Publicidad

El Salvador

Empresa de candidato de Nuevas Ideas ganó un millón de dólares en contratos de la emergencia

La empresa Aire Frío El Salvador S.A. de C.V., fundada por el candidato a diputado de Nuevas Ideas Christian Guevara, ganó ocho contratos con el MOP por 1.09 millones de dólares para proveer aires acondicionados a hospitales públicos durante la emergencia por coronavirus. Guevara es fundador de la empresa y apoderado de dos agencias de publicidad que desde junio de 2019 experimentaron un repunte y acumularon más de medio millón de dólares ($ 500, 523.87) en contratos con ministerios y autónomas del Ejecutivo. 

Nelson Rauda y Gabriel Labrador

 
 

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) otorgó 1,092,644 dólares en contratos de emergencia por la covid-19 a una empresa fundada y dirigida por un candidato a diputado de Nuevas Ideas, para suministrar con equipos de aire acondicionado e instalaciones eléctricas a hospitales y oficinas de Gobierno. Se trata de Aire Frío de El Salvador S.A. de C.V., fundada en agosto de 2013 por el publicista Christian Guevara, ligado a estrategias de comunicación política del gobierno de Antonio Saca y Arena, y quien busca una curul por el departamento de San Salvador en febrero de 2021, con la bandera del partido fundado por Nayib Bukele y dirigido por sus familiares, socios, amigos y funcionarios.

El primero de los contratos del gobierno con Aire Frío durante la pandemia fue el 27 de marzo para la instalación de equipos de aire acondicionado en los albergues de cuarentena de Jiquilisco y Tecoluca. La orden fue firmada nueve días después de que Salud desalojara a 300 albergados en Jiquilisco que protestaron porque el lugar no reunía las condiciones mínimas para operar. El 11 de abril, el Gobierno anunció que había transformado los dos recintos en “hospitales temporales” . Para entonces, el país cumplía 21 días una cuarentena domiciliar obligatoria.

El contrato más cuantioso durante la emergencia fue por 686,077 dólares, para suministrar e instalar aires acondicionados “en varios hospitales nacionales”. La orden de compra número 163 del MOP, fechada el 24 de abril y disponible en el sitio de transparencia de compras de emergencia del Ejecutivo, no detalla cuántos ni qué hospitales son los beneficiados.

En total, el MOP y Aire Frío firmaron durante la emergencia ocho contratos, todos ellos financiados con el Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (Fopromid), lo que permite que esas contrataciones estén exentas de la racionalidad y transparencia en el gasto público que exige la Ley de Adquisiciones y Contrataciones Públicas (Lacap) . Según un informe de Funde-ALAC, Aire Frío fue la mayor proveedora del MOP en las compras de emergencia realizadas entre marzo y mayo de 2020.

Seis de esos ocho contratos con el MOP ocurrieron cuando el candidato Guevara era director secretario de la Junta Directiva de Aire Frío. Esa Junta fue elegida el 12 de junio de 2018 para un periodo de siete años, pero fue reformada al cumplir su segundo año, el 26 de junio de 2020, tres semanas antes de las elecciones internas de Nuevas Ideas, en las que Guevara fue elegido. Bajo esa nueva Junta, en la que Guevara fue sustituido por Gustavo Edgardo Melgar Molina, ocurrieron los últimos dos contratos con el MOP: uno por 25,685 dólares para instalar aires en el hospital nacional de Cojutepeque y otro por 12,380 dólares para instalaciones eléctricas para el funcionamiento de aires acondicionados en el hospital nacional de San Vicente. Esos últimos dos contratos también fueron financiados con fondos Fopromid, a pesar de que para esas fechas ya no existía ninguna ley de emergencia aprobada por la Asamblea Legislativa que avalara el uso de ese mecanismo.

A la fecha de publicación de este reportaje, el cargo de Christian Guevara como socio fundador de la empresa se mantiene intacto en el Registro de Comercio.

Además de su participación en Aire Frío, el candidato administra dos empresas de publicidad que también han ganado contratos con oficinas del Ejecutivo dirigido por Nayib Bukele, aunque estos se firmaron, en su mayoría, en los meses previos a la emergencia por el coronavirus. Son Grupo Plan B y Media Latam Group, empresas de las que Guevara es uno de sus apoderados legales según el Registro de Comercio.

Aunque ambas sociedades habían suscrito contratos con el Gobierno durante la última administración del FMLN, desde junio 2019 experimentaron un repunte y acumularon más de medio millón de dólares ($ 500,523.87) en contratos con ministerios y autónomas del Ejecutivo, según Comprasal.

Las agencias fueron contratadas por la Corporación Salvadoreña de Turismo (Corsatur), el Ministerio de Salud y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), entre otras instituciones. Uno de esos contratos es con el Ministerio de Educación, el 8 de mayo de 2020, por “servicio de pauta digital emergencia covid-19”.

En total, las tres empresas han ingresado 1,752,012 dólares por 46 contratos con ministerios y autónomas del Ejecutivo entre junio de 2019 y septiembre de 2020, durante el gobierno de Nayib Bukele. De ese total, los ocho contratos del MOP con Aire Frío durante la emergencia representan el 62 % del monto facturado.

En la mañana del viernes 16 de octubre, a través de una llamada telefónica, El Faro pidió a Christian Guevara una entrevista para hablar de los contratos y de su participación en las tres sociedades. Guevara dijo que renunció en noviembre de 2019 a Plan B, Aire Frío y “todas sus empresas”. Sin embargo, en el Registro de Comercio su participación como socio fundador de Aire Frío no registra cambios y su separación de la Junta de esta empresa, como de la Junta de Plan B, está fechada en junio de 2020.

La versión de Guevara tampoco coincide con lo dicho por uno de sus socios en las tres sociedades. Julio Mejía, actual CEO de Plan B, aseguró en julio 2020 en redes sociales que la separación de Guevara de Plan B ocurrió a mediados de 2019 y no en noviembre, como asegura el candidato. Al explicarle a Guevara que hay contradicciones en las versiones sobre su desvinculación, insistió en que no daría una entrevista a este medio y que solo respondería preguntas vía correo electrónico. El Faro envió un listado de preguntas en la noche del viernes 16 de octubre, y le solicitó hiciera llegar documentos que confirmaran su desvinculación de las empresas, pero al cierre de este reportaje no hubo respuestas.

Esa misma noche, Álvaro Figueroa, gerente de Aire Frío, contactó a un periodista de este medio y ofreció dar una entrevista, luego de asegurar vía telefónica que “Christian no está con nosotros desde hace un par de años”. Figueroa se comprometió a enviar vía correo electrónico documentos que comprueben la desvinculación, pero al cierre de este reportaje ya no hubo respuesta.

Este medio también buscó una reacción del presidente de Anda, del ministro del MOP Romeo Rodríguez, que también es uno de los fundadores de Nuevas Ideas, y del presidente del partido, Xavier Zablah Bukele, pero al cierre de esta nota no respondieron.

Christian Guevara, candidato a diputado por Nuevas Ideas, en el departamento de San Salvador, durante una entrevista televisiva, octubre de 2020. Foto de El Faro: Cortesía de @informaTVX.
 
Christian Guevara, candidato a diputado por Nuevas Ideas, en el departamento de San Salvador, durante una entrevista televisiva, octubre de 2020. Foto de El Faro: Cortesía de @informaTVX.

Contratista y candidato

La cuenta oficial de Twitter del candidato fue suspendida por infringir las reglas de la red social a principios de octubre pero incluía numerosas expresiones de abierto respaldo a Bukele después de su triunfo en las presidenciales de febrero 2019. El 25 de marzo de 2019 Guevara escribió: “Hay que apostar seriamente por sacar a los #dinopolíticos de la Asamblea. A los que no proponen nada, a los que proponen cosas solo para beneficios de unos pocos, a los que levantan la mano como máquinas, a los mismos de siempre”. 15 meses después, el 15 de junio de 2020, cuando Aire Frío ya había ganado seis contratos de la emergencia con el MOP (que se sumaban a otros 33 contratos con el Gobierno Bukele durante el primer año de gestión), Guevara reveló que competiría por una de las candidaturas a diputado por Nuevas Ideas.

El 13 de julio de 2020, escribió que Nuevas Ideas estaba dando pasos hacia “ una nueva Asamblea, donde los intereses de todos son más importantes que los intereses personales de unos cuantos” . Ese mismo día, Aire Frío, la empresa que ayudó a fundar, suscribió el último de los ocho contratos con el MOP para proveer instalaciones eléctricas para el funcionamiento de aires acondicionados en el hospital nacional Santa Gertrudis, de San Vicente, por 12,380 dólares.

Tres días después, y a tan solo 72 horas de las elecciones internas de Nuevas Ideas, los socios de Plan B, una empresa de publicidad que presume de tener en sus clientes a Almacenes Simán, Mister Donut o Zapaterías MD , consideraron importante anunciar que se desligaban de Guevara, debido a sus “apuestas personales”. A través de un video en la página de la agencia y de una nota publicada el 16 de julio en una página web recién creada y llamada “Claroobscuro”, el CEO de la empresa, Julio Mejía, notificó a sus clientes “la salida del ex socio Christian Guevara, ya que este se enfocará en proyectos personales”. La publicación fue retomada por Diario La Huella , una página afín al presidente Bukele.

Plan B, sin embargo, omitió decir en su comunicado que Guevara sigue vinculado a la compañía, según información oficial del Registro de Comercio, con un “poder general administrativo con cláusulas especiales”.

