Publicidad

Estados Unidos seguirá enviando deportados a El Salvador pese a la cuarentena por coronavirus

Mark Morgan, comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, confirmó que su país —que ya tiene más de mil casos de coronavirus— continuará su flujo normal de deportados hacia El Salvador y Guatemala, pese a la emergencia de coronavirus. La administración Trump espera que El Salvador empiece a recibir a los asilados que ellos rechazan “literalmente cualquier día” y considera que el país ya está preparado para hacerlo.

 
 

Los vuelos de deportaciones de Estados Unidos hacia El Salvador continúan de forma normal, anunció un oficial de la administración de Donald Trump, pese a la cuarentena nacional declarada un día antes por el presidente salvadoreño Nayib Bukele. “Las iniciativas de repatriación y vuelos se mantienen, sin embargo estamos en negociaciones con todos los países respecto al coronavirus”, dijo Mark Morgan, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). El funcionario no amplió acerca de esas “negociaciones”. Morgan dio declaraciones en una conferencia telefónica con periodistas en la mañana del 12 de marzo.

Morgan reconoció que “la amenaza de un riesgo a la salud en la frontera Sur es muy real”, después de repasar que Honduras tiene dos casos confirmados y que el número en México ya es de 13 casos. La posibilidad de que los vuelos de personas repatriadas sean un vector de transmisión de coronavirus ya causó alarma con un caso en Guatemala el 10 de marzo, que viajó en un vuelo de deportaciones con otras 82 personas desde Miami, aunque después se confirmó que no era víctima de la enfermedad. En Estados Unidos, hasta el 12 de marzo, había 1,215 casos y 36 muertes por el virus COVID-19

Durante 2019, unas 3,200 personas fueron deportadas hacia El Salvador mensualmente, principalmente desde México y Estados Unidos. El Instituto de Migración de México (INM) dijo a El Faro que por el momento continúan realizando retornos. El 10 de marzo, Honduras suspendió su recepción de vuelos de retornados desde México, aunque sigue recibiendo a los que llegan por vía terrestre.

A passenger at El Salvador’s international airport gets his temperature checked while wearing a mask to protect against the coronavirus on March 12, 2020. Photo by Marvin Recinos/AFP
 
A passenger at El Salvador’s international airport gets his temperature checked while wearing a mask to protect against the coronavirus on March 12, 2020. Photo by Marvin Recinos/AFP

El comisionado Morgan aseguró que todos los casos de personas detenidas por autoridades migratorias estadounidenses pasan por el mismo proceso de evaluación que se aplica en todas las fronteras. “Los agentes de la Patrulla Fronteriza hacen el mismo examen respecto al coronavirus que el que hacemos en un aeropuerto”, dijo Morgan. “Si un individuo presenta signos o síntomas, las autoridades médicas se aseguran de que reciba contención médica, atención o se le someta a pruebas”, agregó. La encargada de comunicaciones de la Dirección de Migración salvadoreña dijo a El Faro que para las personas que viajan en vuelos de deportación se está aplicando “el mismo protocolo que todas las personas que están llegando”. Javier Argueta, asesor de la Secretaría Jurídica, dijo a El Faro que “el decreto (presidencial) dice que todo salvadoreño que ingrese se someterá a cuarentena por 30 días. No hay exclusión referente a si viene de cualquier país o condición o por cualquier frontera que ingrese”.

En un comunicado, el comisionado Gabriel Mayorga, jefe de la Unidad Especial Aeroportuaria, dijo que los salvadoreños que regresen al país después de un viaje tienen dos opciones: “Someterse a los 21 días de la emergencia y ser trasladados a un albergue en Jiquilisco” o  regresar al país de procedencia.

Sin embargo, la falta de claridad de ese protocolo ha provocado situaciones de confusión y caos, tanto en el aeropuerto como en fronteras terrestres.  En una conferencia de prensa al final de la tarde de este 12 de marzo, el gobierno informó que un albergue habilitado en Jiquilisco, Usulután tiene capacidad para 400 personas y ya hay cerca de 100 personas en ese recinto. Al cierre de este día hay 350 salvadoreños en cuarentena por coronavirus. El presidente Bukele pidió al ministro de Defensa también habilitar un cuartel para albergar personas en cuarentena. Además, el gobierno difundió un protocolo de cuarentena domiciliar. El secretario de Prensa, Ernesto Sanabria, no contestó preguntas de este periódico sobre los criterios para enviar a las personas a estos distintos espacios para guardar la cuarentena mandatoria. 

Morgan: “El Salvador está listo para recibir asilados de Estados Unidos”

El riesgo de la transmisión de coronavirus de personas provenientes de Estados Unidos no se limita solo a los salvadoreños deportados. El gobierno de Donald Trump confirmó este 12 de marzo que espera enviar a aplicantes de asilo a El Salvador este mismo mes, bajo las condiciones de un acuerdo firmado en septiembre de 2019. “Las negociaciones están yendo bien, no tengo duda de que El Salvador está preparado y estamos previendo que el acuerdo de asilo va a estar en línea literalmente cualquier día", respondió Mark Morgan a una pregunta de El Faro.

Cuatro horas antes de que el presidente Bukele anunciara la cuarentena nacional, el medio estadounidense Buzzfeed News reveló una reunión secreta entre Bukele, el secretario de Seguridad estadounidense, Chad Wolf, y otros altos funcionarios de Trump para ultimar detalles de la implementación del acuerdo de asilo, que convierte a El Salvador en una alternativa, un “país seguro” para que quienes apliquen a asilo en Estados Unidos sean enviados aquí a realizar ese trámite

Según el reporte de Buzzfeed, ese proceso empezará este mismo mes de marzo, y el gobierno estadounidense espera enviar a unas 2000 personas este año. Entre 2014 y 2018, solo 73 personas aplicaron para asilo en El Salvador, según información de Naciones Unidas, y el país solo concedió 28 asilos, de acuerdo con una respuesta oficial de Cancillería. La entidad encargada de ese proceso es la comisión para la determinación de la Condición de Personas Refugiadas (CODER) y, hasta octubre de 2019, tenía un total de nueve empleados. Si la cifra reportada por Buzzfeed es correcta, El Salvador tendría que pasar de tramitar un promedio de 15 personas al año a 2000. Una fuente en el ministerio de Relaciones Exteriores dijo a El Faro este 11 de marzo que no ha habido cambios significativos en la capacidad administrativa.

 “Queremos estar seguros de que El Salvador está listo, es capaz y está preparado con las logísticas y todo lo que necesita para recibir individuos”, dijo Morgan. “El gobierno también quiere asegurarse. Queremos hacer esto bien (...) que todos los planes estén en su lugar para poder hacer esto de forma compasiva y humana”, dijo.

Morgan elogió las condiciones del Centro de Atención al Migrante, que visitó en febrero de este año, un edificio en la comunidad La Chacra, en San Salvador, donde se lleva a los salvadoreños retornados al país. Esta es la primera mención de que este lugar sería utilizado como parte del acuerdo para atender a los solicitantes de asilo que Estados Unidos envíe. “Las instalaciones están listas, se miraban bien, limpias y tenían todo lo que necesitaban”, dijo. Incluso comentó que las áreas designadas para niños son algo que él quiere replicar en Estados Unidos. Y también elogió al personal de Migración. “Fue increíble no solo ver las instalaciones, que creo que están listas y son capaces, pero también escuchar a los empleados que estarían trabajando en estos centros de recepción”, dijo.

Ni Cancillería ni la Secretaría de Prensa de Casa Presidencial respondieron a solicitudes de El Faro que desde el 10 de marzo preguntó al gobierno una posición respecto a la pronta implementación del acuerdo de asilo. Este periódico también preguntó si los solicitantes de asilo estarían exentos de la prohibición de ingreso al país decretada para todos los extranjeros o no.

La mención del acuerdo de asilo también reaviva el debate sobre la legalidad del mismo. La diputada de Arena, Marcela Villatoro, dijo a El Faro que Cancillería se comprometió a enviar el acuerdo con Estados Unidos a la Asamblea para que esta lo ratificara. Según Villatoro, integrante de la comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea, este fue un compromiso que se comunicó en una reunión el 27 de enero de 2020 en Cancillería. El diputado del FMLN, Gustavo Acosta, también confirmó a El Faro que el Ejecutivo no ha hecho una solicitud formal a la Asamblea para ratificar el acuerdo de asilo y que no hay expediente en la Asamblea. El acuerdo de asilo establece que ambos países deben determinar los procedimientos legales necesarios antes de que se pueda implementar. Entre noviembre de 2019 y este mes, Estados Unidos envió a Guatemala a unos 800 solicitantes de asilo, principalmente hondureños y salvadoreños, bajo un acuerdo similar

*con reportes de Gabriel Labrador

 

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad