Publicidad

EF TV

La amenaza de la muerte acecha a los salvadoreños en cada rincón del país y el miedo paraliza a las familias que los refugiados dejaron atrás. El gobierno no admite oficialmente el desplazamiento forzado de sus ciudadanos en medio de violencia desbordada.

El Faro y Univisión

Publicidad

 CERRAR
Publicidad