Publicidad
El Salvador / Política
Bukele llegó y Salgado se quedó solo

Nayib Bukele es el candidato presidencial de Gana. 1,863 militantes del partido lo ratificaron este domingo en una elección interna con un 80 % de ausentismo y un candidato único. El otro en contienda, el exalcalde Will Salgado, un militante de ocho años en el partido, renunció ante la evidente falta de apoyo. Todo apunta a que Gana se rindió ante la posibilidad que representa Bukele de ganar la presidencia del país en 2019. A Salgado, tras pocas horas de la inscripción de Bukele, ni siquiera le contestaron el teléfono.

Víctor Peña

Fecha inválida
Nelson Rauda Zablah

Will Salgado, el exalcalde de San Miguel, renunció de súbito a competir por la candidatura presidencial de Gana porque, tras la irrupción de Nayib Bukele en la contienda el 26 de julio en la noche, perdió todos los apoyos que tenía. “Me dejaron solo. Ni las llamadas me contestaban el sábado por la tarde”, dijo Salgado a El Faro este domingo 29. Salgado se supo solo y, a solo 13 horas de que se abrieran las urnas de las elecciones del partido al que pertenece desde hace ocho años, se retiró. Salgado dijo a El Faro que evalúa su futuro en Gana.

Un diputado de Gana habló este domingo con El Faro bajo la condición de no publicar su nombre. “Will se dio cuenta que no tenía apoyo, y los diputados lo llamaron”, dijo el legislador. “Yo respeto a Will y Juan Carlos Mendoza (el diputado que completaba la fórmula de Salgado como vicepresidente) es mi amigo, pero las posibilidades reales de ganar la presidencia son con Nayib”, agregó. En la mañana de este domingo, el diputado reveló su pronóstico: “lo que sondeé con la dirigencia es que el 90 % de las estructuras iban a votar por Bukele”.

No estuvo lejos. A las 5:30 de la tarde, Gana informó que los resultados preliminares daban a la fórmula compuesta por Bukele y Félix Ulloa un 91.14 %  de los votos, mientras que la fórmula de Salgado y Mendoza se quedó con un 6.08 % de los votos, aún cuando Salgado anunció en su cuenta de Twitter, la noche del sábado, que renunciaba. Sin embargo, el abstencionismo en la elección fue de aproximadamente el 80 % de un padrón de 10, 209 afiliados. Con 1, 863 votos, Bukele es ahora mismo el candidato presidencial del partido Gana.

El ahora candidato a la vicepresidencia, Félix Ulloa, mostró a los medios su voto, pese a un anuncio en la sede del partido Gana sobre el voto secreto. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
El ahora candidato a la vicepresidencia, Félix Ulloa, mostró a los medios su voto, pese a un anuncio en la sede del partido Gana sobre el voto secreto. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

El diputado Guadalupe Vásquez, jefe de la fracción legislativa de Gana, elogió a Salgado por su decisión de dar un paso al costado. “Es de reconocer cuando un líder tiene olfato. Yo creo que Will es muy inteligente en esto de la política. Él quizá percibió que no tenía los votos suficientes”, dijo Vásquez.

Oficialmente, Gana transmitió el mensaje de que estas eran unas elecciones libres, un 'ejemplo de democracia' y que el partido no había dado una línea a sus militantes. En la sede, todos pretendían normalidad: había un cartel que decía 'el voto es secreto', se dieron instrucciones de no mostrar las papeletas marcadas e instrucciones para no cruzar el voto entre fórmulas, so pena de nulidad. Tras el huracán de anuncios y polémicas que empezaron la noche del miércoles, tras el anuncio de la cancelación del partido Cambio Democrático, que llevaría a Bukele como candidato, Gana se esforzó por aparentar que las aguas estaban calmas para este domingo.

Pero, en la práctica y en la jornada dominical, esa versión echó agua por varias grietas. Afuera de la sede de Gana, dos hombres con camisetas celestes y logos de Nuevas Ideas, el movimiento político de Bukele, vociferaban en un parlante. 'Para no equivocarse recuerde que la forma de votar es marcar el rostro de Nayib o el del doctor Ulloa', repetía uno de ellos.

A las 10 de la mañana de este domingo 29 de julio, miembros del equipo del diputado Adelmo Rivas, de Gana, repartieron camisetas con la frase “Nayib Gana -unidos por El Salvador”, en las afueras del centro de votación, la sede nacional del partido, sobre la Sexta Décima calle poniente de San Salvador. Rivas dijo a El Faro que él no mandó a hacer las camisetas, sino que se las entregaron en la sede de Gana.

—¿Entonces hay una línea de apoyar a Nayib? —preguntó El Faro al diputado.

—Alguien tomó la decisión de hacerlas. A mí me las dio un muchacho que trabaja aquí —contestó Rivas.

Afuera de la sede del partido Gana, en la Sexta Décima calle poniente de San Salvador, muchos se abalanzaban por una camisa con el mensaje
 
Afuera de la sede del partido Gana, en la Sexta Décima calle poniente de San Salvador, muchos se abalanzaban por una camisa con el mensaje 'Nayib Gana' en la parte frontal. Foto: El Faro/ Víctor Peña

De exigir un antidoping a renunciar

Salgado anunció su decisión de inscribirse como candidato presidencial en Gana a mediados de julio, pero las internas del partido cambiaron drásticamente a partir del 25 de ese mes. Ese día, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) canceló al partido Cambio Democrático (CD), el instituto en que Bukele se había inscrito para buscar la candidatura. La decisión del TSE aceleró un proceso que ya tenía recorrido: la inscripción de Bukele a Gana. El Faro confirmó que las pláticas de Bukele con Gana tenían ya varios meses, al contrario de la versión del exalcalde de San Salvador, que dijo que se trataba de un arreglo de última hora.

Un día después de la cancelación del CD, Bukele se inscribió en Gana a última hora. Según su versión, a las 11:25 de la noche, 35 minutos antes de que se venciera el plazo para hacerlo y se quedara sin partido para competir en 2019. Salgado empezó a atacarlo. Primero, dijo en su cuenta de Twitter que la inscripción de Bukele era ilegal porque no se había realizado a tiempo, ya que él había apostado un vigía afuera de las instalaciones del partido y no vio llegar a Bukele ni a nadie de su equipo. Bukele explicó que su inscripción ocurrió en la sede del CD, y que por eso el vigilante de Salgado no lo vio. Salgado, disconforme, insistió. “Yo me mareo de copiloto y daré batalla en las internas”, tuiteó al mediodía del 26 de julio. Horas más tarde, en una entrevista en radio 105.3, Salgado dijo que tenía el apoyo de ocho de los diez diputados de Gana: “Lo que me han dicho es que sus delegados votarán por mí'.  

Al día siguiente, el viernes por la tarde, Salgado intensificó la ofensiva. Denunció a Bukele ante la Fiscalía General, por un supuesto fraude electoral. En la mañana del sábado 28 de julio, Salgado aumentó la apuesta. “Exijo a mi partido Gana que nos haga el antidoping a los cuatro precandidatos para que las bases vayan a votar mañana por sus candidatos que estén libres de drogas”, escribió. 12 horas más tarde de este último tuit, Salgado ya renunció a su candidatura con un tono mucho más sereno: “Informo al pueblo salvadoreño que renuncio a ser precandidato presidencial en aras de mantener la unidad de mi partido Gana y ser consecuente con mis principios. Reitero mi agradecimiento y el apoyo de las bases. Will 2021”.

Las bases del partido Gana eligieron a su fórmula presidencial en las elecciones internas de este 29 de julio. El proceso terminó siendo la ratificación de una candidatura única. Foto: El Faro/ Víctor Peña
 
Las bases del partido Gana eligieron a su fórmula presidencial en las elecciones internas de este 29 de julio. El proceso terminó siendo la ratificación de una candidatura única. Foto: El Faro/ Víctor Peña

Pese a que la de Bukele terminó como una candidatura única, su victoria en un partido ajeno no fue abrumadora. Solo 2,062 personas —de un total de 10,209 afiliados— participaron en las elecciones, según datos de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), una organización que participó como observadora del proceso interno de Gana. Bukele obtuvo 1,863 votos. 

La elección de Bukele en Gana dista de ser granítica y, en palabras de importantes líderes de Gana y del movimiento Nuevas Ideas, parece una última opción para dos agrupaciones que buscan el Ejecutivo. “Yo siempre dije que nuestro plan era ir nosotros solos, pero las circunstancias antidemocráticas de este país nos arrinconaron a tener esta opción', dijo Federico Anliker, secretario general de Nuevas Ideas. El Faro cuestionó a Félix Ulloa por su decisión de unirse a Gana y competir para la candidatura a la vicepresidencia.

—¿No es esto unirse a los mismos de siempre?

—Nayib nunca fue antipartidos, fue anti las cúpulas corruptas de los partidos y anti la política tradicional, igual que yo —respondió Ulloa—. Venimos a dar una transformación a la vieja forma de hacer política y a renovar los liderazgos políticos. 

 —¿Una renovación a las viejas formas de hacer política uniéndose a Guillermo Gallegos? ¿Cómo se renueva la política uniéndose a los mismos de siempre? —insistió El Faro.

—Acordate que Gallegos no estaba apoyando la incorporación de Nayib. ¿Está él ahí ahorita?

Gallegos llegó y votó por Bukele, una hora más tarde de que Ulloa respondiera. “No se puede votar cruzado y, no habiendo otra fórmula con candidato presidencial, lo mejor es votar por Nayib Bukele”, dijo Gallegos, diputado y vicepresidente de Gana, en brevísimas declaraciones a la prensa. 

Gallegos ha criticado a Bukele y era uno de los diputados que se resistía a la alianza con su ahora candidato presidencial.

Estas diferencias permearon en los equipos de trabajo. Cerca del mediodía, Mario Durán, concejal y mano derecha de Bukele en su gestión como alcalde capitalino (2015-2018), estaba en la sede de Gana, viendo el desarrollo de la votación, cuando una mujer con los colores de ese partido se le acercó.

—Ya va a venir Guillermo —le dijo a Durán.

—¿Y yo para qué quiero ver a ese cerote? —bromeó con la mujer

—No diga eso. Hay que limar asperezas. Estamos juntos para que esto funcione —respondió la mujer.

En Twitter también hubo registro de las diferencias internas entre Gallegos y la candidatura de Bukele. Gallegos apoyó la versión de Salgado sobre la inscripción tardía de Bukele. El diputado escribió al mediodía del 26 de julio que solo Salgado estaba inscrito como precandidato a la presidencia. Luego dejó una frase misteriosa: 'existen testigos que hablarán en las instancias pertinentes'. Comunicación política en 2018: Bukele replicó a uno de los mensajes de Gallegos con una emoji enrollando los ojos.

El vicepresidente del partido Gana ejerció su voto a las 12:30 de la tarde, durante las elecciones internas de Gana. Gallegos fue ovacionado por sus seguidores. Foto: El Faro/ Víctor Peña
 
El vicepresidente del partido Gana ejerció su voto a las 12:30 de la tarde, durante las elecciones internas de Gana. Gallegos fue ovacionado por sus seguidores. Foto: El Faro/ Víctor Peña

¿Son los mismos de siempre?

Afuera de la sede de Gana, este domingo un grupo de simpatizantes de Bukele cantaba: 'Ni Arena ni el Frente, Nayib presidente'. Pero, al afiliarse a Gana, Bukele se unió a un partido que nació como una escisión de Arena, que ha sido el gran aliado del FMLN en la Asamblea Legislativa desde que se creó en 2010, solo un año después de la llegada del Frente a la Presidencia de la República. Gana es un partido que tuvo miembros vinculados al narcotráfico; que ha frenado reformas legales para reforzar los controles sobre el uso de los recursos públicos y que impulsa la candidatura a magistrado en la Sala de lo Constitucional del jefe de Probidad, Carlos Pineda. Este último está acusado de postergar las investigaciones por presunto enriquecimiento ilícito de funcionarios como el vicepresidente Óscar Ortiz y el propio diputado Gallegos.

En 2016, Bukele aseguró que nunca competiría por el partido Gana, porque se consideraba un político de izquierda. 

Ninguno de los dos candidatos en las papeletas de las internas de Gana llegaron a votar. Pese a la renuncia de Salgado la noche del sábado, su rostro apareció en las papeletas. Pero el exalcalde migueleño no se presentó. Bukele tampoco llegó. Cerca del mediodía escribió en Twitter que estaba hospitalizado y que por esa razón no podría llegar al evento donde decenas de medios esperaban retratarlo con su nuevo partido. 

Al no llegar, Bukele evitó, por ejemplo, a Carlos Alemán, un exfuncionario arenero del Gobierno de Antonio Saca que votó a las 8:20 de la mañana. Tras depositar su papeleta en la urna, Alemán hizo una 'V' con su mano izquierda, un gesto típico del FMLN, antes de que otro militante lo reconviniera para mostrar mejor el pulgar derecho levantado, más usual en políticos de derecha. Alemán admitió, en el proceso judicial contra el expresidente Saca, que él recibió un sobresueldo de $2,500 en su gestión como Secretario de Juventud. Ahora, es correligionario de Bukele.

Bukele también evitó a Julia Romero de Gallegos, quien votó a las 12:20 de la tarde, minutos antes que el diputado Gallegos. Romero es la fundadora de una asociación fantasma que recibió medio millón de dólares del Estado, con los votos de su esposo, el mismo Gallegos. La asociación —Apdemes— devolvió este año, inexplicablemente, $350, 000 de esos fondos, pese a que había declarado que ya los había invertido y que tanto el Tribunal de Ética como la Corte de Cuentas abrieron investigaciones por la asignación de los fondos. El propio Gallegos es un diputado investigado por $3 millones de dólares injustificados en su patrimonio, que se ha inventado viajes al exterior para cobrar los viáticos y que en 2007 dijo al expresidente Saca —ahora preso y juzgado por el desvío de más de 300 millones de dólares- públicamente esta frase: 'si hubiera clonación, quisiera que usted fuera el clonado'.

Quizá por todo este prontuario, los miembros de Nuevas Ideas ahora hacen malabares para defender su alianza. El Faro preguntó a Mario Durán si unirse a Gana no era aliarse con 'los mismos de siempre', la frase que usa Bukele para referirse a los políticos tradicionales. Durán dijo que la razón para unirse a Gana era el bloqueo sistemático que la candidatura de Bukele enfrentó. 'La expulsión de Nayib, la no creación de Nuevas Ideas, la cancelación de Cambio Democrático y, en el último momento, vemos la posibilidad de una alianza con Gana. Creemos que es lo correcto, luchar por la democracia', justificó Durán. Para el exfuncionario de la Alcaldía, Gana 'ha sido un partido que se desligó de Arena y han sido críticos con el FMLN, y ha generado gobernabilidad. Es una opción legítima'.

Este periódico hizo la misma pregunta a Anliker. 

¿Unirse a Gallegos no es aliarse a los mismos de siempre?

—Es una alianza política. Si vamos a estar siempre pensando en el pasado de los partidos políticos no vamos a salir. Miremos para adelante.

Eso es lo mismo que dice Arena —se le dijo.

—Bueno, preguntale a Arena.

El secretario general del movimiento Nuevas Ideas, Federico Anliker, dijo que Bukele estaba acompañando
 
El secretario general del movimiento Nuevas Ideas, Federico Anliker, dijo que Bukele estaba acompañando 'en espíritu' la elección a la que no asistió. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

*Con reportes de Sergio Arauz

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Publicidad
Publicidad
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.