Publicidad

La fiesta de los amigos menos conocidos del presidente Bukele

Una fotografía del humorista Hugo Castillo da a conocer una celebración privada organizada por financistas del partido Gana, en la que el presidente Bukele y parte de su círculo de confianza compartieron mesa con Herbert Saca Vides, operador de los gobiernos de Antonio Saca y Mauricio Funes, y adversario de Guillermo Gallegos en el partido.

 
 

La foto se tomó el sábado 31 de agosto por la tarde, en una casa de la colonia San Mateo, en San Salvador. De pie, frente a una mesa con manteles de fiesta, el comediante Hugo Castillo representa el personaje de la sexóloga Déborah Penélope, creado por él a mediados de los 90 y con el que ofrece un standup para adultos. En la mesa, escuchándolo, están el presidente Nayib Bukele y Herbert Ernesto Saca Vides, uno de los poderes ocultos detrás del partido Gana y operador político clave de los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes.

En la imagen, publicada días después por el comediante Castillo en sus redes sociales, aparece también Jorge “Koky” Aguilar, presidente del Fondo Nacional de Medioambiente (Fonaes). Se trata de una pequeña ventana a una reunión privada de actores clave de la política nacional, organizada por la familia Orozco, financista de Gana y prestamista entre otros del presidente Bukele. En la reunión, según varias fuentes participaron también el secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, y Walter Araujo, expresidente de Arena, exmagistrado del Tribunal Supremo Electoral, excandidato a la alcaldía de San Salvador por Gana y un activo vocero en redes sociales a favor de Bukele.

Herbert Saca Vides (de pantalón café y camisa blanca), sentado en la mesa del presidente Nayib Bukele, los hermanos Orozco y Jorge Koky Aguilar. De pie, el comediante Hugo Castillo interpreta el show de Déborah Penélope. Imagen tomada del Facebook de Déborah Penélope.
 
Herbert Saca Vides (de pantalón café y camisa blanca), sentado en la mesa del presidente Nayib Bukele, los hermanos Orozco y Jorge Koky Aguilar. De pie, el comediante Hugo Castillo interpreta el show de Déborah Penélope. Imagen tomada del Facebook de Déborah Penélope.

Hugo Castillo explica que la reunión fue en la casa de la familia Orozco, en la colonia San Mateo de la capital, y participaron solo una veintena de personas. “Me contrataron para una fiesta. Ahí estaba él (Bukele). Simplemente fue un almuerzo”, dijo Castillo: “Estaba Walter Araujo, estaba Ernesto Castro, Eduardo Orozco, los hijos de Eduardo Orozco... Había poca gente”. El Faro intentó obtener la versión de Walter Araujo, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta. 

Jorge Aguilar, empresario de reciclaje y atleta de motocross, a quien Bukele puso el 11 de junio al frente del Fonaes, no quiso dar el apellido de la familia anfitriona, pero asegura que se trata de “amigos de infancia” del presidente. “Como población siempre creemos que el funcionario nunca tuvo amigos”, comenta. “Te voy a ser bien honesto: son amigos de infancia el que lo invitó (al presidente Bukele) y ha sido amigo mío de toda la vida también”.

Los Orozco, esos amigos de toda la vida, son Eduardo Orozco Abrego, conocido por Eddy Sadinoel Orozco Abrego, de 76 años; y sus hijos, Eduardo Orozco Navarrete, de 42, y Óscar Orozco Navarrete, de 45, que aparecen en la foto con Bukele y Saca Vides. La familia dirige dos empresas de productos de aluminio, una lotificadora y una empresa de energía eléctrica. Tres fuentes cercanas a los Orozco los perfilan como prestamistas informales, agiotistas. “Trabajan con mutuos (contratos privados), le prestan dinero a interés alto y usted deja una prenda como garantía: propiedades, vehículos”, explicó una persona que ha usado sus servicios.