Los contratos con el Estado, según expertos en derecho y transparencia, plantean un conflicto legal para las aspiraciones políticas de Guevara. El artículo 127 de la Constitución, que enlista a quienes tienen prohibido ser candidato a diputados, incluye a contratistas de “obras o empresas públicas que se costeen con fondos del Estado”.

“No necesita mayor interpretación en el sentido literal”, dice Wilson Sandoval, de la Oficina de Anticorrupción ALAC de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde). José Marinero, abogado y docente en derecho administrativo y políticas públicas, coincide y explica que si la candidatura de Guevara se oficializa, existiría una violación a la Carta Magna por los contratos suscritos con el Gobierno por las empresas donde Guevara tiene poder de decisión. Guevara aún no es un candidato oficial ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), quien puede frenar la postulación de cualquier aspirante si no cumple con los requisitos de ley. El TSE tiene hasta el 21 de diciembre próximo, cuando falten dos meses para las elecciones, para dejar firme las candidaturas de diputados. 

 

 

 

Nuevas Ideas, nueva bonanza

Grupo Plan B, Aire Frío y Media Latam Group ya habían sido contratistas del Estado antes del inicio de la administración Bukele, pero el rendimiento de las tres empresas relacionadas con Christian Guevara se duplicó tras el gobierno de Salvador Sánchez Cerén. El monto total de sus contratos entre junio de 2018 y mayo de 2019, durante el último año de gobierno del FMLN, fue de 764,259 dólares, pero desde junio de 2019 a mayo de 2020 facturaron 1,699,362.25 dólares. Un incremento del 122 %.

Solo con los ocho contratos asignados a Aire Frío entre marzo y julio de 2020 con fondos de Fopromid, esta empresa facturó más de la mitad de lo que había vendido a ministerios y autónomas durante los cinco años y medio anteriores a la llegada de Bukele al poder. Entre enero de 2013 y mayo de 2019, en gobiernos del FMLN, Aire Frío logró 114 contratos por un total de 1.62 millones de dólares. Durante la emergencia por la pandemia de covid-19, la empresa facturó 1.09 millones de dólares.

Nueve de cada 10 dólares de ese monto provienen del Fopromid. En otros 12 contratos ganados entre junio de 2019 y septiembre 2020 con instituciones públicas ajenas al Ejecutivo, Aire Frío solo facturó 80,533 dólares.

Durante la emergencia, Aire Frío también recibió órdenes de compra para equipar con aires acondicionados el Instituto de la Niñez y Adolescencia (ISNA) y la ex residencia presidencial, que fue convertida en una estancia para el personal que atendía pacientes con Covid-19.

A mediados de mayo, Aire Frío publicó una nota en su página web en la que dijo que estaba trabajando junto con el Gobierno en la climatización de hospitales . “22 de estos nosocomios no tenían el servicio de aire acondicionado, la mayoría están en el interior del país”, dice la nota de la empresa, que cita al ministro Romeo Herrera e incluye imágenes de la instalación de equipo en el hospital Rosales, de San Salvador. En un video publicitario en la página de Aire Frío , que incluye el logo del MOP, se detalla que “en el marco de la emergencia mundial por covid-19 (la empresa) ha instalado más de 140 equipos de aire acondicionado, sumándose a las mejoras que está impulsando el gobierno de El Salvador”.

Adicionalmente, esta empresa ganó contratos para proveer servicios a los hospitales San Rafael (Santa Tecla), Cojutepeque, San Vicente, y La Ceiba.

Oficinas de la empresa Aire Frío El Salvador, en Mejicanos. La empresa, fundada por Christian Guevara y dirigida por sus socios, firmó ocho contratos con Obras Públicas, por 1.09 millones de dólares entre marzo y julio de 2020. Fotografía: El Faro/ Gabriel Labrador
 
Oficinas de la empresa Aire Frío El Salvador, en Mejicanos. La empresa, fundada por Christian Guevara y dirigida por sus socios, firmó ocho contratos con Obras Públicas, por 1.09 millones de dólares entre marzo y julio de 2020. Fotografía: El Faro/ Gabriel Labrador

El crecimiento de Grupo Plan B con este Gobierno también ha sido notable. Entre julio de 2019 y septiembre de 2020 la empresa ha firmado 20 contratos con distintos ministerios y autónomas por un total de $421,523.87. En los cinco años y medio anteriores a la llegada de Bukele a la Presidencia, Plan B había obtenido una cantidad similar de contratos, 19 en total, pero por un valor total cinco veces menor. En los primeros quince meses de la gestión Bukele, Plan B casi quintuplicó los 89,610 dólares que había facturado con el gobierno entre enero de 2013 y mayo de 2019.

Aparte de los contratos, Plan B también se benefició de programas de inversión auspiciados por los Gobiernos del FMLN. En 2014, el Ministerio de Economía dio a la empresa un incentivo de 7,500 dólares y Bandesal le otorgó en 2018 un financiamiento de 18,000 dólares para compra de hardware. “Estamos agradecidos por esos proyectos”, escribió entonces Guevara en su cuenta de Twitter, que en ese momento era @chilguete.

Media Latam Group, que en marzo de 2020 obtuvo un contrato por 73,000 dólares con ANDA, había obtenido cuatro veces menos dinero en contratos con instituciones públicas en los tres años y medio anteriores a la llegada de Bukele al poder. Según Comprasal, la compañía solo firmó un contrato el 1 de noviembre de 2017, por 17,640 dólares, con la alcaldía de San Miguel, para el diseño y colocación de anuncios en distintos medios digitales.

Empresas hermanas

Las oficinas de la agencia de publicidad Plan B y Media Latam Group hasta finales de septiembre estaban, ambas, en la casa número 6 del pasaje 4, en la Residencial Americana, contigua a la Escuela Americana, en la colonia San Benito de la capital. Ambas compañías, que se dedican a lo mismo y según las órdenes de compra y el Registro de Comercio compartían oficina, ofertaron y ganaron contratos en dos procesos distintos con ANDA.

La oficina de Aire Frío está ubicada en el municipio de Mejicanos, sobre la calle antigua a Zacamil, entre el final del Boulevard Constitución y la Avenida Bernal.

Las tres empresas tienen en común el nombre de Christian Guevara, pero también el de otros tres socios según los documentos públicos del Registro de Comercio. Guevara ya no ostenta cargo en la Junta Directiva de ninguna de las tres empresas, pero desde julio de 2019 tiene un poder administrativo judicial que le da poder de decisión tanto en Plan B como en Media Latam. En la más reciente Junta Directiva (inscrita en junio de 2020) de Aire Frío, de la que Guevara es fundador, quedaron a cargo sus socios en Plan B y Media Latam.

La empresa que ahora es Plan B nació el 26 de octubre de 2006, con el nombre “Colegio de Fotografía PhotoRoom, Sociedad Anónima de Capital Variable”, y fue fundada por Milvio Enrico Attili Yanes. Cuatro años después, el 25 de junio de 2010, Attili se convirtió en vicepresidente de la nueva Junta, presidida por Raúl Orlando Figueroa Sandoval. Christian Guevara fue el secretario y Julio Alberto Mejía Hernández presidente suplente. Tres meses después, en septiembre, Photoroom cambió su nombre a Plan B.

El 28 de marzo de este año Julio Mejía, CEO de Plan B, compartió en sus redes sociales la imagen de una reunión de “after office” en la que aparecen, según su tuit, todos los empleados de la compañía. “Fue emotivo que todo Grupo Plan B tuviera las ganas de seguir trabajando y empujando hacia adelante la agencia. Gracias equipo”, escribió Mejía. El tuit iba acompañado de una fotografía de su pantalla de computadora, donde aparecían los rostros de personas enlazadas en una videollamada. Uno de ellos era el de Guevara. “Tengo la tranquilidad de cubrir los salarios de nuestros equipo de trabajo”, añadió Mejía en un segundo tuit.

Guevara mantuvo su puesto de secretario en la Junta Directiva hasta el 23 de junio de 2020, un mes antes de las elecciones internas de Nuevas Ideas. La actual Junta está compuesta por Julio Mejía como presidente, Raúl Figueroa como vicepresidente y Gustavo Melgar como secretario.

La historia de Media Latam Group empieza casi una década después que la de Plan B, el 18 de diciembre de 2015. Gustavo Melgar es el único directivo de Plan B que figura en Media Latam; lo hace como el actual administrador propietario y como uno de sus fundadores junto a otras tres personas: Nuria Pamela Amaya de Figueroa, Cindy Tatiana Constanza Mejía y Sonnel Mariellos Márquez Fuentes, la esposa de Guevara.

El 22 de julio de 2019, Gustavo Melgar otorgó a Guevara y a Julio Mejía un poder general administrativo con doce cláusulas especiales sobre Media Latam Group. El documento da a ambos facultad para “actuar en toda clase de negocios, contratos, actos, trámites y procesos de la naturaleza que fueren, administrando sus bienes, pudiendo venderlos, con la facultad para recibir dinero, fianza, obligaciones, fijar interés en créditos, para actuar en todos los asuntos en que de alguna manera tuviere interés la sociedad mandante ante cualquier entidad pública o privada”.

Ese mismo día, Raúl Figueroa otorgó a sus socios Guevara y Mejía otro poder general administrativo, este con once cláusulas especiales, sobre la empresa Plan B, que los faculta a celebrar contratos en nombre de la empresa, vender sus bienes y, básicamente, administrarla. Ambos documentos fueron realizados el mismo día por la misma notaria: Tanhya Johanna Berenice Pastor Solórzano (quien busca ser candidata a diputada no partidaria en 2021), e inscritos ante el Registro de Comercio.

Nuevas oficinas de Grupo Plan B, en la 71.a avenida norte y 5.a calle poniente, de la Colonia Escalón, en San Salvador. La empresa obtuvo casi cinco veces más ingresos por contratos con el Ejecutivo desde la llegada de Bukele al poder, comparado con los años anteriores. Fotografía: El Faro/ Gabriel Labrador
 
Nuevas oficinas de Grupo Plan B, en la 71.a avenida norte y 5.a calle poniente, de la Colonia Escalón, en San Salvador. La empresa obtuvo casi cinco veces más ingresos por contratos con el Ejecutivo desde la llegada de Bukele al poder, comparado con los años anteriores. Fotografía: El Faro/ Gabriel Labrador

Los expertos consultados por El Faro señalan que un poder general administrativo con cláusulas especiales (como el que recibió Guevara de Grupo Plan B y Media Latam Group) no anula el vínculo con sus empresas. Por el contrario: “Aunque haya dejado de ser directivo, el conflicto permanece porque el vínculo con la empresa permanece”, opina Wilson Sandoval de FUNDE/ALAC. “Esos poderes le dan todas las facultades para administrar el negocio. Si te das cuenta hasta dice que le dan poder para actuar en todos los asuntos en que tuviere interés la sociedad ante cualquier entidad pública o privada”, agregó.

La vinculación entre los directivos de las dos agencias de publicidad con la empresa de aires acondicionados se remonta a agosto de 2013, cuando Guevara, Mejía y Figueroa fundaron Aire Frío. Guevara tiene el 10 % de las acciones de la sociedad, según la escritura de constitución inscrita en el CNR, y fue secretario suplente en su primera Junta Directiva, según la escritura de constitución de la compañía, cargo que repitió en 2013-2018. Entre el 12 de junio de 2018 y el 26 de junio de 2020, Guevara fue Director Secretario propietario. Entre junio de 2019 y el 26 de junio de 2020, el Gobierno de Bukele ya había firmado con Aire Frío contratos por 1,212,377 dólares.

La nueva Junta Directiva de Aire Frío la componen Raúl Figueroa, Julio Mejía y Gustavo Melgar.

En una llamada tomada el viernes 16 por la noche, Álvaro Figueroa, gerente de Aire Frío, dijo a El Faro que el Ministerio de Obras Públicas los invitó a participar en el primer contrato, para los albergues de Jiquilisco y Tecoluca. “En ese momento había una escasez muy grande de equipos. Parte de los temas del proceso de contratación era el que tuviese los equipos acá. Nosotros en ese momento habíamos hecho importaciones de varios equipos que cumplían con las características que ellos estaban solicitando”, dijo.

Según el gerente, el vínculo con la empresa viene porque estos recintos están en terreno propiedad de CEL. “Yo tenía el contrato de mantenimiento de la CEL durante todo ese año. Me dicen 'mire: hay que hacer esto y esto' y me llevan. Yo personalmente fui”, explicó Figueroa. “Es así como nosotros aparecemos y como aparecen dos o tres empresas más que yo vi a sus representantes en el proceso de adjudicación”, aseguró. El Faro intentó obtener una reacción de Raúl Figueroa, presidente de la actual Junta, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Aliado de Porfirio Chica

Christian Guevara se graduó en 2002 de la licenciatura de comunicaciones y periodismo de la UCA, y formó parte de la primera redacción de El Faro (2000) en una etapa embrionaria en la que todo el equipo del periódico, desde el pequeño grupo de reporteros, la mayoría de ellos estudiantes universitarios en aquel momento, hasta sus fundadores y editores, dedicaba a El Faro su tiempo libre sin cobrar, como una forma de voluntariado para poner en marcha el proyecto periodístico.

Luego, entre 2004 y 2006, Guevara trabajó en La Prensa Gráfica como coordinador de la edición digital. En 2006 saltó a APEX BBDO, la agencia de publicidad contratada en ese entonces por el Ministerio de Gobernación de la administración de Antonio Saca para difundir el plan “Súper Mano Dura” contra las pandillas. Mientras desde agosto de 2004 este plan se centraba en detenciones masivas de pandilleros y supuestos pandilleros, la mayoría de los cuales eran liberados después por falta de pruebas contra ellos, en los medios la propaganda gubernamental hablaba de un Gobierno con mano de hierro contra las pandillas.

Al frente de Gobernación, en el primer año y medio de la presidencia Saca, estuvo René Figueroa, exdiputado de Arena y amigo y socio de Saca en negocios de radio, que ya había sido viceministro y ministro de esa cartera durante la administración de Francisco Flores (1999-2004). Bajo la sombrilla de Figueroa comenzó a ganar fuerza y peso un asesor de comunicaciones llamado Porfirio Chica, que a la postre trabajaría para Arena, para Gana, para el expresidente Mauricio Funes y para el actual presidente Nayib Bukele. Alrededor de Figueroa y del plan Súper Mano Dura se conocieron Porfirio Chica y Christian Guevara.

Para 2006, Chica trabajaba como director de comunicación de Gobernación y fungía, además, como diputado suplente de aquella Arena liderada por Saca. En APEX BBDO, Guevara fue (entre abril y septiembre de ese año) el ejecutivo de cuentas a cargo de la cuenta de ese ministerio, una de las que mayores ingresos generaba a la agencia. En diciembre de ese año, Saca separó de Gobernación el Ministerio de Seguridad y Justicia y al frente de esta última instancia colocó a Figueroa, quien se llevó consigo la cuenta de APEX BBDO. Tras una estancia en el extranjero, Guevara regresó en 2008 a su trabajo como ejecutivo de cuenta en APEX BBDO. Estuvo allí hasta agosto, según lo ha reconocido públicamente en tuits recientes y en su perfil de la red social Linkedin .

El “Súper Mano Dura” sirvió, además, de apuesta electoral para el partido Arena para las elecciones legislativas de 2007 y buscaba ser clave para las presidenciales de 2009, como catapulta a una potencial candidatura presidencial de Figueroa, ahora investigado por un presunto enriquecimiento ilícito de 3 millones de dólares y por lavado de dinero en la misma trama por la que Saca está condenado .

A mediados de 2008, sin embargo, un movimiento de resistencia interna al poder que Saca estaba concentrando tanto en el Gobierno como en el partido Arena provocó que Figueroa, a quien se identificaba como la sombra de Saca, perdiera respaldo como candidato presidencial. La embajada de Estados Unidos también le quitó su apoyo, como revelan cables filtrados por Wikileaks. Saca decidió entonces nominar a Rodrigo Ávila, en ese momento viceministro de Seguridad Ciudadana y exdirector de la PNC. Guevara, que había dejado APEX BBDO en agosto de 2008, se convirtió en el coordinador de la plataforma web de la campaña, según confirmó a El Faro Rodrigo Ávila.

En la campaña presidencial Guevara también coincidió con Chica. En ese entonces, las redes sociales apenas comenzaban a explotarse en la política salvadoreña. La presencia digital se construía a través de blogs y páginas web. “No voy a tomar una posición puritana y decir que no he hecho cosas que han contribuido a esa polarización [en la que se encuentra el país]. El que se encuentre libre de culpa que tire la primera piedra. Y yo no estoy libre de culpa”, escribía Guevara en aquellos años en el Blog de Ernesto Rivas Gallont , embajador salvadoreño en Estados Unidos durante la guerra civil, ya fallecido.

Vencido Ávila por Mauricio Funes en 2009, Guevara y Chica tomaron temporalmente rumbos distintos. Chica siguió como diputado suplente de Arena (2009-2012) y Guevara ayudó a convertir la empresa Photoroom en Plan B. Guevara dice en LinkedIn que su incursión en Plan B fue a partir de marzo de 2009, mes de la derrota electoral, aunque lo cierto es que el cambio de nombre de la empresa fue en 2010, el año en que Arena se partió a la mitad y sus disidentes formaron Gana, partido del cual Chica fue asesor y que a la larga llevó a Nayib Bukele a la presidencia. Plan B se convirtió en la primera agencia del país en incursionar en el manejo de redes sociales para fines de comunicación política.

Porfirio Chica y el ahora candidato a diputado Christian Guevara se conocieron en 2006 cuando trabajaron para las estrategias de comunicación del entonces presidente Elías Antonio Saca. Entre 2017 y 2020, Chica compartió espacio en una oficina de la Residencial Americana, en San Salvador, con las empresas vinculadas a Guevara. Chica también trabajó para el partido Gana, el expresidente Mauricio Funes y para el actual presidente Nayib Bukele. Foto: El Faro / Víctor Peña.
 
Porfirio Chica y el ahora candidato a diputado Christian Guevara se conocieron en 2006 cuando trabajaron para las estrategias de comunicación del entonces presidente Elías Antonio Saca. Entre 2017 y 2020, Chica compartió espacio en una oficina de la Residencial Americana, en San Salvador, con las empresas vinculadas a Guevara. Chica también trabajó para el partido Gana, el expresidente Mauricio Funes y para el actual presidente Nayib Bukele. Foto: El Faro / Víctor Peña.

 

La casa de la Residencial Americana

El 27 de agosto de 2015, Porfirio de Jesús Chica fundó Última Hora S.A. de C.V., un portal digital que desde su nacimiento trabajó para favorecer la imagen de Bukele, elegido alcalde de San Salvador pocos meses antes, tras serlo en Nuevo Cuscatlán. Según dos exempleados de esa plataforma, Última Hora es uno de los medios que Chica ofrece a los funcionarios y políticos que contratan sus servicios como una plataforma para potenciar su imagen ante a la opinión pública.

En enero de 2017, el portal fundado por Chica ya llevaba 16 meses potenciando la figura de Bukele como alcalde capitalino cuando volvió a coincidir con Guevara. Plan B, para ese entonces, se había mudado de una oficina en la Colonia San Francisco hacia la casa 6, del pasaje 4, de la Residencial Americana de la colonia San Benito. Última Hora y las dos agencias de publicidad operaban desde la misma sede.

Según el Registro de Propiedades, el inmueble fue adquirido por Chica en noviembre de 2016 a través de la empresa La Red, Comunicación y Crisis S.A. de C.V. Esta fue fundada en febrero de 2014 por Chica e Irno Geovani Galeas Perla, excombatiente de la guerrilla devenido en escritor, biógrafo y asesor, junto a Chica, del presidente Nayib Bukele. El inmueble ahora está hipotecado por un plazo de 31 años.

En esa casa, antes de la pandemia, los empleados de Grupo Plan B compartían espacio con los redactores de Última Hora alrededor de una amplia mesa ubicada en la primera planta. Guevara y sus socios en la agencias de publicidad, Hernández y Figueroa, también trabajaban en la primera planta. En la segunda planta despachaba Porfirio Chica. A ese segundo nivel suelen llegar los funcionarios que contratan sus servicios comunicacionales, como lo hizo el exfiscal Luis Martínez . En esa planta hay también una sala con una amplia mesa de reuniones. Ahí dio Chica una entrevista a El Faro en 2019, en el marco de una investigación sobre una red de opinadores dirigida por él y que recorre las radios y sets de televisión del país. También en este espacio, la exfiscal general de Guatemala Thelma Aldana brindó entrevistas a El Faro y a la cadena internacional CNN en marzo de 2019 . Chica colaboraba en ese momento sin contrato con José Carlos Marroquín, asesor de Aldana, según explicó la exfiscal y precandidata a la presidencia de Guatemala a este periódico.

El director de Última Hora es, al igual que Chica, un exempleado de la administración Saca, Alberto Uribe, quien fungió como jefe de prensa del sistema penitenciario. Según los exempleados de Última Hora que hablaron con El Faro, Uribe y Guevara coordinaban las publicaciones de ese medio. Guevara daba orientaciones para tuits o notas que había que diseminar en las redes sociales a favor de o en contra de políticos de Arena y del gobierno de Sánchez Cerén.

Un ejemplo del trabajo de Última Hora es su trato a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA). Antes de la toma de posesión de Bukele, el medio publicaba notas críticas de la ANDA administrada por el FMLN , cuestionando el mal servicio de agua potable en el país. A partir de junio de 2019 hubo un viraje y Última Hora se convirtió en uno de los portales digitales más amables con ANDA y su expresidente, Frederick Benítez. En octubre de 2019 y marzo de 2020, ANDA firmó contratos por un total de 111 mil dólares por servicios de publicidad en redes sociales a favor de las dos empresas que operaban desde la misma casa que Última Hora en la Residencial Americana: Grupo Plan B y Media Latam Group.

En febrero del 2020, las empresas de publicidad activaron la modalidad de trabajo en casa por la pandemia y a finales de septiembre volvieron a mudarse. Esta vez al 363 de la colonia Escalón.

El viernes 16 de octubre, a través de una llamada, El Faro le consultó a Chica sobre su relación con las empresas de Guevara, y este respondió en un primer momento que no tenía relación con las agencias de publicidad. Cuando se le indicó que estas reportaban el mismo domicilio que su oficina, dijo que tenía un contrato de arrendamiento y que había dejado de alquilarles espacio, aunque no precisó la fecha. “Eso fue desde hace un año cuando ya no les renové el contrato”, dijo. La versión de Chica contrasta con la versión de ex empleados de Última Hora, que aseguran que Guevara seguía llegando a la oficina en febrero 2020. Y, por otro lado, un video de Plan B divulgado en julio pasado, y en el que se anunció la separación de Guevara, se grabó en la misma oficina.

Empleados de Plan B también publicaron en sus redes sociales, a finales de septiembre 2020, el proceso de mudanza hacia la colonia Escalón. El Faro consultó con vecinos del nuevo local, ubicado sobre la 71.a avenida norte, y estos confirmaron que fue hasta finales de septiembre que el inmueble terminó de construirse y fue habitado. En el teléfono de Plan B, la persona que atendió el 16 de octubre dijo que en esa misma oficina se podía contactar a Media Latam Group.

Exterior de las oficinas donde, hasta septiembre de 2020, estuvieron domiciliadas Grupo Plan B, Media Latam Group y Última Hora, en el pasaje 4 de la Residencial Americana, sobre la calle La Mascota, en San Salvador. Foto: Víctor Peña.
 
Exterior de las oficinas donde, hasta septiembre de 2020, estuvieron domiciliadas Grupo Plan B, Media Latam Group y Última Hora, en el pasaje 4 de la Residencial Americana, sobre la calle La Mascota, en San Salvador. Foto: Víctor Peña.

 

Chica insistió en que no recordaba la fecha de cuando dejó de renovarle el contrato a las empresas de Guevara, aunque dijo que tenía documentos y pidió unos días para buscarlos. “Ahorita me agarrás a quemarropa, hablemos el miércoles (21 de octubre) porque hoy no puedo y el lunes salgo de viaje”, dijo. Chica también dijo que los redactores de Última hora habían dejado de trabajar en la sede de la residencial americana, pero no pudo precisar la fecha.

El Faro le pidió una entrevista y le envió preguntas por escrito a su Whatsapp, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

“Renuncié para ser candidato”

El viernes 16, a las 10:50 de la mañana, este periódico contactó vía telefónica al candidato Christian Guevara. Al explicarle que se le solicitaba una entrevista para hablar de los contratos con el Gobierno y de su vinculación a las empresas, respondió que no tiene por qué dar una entrevista a El Faro y que solo respondería a preguntas enviadas por correo electrónico.

De lo poco que contestó en la llamada destaca que asegura haber renunciado a todas sus empresas desde noviembre de 2019. “En todas porque renuncié para ser candidato”. Sus fechas, sin embargo, no coinciden con la documentación oficial del Registro de Comercio ni con el dicho de uno de sus socios en las tres sociedades. “Desde mediados de 2019, nuestro amigo y ahora exsocio Christian Guevara decidió dejar la agencia y dedicarse a un proyecto personal”, aparece diciendo Julio Mejía, CEO de Plan B, en el video difundido por la empresa en julio pasado.

En Aire Frío las fechas de la desvinculación también desentonan. “Mi fecha de desvinculación de la empresa la firmé o la acordé en noviembre del año pasado. Si ahí difiere con los papeles, no veo ningún problema que puedan mencionarlo en el artículo que están trabajando”, dijo Guevara. Según el Registro de Comercio, él sigue siendo socio fundador de la empresa y su salida de la Junta Directiva fue hasta el 26 de junio de 2020. Álvaro Figueroa, gerente de Aire Frío dijo que Guevara “tiene todo 2019 y 2020 que Christian no forma parte ya de la empresa. (...) O sea, Christian empezó en Aire Frío pero ya tiene un par de años de no estar con nosotros”, insistió. Figueroa dijo que enviaría documentos para probar esa separación, pero ya no se comunicó con El Faro.

Aunque se le preguntó vía correo electrónico, Christian Guevara no respondió si veía un conflicto entre su rol como contratista del Estado y su candidatura con el partido que impulsa el gobierno.

Desde que anunció su deseo de ser elegido diputado en 2021, Guevara ha centrado sus mensajes en la promesa de mejorar la recaudación fiscal a través del combate a la evasión de impuestos. Guevara dice que los periódicos impresos deben pagar impuestos sobre sus ingresos, algo que, hoy en día, debido a la Ley de Imprenta, tienen exonerado, exceptuando el pago de la renta.

El precandidato ha dicho que su iniciativa de que los periódicos paguen impuestos le está granjeando enemigos. “Van empezar los ataques y a difamarme, porque les voy a tocar sus intereses: Pero esta ley la vamos a reformar para que ahora sí paguen”, escribió Guevara en su cuenta de Facebook el 12 de septiembre.

Tres días más tarde, escribió un mensaje similar en Twitter señalando que los medios de comunicación debían permitir que el Ministerio de Hacienda tenga acceso a las actas de sus juntas directivas, en una clara alusión al amparo que El Faro presentó el 11 de septiembre ante la Sala de lo Constitucional para defenderse de una auditoría selectiva y excesiva por parte del Ministerio de Hacienda . Aunque en su hilo de mensajes no menciona a El Faro, Guevara hace alusión a que se trata de “el medio más cuestionado” y a que, según su versión, fue su primer periodista. “Me van atacar, me van a difamar”, escribió el 15 de septiembre.

En la llamada del 16 de octubre, El Faro insistió en la importancia de tener una entrevista presencial para aclarar su participación en las sociedades. “No, yo te entiendo. Pero mi manera de responder es que yo con gusto respondo por correo. Así me dan tiempo de revisar todo, de pedir todo y de poder dar la mejor respuesta posible”, dijo Guevara. Ese mismo día se le enviaron las preguntas por correo. Tres días después, y sin haber respondido a esas preguntas, el candidato escribió en su perfil público de Facebook que “Los de El Faro me están investigando. Porque no les gusta que yo revele cosas incómodas sobre ellos”. El texto es acompañado por un extracto de una entrevista concedida por Guevara a TVX, en la que hace eco de informaciones falsas que son parte de una campaña de descrédito contra este periódico impulsada por el propio presidente Bukele.

*Con reportes de Roxana Lazo


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad