Publicidad

A nivel nacional e internacional se guarda silencio ante las secuelas de salud y psicosociales de la covid-19. En el mejor de los casos, se manejan como un daño colateral del contagio y las medidas de confinamiento.

Ligia Orellana

Publicidad

 CERRAR
Publicidad