistrados del Órgano Judicial, invitó a empresarios y a diputados de su partido.

En su carrera, uno de los candidatos ha dicho a sus seguidores que Dios le dijo que debía ser el próximo presidente de El Salvador, y el otro ha promovido la inscripción sistemática de militantes para engrosar el padrón interno que en asamblea general resolverá en 2018 quién tendrá la investidura arenera para la presidencia salvadoreña 2019-2024.

En esta carrera, el tercero en disputa es en realidad el único que abiertamente ha dicho que él quiere la próxima postulación presidencial de Arena. El abogado Luis Parada dice verse como una opción que evite que el partido se rompa, y admite que quienes advierten que primero hay que resolver la contienda de 2018 tienen razón.

El Faro buscó una entrevista con los empresarios Simán y Calleja a principios del mes de mayo con sus jefes de relaciones públicas. Al cierre de este reportaje no habían dado una respuesta oficial. 

Los frenos no funcionan

El desayuno del martes 4 de abril organizado por Simán tenía el pretexto de conmemorar —tardíamente— el Día Internacional de la Mujer. Las diputadas areneras, sin embargo, repararon en que ese gesto no tenía antecedentes. Aunque Simán no hizo ningún anuncio sobre precandidaturas ni pidió respaldo para alguna causa en particular, sus invitadas creen que su objetivo era granjearse simpatías con la mente puesta en la postulación. "Él nunca había ofrecido un desayuno por el día de la mujer a las diputadas. Jamás había hecho algo así", dice una de las asistentes a la actividad, realizada en las oficinas de la ASI, en la colonia Roma, en San Salvador.

Por la noche, la diputada Silvia Ostorga, de Sonsonate, escribió en su cuenta de Twitter lo que muchos vieron como un respaldo a Simán: "Este día tuve una grata noticia, algo que había estado deseando y que hoy es una realidad: tenemos candidato a la presidencia", escribió. El tuit no pasó inadvertido entre areneros y comenzó a circular entre los chats internos del partido. Al cabo de unas horas, la diputada borró el tuit.

Ostorga admite que eliminó el tuit de su cuenta porque recibió un llamado de atención, pero se niega a admitir que significara su apoyo a Simán. "Uy, sí, lo quité. Es que ese día fui a dos entrevistas, el desayuno con Javier y por la tarde con Carlos, entonces el que me jaló el aire no sabía con quién estaba yo", dice la diputada. Alguien en el partido le pidió que no creara expectativas para las presidenciales porque el énfasis estaba en 2018. Ante la pregunta de a quién dirigió ese tuit, Ostorga se queda en el medio: "Yo estoy con los dos ahorita".

En su cuenta de Twitter, Ostorga tiene mensajes de apoyo para ambos candidatos, aunque su trayectoria es cercana a los intereses de Simán. La diputada respaldó públicamente a Edwin Zamora cuando este competía por la presidencia del partido, en 2016. Zamora es un empresario textil igual que Javier Simán, y es de plena confianza de la familia Simán, la cual respaldó económicamente la candidatura de Zamora para la alcaldía de San Salvador en 2015.

La diputada de Arena Silvia Ostorga escribió este tuit en la noche del 4 de abril. Luego lo borró por exigencia de su partido, porque el discurso oficial es que todos están concentrados para 2018. Ostorga evita revelar para quién iba dirigido el mensaje: ese día, se había reunido con ambos aspirantes a la candidatura presidencial, Javier Simán y Carlos Calleja. 'Ahorita voy con los dos', dice esta diputada, quien en las internas de 2016 apoyó la candidatura de Edwin Zamora, un empresario de plena confianza de la familia Simán.
 
La diputada de Arena Silvia Ostorga escribió este tuit en la noche del 4 de abril. Luego lo borró por exigencia de su partido, porque el discurso oficial es que todos están concentrados para 2018. Ostorga evita revelar para quién iba dirigido el mensaje: ese día, se había reunido con ambos aspirantes a la candidatura presidencial, Javier Simán y Carlos Calleja. 'Ahorita voy con los dos', dice esta diputada, quien en las internas de 2016 apoyó la candidatura de Edwin Zamora, un empresario de plena confianza de la familia Simán.

A la mañana siguiente del tuit, el miércoles 5 de abril, vino la respuesta del bando de Calleja. Cuando el entrevistador preguntó a Ernesto Muyshondt si él tenía interés en una candidatura presidencial, el diputado respondió: "He visto con muchísima satisfacción que hay gente entusiasmada con una posible candidatura, como Carlos Calleja, por ejemplo, que creo que sería un excelente candidato y un excelente presidente". Al día siguiente, Muyshondt dijo a El Faro que la precandidatura de Calleja no solo era una idea, sino un proyecto: "Muchos miembros del partido lo hemos buscado y sé que hay disposición, hay apertura de parte de él. En el momento en que se abra el proceso creo que estaría dispuesto".

Dos semanas más tarde, el 19 de abril, a Interiano le pidieron en una entrevista en el canal 12 de televisión que comentara una encuesta publicada en El Diario de Hoy y que valorara las posibilidades de ser candidato de alguien como Calleja. El presidente de Arena expresó su entusiasmo: "Es una persona que tiene muy buenos perfiles, que tiene muy buena imagen, que tiene experiencia, y es algo que nosotros, como te digo, nos motiva", respondió. Al día siguiente, La Prensa Gráfica publicó una nota de una página cuya única fuente eran esas palabras que Interiano había dicho en la entrevista. La fotografía —el rostro de Calleja— ocupaba la tercera parte de la publicación, y el titular volvía añicos cualquier pretensión de ecuanimidad por parte de Interiano: "Posible candidatura de empresario Calleja entusiasma a Arena".

Ese artículo cimbró los nervios de los fundadores de Arena quienes exigieron una reunión con el presidente Interiano. Le llamaron y le pidieron cita, pero fue hasta dos semanas más tarde que la reunión se llevó a cabo en el despacho de Interiano en la colonia Flor Blanca.

A la siguiente semana, el jueves 27 de abril, la Comisión Política emitió una normativa que prohibía a dirigentes y militantes expresar públicamente apoyo público a alguna de las candidaturas en ciernes.

No obstante, apenas dos días más tarde, otra reunión proselitista desoía el llamado a la cordura de la dirección: el sábado 29 de abril un almuerzo en una casa de campo organizado por diputados areneros, tuvo como invitado especial a Carlos Calleja. Las fotografías de aquella reunión celebrada en un municipio del departamento de Cuscatlán muestran entre los asistentes al diputado Carlos Reyes, miembro del Coena; a la alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, Milagro Navas, también miembro del Coena, y a la subjefa de diputados de Arena, Carmen Elena Calderón de Escalón.

La prohibición de la Comisión Política tenía como objetivo frustrar el almuerzo de ese sábado, pero hay quienes dicen que eso no se explica por una pretensión de imparcialidad, sino porque este organismo de dirección está inclinado en favor de Simán. Quienes sostienen esta hipótesis mencionan, por ejemplo, al expresidente arenero Jorge Velado, y a los exdirectores del sector empresarial Albino Román y Thomas Hawk.

Hawk niega la posibilidad de que ese organismo esté inclinado hacia alguno de los dos pretendientes: "Para empezar porque no hay ningún candidato oficial, ni siquiera se ha abierto un proceso. Es en 2018 donde estamos enfocados y nuestra responsabilidad es asegurar que todos tengan una competencia sana y justa". Este dirigente añadió que él tampoco tiene preferencia por alguno. 

Otro miembro de la Comisión Política plantea que solo pretendían ayudar a ordenar la situación, porque parecía que ese almuerzo había sido programado con el aval de Interiano. "Con esas fotos daba la impresión de que la candidatura presidencial ya se está discutiendo hacia afuera del partido cuando internamente no se ha oficializado nada", dice este dirigente.

 

Carlos Calleja, aspirante a la candidatura presidencial de Arena, se reunió con miembros del partido el 29 de abril en una casa de campo en el departamento de Cuscaltán. En la foto, se observa a Milagro Navas, directora de asuntos municipales del partido, y los diputados Mario Marroquín, Javier Palomo y María Elena Calderón Sol de Escalón. Foto: tomada de Facebook.  
 
Carlos Calleja, aspirante a la candidatura presidencial de Arena, se reunió con miembros del partido el 29 de abril en una casa de campo en el departamento de Cuscaltán. En la foto, se observa a Milagro Navas, directora de asuntos municipales del partido, y los diputados Mario Marroquín, Javier Palomo y María Elena Calderón Sol de Escalón. Foto: tomada de Facebook.  

Los fundadores de Arena tenían programada su reunión con Interiano para el 2 de mayo. Y se enteraron de ese almuerzo en los días previos a su cita. En la sesión —11 de 35 fundadores siguen activos en el partido— reclamaron al presidente de Arena su tolerancia excesiva con Calleja y le recordaron las declaraciones de la entrevista y la publicación de La Prensa Gráfica. Le dijeron que daba la impresión de que él estaba tratando de imponer una candidatura. "No puede ser que como presidente del partido salgás hablando de que la precandidatura de Calleja entusiasma al partido", le recriminó uno. Otro le dijo que sus palabras habían tenido un tono de luz verde para la competencia por 2019: "¡Ese fue un banderillazo de salida que no debió ocurrir!" Un tercero lo acusó de estar en favor de la candidatura de Calleja: "Como presidente del partido no debés imponer criterios a las estructuras".

En esa reunión, Interiano escuchó con atención y no confrontó. "Fue una catarsis y al final él (Interiano) nos dio la razón", dice uno de los fundadores que participó. Un compañero suyo resume para El Faro la conclusión de aquella cita: "Le dijimos que la candidatura presidencial es un tema que debe mantenerse en bajo perfil porque no hay que distraer al militante de voto duro, porque además el candidato puede terminar siendo una persona distinta, que había que ser prudentes".

La queja pareció calar. Minutos después de aquella reunión, Interiano debía pronunciar un discurso frente a una Asamblea General de unos 500 delegados del partido que habían sido convocados para otra cosa (para que autorizaran al Coena la búsqueda de alianzas para 2018). Después del pequeño acto protocolario, Interiano aprovechó su discurso para pedir paciencia a las estructuras y que todos pusieran atención a 2018 antes que a 2019. "Aún nos queda un tiempo para 2019, y yo les puedo garantizar que tenemos los mejores candidatos (...) pero eso será después de marzo de 2018. Es 2018 donde nos tenemos que enfocar".

Pero los pronunciamientos públicos a favor de Calleja o Simán siguieron. El árbitro de las elecciones internas de Arena, la Comisión Electoral Nacional (CEN), tardó dos semanas en reaccionar y hacer eco de aquella prohibición que había reglamentado la Comisión Política. Fue hasta el 11 de mayo que la CEN emitió un comunicado en el que prohibía a los dirigentes hacer campaña a favor de algún candidato.

Era ya el segundo comunicado institucional en el que el énfasis era el llamado a las estructuras a guardar paciencia frente a la presidencial de 2019 y enfocarse en 2018.

Pero además de la reunión con fundadores, Interiano ha recibido llamadas telefónicas de miembros de su partido en las que le critican su aparente tolerancia a toda la parafernalia desatada por la carrera presidencial, incluyendo, las expresiones de apoyo a Calleja. Para este reportaje El Faro habló con 15 fuentes entre las que hay diputados, dirigentes, fundadores y asesores del partido y de los equipos relacionados con los precandidatos presidenciales. "Es el Coena el que tiene que poner orden en todo esto y por eso yo hablé con Interiano", dijo un diputado a principios de abril. Otro legislador arenero dijo a El Faro: "Sé que se le ha dicho a Mauricio que el partido tiene que entrar unido al 2018, sino, va a ser una tastaseada la que nos van a dar".

A la base de las quejas que ha recibido Interiano hay un grupo de políticos y empresarios que respalda la precandidatura de Simán y que creen que Calleja se robó la salida en la carrera por la candidatura presidencial, a pesar de aquel desayuno previo a Semana Santa organizado por el presidente de la ASI.

Competencia vs. candidatura única

Dos bandos. Y en ambos grupos sobresalen los apellidos de algunos de los más tradicionales y grandes financistas del partido Arena. En esta lucha no solo está en juego quién se queda con la postulación presidencial, sino también la forma en que el partido debe decidir sobre sus cargos de dirección y sobre sus postulaciones para cargos de elección popular.

Alrededor de Javier Simán se alinean algunos de quienes tuvieron mucho protagonismo en la conducción del partido entre 2010 y 2016, hasta la elección del nuevo Coena en agosto pasado. Entre los empresarios de este grupo están personajes como Ricardo Simán (presidente de Almacenes Simán) y primo de Javier Simán, Ricardo Poma (CEO del Grupo Poma), Ricardo Sagrera (presidente de Hilasal) y Roberto Murray Meza (presidente de Agrisal). También hay diputados como Karla Hernández, Juan Valiente y Patricia Valdivieso; y también hay políticos con algún nivel de jerarquía como Jorge Velado y Albino Román, miembros de la Comisión Política, y concejales como Edwin Zamora (San Salvador) y Gerardo Barón (Nuevo Cuscatlán).

Algunos en este grupo son responsables de las reformas de estatutos que, en los últimos años, cambiaron el organigrama dentro de Arena y redistribuyeron el poder con la creación del tribunal de ética y la Comisión Política. Entre los diputados que impulsaron las reformas están Valiente y Johnny Wright, que entraron en 2015 como resultado directo de las reformas estatutarias que rompieron el control de la dirigencia para definir la lista de candidatos y fue así como entraron a competir por una curul.

Todo este grupo está más inclinado a que el candidato presidencial de Arena sea Javier Simán, porque tienen la idea de que está en sintonía con lo que consideran reforma modernizadora impulsada tras la traumática ruptura con el expresidente Antonio Saca en 2009. Cuando Saca fue presidente de la República (2004-2009), lo fue también del partido Arena, y muchos insistieron entonces en que mantener el doble cargo era un error porque llevaría a confundir una cosa con la otra.

Con la expulsión de Saca a finales de 2009, Arena intentó reconfigurarse. Ricardo Simán, junto a los empresarios Murray Meza, Poma y Sagrera, tomaron la batuta. Murray Meza, particularmente, comisionó, en nombre del partido, la elaboración de un documento que apuntara las reformas deseables para modernizar Arena. El documento lo retomó el sector empresarial de Arena —una de las ocho estructuras de reclutamiento— y las operativizó. Los más identificados con esa bandera eran el estadounidense-hondureño Thomas Hawk, exdirector ejecutivo del FISDL de la administración Francisco Flores; Edwin Zamora, diputado 2012-2015 y que ahora dirige el sector empresarial; Juan Pablo Fontán, exdiputado suplente de Johnny Wright; Gerardo Barón, quien fue candidato a alcalde en Nuevo Cuscatlán en 2015, y Marcos Llach, un joven ejecutivo, hijo de uno de los asesores con más trayectoria en el partido en los gobiernos de Arena, Roberto Llach, ex mano derecha del presidente Alfredo Cristiani (1989-1994).

El equipo detrás de Simán no es homogéneo. Los diputados Valiente y Wright son una muestra de ello. Wright ha retado abiertamente el discurso conservador del partido en temas relacionados con el matrimonio entre personas del mismo sexo o con el aborto. En esto está contrapuesto, por ejemplo, al empresario Ricardo Simán, quien se autodefine como un ferviente católico. El diputado Valiente también ha roto con esta postura conservadora: hace unos días escuchó una propuesta que busca avalar el aborto según cuatro causales e invitó al partido a discutir al respecto. Valiente y Wright también han incomodado al partido con temas que tienen que ver con la transparencia en el uso de los recursos de la Asamblea o con la democracia interna.

Pese a las diferencias, hay un grupo de grandes empresarios prestos a respaldarlos. Hubo una reunión de Wright con empresarios a finales de abril, en la que algunos de los financistas dijeron que estaban satisfechos con el trabajo de los diputados Johnny Wright y Juan Valiente, según contó a El Faro una de las personas que estuvo presente en esa reunión.

 

La exposición mediática de Javier Simán, aspirante a la candidatura presidencial de Arena, se incrementó en mayo, mes en el que, por ejemplo, creó su propio portal web con su nombre. El 8 de junio, a través de la organización que preside, la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) entregó premios a diversos empresarios salvadoreños. Foto: Víctor Peña
 
La exposición mediática de Javier Simán, aspirante a la candidatura presidencial de Arena, se incrementó en mayo, mes en el que, por ejemplo, creó su propio portal web con su nombre. El 8 de junio, a través de la organización que preside, la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) entregó premios a diversos empresarios salvadoreños. Foto: Víctor Peña

Simán, si bien tiene el apoyo de este sector del partido y la simpatía de esos empresarios, ha tenido una exposición mediática menos intensa que Calleja. "¡Yo no sé qué está pensando, Javier! Está dudando mucho y eso no le gusta al militante arenero. Tiene que mostrarse y decir sí, yo quiero ser (el candidato)", dice un dirigente con preferencia por Calleja. Hace unas semanas, Javier Simán publicó en sus cuentas de redes sociales que los políticos han fracasado en la conducción del país. El diputado Juan Valiente le respondió con una pregunta: "¿Y entonces?"

Calleja, en cambio, tiene actividades públicas todas las semanas, a las cuales lo suelen acompañar comunicadores, camarógrafos y videógrafos. A veces actúa como vicepresidente del Grupo Calleja, otras, como presidente de la Fundación Calleja y otras como fuente del sector empresarial. 

Interiano parece burlado por sus mismos miembros del Coena que pese a las reglamentaciones internas han obviado el llamado y han acompañado a Calleja en las actividades. Estos dirigentes se aprovechan de dos cosas: que Calleja aún no es un precandidato oficial y que ellos, como dirigentes, depositaron sus cargos en marzo debido a las internas en las que muchos de ellos buscan reelegirse. En teoría retomarán sus cargos de dirección la última semana de julio. Son dirigentes latentes.

Un vídeo que circuló en los chats internos del partido podría dar la razón a los simpatizantes de Simán sobre sus argumentos de que son el bando con una visión más moderna. Ese vídeo muestra a Calleja durante el almuerzo en la casa de campo en Cuscatlán. En un momento un grupo de personas está de pie, escuchando a Calleja, quien les dice: "O todos en la cama, o todos en el suelo, pero juntos. Con la ayuda de Dios vamos a triunfar, juntos nadie nos para", agrega, y la gente aplaude. Entonces la alcaldesa Milagro Navas toma la palabra y se dirige al resto y al mismo Calleja para revelar una intención sobre la lucha interna: "Carlos, estas son las bases, ellas son las que deciden. Yo creo que la lucha que tenemos que hacer es por una candidatura única", dice Navas.

 

En teoría el partido debe hacer una competencia interna en la que las bases tomen la decisión, pero si Navas se mantiene en el cargo de dirigente del partido y llega el momento de oficializar la lucha por la presidencia, ella ya habrá dicho que su candidato favorito es Calleja, y que espera que no haya concurso interno.

Navas tiene una proyección nacional gracias a su cargo como presidenta de la Corporación de Municipalidades de El Salvador (Comures) que aglutina a todas las alcaldías del país. Navas ya ha intentado buscar una silla en el Ejecutivo: luchó por ser candidata a vicepresidencia con Norman Quijano en la elección de 2014, pero el partido se decantó por el abogado René Portillo Cuadra, exsecretario general de la Universidad Tecnológica.

La alcaldesa de Antiguo Cuscatlán es firme aliada de Calleja. El 11 de mayo le acompañó en una cena de recaudación de fondos organizada por el partido en el hotel Sheraton Presidente, de San Salvador. En algún momento, según muestra un vídeo de aquella noche, Calleja caminó dentro del hotel escoltado por varios dirigentes, entre ellos el diputado y director de asuntos legislativos del Coena Alberto Romero; el diputado y director de actas y acuerdos, Carlos Reyes; y el diputado y director de asuntos internacionales, Ernesto Muyshondt (todos ellos depositaron su cargo en marzo por las internas). En el video, la comitiva camina hacia el salón donde esperan el resto de invitados a la cena. Ya adentro, Calleja se fotografió en la mesa número 5, sentado junto a la alcaldesa Navas, y otros tres miembros del Coena que por ahora han dejado en depósito sus cargos.

Carlos Calleja fue invitado, como donante, a una cena de recaudación de fondos el 11 de mayo de 2017 por el partido Arena del cual él quiere ser candidato presidencial para 2019. Al salón de la cena, en un hotel, entró escoltado por diputados y dirigentes del partido. Esta es una captura de pantalla de una publicación que hizo un candidato a diputado suplente de Margarita Escobar, Abraham Soto. Tanto Escobar como Soto son cercanos a Ernesto Muyshondt quien en marzo reconoció que él estaba interesado en que Calleja fuera el candidato presidencial. 
 
Carlos Calleja fue invitado, como donante, a una cena de recaudación de fondos el 11 de mayo de 2017 por el partido Arena del cual él quiere ser candidato presidencial para 2019. Al salón de la cena, en un hotel, entró escoltado por diputados y dirigentes del partido. Esta es una captura de pantalla de una publicación que hizo un candidato a diputado suplente de Margarita Escobar, Abraham Soto. Tanto Escobar como Soto son cercanos a Ernesto Muyshondt quien en marzo reconoció que él estaba interesado en que Calleja fuera el candidato presidencial. 

Además de sus apoyos dentro del partido, Calleja tiene un círculo en el que sus amigos de infancia o juventud están respaldando la construcción de su candidatura: el empresario azucarero Tomás Regalado hijo; Juan José y Ernesto Borja, herederos del Grupo Borja (agroindustria, energía, diario El Mundo, telecomunicaciones, Sertracen); Alejandro Dueñas, un ejecutivo del emporio familiar dedicado al comercio y la construcción. A mediados de abril, este círculo ya hablaba de la necesidad de contratar asesores y alquilar un local para que fuera la central de operaciones.

Este grupo cercano cuenta con el apoyo cercano de la generación anterior a la de ellos, como Tomás Regalado padre, Roberto Kriete, el cofundador de Avianca Holdings; y, por supuesto, el padre de Calleja, Francisco Calleja, presidente del Grupo Calleja. 

Estos empresarios, al igual que los que se mueven alrededor de las pretensiones de Javier Simán, tiene gran incidencia en Arena, aunque no forman parte de ninguna estructura o sector formal del partido. Varios de ellos están entre los principales donantes de Arena. Una muestra de su incidencia es que ayudaron a Mauricio Interiano a llegar a la presidencia del partido gracias a dos cosas: su capacidad de cabildeo con diputados y alcaldes del partido a los que apoyan habitualmente, y su alianza con personajes de viejo cuño arenero que conocen, como muy pocos, los entresijos del poder partidario y gubernamental. Son estos los que toman las decisiones estratégicas en la conducción de la organización. Junto a los políticos tradicionales, Mauricio Interiano —un hombre con poca experiencia política para entonces— impulsó una campaña interna entre 2015 y 2016 hasta ganar la presidencia del Coena en agosto pasado. "Ganamos la presidencia porque supimos con quién debíamos reunirnos, gente clave, recorrimos el país… no había que andar con otras cosas", dice un miembro del Coena, en alusión a la estrategia que usaron durante la contienda interna.

Carlos Calleja posa, el 11 de mayo de 2017, junto a seis diputados de Arena, tres de los cuales resultaron electos como dirigentes del Coena ocho meses atrás: Ernesto Muyshondt, Alberto Romero y Carlos Reyes. Junto a Calleja está sentada también Milagro Navas, directora de asuntos municipales del Coena. Los dirigentes han depositado su cargo hasta julio cuando terminen las internas. Foto: tomada de Facebook.  
 
Carlos Calleja posa, el 11 de mayo de 2017, junto a seis diputados de Arena, tres de los cuales resultaron electos como dirigentes del Coena ocho meses atrás: Ernesto Muyshondt, Alberto Romero y Carlos Reyes. Junto a Calleja está sentada también Milagro Navas, directora de asuntos municipales del Coena. Los dirigentes han depositado su cargo hasta julio cuando terminen las internas. Foto: tomada de Facebook.  

Millonarios versus políticos

En la historia de Arena, entre grandes empresarios y políticos profesionales siempre ha existido un tira y encoge. Ya sucedió en 1996, cuando se produjo una ruptura tras un desencuentro en el que fueron protagonistas personajes como el presidente Armando Calderón Sol, Antonio Cornejo Arango —exlugarteniente del mayor Roberto d´Aubuisson—, Mauricio Gutiérrez Castro, el exvicepresidente Francisco Merino y el empresario Juan José Domenech.

Los empresarios dieron un golpe en 2001, cuando presididos por Murray Meza tomaron la dirección del partido. Esto supuso la salida de algunos dirigentes históricos, como Gloria Salguero Gross, que alegó que gente que no sabía de política había tomado las riendas de Arena, a la que llamó "Arena, S.A. de C.V.", y que por eso ella prefería retirarse. "Mi Arena es la del mayor D´Aubuisson", dijo entonces.

Ambos grupos volvieron a enfrentarse entre 2012 y 2015: los empresarios casi consiguen detener la candidatura de Norman Quijano para 2014, pero en esa ocasión Quijano se robó la salida en una maniobra que fue calificada como de matonería política. En octubre de 2014, los empresarios maniobraron para sustituir a Quijano como candidato a la alcaldía de San Salvador y prevalecieron cuando colocaron a Edwin Zamora como el nuevo aspirante.

Con la llegada de Interiano al Coena, en septiembre de 2016, la estirpe de los políticos profesionales retomó el control arenero. Ahora los dirigentes son personajes de larga trayectoria como el diputado Carlos Reyes (legislador desde 1997), fundadores como Eduardo “el Grillo” Barrientos y alcaldesas como Milagro Navas.

La alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, Milagro Navas ha mostrado en público su respaldo a Carlos Calleja e incluso ha pedido que haya una candidatura única. Ella intentó ser la compañera de fórmula de Norman Quijano en la presidencial de 2014, pero al final el partido prefirió llevar al abogado René Portillo Cuadra. Foto: tomada de Facebook
 
La alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, Milagro Navas ha mostrado en público su respaldo a Carlos Calleja e incluso ha pedido que haya una candidatura única. Ella intentó ser la compañera de fórmula de Norman Quijano en la presidencial de 2014, pero al final el partido prefirió llevar al abogado René Portillo Cuadra. Foto: tomada de Facebook

La cúpula arenera, de hecho, podría administrar el partido desde la Asamblea Legislativa, es un “Coena parlamentario”. Ocho de los 13 miembros de la cúpula arenera trabajan ahí. Los vicepresidentes Rolando Alvarenga y Carolina Ramírez son asesores de la fracción, al igual que el director de asuntos electorales, Selim Alabí. Otros cinco directores del Coena también son diputados: Romero (jefe de bancada), René Portillo Cuadra (excandidato a la vicepresidencia de la República), Martha Evelyn Batres (exdirectora de la juventud arenera), Muyshondt (candidato a la alcaldía de San Salvador) y Carlos Reyes.

Todos ellos ahora conducen el partido con el respaldo de empresarios que se saben necesitados de conocimientos sobre cómo navegar en aguas partidarias. El trabajo de este binomio suele hacer que cuajen sus proyectos políticos, como cuando en momentos que la candidatura de Quijano flaqueba, Ricardo Poma logró estabilizarla con ayuda de Francisco Flores.

El actual reinado de los “políticos tradicionales” en Arena ahora se ve amenazado por la aparición en el horizonte de los apellidos Simán y Calleja, dos nombres que representan a familias que, en las últimas tres décadas, han sido financistas de Arena y que han administrado negocios millonarios y emblemáticos del país. Esto cambia la ecuación arenera: los millonarios quieren desplazar a los políticos.

Un frente de batalla que se ha abierto, nuevamente, en Arena es el de los 'políticos tradicionales' versus los grandes donantes. Las candidaturas de Calleja y Simán representan que los empresarios quieren dar un paso al frente y exponerse en primera línea, lo que implicaría un desplazamiento de figuras eminentemente políticas del partido. En este tuit, Javier Simán, precandidato presidencial de Arena, deja entrever esa idea. Simán borró esta publicación minutos después. Foto: tomada de Twitter. 
 
Un frente de batalla que se ha abierto, nuevamente, en Arena es el de los 'políticos tradicionales' versus los grandes donantes. Las candidaturas de Calleja y Simán representan que los empresarios quieren dar un paso al frente y exponerse en primera línea, lo que implicaría un desplazamiento de figuras eminentemente políticas del partido. En este tuit, Javier Simán, precandidato presidencial de Arena, deja entrever esa idea. Simán borró esta publicación minutos después. Foto: tomada de Twitter. 

Javier Simán publicó en su cuenta de Twitter a mediados de mayo que los políticos han demostrado incapacidad para resolver los problemas de los salvadoreños. Recibió una serie de críticas de diputados que lo apoyan y entonces borró su publicación. Cada voto puede ser decisivo para cuando se llegue el momento de otorgar la postulación para la presidencia de la República.

Por eso es que el registro interno de militantes areneros es otro instrumento al que hay que poner cuidado. El padrón de areneros con el que se eligió hace ocho meses la dirigencia ha aumentado de 28 mil en agosto pasado, a 90 mil en junio. Esencialmente, sostienen las fuentes para este reportaje, los bandos interesados en las candidaturas de Calleja y Simán son los responsables de los nuevos 60 mil areneros, y en esto, el sector empresarial, dirigido por Edwin Zamora, es uno de los sectores más activos.

Para la elección de dirigentes de 2016, hubo areneros que tenían la sospecha de que en el registro de votantes se inscribió gente que nunca había militado en el partido con tal de favorecer ciertas candidaturas. El Faro reveló que, por ejemplo en Chalatenango, en el municipio de El Paraíso, la dirección local del partido había inscrito a gente que ni siquiera simpatizaba con Arena, con tal de que votaran por José Alberto León como candidato a alcalde. El diputado por Chalatenango Julio Fabián decía en aquel momento que el porcentaje de gente afiliada así era mínimo. Un exdiputado dice ahora: "Ese registro fue chueco, se compró a la gente".

Y ahora la sospecha es que se ha hecho lo mismo para que en 2018 se elija al candidato a presidente a la medida de quien ha inscrito más militantes. Es la versión de los juegos del hambre ofrecida por la política salvadoreña. "Si trabajaron y afiliaron, ¿qué les vamos a decir? Se pusieron las pilas y ahí usted ve la libertad con la que inscribieron", decía en agosto de 2016 quien había sido la responsable de buena parte del proceso de afiliación de areneros, la entonces dirigente Leonie Bicard.

Los parientes se suman a la pugna

Simán es presidente de la ASI desde 2010. Estudió en el Liceo Salvadoreño y luego en los Estados Unidos, donde se graduó de administrador de empresas y abogado. Allá también cursó un programa de formación militar, según una biografía publicada en su página www.javiersiman.com.sv.

Hasta 1999 fue Director de Sucursales de los Almacenes Simán, una empresa familiar, donde el presidente de la junta directiva es su primo Ricardo Félix Simán. Para abril de 2017 esta empresa tenía activos por 94 millones de dólares. Javier Simán fue directivo de la corporación hasta el año 2010. Desde principios de la década de los años 2000, también comenzó a dirigir negocios de textilería y de confección, con la empresa Inmobiliaria Apopa S.A. de C.V. que para junio de 2016 tenía activos por 84 millones de dólares. Simán también ha incursionado en la generación de energía, por ejemplo, con Hilcasa Energy S.A. de C.V., una empresa que en 2013 registraba bienes por 7 millones de dólares y en la que Simán fue administrador único y representante legal. En Arena ha sido un asesor externo en temas fiscales y económicos.

Simán y su hermano Miguel Ángel están al frente de dos de las más importantes organizaciones vinculadas al sector privado salvadoreño y que suelen representar sus intereses en la discusión de políticas públicas con el gobierno: la ASI, que dirige Javier, y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), que preside Miguel Ángel. La ASI es parte de la poderosa Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), presidida por Luis Cardenal, un empresario que contó con el apoyo decidido de Javier Simán durante las elecciones internas de ese organismo, según publicó La Página en abril de 2016. Desde el equipo cercano a Calleja, esta influencia en el sector privado es percibida como una cuota excesiva de poder para el grupo de los Simán.

El dirigente industrial es pariente de Jorge Simán y Carlos Dada, fundadores, accionistas y miembros de la junta directiva de El Faro, aunque carecen de intereses empresariales comunes.

Javier Simán no está afiliado al partido. Ha evitado cualquier vinculación con Arena como precandidato presidencial. De hecho, la única vez que habló al respecto fue para decir al periódico El Salvador Times que un grupo de empresarios y ciudadanos le habían preguntado si estaría dispuesto a ser candidato a la presidencia.

Simán ya tiene un equipo operativo y logístico trabajando, en el que está el exdirector de la Policía Nacional Civil en los gobiernos de Arena Mauricio Sandoval. También ya parece estar con un ojo atento en los movimientos de su adversario Calleja. En un tuit publicado hace unas semanas, pareció criticar al vicepresidente de la cadena Selectos por predicar un liderazgo que le es natural al ser dueño de la empresa.

Desde mayo, Javier Simán se ha percibido más activo en redes sociales. En esta publicación parece reclamarle a Carlos Calleja, su adversario en la carrera presidencial, por prodigar un liderazgo que no tiene. Calleja no respondió. Foto: tomada de Twitter. 
 
Desde mayo, Javier Simán se ha percibido más activo en redes sociales. En esta publicación parece reclamarle a Carlos Calleja, su adversario en la carrera presidencial, por prodigar un liderazgo que no tiene. Calleja no respondió. Foto: tomada de Twitter. 

Juan Carlos Calleja es vicepresidente y la tercera generación responsable de los Súper Selectos, la cadena de tiendas que pertenece a Calleja S.A. de C.V. Esta sociedad tenía activos por 327.2 millones de dólares al cierre de 2015.

Carlos Calleja estudió el bachillerato y la universidad en Estados Unidos, en Vermont y Nueva York, donde obtuvo un título en administración de empresas. Es presidente de la Fundación Calleja —creada en 2015— y es el único hijo del fundador del Grupo Calleja que regresó a El Salvador después de los estudios en el extranjero. Se incorporó a Calleja S.A. de C.V hace 21 años a tiempo completo. "Regresé porque me siento bien aquí, me enamoré realmente del país cuando hacía pasantías cuando estaba de vacaciones", dijo durante un conversatorio con estudiantes universitarios a finales de abril.

Desde hace meses, Carlos comenzó a buscar apoyos dentro del partido, ha llamado a diputados para pedirles su respaldo, y ha pedido reuniones con políticos prominentes y de arrastre histórico en Arena, entre ellos, la familia Calderón Sol, con la cual se reunió ya en varias ocasiones.

Francisco Calleja, padre de Carlos, nunca había estado tan anuente a que su hijo se metiera en la política como hasta ahora. Antes lo había permitido con algún recelo. En la campaña presidencial de Quijano, el estratega de campaña Francisco Flores encomendó a Carlos la responsabilidad sobre la estrategia en redes sociales. El patriarca se quejó, y según lo parafrasean las fuentes con las que El Faro habló, en aquel momento dejó entrever que Carlos, su hijo, había regresado a El Salvador para trabajar con él, no para la política. "Yo recuerdo que el papá de Carlos se molestó por esa exposición que estaba teniendo, aunque nunca lo dijo con esas palabras", dice un dirigente de Arena.

El equipo más cercano de colaboradores, que integran empresarios herederos de negocios millonarios, está intentando construir el equipo de estrategas necesario para la campaña. Para el mercadeo político se ha reunido un par de ocasiones con Manuel Meléndez, fundador de agencias de publicidad que trabajó con todas las campañas de Arena, excepto la de Antonio Saca. El general retirado Gustavo Perdomo también es parte del equipo logístico de este panel. Perdomo era de suma confianza del expresidente Flores, tanto que él coordinó las acciones de ayuda posterior a los terremotos de 2001. También fue accionista, junto al exdirigente arenero Adolfo Torrez, de la empresa de seguridad Serconse S.A. de C.V.

Juan Carlos Calleja es vicepresidente de Calleja S.A. de C.V. y presidente de la Fundación Calleja. Desde ambas trincheras, tiene garantizada una buena cobertura mediática cada semana. El jueves 8 de junio inauguró, junto a la agencia de cooperación del gobierno de Estados Unidos, un campamento juvenil para capacitar jóvenes en computación. Foto: Víctor Peña. 
 
Juan Carlos Calleja es vicepresidente de Calleja S.A. de C.V. y presidente de la Fundación Calleja. Desde ambas trincheras, tiene garantizada una buena cobertura mediática cada semana. El jueves 8 de junio inauguró, junto a la agencia de cooperación del gobierno de Estados Unidos, un campamento juvenil para capacitar jóvenes en computación. Foto: Víctor Peña. 

Los críticos de la candidatura de Calleja objetan el estilo de la política al que juegan algunas de las familias que componen su círculo íntimo. Mencionan, por ejemplo, cuando Tomás Regalado, padre, presionó a Arena para la reelección como fiscal general de Luis Martínez, un funcionario que ya había sido señalado como corrupto por los dos grandes partidos, el FMLN y Arena, y que ahora guarda prisión acusado de corrupción.

El entonces presidente de Arena, Jorge Velado, rechazó las presiones del magnate azucarero y este, en represalia, cortó la ayuda económica que para entonces brindaba al partido. Regalado envió a Velado un correo electrónico con un reclamo: "Después de leer tus graves declaraciones en La Prensa este día en la pagina 32, respecto a Luis Martinez, me convenzo más que tu estas bueno para ir a vender garnachas y chatarra a las hueseras, en lugar de estar dirigiendo un partido politico como Arena, lanzando acusaciones sin fundamento que dañan a personas honestas y al mismo partido (sic)".

Más adelante, en 2016, la familia Regalado cabildeó con alcaldes para pujar, en las internas de hace ocho meses, a favor de la candidatura de Mauricio Interiano, según confirman un fundador de Arena y un dirigente del partido. Este apoyo para las internas ocurrió, entre otras cosas, porque Regalado consideraba que la planilla de Edwin Zamora representaba una línea continuista de Velado, aquel que había rechazado las presiones para la reelección del fiscal general.

"Ellos son empresarios que quieren hacer la política a la vieja usanza, con prácticas de 20 años por las que la gente cree que Arena hizo prácticas corruptas", dice un diputado detractor de Calleja y que se identifica con la candidatura de Simán. Este diputado junto a empresarios y políticos que hablaron con El Faro describen a sus adversarios del lado de Calleja como personajes que reconocen en las reformas que buscan modernizar el partido (voto secreto, internas, etc.) ciertas desventajas porque así reducen su capacidad de influencia en las decisiones del partido. El diputado recuerda que hay otro tipo de empresarios: "Los financistas tienen que entender que deben apoyar la renovación, y es importante que no nos dejen solos que cuando tomemos decisiones que no le gusten a la cúpula (de Interiano), los necesitamos".

Calleja tampoco es militante de Arena. El único precandidato que se ha registrado como miembro del partido es Parada, pero por ahora parece que los únicos en campaña plena son los simpatizantes de los dos millonarios. 

El dirigente de Arena, Eduardo Barrientos, fue criticado por el empresario Ricardo Simán en una publicación de Facebook. Simán respalda la candidatura presidencial de Javier Simán, presidente de la ASI, y en la publicación, Barrientos parecía dar su respaldo al otro precandidato presidencial Carlos Calleja, lo cual fue criticado por Simán. 
 
El dirigente de Arena, Eduardo Barrientos, fue criticado por el empresario Ricardo Simán en una publicación de Facebook. Simán respalda la candidatura presidencial de Javier Simán, presidente de la ASI, y en la publicación, Barrientos parecía dar su respaldo al otro precandidato presidencial Carlos Calleja, lo cual fue criticado por Simán. 

Simán ha evadido decirlo con claridad, pero nadie duda de su intención. Su primo, Ricardo Simán, ya en público habló de "una contienda interna", al reclamar a un dirigente de Arena por expresar en una de sus cuentas de redes sociales su simpatía hacia Calleja. Ricardo Simán incluso demandó al dirigente Eduardo Barrientos que mostrara "imparcialidad".

El partido dirigido por Interiano ha estado lejos de la tranquilidad, a pesar de los reiterados llamados a aguardar. El 5 de junio, cuando se avecinaba la ceremonia anual en la que ASI entrega premios a empresarios y a la que habían sido invitados varios diputados de Arena, el Coena emitió una tercera prohibición de reuniones "con posibles aspirantes a candidatos a la presidencia".

El documento iba dirigido desde el Coena a las direcciones departamentales y de estas, se reenvió a diputados, alcaldes, concejales, a los miembros de la estructura y a aspirantes a diputados y alcaldes también. "Se les informa que se SE LES PROHIBE asistir a reuniones con posibles aspirantes a candidatos a la presidencia en vista de que en este momento nos distrae de las actividades del partido para las próximas elecciones de 2018", dice el comunicado que circuló entre las filas de Arena.

El llamado, por tercera vez en casi tres meses, fue burlado por al menos los diputados de Arena. Durante la gala de la ASI, el jueves 8 de junio, mientras Javier Simán entregaba premios a diversos empresarios del país, desde las mesas donde se sentaban los invitados aplaudían los diputados Donato Vaquerano, Margarita Escobar, Javier Palomo, Edgar Escolán, Mayteé Iraheta y Ricardo Velásquez Parker.

Este fue el comunicado que giró la dirección de Arena el lunes 5 de junio para exigir a sus miembros, por tercera vez, que se abstuvieran de reunirse en público con los aspirantes a ocupar cargos de elección popular. 
 
Este fue el comunicado que giró la dirección de Arena el lunes 5 de junio para exigir a sus miembros, por tercera vez, que se abstuvieran de reunirse en público con los aspirantes a ocupar cargos de elección popular. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad