Publicidad

Medardo González pide a sus fieles que crean en el país que el FMLN vende

El secretario general del FMLN ataca a las encuestas que hablan de un país sin rumbo y unos partidos que desencantan, el FMLN incluido, y le dice a las bases que esas encuestas son "pura propaganda política". Un diputado, un alcalde y un militante del FMLN confirmaron a El Faro la veracidad de un memorando enviado el 9 de junio a toda la militancia del partido.

 
 

El secretario general del FMLN, Medardo González, envió el 9 de junio un memorando interno a toda la militancia del partido de izquierdas en el que da instrucciones para que las bases sepan “cómo reaccionar” ante los datos de dos casas encuestadoras en los que el dibujo del rumbo del país, la imagen del presidente Salvador Sánchez Cerén y del partido aparecen en números rojos. El texto firmado por González, llama “pura propaganda política” e“instrumentos políticos de la guerra mediática” a los resultados de esas encuestas.

Las conclusiones del principal líder del partido, que a la vez figura como potencial candidato a las presidenciales de 2019, fueron plasmadas en un texto de cinco páginas dirigido a los mandos medios y altos del FMLN: los 58 integrantes del Consejo Nacional; las cabezas de las 14 secretarías departamentales y de las 262 sedes municipales. En el documento, González hace su propia valoración sobre la situación del país, y toma para ello resultados de encuestas internas que no poseen ficha técnica y en donde el partido y el gobierno aparecen mejor posicionados frente a la opinión pública.

La versión del país que González hace en nombre del FMLN sale a la luz 6 días después de que el Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (IUDOP) revelara una encuesta en la que Sánchez Cerén aparece con una nota promedio de 4.79, la peor calificación en 8 años de dos gestiones del FMLN.  El 63.4% de los encuestados manifestaron estar en contra de que el FMLN siga gobernando, y un 56.7% de las personas encuestadas creen que la situación general del país está peor con este gobierno. El documento, además, cuestiona los resultados de la encuesta de la casa Cid Gallup, que el pasado 5 de junio reveló su propio estudio que también da una mala nota para el Presidente, que aparece en números rojos con (27%) de aprobación. Según Cid Gallup, en su medición regional, Sánchez Cerén solo es superado con peor desempeño por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. 

Un diputado, un alcalde y un militante (todos del FMLN) que recibieron el documento confirmaron a El Faro la veracidad del memorando que también incluye información sobre encuestas pagadas por el FMLN. A diferencia de los datos del IUDOP y de Cid Gallup, los datos que según González ha recogido el partido en el terreno señalan que el 70 por ciento de las personas encuestas (el documento no incluye ficha técnica) simpatiza con algún partido político y sólo el 29.4  por ciento se considera no partidario. 

Según las encuestas a las que hace mención el secretario general del FMLN, el partido de gobierno aventaja a Arena distintos sectores del país. ¿Qué le conviene más a El Salvador, un gobierno del FMLN o un gobierno de Arena? Según los números revelados por Medardo González, un 42.5% del sector de "clases medias" respondió que un gobierno del FMLN "y solo 38.42%" con Arena. En el resto de items, los jóvenes, los campesinos, las mujeres,  los pobres y los trabajadores", el FMLN roza el 50 % de opiniones favorables y Arena solo aparece con ventaja entre "los ricos". Ver doc.  

La lectura del principal vocero del FMLN es que las encuestas de la Universidad jesuita (UCA) y de la Cid Gallup han dejado ser instrumentos de medición y se han convertido en “instrumentos políticos de la guerra mediática, bajo el eje específico de ‘la guerra de encuestas’".

Para sostener esta afirmación, el texto alude a que “las últimas encuestas publicadas (Gallup y UCA) se ubican claramente dentro de este tipo de instrumentos (políticos de la guerra mediática) debido a la coincidencia en cuanto a su tiempo de publicación”, reza el documento. 

Para el FMLN las últimas encuestas “sirven para cimentar el respaldo a ciertos postulados políticos” como que la mayoría de la población (entre 60% a 70%) rechaza lo político y lo partidario; que “existe la necesidad de nuevas fuerzas políticas y de ‘figuras mesiánicas de salvación’"; que “existe un abrumador rechazo hacia la gestión del actual gobierno” y que “las únicas figuras con gran reconocimiento son el Fiscal y la Sala de lo Constitucional.”

Nayib Bukele, el alcalde de San Salvador, aspirante presidencial que su propio partido ha marginado de la contienda, puede sentirse aludido con los primeros tres de los cuatro postulados que ataca el FMLN. Bukele es uno de los principales detractores de los partidos políticos (ha catalogado al FMLN como una versión de Arena); es la figura más popular en todas las encuestas  (aunque la población identifica como ajena al partido de gobierno)  y se ha posicionado como una especie de contrapoder que señala los errores del gobierno de Salvador Sánchez Cerén.

Para el alcalde de San Salvador, que buscará un segunda gestión bajo la bandera de partido de gobierno,  descalificar a la casa encuestadora de la Universidad jesuita es un síntoma grave de desconexión de la realidad”. “Pensar que la encuesta de la UCA es una encuesta pagada, o para favorecer a la derecha, es un síntoma grave de desconexión de la realidad”, escribió Bukele en su cuenta de Twitter. En su cuenta oficial en Facebook, Bukele agregó: "La UCA ha demostrado su independencia por décadas y su encuesta solo refleja el sentir de la población. El Gobierno, en lugar de hacer como el avestruz, debería entender esto y dar un golpe de timón, antes de que sea demasiado tarde".

La directora del IUDOP, Jeannette Aguilar, citó la frase del alcalde divulgada en Twitter para contradecir las críticas al estudio. "Es una muestra de la matonería que prevalece en algunos políticos. Optan por difamar y echar a otros la responsabilidad de su incapacidad", escribió en su cuenta oficial de Twitter.

En el mismo documento divulgado por González también se agregan resultados sobre simpatía partidaria, aunque no existe una pregunta sobre intención de voto. La forma de consulta sobre simpatías dice literalmente de la siguiente forma:  “Algunas personas cuando se les pregunta con qué partido simpatizan o cuál es su partido preferido, prefieren no decirlo al encuestador. Por eso preferimos que usted se sienta cómodo y responda O ESCOJA CUÁL ES SU PARTIDO PREFERIDO EN ESTA HOJA, SIN QUE YO ME DE CUENTA DE SU RESPUESTA. (sic).”  Según los números de una gráfica de pastel incluidos en el memo, el FMLN tiene una ventaja con respecto a Arena, aunque según el margen de error, también puede leerse como un empate técnico. En la gráfica el FMLN aparece con 30.58% de opiniones favorables y Arena con un 28.55 %.

"La UCA oculta lo positivo": González

La lectura de Medardo González respecto de las encuesta del IUDOP dedica casi una página a criticar lo que llama “contradicciones internas”. Según el partido de izquierdas, hay una pregunta sobre la situación económica familiar (la microeconomía) que ellos interpretan como positivo, pero la respuesta ha sido omitido del “análisis interpretativo presentado en el boletín”. Para el partido de gobierno se oculta que el 54% de los encuestados cree que su situación económica sigue igual o ha mejorado y  la Universidad Centroamericana resalta que el negativismo y rechazo que tiene el resto de respuestas. “El ocultamiento de este dato refleja la falta de objetividad, destacando solamente lo negativo”, concluye el documento.

Las encuestas publicadas en los últimos treinta días hacen una evaluación de los tres años de gobierno del FMLN y posicionan a las principales figuras presidenciales de ambos lados del espectro político. Los resultados de las encuestas difieren del país que describe el gobierno y el partido FMLN. En su informe de resultados del 1 de junio pasado, el presidente de la República describió un país más seguro, menos pobre, con un gobierno respetuoso de la transparencia y con una economía boyante en ruta al desarrollo. 

La imagen del país que ve el FMLN, sin embargo, no cuaja ni con la que plasma la población en las encuestas ni con los datos de otras organizaciones. En materia económica, por ejemplo, El Salvador creció 2.5% y 2.2% en los años 2015, y 2016, respectivamente, y según proyecciones de la CEPAL para 2017, el crecimiento será de 2.5% lo cual es menor al desempeño del resto de países centroamericanos y República Dominicana. Estos países han crecido, año con año, arriba del 3.3% desde 2015. El año pasado el crecimiento promedio en Centroamérica incluyendo Panamá y República Dominicana fue de 4.5% y El Salvador estuvo 2.3% abajo.  Para el gobierno y el FMLN, sin embargo, El Salvador ha crecido en materia económica. 

Otro dato omitido en la rendición de cuentas del gobierno es la crisis fiscal que enfrenta el Estado. Por primera vez, desde el martinato, El Salvador incumplió sus compromisos de gasto corriente. Esto produjo que Fitch Ratings y Standard & Poor’s degradaran la calificación de riesgo de El Salvador debido a que el gobierno incumplió un pago de $28.8 millones de su deuda con el fondo de pensiones. Ambas calificadoras responsabilizaron de la crisis a los dos partidos mayoritarios que no se ponen de acuerdo. Con el cambio de calificación, Fitch Ratings colocó a El Salvador a la par Venezuela, Congo y Grecia. 

En 2009, El FMLN promocionó en su campaña publicitaria de cara a las elecciones presidenciales las encuestas de CID Gallup y de la UCA como sondeos serios. 
 
En 2009, El FMLN promocionó en su campaña publicitaria de cara a las elecciones presidenciales las encuestas de CID Gallup y de la UCA como sondeos serios. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad