Publicidad

Cuando ya no hay separación de poderes, ni contrapesos institucionales ni frenos a la acumulación de poder y su ejercicio arbitrario, ya no hay tampoco democracia.

Publicidad

Publicidad

 CERRAR
Publicidad