Publicidad

EF Foto

Al inicio de la pandemia, en marzo de 2020, la fábrica maquilera Industrias Florenzi S.A de C.V envió a sus casas a sus 185 empleadas y 21 empleados. Entonces empezó todo. Se los anunciaron como un "descanso obligatorio". Se fueron a casa. Su salario nunca llegó, a pesar de que así lo ordenaban las disposiciones gubernamentales durante la cuarentena. El representante legal de la empresa es Sergio Pineda, hijo del fallecido dueño, y desde entonces no ha dado explicaciones públicas. Casi tres...

Publicidad

 CERRAR
Publicidad