• 0:45 a.m. Los esposos Morales Reyes son atacados en su casa en Santa Marta. José muere en el acto, y Elena dos días más tarde en el hospital Rosales. Un atacante, el soldado Érick Rodríguez, resulta herido.
  • 1:00 a.m. Antonio Bonilla escucha desde su casa que un hombre pide auxilio en la calle. Auxilia al soldado Érick Rodríguez y llama a su amigo Manuel López para llevarlo al hospital de Sensuntepeque, pero el soldado muere en el pick up de Manuel.
  • 4:00 a.m. La Policía captura a Manuel y Antonio en el hospital de Sensuntepeque. A Manuel por resistencia al arresto, y a Antonio por portación ilegal de arma de fuego. El arma de fuego está a nombre de José Atilio Iraheta Cruz, y ni la Policía ni la Fiscalía han podido vincular a esa persona con Antonio ni con el caso.
  • Juzgado de Paz de Victoria ordena liberar a los detenidos. A Manuel lo sobresee definitivamente y a Antonio lo pasa a fase de instrucción pero en libertad.
  • Policías encapuchados recapturan a Manuel y Antonio cuando salen del juzgado y los acusan del homicidio de los esposos Morales Reyes.
  • Oneida y Mélida, pareja y hermana de Manuel, respectivamente, buscan a los detenidos en las bartolinas policiales de Sensuntepeque, pero no los encuentran.
  • Mélida interpone una denuncia por la desaparición de su hermano y de su primo ante la Procuraduría de Derechos Humanos.
  • Sandra Bonilla, esposa de Antonio, denuncia ante la PDDH el registro sin orden de allanamiento que la Policía hizo en la casa que comparte con Antonio.
  • Mélida y Oneida empiezan a denunciar el aislamiento de sus parientes ante la misma Policía, ante el Ministerio de Seguridad, la Inspectoría, la Organización de los Estados Americanos y la Organización de las Naciones Unidas.
  • Juzgado de Paz de Victoria ordena en audiencia la detención contra Manuel y Antonio, a quienes pasa a fase de instrucción por el homicidio de los esposos Morales Reyes.
  • Defensores de Manuel y Antonio denuncian violación al derecho a la defensa porque les impidieron ver a sus clientes antes de esta segunda audiencia inicial, ya que no sabían dónde estaban.
  • Policías armados llegan a Santa Marta con Manuel por primera vez y piden a Mélida y Oneida desistir del trabajo con los abogados.
  • Juzgado de Primera Instancia de Sensuntepeque pide por primera vez a la División Antipandillas un informe sobre la ubicación de Manuel y Antonio, después de una petición de los abogados defensores que alegaban la violación al debido proceso, porque desconocían su paradero y no recibían respuesta de la Policía ni de la Fiscalía.
  • Procurador adjunto de derechos humanos comunica a parientes de Manuel y Antonio que pudo ver a los detenidos, y que estaban en un lugar que no podía revelar debido a que la investigación seguía en curso.
  • Tras conocer que el Procurador pudo ver a los jóvenes, los abogados defensores llegaron a la unidad Antipandillas -que tenía a su cargo a Manuel y Antonio- a preguntar por ellos pero agentes policiales se los impidieron.
  • Por segunda vez, policías armados llegan a Santa Marta con Manuel. Esta vez también llevan consigo a Antonio y reiteran la presión a los parientes para que cesen la búsqueda.
  • Juzgado de Sensuntepeque pide por segunda vez a Policía informar dónde tiene a Manuel y a Antonio.
  • El abogado Ricardo Rivas Idiaquez halla la forma de relevar a los defensores nombrados por los familiares de los detenidos. Las familias reclaman y logran restituir a los apoderados originales. Consultado posteriormente por El Faro, Rivas Idiaquez dijo que apareció fortuitamente en el caso, sin pago de honorarios previo, y no pudo explicar por qué su número telefónico de contacto era el mismo número de teléfono de dos policías investigadores que iban a declarar contra sus clientes.
  • Una cooperativa de Santa Marta entrega por segunda vez una carta a la Procuradora de Derechos Humanos para contarle detalles sobre la desaparición de los jóvenes y pedirle un pronunciamiento.
  • Se frustra audiencia porque la Policía no llevó a los acusados al juzgado de primera instancia de Sensuntepeque. Según la jueza, la Policía informó que Manuel y Antonio estaban recluidos en la Unidad Antipandillas, en Ciudad Merliot
  • El Faro pregunta a Howard Cotto, director de la Policía, por la ubicación de Manuel y Antonio, en un evento del gabinete de Seguridad. Cotto dijo que no contestaría preguntas ese día y abandonó el evento.
  • Se cumplieron seis meses de las detenciones y se frustra de nuevo la audiencia preliminar en Sensuntepeque, por la incomparecencia de los procesados que no fueron ubicados por la Policía ni la unidad de traslado de reos de la Corte Suprema de Justicia.
  • Después de seis meses de ocultamiento en manos de la Policía, parientes y los defensores de Manuel y Antonio pueden constatar que los detenidos están recluidos en las bartolinas policiales de Sensuntepeque.