Financistas de partidos y candidatos

En 2013 y 2014, los Orozco coincidieron con Herbert Saca Vides en la lista de grandes donantes del partido Gana, con el que Antonio Saca buscó la presidencia en 2014 y con el que Bukele la alcanzó el pasado febrero.

A inicios de 2013, Antonio Saca lanzó su candidatura para un segundo período presidencial y anunció que correría con la bandera de Unidad, una coalición de partidos liderada por Gana en la que también entraron el PCN y el PDC. Ese año, la empresa Aluminios Internacional, de los Orozco, donó $25 mil dólares a Gana según el Informe de Donantes de Partidos Políticos 2006-2017, divulgado en 2018 por la desaparecida Secretaría de Transparencia. En 2014, año electoral, la misma empresa aportó $150,000.

En esos dos años, según los registros oficiales, un total de 14 grandes donantes dieron a Gana $770,321.05 en suma. El aporte de los Orozco significó el 22.7 % de esa cantidad, lo que los convierte en los segundos mayores donantes públicos al partido en ese periodo, solo por debajo de Servicio de Alimentos, que aportó $315,897.40. El propietario de Servicios de Alimentos era Kerim Eduardo Salume Babún, hermano de Nicolás Antonio Salume, presidente de la CEL en el gobierno de Saca y en los primeros dos años del gobierno de Mauricio Funes. Entre 2013 y 2014 Herbert Saca Vides donó a Gana un total de $45 mil.

En esta otra imagen, Déborah Penélope actúa frente a los invitados. A la derecha de Bukele, los hermanos Eduardo y Óscar Orozco. Enfrente del presidente, Koky Aguilar; en la esquina izquieda (camisa rosada) Ernesto Castro, secretario privado de la Presidencia. Imagen tomada del Facebook de Déborah Penélope. 
 
En esta otra imagen, Déborah Penélope actúa frente a los invitados. A la derecha de Bukele, los hermanos Eduardo y Óscar Orozco. Enfrente del presidente, Koky Aguilar; en la esquina izquieda (camisa rosada) Ernesto Castro, secretario privado de la Presidencia. Imagen tomada del Facebook de Déborah Penélope. 

Un dirigente de Gana que habla con la condición de anonimato asegura que la relación entre Saca Vides y los Orozco se explica porque él controla desde el inicio, pese a no tener ningún cargo formal, las finanzas del partido. Gana nació en octubre de 2009, tras la escisión de doce diputados de Arena. Miguel Ahues, uno de sus fundadores, dijo a El Faro tiempo después que Gana había arrancado “sin ningún apoyo más que el de Herbert Saca”.

Por su parte, y al margen de su posible amistad, la relación de Bukele con los Orozco es anterior a su incorporación al partido en 2018 para poder ser candidato presidencial. El nombre de Eduardo Orozco Abrego aparece en un informe de auditoría de la Sección de Probidad realizado a partir de las declaraciones de Bukele como alcalde de Nuevo Cuscatlán (2012-2015) y San Salvador (2015-2018). Probidad señaló en un informe preliminar como una inconsistencia un cheque de 200 mil dólares con fecha de 6 de marzo de 2015, proveniente de Eduardo Orozco en concepto de préstamo. 

El cheque y el depósito se hicieron solo cinco días después de las elecciones en las que Bukele ganó la alcaldía de San Salvador. Probidad pidió explicación de este cheque el 27 de marzo de 2017. Bukele respondió que el cheque girado por Eduardo Orozco obedecía a un préstamo que fue formalizado por medio de un contrato privado.

En la misma nota a Probidad, Bukele acepta que por error no incluyó esta deuda en su declaración patrimonial: “Aclaro que por un error involuntario no consigné en mis declaraciones patrimoniales de cese de funciones como Alcalde de Nuevo Cuscatlán y toma de posesión como Alcalde de San Salvador, esta información dentro de las cuentas por pagar, por lo que solicito se rectifique mi declaración de cese de Nuevo Cuscatlán y toma de posesión de San Salvador, a fin de que sea agregado dentro de mis declaraciones dicho pasivo…”.

Dos meses después de aquella consulta de Probidad, el 21 de junio de 2017, Bukele terminó de pagar una deuda a Eddy Sadinoel Orozco con una casa ubicada en la colonia Flor Blanca, según el Registro de Propiedades. En la escritura de dación de pago, la casa aparece valorada en 300 mil dólares.

Los Orozco también han tenido relación comercial con Mauricio Funes, primer presidente de la República por el FMLN y socio político con Gana durante todo su mandato, hasta el punto de que dirigentes del mismo dijeron a funcionarios de Estados Unidos que “Funes prácticamente los adoptó” en el nacimiento del partido. En julio de 2014, un mes después de dejar el cargo de presidente, Funes recibió en una de sus cuentas 25 mil dólares a través de un cheque emitido por Eduardo Orozco hijo, según consta en el informe preliminar de enriquecimiento ilícito abierto por Probidad contra Funes.

El cheque fue depositado en una de las cuentas de Funes por William Guzmán, una especie de mayordomo del Estado Mayor Presidencial, ahora prófugo, que solía cargar un maletín con efectivo del expresidente según consta en un expediente judicial en el que se acusa a Guzmán de lavado de dinero.

Un persona del entorno del expresidente Funes explicó a El Faro que el cheque responde a la compraventa de una camioneta. Según esta fuente, entre junio y julio de 2014, justo al dejar la presidencia, Funes vendió al menos media docena de vehículos de lujo a compradores que le consiguió Herbert Saca Vides. “Quería vender armas y vehículos y muchas de esas compraventas ya están en los expedientes judiciales por los que es requerido”, explicó la fuente. 

Los vínculos entre Bukele y el apellido Saca

La fiesta en la casa de los Orozco reabre preguntas sobre la relación actual del presidente con el partido que lo llevó al poder y su cercanía con el que fuera círculo de confianza del expresidente Antonio Saca, actualmente en la cárcel por diversos delitos de corrupción.

“Es que los Orozco son amigos de Herbert Saca. De hecho, creo que la figura de Herbert Saca es la polémica, pero entiendo yo que Herbert era invitado de los Orozco”, dice Hugo Castillo. Minutos después de que el comediante atendiera por teléfono a El Faro, la foto de Saca Vides desapareció de su página de Facebook.

Jorge Aguilar insiste en que la presencia de Saca Vides y Bukele en el mismo evento se debe a sus amigos en común. “Si lo damos tendenciosamente le podemos poner cualquier calificativo”, respondió. “¿Por qué lo invitó? No sé. Esa fue una reunión de un cumpleaños donde coincidieron múltiples amistades, un cumpleaños bien ameno donde nadie habló de política, porque creo que ni el señor presidente estaba con ganas de hablar de política”, dijo Aguilar.

Herbert es primo del expresidente Saca, y su nombre comenzó a trascender como el de su principal lobbista durante el último gobierno de Arena. Tras el triunfo del FMLN y Funes, Saca Vides se convirtió en un actor clave para el primer presidente de izquierda, según el mismo Funes reconoció en conversaciones privadas que salieron a la luz gracias a una investigación de la Revista Factum. En esas conversaciones, Funes perfiló a Saca Vides como “el enlace de mi gobierno con los diputados de Gana una vez se constituyeron en partido político”.

Herbert Ernesto Saca vides. 
 
Herbert Ernesto Saca vides. 

Sin haber ostentado nunca un cargo público, Herbert Saca es reconocido como el poder oculto detrás de Gana. Seis días antes de la fiesta en casa de los Orozco, su nombre había vuelto a ocupar los titulares de la política nacional: el diputado Guillermo Gallegos denunció que Saca Vides estaba detrás de la fallida candidatura por la presidencia de Gana del diputado Rigoberto Soto, viceministro de agricultura en el Gobierno Bukele. 

Herbert Saca es importador de autos de lujo. Su negocio tiene sede en un local comercial de nombre HS Imports, que fue allanado por la Fiscalía para investigar cuatro casos de enriquecimiento ilícito emblemáticos conocidos entre 2016 y 2018: el de los expresidentes Saca y Funes; el del exsecretario privado de la Presidencia Elmer Charlaix; y el del exdirector general del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) Leonel Flores. En todos estos casos, Probidad de la Corte Suprema de Justicia asegura que los exfuncionarios compraron vehículos a Herbert Saca, o se hicieron con vehículos que estuvieron a su nombre, con fondos cuya procedencia es desconocida.

La relación entre Saca Vides y Bukele comenzó a ser pública en 2018, con la acusación contra el exfiscal Luis Martínez y el empresario Enrique Rais por dirigir una estructura que sobornaba a fiscales y jueces para favorecer en cortes al empresario. La Fiscalía tuvo acceso a los mensajes telefónicos del exfiscal Martínez y encontró que entre diciembre de 2015 y febrero de 2016 este envió mensajes a Herbert Saca para pedirle su intercesión con Bukele para que este dejara de atacarlo públicamente. Para aquellas fechas, Bukele exigía al FMLN que no apoyara la reelección de Martínez, cuya Fiscalía estaba procesando el caso Troll Center, en el que fueron acusados y después absueltos cercanos colaboradores del entonces alcalde Bukele. Una de las acusadas fue la actual secretaria de Comunicaciones de la Presidencia, Sofía Medina, en aquellas fechas jefa de prensa de la comuna capitalina.

En febrero de 2016, Martínez volvió a contactar a Saca Vides para pedirle intercediera por él ante Nayib: “Calme a Nayib y a Alex Muyshondt sobre eso del troll center. Yo jamás quise ni nada contra nayib. Todo lo contrario siempre he respetado”, le escribió en un mensaje. El Alex Muyshondt al que se refería el entonces Fiscal general es Alejandro Muyshondt, que actualmente ocupa un cargo de asesor de seguridad pública en la administración Bukele.

En diciembre de 2018, El Faro también publicó que, entre septiembre y octubre de 2017, siendo alcalde de San Salvador, Bukele utilizó una camioneta que estaba ligada al proceso judicial contra el expresidente Antonio Saca por corrupción. Según Bukele, la camioneta fue alquilada y él desconocía quién era su dueño.

El jueves 5 de septiembre, un día antes del anuncio de acuerdo entre el Gobierno y la OEA para crear una eventual comisión contra la impunidad, El Faro envió preguntas al presidente Bukele a su cuenta de Twitter para consultar si los préstamos con la familia Orozco estaban relacionados con financiamiento de campaña, y conocer el estado actual de esas deudas. Además, se le preguntó cuál es la naturaleza de su relación con Herbert Saca. Las mismas preguntas se enviaron a Ernesto Sanabria, el secretario de Prensa de la Presidencia. En esa misma fecha, este periódico dejó un recado a Saca Vides en su oficina de HS Imports, así como a los Orozco en su oficina de la empresa Aluminios Internacionales S.A. de C.V. y al teléfono celular de Eduardo Orozco hijo para preguntarles sobre su relación con Bukele. Ninguno contestó.

Ante la falta de respuesta de Casa presidencial, el martes 17 El Faro intentó obtener una reacción directamente del presidente Bukele, en una conferencia de prensa con motivo de una visita técnica del Banco Interamericano de Desarrollo, pero también fue imposible. Al llegar a la actividad un periodista de El Faro se anotó en segundo lugar en la lista de preguntas organizada por miembros de Protocolo, pero personal de Casa Presidencial insistió en preguntarle varias veces el tema que quería tratar antes de permitirle el acceso al salón, y finalmente no se le concedió la palabra. Casa presidencial terminó permitiendo preguntas de otros dos medios: Canal 19, del Grupo Megavisión; y Canal 12.

*Con reportes de Jimmy Alvarado y Roxana Lazo

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad