Publicidad

Arena evita hablar de la partida secreta de sus gobiernos

El presidente de Arena, Mauricio Interiano, evitó condenar el uso de la partida secreta que tres gobiernos administrados por el partido utilizaron entre 1994 y 2006. Pese al llamado de algunos diputados para que se sentara una postura anticorrupción, Interiano apostó por los silencios y ambigüedades para evadir el uso irregular de 322 millones de dólares en las presidencias de Calderón Sol, Francisco Flores y Antonio Saca.

 
 

Arena convocó a sus precandidatos para 2018 a una asamblea que sirvió de excusa para que el presidente del partido, Mauricio Interiano, pronunciara un discurso a propósito de la corrupción.
 
Arena convocó a sus precandidatos para 2018 a una asamblea que sirvió de excusa para que el presidente del partido, Mauricio Interiano, pronunciara un discurso a propósito de la corrupción. "Los salvadoreños esperan que actuemos con humildad para reconocer los errores del pasado", dijo Interiano. Faltó, sin embargo, que transparentara cómo se usó la partida secreta durante sus gobiernos / Foto: Gabriel Labrador / El Faro

Arena evade hablar de la partida secreta. En la primera comparecencia pública del partido, tres días después de que se revelara que en las presidencias de Armando Calderón Sol, Francisco Flores y Antonio Saca se utilizaron 322 millones a través de una contabildad paralela, el presidente Mauricio Interiano evadió el tema. El domingo 28, Interiano pronunció un discurso ambiguo en el que llamó a sus bases para no volver a cometer "errores", pero nunca específico de cuáles errores hablaba, o si el partido haría una revisión del caso para tomar acciones concretas que impongan algún tipo de sanciones a aquellos que participaron o se beneficiaron de la utilización de esos fondos públicos.

Las palabras del máximo dirigente del principal partido de oposición se colaron en un cónclave de media hora de duración en el que Arena anunció la culminación del proceso de incripción de más de 600 aspirantes a cargos públicos para las elecciones de 2018. Esta actividad no estaba prevista en el calendario electoral oficial que culmina en julio próximo, con la celebración de las internas en las que el partido sacará sus candidatos a diputados y alcaldes que competirán en 2018. En realidad, la convocatoria del domingo tenía otro punto central: el discurso de Interiano,  en el que se esperaba un pronunciamiento sobre la doble contabilidad revelada por El Faro el jueves 25. El mensaje, sin embargo, se convirtió en un telegrama cifrado que no dejó claridades ni contundencias, como había pedido los diputados Jhonny Wrigth, Juan Valiente y Ana Vilma de Escobar. Los dos primeros pidieron el viernes 26 que el partido sentara una posición oficial sobre las revelaciones de la contabilidad secreta. De Escobar dijo que la Fiscalía investigue todo lo relacionado con los sobresueldos que afectaron a los gobiernos de Arena, pero también a las últimas dos administraciones del FMLN.

La noche del viernes 26, el presidente Interiano liberó un poco de presión. A través de su cuenta de Twitter, habló sobre la necesidad de rechazar la corrupción y actuar en consecuencia. En el partido, muchos esperaban que este domingo 28 se dijeran mensajes claros y se fijara una postura sobre la trama de la partida secreta. De hecho, tras las irrupciones de los tres dipútados que exigieron un pronunciamiento, Arena pidió a todos sus aspirantes a candidaturas que guardaran silencio, a la espera de la postura oficial que se daría en la conferencia del domingo. Una postura que no quedó clara, dado que Interiano evadió el tema. 

Interiano pareció reconocer que el partido había tenido entre sus miembros a personajes corruptos, pero en esa casilla solo dibujó al expresidente Antonio Saca. Cuando dijo que los salvadoreños y el país esperaban una purga, Interiano tampoco señaló a nadie, y la idea pareció quedar en el aire, como una ocurrencia a discutir quizá en un futuro. Interiano, que entró al partido con una promesa de cambio, no fue capaz de definir cuál será el paso a seguir. Una clara contradicción a aquella Arena que a finales de 2009 decidió expulsar al expresidente Antonio Saca acusándolo de corrupción. Esta vez Arena no se moja.

Mauricio Interiano, presidente de Arena, emtió estos mensajes a través de su cuenta de Twitter, sin embargo, no indicó a qué medidas concretas se comprometía el partido para cumplir con el compromiso de transparencia. 
 
Mauricio Interiano, presidente de Arena, emtió estos mensajes a través de su cuenta de Twitter, sin embargo, no indicó a qué medidas concretas se comprometía el partido para cumplir con el compromiso de transparencia. 

Antes de la aparición de Interiano, nadie quería hablar del tema. Miembros y dirigentes del partido decían que no podían emitir una opinión sobre el reportaje de El Faro y que sería el presidente el encargado de brindar una postura al respecto. “No, no tengo opinión al respecto”, decía Rolando Alvarenga, vicepresidente de ideología de Arena, el segundo al mando. “El presidente es el que va a comunicar una postura oficial”, agregaba.

El evento comenzó puntual a las 10 de la mañana con un pequeño y simbólico acto en el que la dirigencia del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) recibió la lista de todos los precandidatos inscritos a diputados y alcaldes para 2018. Pero la premura por escuchar a Interiano era tal que hasta el presidente de la Comisión Electoral Nacional (CEN) Ricardo Martínez sometió a votación de mano alzada que no se leyeran los nombres de las más de 600 personas inscritas en el proceso. En cuestión de 10 minutos, Interiano ya tenía el micrófono. La gente se acomodó en las sillas. Guardó silencio.

El discurso de Interiano inició con una lectura de la mala situación del país y luego habló de la corrupción, pero no de la que hubo dentro de casa sino de la que, según Arena, salpica al segundo gobierno del FMLN, que está cumple tres años en el poder. Luego habló de los homicidios, de los festivales del “Buen vivir”, de los jóvenes que migran para salvar su vida, de la mala condición de las escuelas y de los hospitales… Y cuando todo apuntaba que no diría ni un ápice sobre la partida secreta, Interiano evadió el tema para hablar en retrospectiva, con críticas a las malas gestiones (de manera general y ambigua) y sin detallar qué había sido lo malo, qué es lo que había que corregir y cambiar. 

Interiano se quedó en una zona segura, pareció haber preparado milimétricamente sus palabras y se cuidó de no hablar más de la cuenta. Dijo sin decir. Maquilló, suavizó. Y aunque sus frases reunieron palabras clave que orbitan alrededor de la transparencia, nunca llegó a admitir ninguna práctica indebida del pasado. “Tenemos a toda una nación que tiene los ojos puestos en nosotros. Los salvadoreños esperan que actuemos con humildad para que reconozcamos los errores del pasado para evitar que se vuelvan a hacer”, dijo. Que reconozcan los errores, dijo Interiano, pero nunca explicó qué es eso que debe reconocer el partido. Antes de completar la frase, tartamudeó, se cortó dos veces. Parecía, por un momento, que hasta esa frase le pesaba mucho.

Interiano siguió su mensaje y entonces dibujó un culpable y hacia él enfiló toda la batería: culpó al expresidente Antonio Saca de la mala percepción que tiene el partido entre los salvadoreños. Incluso aquí, Interiano lució incómodo: “Los salvadoreños esperan que actuemos con humildad para que reconozcamos que buena parte de la población que nos está culpando nos culpa por la irresponsabilidad de algunos que cometieron abusos y acciones, algunas al margen de la ley, y otras al margen de la ética”. Que reconozcan –dijo Interiano- que los están acusando por la culpa de irresponsables. Otra vez, Interiano siguió sin reconocer nada.

Y luego llegó la invitación a tomar acciones. Tampoco dijo cuáles, pero insinuó que debían ser parecidas a cuando expulsaron a Saca hace casi siete años. Interiano volvió al lenguaje rebuscado. “Los salvadoreños esperan que tomemos acciones para que demos ese cambio, como lo hicimos en el pasado cuando llegamos a expulsar a un expresidente y a pedir a las autoridades que lo investigaran”, dijo. Nunca explicó si expulsarían a alguien o qué significa eso que acababa de decir.

Saca fue expulsado en 2009 de su partido quien lo acusó de corrupción. Ahora está preso, acusado de lavado de dinero. Los libros de la contabilidad B de la Presidencia revelan que en solo dos años y medio, la presidencia Saca emitió 120 millones de dólares de la partida ‘secreta’ cuyo uso nunca fue fiscalizado. Los libros también dan cuenta que las presidencias de Flores y de Calderón Sol administraron cerca de 200 millones de dólares más, pero sobre ellos Interiano no hizo ningún comentario. Flores y Calderón Sol son de los personajes más respetados en el partido, sus dos retratos, hasta hace unas semanas al menos, seguían colgados en la oficina de la presidencia del partido, junto a la del fundador de Arena, Roberto d’Aubuisson y el del expresidente Alfredo Cristiani.

Quizá el temor de Arena para actuar con contundencias sea que de llevar un proceso interno en el que la conclusión sea una condena a la práctica de la partida secreta, al santoral del partido habría que restarle a esos dos expresidentes. Cuando Interiano insinuó que podrían expulsar a los corruptos como hicieron con el vicepresidente Saca en 2010, ¿estaba buscando autorización del partido? ¿Estaba sondeando esa posibilidad? Arena no sacó de su santoral a Flores luego de que este confesara haber utilizado fondos donados por Taiwán para entregarlo a "destinatarios" ni cuando una investigación reveló que 10 millones de esos fondos fueron a parar a la candidatura presidencial de Antonio Saca. Arena parece que tampoco ordenará una inquisición ahora, a las puertas de las elecciones de 2018. 

Saca, sin pruebas de corrupción en su contra para entonces, fue expulsado en 2010 en medio de una campaña mediática propulsada desde Arena en la que se le acusaba de haber desviado fondos de Casa Presidencial para provecho propio. Con los libros de contabilidad paralela y la admisión de varios miembros del partido de que habían recibido sobresueldos, sin embargo, las sanciones disciplinarias parece que prefieren obviarse.

Hacia el final de su discruso, Interiano lanzó con una invitación a dar pasos “valientes” hacia la austeridad, quitar todos los abusos y combatir la corrupción pero nunca llega a detallar cómo, ni dónde, ni quiénes, ni con qué. A pesar de ello, el auditorio le aplaudió. Para el auditorio ese fue un discurso anticorrupción. "Felicitaciones @minteri x q hablo p/ARENEROS que no tenemos la culpa de los pecados de otro pero q queremos hacer lo correcto", escribió en Twitter Antonio Pérez, miembro de al Comisión de Enlace del partido, la extensión de la máxima dirigencia en los territorios. 

Al final, Interiano pidió a sus precandidatos sacrificio por la causa arenera, disciplina y que nadie se atreviera a contrariar a la cúpula. Parecía un mensaje dirigido a Johnny Wright y Juan Valiente, quienes pidieron hace unos días que el partido admitiera los errores en el uso de la partida secreta. “Tenemos que trabajar unidos, teniendo claro que el debate siempre será bienvenido pero no hay que confundir el debate con un libertinaje que nos permita decir y hacer lo que sea”, dijo Interiano, mientras varias cabezas en el público asintieron. “Aquel que venga por intereses personales se ha equivocado de partido”, dijo, y por segunda vez la gente aplaudió. Esa vez, todos se pusieron de pie.

Valiente no llegó a la convocatoria, y Wright abandonó el salón justo cuando Interiano finalizó su discurso. Interiano salió por una puerta trasera, alejada de los periodistas. El Faro intentó entrevistarlo a la salida de la sede, pero este se subió a su vehículo sin atender a este periodista. Horas más tarde, a través de una asistente, pidió disculpas por no haber atendido la solicitud y explicó que fue porque debía ir a un funeral.

El salón quedó solo en cuestión de minutos. Así como Interiano, muchos en Arena también evaden el tema de los 322 millones de las partidas secretas de  tres de sus cuatro expresidentes.  La vicepresidenta de otro de los mandatarios señalados, Ana Vilma de Escobar, dijo que era una buena idea si alguien se sentaba con las autoridades del partido para evaluar “las cosas que se hicieron de manera indebida”. 

El alcalde de Santa Tecla, hijo del fundador del partido, Roberto d’Aubuisson, pidió que a él no le pregunte sobre el tema, que él no tiene nada que ver. 

Alcalde, publicamos que entre 1994 y 2006 la Presidencia de la República usó 322 millones de dólares que no fueron fiscalizados. El presidente del partido hablaba de que hay que reconocer los errores, pero al final no lo reconoció. ¿Se usó indebidamente ese dinero?

Primero, poco estamos hablando de que los que más han malutilizado y desnaturalizaron el tema de la partida secreta, que son los dos últimos presidentes y también el presidente actual. Entonces ¿por qué no hablar de eso y dejarse a prestar a algo que ya la Corte de Cuentas revisó en gobiernos anteriores? El gobierno del FMLN busca desviar la atención para que no se fiscalicen las anomalías y su corrupción.

¿Cómo se sabe que la partida secreta se usó en debida forma en los gobiernos de Arena?

La partidas secretas se crearon para el tema de inteligencia y lógicamente cada presidente tuvo que dar cuenta, en su momento, y nadie está por encima de la ley, pero ¿por qué no hablamos de ahorita? ¿Por qué no hablamos de Mauricio Funes que está huyendo, asilado en Nicaragua, cuando debería enfrentar la justicia?

Arena nos pide que veamos al gobierno actual pero poco dicen del uso poco transparente en sus propias gestiones.

Cada funcionario tiene que responder directamente, primero, no soy miembro del Coena, no puedo hablar en nombre de todo el partido. Segundo, si la Corte de Cuentas determina que hay que hacer una investigación, que lo haga, me imagino que la Corte de Cuentas en su tiempo tuvo que haber hecho ese estudio.

¿El partido está dispuesto a que investigue la Fiscalía?

Nadie está por encima de la ley.

Dentro de Arena a veces se contradicen, unos dicen que sí recibieron dinero otros que no.

A mí no me tienen por qué preguntar, pregúntale a las personas que están involucrando en eso, yo no tengo nada que ver en eso.

El diputado Ernesto Muyshondt, ex vicepresidente de ideología del partido y candidato a la alcaldía de San Salvador, respondió que el uso de las partidas secretas era una práctica que ocurría desde antes de Arena, y que en las presidencias administradas por el partido se hizo con ellas un uso "transparente".

Diputado, ¿en qué se traduce el llamado del presidente Interiano cuando dice que tienen que “demostrar compromiso con la austeridad”?

En lo personal, hace rato pedí que se emitiera un recomendable al Ejecutivo para que se sinceren los salarios dentro del Ejecutivo y que se eliminen los sobresueldos. También pedí una reforma al reglamento interior de la Asamblea Legislativa para que los gastos reservados sean auditados por una comisión de diputados.

¿El partido Arena reconoce que hubo uso inadecuado de la ‘partida secreta’?

No digo uso inadecuado sino que no era el uso más transparente. Esa práctica venía desde antes de los gobiernos de Arena, desde los tiempos de Conciliación y que se ha hecho con muchísima más fuerza en los gobiernos del FMLN, incluso con personas que no tienen ni por cerca la capacidad de ostentar esos cargos.

Nunca, ni con este gobierno ni con los de Arena, hubo control de ninguna institución sobre esos fondos.

No te sabría decir, yo no he participado en ningún gobierno y no conozco cómo se llevaban a cabo esas prácticas.

La doble contabilidad permite ocultarle al fisco...

No sé si existe doble contabilidad, esas son palabras que tú estás poniendo.

Los que recibían sobresueldos dicen que se les pedía no reportar esos pagos al fisco.

Sí hubo pago de sobresueldos y fue discrecional, eso sí lo reconozco, no fue lo más transparente. Ahora en cuanto a lo doble contabilidad a mí no me consta, y no sé...

Carmen Elena Calderón Sol de Escalón, diputada desde 1991, y que quiere ser la futura alcaldesa de Santa Ana, también fue consultada por El Faro. Ella es hermana del presidente arenero que gobernó el país entre 1994 y 1999 y para quien la Presidencia emitió cheques a su nombre por 52 millones de dólares. Cuando se le preguntó sobre los cheques que fueron a parar a las manos de familiares de funcionarios de su hermano, o al candidato presidencial de Arena de aquellos años, o al mismo presidente Calderón Sol cuando este ya no era mandatario, “Milena” Calderón Sol responde que desconoce esos detalles.

¿Por qué el partido y los gobiernos de Arena nunca transparentaron nada sobre el uso de la partida ‘secreta’?

Si vos llegás a un gobierno donde así era el esquema de hacerlo, entonces, tú seguís con eso. Armando (Calderón Sol) tuvo la visión de decir que "no, que no sean secretos, que puedan venírmelos a auditar la Corte de Cuentas.”

Pero la Corte de Cuentas nunca ha auditado esta partida.

La Corte debería de haberle dado seguimiento.

¿Por esto es que siempre Arena y PCN hacían alianza en esos años para elegir a los magistrados de cuentas?

No es que tengamos alianzas, no. Es que es cuestión de votos, entonces ni modo que te tenés que poner de acuerdo para elegir magistrados.

¿El partido está consciente que se usó mal ese dinero de la partida ‘secreta’?

Lo que te puedo decir con propiedad es que el presidente Calderón Sol convierte la partida en reservada, que tiene auditoría de la Corte de Cuentas.

(La diputada se refiere a la reforma que promovió el Ejecutivo, entre 1995 y 1996, y que hizo que se adoptara un nuevo clasificador contable. Los “gastos secretos” fueron llamados “gastos reservados”).

¿Y por qué hizo falta tener una partida ‘secreta’?

Hay necesidades que pueden ser valederas. Creo que no se justifica que la partida reservada de Sánchez Cerén sea de alrededor de cincuentipico de millones porque ya no estamos en guerra…

En uno de los libros contables encontramos que en el año 2001 se justificaron unos cheques para “reparar la crisis política”. ¿Qué es eso?

No puedo decirte porque no estuve en eso, ni he conocido ese tipo de conceptos. Pero en este momento estábamos de la reconstrucción de este país, había mucha convulsión allá abajo, había que mantener investigaciones que necesitan los presidentes para saber qué está pensando la gente allá, allá, en aquel sector...

El presidente para el cual salieron más cheques es, según la información disponible, Francisco Flores. Ya no había que reconstruir el país de la guerra. ¿Ahí aceptan que fue inadecuado el uso?

No te puedo decir como Arena que eso fue inadecuado porque el gobernante de ese momento tenía necesidades específicas para gobernar, como ahora las tiene Sánchez Cerén. Creo que debemos dar un paso de calidad porque si nos quedamos con el morbo y el amarillismo de decir “ah, y ¿dónde está?”¿Por qué no corregimos y hacemos las cosas diferente?

¿Y Arena qué hará diferente para garantizar que en cualquier ámbito no cometerá el mismo error?

Esta nueva Arena está dispuesta a hacer cosas diferentes, no hay que permitir la corrupción.

En la directiva de la Asamblea tienen vehículos asignados, no renuncian al seguro médico privado…

Ya dimos el primer paso de no aceptar viajes, creo que deberíamos... ya pasaron cinco meses y no hemos tenido seguro, para eso está el ISSS.

Pero el partido sigue sin dar una postura oficial sobre esto.

Lo vas a escuchar, lo vas a escuchar.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad