Publicidad

Editorial

En realidad, ya todos conocíamos la decisión anunciada por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos este lunes 8 de enero. Era muy difícil esperar otra cosa de una administración como la de Donald Trump, que se ha marcado como tarea desmantelar, entre otras, toda la agenda que ha favorecido a inmigrantes o refugiados, particularmente latinoamericanos, africanos y de países musulmanes.

Publicidad

Publicidad

Columnas

Jan Schakowsky (para The New York Times) *

Editorial

Editorial

Editorial

Editorial

Editorial

 CERRAR
Publicidad